Análisis de Test Drive Unlimited (PC)

Hawai. 1.500 kilómetros de carreteras y autopistas. Deportivos de lujo ¿Apetecible? Pues verás lo que viene a continuación.
Vicente Alfonso ·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
9
NOTA
9.2
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión PC.
Otros análisis: Xbox 360

¿Quien no ha deseado poder conducir los coches de sus sueños sin temor a la velocidad, a las multas y a los accidentes? ¿Poder tener todos y cada uno de los grandes deportivos y berlinas que ahora mismo son inaccesibles para la mayoría de los mortales? Ahí está la esencia de este nuevo Test Drive. 1500 kilómetros de carreteras, autopistas, autovías, caminos foto-realistas. Todo lo que necesitas para reventar el motor de tu flamante deportivo, dentro de los 90 disponibles.

El placer de conducir
A partir de aquí comienza la historia de nuestra vida. Llegamos a una isla, y no cualquier isla, sino que se trata de Oahu, la isla más poblada del archipiélago de Hawai, en la que nos encontraremos lugares tan conocidos como Honolulu, Pearl Harbor, Waikiki… totalmente recreada de arriba a abajo con todos sus tramos de carreteras, bosques y montañas. Nosotros encarnaremos a un/a joven aventurero/a que se ha trasladado al lugar con todos sus ahorros para disfrutarlos en condiciones, en una espectacular isla, repleta de concesionarios de las mejores marcas de coches y motos, concesionarios de alquileres de coches, clubes, competiciones deportivas; todo lo que uno necesita para subir a tope la adrenalina.

Nuestros ahorros iniciales llegarán a los doscientos mil dólares, que bueno, para vivir en casa están bastante bien, pero para ir a disfrutar de la buena vida en una isla sin pegar ni palo es bastante complicado. Empezaremos comprando nuestro "pequeño" apartamento de ciento cincuenta mil dólares, y con el resto del dinero que nos ha sobrado compraremos el coche que más nos guste. Pero antes de comprarlo tendremos que conducir hasta un concesionario con un coche alquilado, y eso se paga también. Aquí nada es gratis.

PUBLICIDAD
La inmensidad de Hawai
Ya estamos dentro de nuestro coche, de esa gran isla y solo nos queda meter primera y salir a toda pastilla. La isla es enorme, son 1500 kilómetros perfectamente recreados, desde largas autovías, hasta pequeños caminos llenos de curvas, enormes intersecciones a nivel y a distinto nivel. Quizás haya demasiados cambios de rasante, con lo que tendremos que ir muy atentos a los vehículos cercanos y es muy probable que nos levemos más de una sorpresa.

Nos encontraremos rodeados de un maravilloso paisaje tropical, con sus pueblos, rascacielos, todo tipo de coches, árboles, palmeras, zonas desérticas, una auténtica pasada. Eso si, realmente el detalle llega a ser tan elevado que necesitaremos un equipo muy potente para llegar a disfrutar al máximo de su increíble realismo. Aún así, el cuidado con el que se ha diseñado todo el entorno bien vale la pena: tanto las carreteras como los descampados pasando por las arboledas mantendrán un nivel de calidad muy bueno, logrando por completo sumergirnos en el entorno que se pretende recrear. Pero claro, tantos kilómetros sin un plano hacen que volver a casa resulte una misión imposible. O al menos lo sería si no dispusiéramos de un completo GPS que vendrá integrado en el lujoso deportivo en el que nos hemos dejado nuestros ahorros.

Nuestro GPS nos vendrá de maravilla: nos indicará la mejor ruta para llegar al destino que marquemos (con indicaciones verbales en castellano), y si nos hemos pasado de cruce (por no haber soltado el pedal del acelerador a tiempo) nos recalculará una nueva ruta en el momento. Eso si, cuidado con la nueva ruta, la vuelta puede ser más larga y duradera de lo que nos podemos imaginar. Por suerte, todos los tramos recorridos serán capturados por el GPS y si en algún momento necesitamos ir a cierto punto, y no nos apetece estar 1 hora conduciendo, este dispositivo nos llevará "al momento" a ese paradero. Aún así, hay un detalle que echamos en falta y es un cambio climático en tiempo real, al igual que la hora. Aunque por lo menos, en ciertas zonas de la isla veremos como el cielo se cubre por una oscura capa de nubes, o como aparecen los primeros rayos de sol con el cielo despejado.

La vida en la Isla
Aquí el tráfico sigue un riguroso orden real, estos isleños son unos conductores muy prudentes. Te adelantarán si vas despacio, te pitarán si haces el loco cerca suya, respetarán semáforos, stops, al igual que hacemos nosotros en la vida real. Aunque en ciertos momentos pueden llegar a cometer errores y mejor no encontrarnos cerca. Pero claro, no hemos venido a esta hermosa isla para conducir como gente civilizada, sino para reventar las normas de tráfico. Aunque cuidado con hacer el loco, podemos acabar rodeados por toda una patrulla de policías, helicópteros al más puro estilo de Las Vegas, y eso que "levantan bastante la mano". Además podremos escuchar como se comunican entre ellos en perfecto castellano.

Realmente es una gozada como en una carretera de doble sentido, repleta de tráfico vamos adelantando uno a uno, de dos en dos, o como se quiera (si realmente somos capaces) todos los vehículos, tanto camiones, furgonetas, berlinas con nuestro Lamborghini, apurando las marchas y salvando los obstáculos al límite, ese límite que nos hace disfrutar. Sentimos realmente que vamos dentro del vehículo, explotando al máximo las revoluciones del motor y adelantando en los últimos segundos. Y si además, nuestro vehículo no se destroza ni necesita algún tipo de reparación, mejor ¿verdad? Ya que el dinero no nos sobra. De todas maneras, la prudencia en ciertos momentos también viene bien, ya que podemos tener todo tipo de accidentes (cosa muy probable cuando se conduce por una carretera de doble sentido, con tráfico a 300 km/h), y aparecer a medio kilómetro de la carretera por donde íbamos. Menos mal que siempre tendremos puesto nuestro cinturón de seguridad.

Ver para creer
Tenemos distintos tipos de vista par conducir, desde atrás con varios ángulos, desde el parachoques... y la mejor de todas, con la que vivirás cada kilómetro, la vista desde el interior, con todo el salpicadero y cuadro de mandos recreado al milímetro. Una pena que solo estén activos los indicadores de velocidad y revoluciones. Podrás ver como cambias de marchas (de mariposa o de palanca), como usas los pedales para acelerar, frenar, como nuestro compañero de viaje se balancea hacia delante o atrás (sujetado por el cinturón de seguridad), dependiendo de si frenamos o aceleramos, al igual que nos ocurre a nosotros. Además, la tecnología de TrackIR de NaturalPoint® nos permitirá mirar a todo nuestro alrededor en la cabina con movimientos naturales de la cabeza.
Necesitamos pasta
Ya es hora de tener un capó repleto de caballos, pero no los venden baratos. Por suerte hay muchas formas de conseguir dinero y nada de duros trabajos, que bastante tenemos ya con el propio. Podremos realizar encargos, llevar un tipo de vehículo a una zona determinada, retar a otros conductores, participar en competiciones, todo ello muy variado y emocionante. También encontraremos autoestopistas y como nadie nos lo impide ¿Por qué no llevarlos a su destino? Eso si, algunos son muy especiales y no irán en cualquier coche, sino que en ciertas ocasiones necesitaremos algún deportivo en concreto. La recompensa no será monetaria, pero nos darán unos bonos, para poder ir a distintas tiendas de ropa, y comprarnos el modelito ese que va a juego con la tapicería de nuestro flamante deportivo.

Hay pruebas muy originales, como pasar por una carretera repleta de radares de velocidad, (con su correspondiente flash que nos dejará cegados por momentos) y tendremos que pasar a la mayor velocidad posible. Al igual que correr contra otros deportivos, correr contra el crono y un buen número de pruebas variadas y divertidas. Tenemos que tener en cuenta, que necesitaremos disponer de bastantes vehículos, porque hay bastantes restricciones. No estamos solos en la isla, ni somos los más ricos. Nos encontraremos con todo tipo de deportivos (manejados por una buena inteligencia artificial en el caso del modo offline y contra otras personas en el modo online), a los que podremos retar con una simple ráfaga de las luces largas. Entonces el coleguilla se mosqueará un poquito y quizás quiera ver si somos tan rápidos como presumimos. A partir de aquí solo nos queda apostar todo lo fuerte que creamos conveniente, elegir en el GPS un destino y a correr.

Tendremos que tener claros unos detalles y es que, una casa es igual a "x" plazas de garaje, cuando lo llenemos, habrá que comprar otra "casita", para poder seguir llenando nuestros garajes de una impresionante colección de vehículos. Hay de todos los estilos, grandes berlinas, deportivos, máquinas de la velocidad, carrazos americanos V12, coches antiguos, leyendas clásicas. Cualquier vehículo que hayamos deseado, ahí estará: Ferrari, Jaguar, Aston Martin, Mercedes, Alfa Romeo, WW y otro tipo de marcas menos conocidas, que se dedican a crear "solo" súper deportivos. Y no solo eso, sino que habrá talleres de pinturas y de mejoras, en los que podremos modificar nuestro deportivo.También podremos conducir motos de marcas tan conocidas como Kawasaki, Ducati… pero no desde el principio, ya que antes deberemos de haber completado algunas cosillas. Aunque realmente la caracterización de las motos no llega a estar al nivel de los coches.

Los concesionarios llegan a ser muy tentadores, nos dejarán ver el vehículo tanto por fuera, como por dentro, acelerar en punto muerto para escuchar el sonido del motor, abrir puertas, ver que tal funcionan los elevalunas eléctricos, y si queremos, podremos probarlo unos minutos para que veamos lo desgraciado que seriamos sin esos 500.000 dólares que vale el cochecito. Ahora bien, si recorremos kilómetros, estos suben al contador de nuestro coche y eso a la hora de venderlo en un concesionario se nota, sobre todo porque pagan en el acto y su valor quedará muy por debajo de lo esperado. Pero si no queremos perder dinero y no tenemos prisa, tendremos a nuestra disposición las subastas, donde poder vender nuestros vehículos al precio que creamos conveniente y comprar otros con precios bastante jugosos.

Nos ponemos al volante
El control de nuestro vehículo se torna fácil y manejable. Hay que tener un poco de tacto, pero en poco tiempo nos haremos con el control. Aunque para llegar a tener un manejo más preciso y realista lo mejor será usar volante y pedales (acelerador, freno y embrague). De todas formas el teclado o un pad con analógicos son suficientes para realizar una conducción más que decente.

La configuración de todas las acciones y dispositivos es bastante sencilla. Llegamos a configurar todos los botones necesarios en un momento, sin necesidad de poner demasiada atención. En determinados momentos, recuperar marchas rápidamente pueda llegar a ser algo lento. Para solucionar ese inconveniente tendremos un sistema de cambio en H o simplemente usar un botón para cada marcha, mucho más realista y a la vez algo más complicado. Por contra, el control de las motos es poco preciso y complicado. Los giros son demasiado bruscos y tomar las curvas desde la vista del piloto se hace bastante incómodo y problemático. Ahora bien, no todos somos grandes pilotos desde que nacemos y por ello hay unas pequeñas ayudas en la tracción que nos salvarán del trompo en muchas ocasiones. Pero si lo que queremos es sentir la verdadera tracción de un deportivo, lo mejor es dar rienda suelta a su potencia y no imponernos ningún tipo de ayuda. Ahora ya no podremos salir en primera con el pedal del acelerador hasta el fondo, o entrar en una curva a toda pastilla y pisar el freno, porque nuestro coche conoce "en parte" las leyes físicas de este planeta y puede que no le apetezca seguir por la carretera.

Y para los que buscamos una conducción ultra-realista, tendremos la posibilidad de desbloquear una nueva modalidad Hardcore. Adaptado a los volantes y al mando estándar, el modo Hardcore nos muestra exactamente en qué hemos tenido éxito y en qué necesitamos mejorar, para llevar al límite tanto a los vehículos como nuestras habilidades como pilotos.

Sinfonía para los oídos
El rugir de nuestro coche es excelente. El sonido del motor nos hace sentir cada revolución, cada vibración, el tope máximo de nuestro espectacular deportivo que nos proporciona esa sensación armoniosa al apurar más de 500 CV, recreado con especial cuidado para cada vehículo, aunque unos con más esmero que otros. También escucharemos el chirriar de las ruedas contra el asfalto, los golpes contra las vallas de protección y el ambiente que nos rodea. Y por supuesto, no puede faltar nuestro equipo de música. Podremos sintonizar distintos tipos de emisoras, desde Rock, pasando por el Pop hasta la música Clásica, que harán aún más relajantes los miles de kilómetros que acabaremos recorriendo. En el caso de que no nos gusten las emisoras, podremos crear nuestro propio CD de música, con nuestras canciones preferidas en formato MP3 o M3U.
Todos a la carretera.
Vivimos en la era de Internet, así que no podía faltar el factor decisivo de este juego. El modo Online. Este modo es igual a un juego de rol masivo, salvo que aquí no tenemos que subir niveles ni nada por el estilo. Seguiremos viviendo en la isla, pero los demás conductores también. Podremos cruzarnos con cualquier otro conductor de cualquier otro país. Y tendremos la posibilidad de hablar con ellos en directo, retarles, competir en zonas específicas, añadirles como amigos, correr libremente o simplemente realizar una concentración y conducir por placer, quemar kilómetros y más kilómetros junto con nuestros amigos. También tendremos la posibilidad de unirnos o crear clubes, en los cuales podremos chatear, realizar competiciones o simplemente, juntarnos para conducir.

Podremos crear o unirnos a retos propuestos por otros usuarios. Para ello realizaremos un tiempo o una determinada marca de máxima velocidad, en un tramo elegido, a partir de ahí especificaremos el precio a pagar para acceder a dicho reto y el premio al que consiga superarlo. Realmente interesante. El máximo número de usuarios con los que podremos conducir a la vez en la isla será de 8, mientras en el mapa podremos localizar todos y cada uno de los que se encuentran conectados (pueden llegar a ser miles) y seleccionando a uno de ellos en el GPS nos llevará directamente él (siempre y cuando esa zona la tengamos recorrida) y así poder realizar lo que se nos antoje en compañía. Quizás el máximo número de personas en pantalla nos parezca insuficiente. Pero una vez jugamos, nos damos cuenta de que un número ilimitado de usuarios (incluso más de diez) podría haber creado un caos total, ya que en ciertas horas suele haber más de 1.000 personas conectadas a la vez. También se puede dar el caso, de que una mala conexión nos de problemas a la hora de conducir con otros amigos, ya que no tendremos una posición clara de su situación (debido al lag). Aunque por norma general, el servidor funciona bastante bien.

A partir de aquí ya solo queda conducir, conducir y disfrutar de la carretera. Y viendo como están las cosas, no parece que haya muchos lugares para poder sobrepasar por 200 km/h el límite de nuestras carreteras.

PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Sonic Origins - Análisis
Sonic Origins - Análisis
Análisis
2022-06-23 15:01:00
Sega recupera los mejores juegos de su icónica mascota con un notable recopilatorio repleto de extras.
Capcom Fighting Collection - Análisis
Capcom Fighting Collection - Análisis
Análisis
2022-06-23 09:02:00
Un interesante recopilatorio de Capcom centrado en la lucha, y muy especialmente, en Darkstalkers.
Neon White - Análisis
Neon White - Análisis
Análisis
2022-06-22 16:49:00
¿Cómo no podía atraparnos un shooter frenético que por momentos parece un juego de plataformas, mezclado con una visual novel y con una estética apabullante?
Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's Revenge - Análisis
Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's Revenge - Análisis
Análisis
2022-06-15 17:00:00
Las míticas Tortugas Ninja regresan a los videojuegos por todo lo alto con un beat ‘em up impecable que desprende amor y cariño por la licencia.
Please Fix The Road - Análisis
Please Fix The Road - Análisis
Análisis
2022-06-10 12:40:00
Please Fix The Road nos propone más de un centenar de puzles isométricos muy desafiantes, a veces incluso frustrantes, que dan forma a una atractiva y satisfactoria experiencia de corte minimalista.
The Quarry - Análisis
The Quarry - Análisis
Análisis
2022-06-08 15:14:00
Supermassive nos ofrece una aventura interactiva muy entretenida, intensa y bien planteada que no decepcionará a los seguidores del género.
PEGI +3
Plataformas:
PC Xbox 360 PS2 PSP

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
9.2
  • Fecha de lanzamiento: 16/2/2007
  • Desarrollo: Eden Studios
  • Producción: Atari
  • Distribución: Atari
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1-Online
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: Hasta 8 jugadores
COMUNIDAD
7.67

PUNTÚA
Test Drive Unlimited para Ordenador

20 votos
#107 en el ranking de Ordenador.
#127 en el ranking global.

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
8.4
  • Fecha de lanzamiento: 8/9/2006
  • Desarrollo: Atari
  • Producción: Atari
  • Distribución: Atari
  • Precio: 69.95 €
  • Jugadores: 1-Online
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: Juego Online
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.25

PUNTÚA
Test Drive Unlimited para Xbox 360

45 votos

Ficha técnica de la versión PS2

  • Fecha de lanzamiento: 16/3/2007
  • Desarrollo: Atari
  • Producción: Atari
COMUNIDAD
8.93

PUNTÚA
Test Drive Unlimited para PlayStation 2

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PSP

  • Fecha de lanzamiento: 30/3/2007
  • Desarrollo: Atari
  • Producción: Atari
COMUNIDAD
9.54

PUNTÚA
Test Drive Unlimited para PSP

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir