Análisis ROCKETRON, una intensa y divertida aventura run and gun (PC)

Una intensa aventura de acción run and gun que recuerda a clásicos como Turrican, Probotector y Cybernator, con algunos toques de Metroid.
ROCKETRON
·
Actualizado: 17:59 21/2/2020
Análisis de versión PC.

El nombre de Astro Port, seguramente, no os suene demasiado, pero aquí ya hemos hablado alguna que otra vez de ellos. Es una pequeña empresa de origen nipón que ha estado danzando entre eventos locales y nichos como los matamarcianos o el run & gun hasta que, primero, consiguieron que alguien sacase sus juegos en Occidente, y segundo, apareciesen en otras plataformas como consolas (curiosamente, la primera consola donde se vieron sus juegos fue en Dreamcast, el año pasado). Recientemente ha aparecido Gigantic Army en Nintendo Switch, y esperamos que esto les permita, poco a poco, ser más conocidos. Y es que a pesar de que sus juegos no tienen un presupuesto muy alto ni son el colmo de la originalidad (aunque sí que pueden tener detalles interesantes), lo cierto es que suelen ser proyectos con muchos detalles interesantes, como la mecánica de la teletransportación en Zangeki Warp, uno de sus últimos juegos.

Un satisfactorio run & gun

La historia en Rocketron es bastante sencilla, de hecho podríamos considerar que realmente es una excusa para introducirnos en el juego, si no fuera porque posteriormente nos encontramos con diferentes personajes que nos van desgranando poco a poco más detalles de la trama, y que si bien nunca consiguen que esta sea tenida en demasiada consideración, tampoco podemos decir que sea despreciable del todo. Básicamente, nuestro personaje es el elegido para llevar a cabo una misión que ya habían intentado otros: derrotar a lo que se ha llamado "el culto de Gogoth" (los mismos enemigos que en Armed 7, otro juego de Astro Port), que desde el planeta Metnal 28 intenta dominar el mundo. Allá va nuestro personaje, de nombre clave B.L.A.M, a intentar arreglar el desaguisado.

El juego ofrece una constante variedad de retos.
El juego ofrece una constante variedad de retos.

PUBLICIDAD

Lo importante a la hora de jugar a Rocketron es lo bien que se siente a los mandos. Si no fuera porque es un juego japonés, y de origen humilde además, podríamos considerar que es una versión mejorada y actualizada del clásico alemán Turrican, a la que se le añaden toques de Probotector, Cybernator y Metroid, como ya pasase de alguna manera en juegos anteriores de Astro Port como Steel Strider. Así, nos encontramos con un juego en el que manejamos a nuestro personaje por un mapeado continuo, pero en el que la acción es bastante más intensa que en un metroidvania de manual, dando mucha importancia a los combates entre diferentes enemigos (que son principalmente robots de varios tamaños y naves espaciales), los cuales suelen aparecer en pantalla ya sea de manera planificada (los derrotas y no vuelven a aparecer hasta que no vuelves a esa zona) o continua, con puertas o similares por donde aparecen más enemigos.

Por suerte, BLAM tiene a su alcance un arsenal de armas de lo más variado, y eso le permite enfrentarse con éxito a los diferentes enemigos. El primer arma con la que empezamos es una pistola con una cadencia de disparo bastante decente y un poder aceptable, pero que cuando recogemos unas bolas de energía que dejan algunos enemigos de manera aleatoria alcanzan un estado superior de manera temporal, y durante ese rato la cadencia y el poder son mucho mayor. Poco tiempo después nos dejan una metralleta y una recortada, que aunque tienen una cantidad de balas ilimitadas no podemos abusar de ellas de la misma manera que hacemos con la pistola porque se pueden estropear, de manera que lo ideal es ir alternando entre las diferentes armas. Por si fuera poco podemos coger unos cristales que están repartidos por el escenario con los que podemos adquirir mejoras para algunas armas (la primera no, por ejemplo) y también para correr más o tener más vida. Cuando llevemos ya un rato de partida lo cierto es que el arsenal será mucho más notable, con armas de cuerpo a cuerpo, rayos especiales o cohetes, y esto redunda mucho en las posibilidades que tenemos a la hora de avanzar por el escenario.

Nuestro protagonista tiene a su alcance una cantidad de armas muy notable.
Nuestro protagonista tiene a su alcance una cantidad de armas muy notable.

Un elemento que requiere que nos paremos un poco a la hora de hablar de él es la especie de jetpack que tiene nuestro protagonista. Es realmente una especie de punto intermedio entre el jetpack de Willy Jetman y el doble salto de Shinobi III, y además tiene otras funciones como la posibilidad de desplazarnos en lateral de manera más rápida (aunque luego hay que dejar cargarlo de nuevo). Dada su importancia, la posibilidad de mejora está puesta aparte de los otros aspectos mentados anteriormente, y para ello tendremos que encontrar los correspondientes elementos repartidos por el mapa.

El jetpack será muy útil para superar los diferentes obstáculos que nos encontremos durante la partida.
El jetpack será muy útil para superar los diferentes obstáculos que nos encontremos durante la partida.

Juntando todo lo que hemos comentado, nos encontramos con que Rocketron nos ofrece una cantidad de horas no demasiado elevadas pero muy intensas, en los que al principio avanzamos sin demasiado problema mientras vamos recogiendo partes que mejoran nuestro traje, pero posteriormente esas partes son puestas a prueba de diferentes maneras, desde combates más espectaculares que difíciles (si queréis que sean un reto tendréis que experimentar los niveles de dificultad más complicados, el juego si no es bastante accesible), hasta momentos en los que tendremos que aprender a usar bien el jetpack de nuestro protagonista para no perder más vida de la necesaria.

Rocketron sigue la estela de desarrollos anteriores de Astro Port a nivel audiovisual, en los que usan gráficos pixelados pero sin ser demasiado definidos, de manera que quedan un poco a medio camino entre el pixel art tradicional y otras interpretaciones en dos dimensiones más modernas como el sistema Spine de Unity. En este caso nos encontramos con que de normal veremos bastante animación tradicional en dos dimensiones, pero de vez en cuando podremos encontrarnos con algún giro o algún detalle que implica otras técnicas, como el uso del apuntado de nuestra arma o los grandes jefes finales, los cuales sin ser demasiado difíciles si que suelen ser muy espectaculares, de gran tamaño, una notable variedad de armas, e incluso cierta capacidad para modificar el decorado, lo que redunda en una mayor espectacularidad visual.

Los combates contra jefes finales suelen ser espectaculares y variados.
Los combates contra jefes finales suelen ser espectaculares y variados.

A nivel sonoro no podemos decir que estemos ante un juego muy inspirado, aunque realmente no es que hayan hecho un mal trabajo. Sus melodías recuerdan, de nuevo, a una mezcla de Turrican y Metroid, con un punto de composiciones electrónicas marchosas mezcladas con ritmos más pausados y con reminiscencias a lo misterioso que es el espacio. Se ven acompañadas, eso sí, de una buena cantidad de efectos de sonido bastante espectaculares que provocan que disfrutemos más con todo lo que pasa a lo largo y ancho de la aventura.

Conclusiones

Rocketron es un gran juego de acción que como suele pasar con los desarrollos de este modesto equipo va a pasar relativamente desapercibido, aunque en ningún caso parece ser que les importe demasiado. Es muy divertido a la hora de avanzar por el mapeado, nos encontramos con un montón de situaciones distintas en el rato que nos dure la partida y es espectacular en casi todos sus enfrentamientos. Lo han lanzado a precio de derribo, así que si os gusta la acción, la exploración y no necesitáis que un juego tenga un presupuesto enorme para poder dedicarle un tiempo, es muy recomendable.

Hemos realizado este análisis adquiriendo el juego en Steam.

Ramón Nafria
Colaborador

NOTA

7.5
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Lo dinámico de su desarrollo.
La gran variedad de armas.
Que sigan haciendo el esfuerzo para traer juegos de Astro Port a Occidente.

Puntos negativos

La capacidad de marketing y comunicación de sus editores hace que este pasando más desapercibido de lo que se merece.

En resumen

Un juego de exploración y muchos disparos que disfrutarán los aficionados a los run and gun de 16 bits.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PC

The Procession to Calvary - Análisis
Análisis
2020-04-07 18:04:00
Las obras pictóricas del romanticismo y la música clásica se dan la mano en una notable aventura gráfica al estilo tradicional.
The Complex - Análisis
Análisis
2020-04-05 17:34:00
Una experiencia con vídeo real en la que tendremos que tomar decisiones para evitar las peligrosas consecuencias de un arma biológica.
Iron Danger - Análisis
Análisis
2020-04-02 17:28:00
Una aventura a medio camino entre el rol, el combate táctico e incluso el puzle, donde podrás retroceder en el tiempo y enmendar tus errores.
One Piece: Pirate Warriors 4 - Análisis
Análisis
2020-03-31 17:16:00
Los piratas más famosos y queridos del manga y el anime regresan una vez más con un nuevo y entretenido musou que podría haber dado algo más de sí.
In Other Waters - Análisis
Análisis
2020-03-31 15:45:00
Una aventura narrativa relajante de ciencia ficción y la preservación del medio ambiente, todo ello rodeado de un apartado visual muy particular y un sonido increíble.
Resident Evil 3 Remake - Análisis
Análisis
2020-03-30 17:00:00
El clásico de los 32 bits se reinventa con una increíble puesta en escena, siendo muy entretenido en lo jugable, aunque un tanto parco de contenido.
Plataformas:
PC
Ficha técnica de la versión PC
ANÁLISIS
7.5
Desarrollo: ASTRO PORT
Producción: Henteko Doujin
Distribución: Steam
Precio: 4,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Inglés
Voces: -
Online: -
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
ROCKETRON para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir