Vandal

Análisis de Republic: The Revolution (PC)

Elixir nos brinda un sorprendente título de estrategia cuyo objetivo será el de obtener el apoyo del pueblo en una república ex comunista.
·
Actualizado: 12:07 22/8/2019
GRÁFICOS
9.5
SONIDO
9.2
NOTA
9
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión PC.
Buen currículo
Dado que la estrategia está un poco aletargada en la masificación de los ETR o los Sim-Lo que sea (aunque éstos tienen mucho de simulador), siempre es interesante encontrar un titulo como Republic: The Revolution. Los estudios que lo han creado (Elixir) se han fundado alrededor de este juego y están capitaneados por el creador de la I.A.de Black and White: Demis Hassabis. Con estas premisas es fácil entender que es un juego basado bastante en la I.A, pero expliquemos detalladamente las premisas de éste.

El juego nos introduce en una republica ex comunista llamada Novistrana y ubicada (obviamente) en el este de Europa. La URSS se dinamitó a sí misma y ahora las naciones huérfanas de "padrecitos" con bigote o manchas en la cabeza necesitan nuevos líderes que las lleven a la democracia o las devuelvan redil de la utopía marxista. El juego te ubica en una especie de régimen post-bolchevique dirigido por un dictador populista llamado Vasily Kasarov.

Novistrana está dividida en barrios con sectores comerciales, proletarios, funcionariales o simplemente de ocio. Está totalmente representada en 3D al estilo de GTA3 pero con mucha más enjundia (cada edificio, al hacer clic en él, te cuenta una pequeña historia, lo cual tiene bastante mérito habida cuenta de la cantidad de juegos de estrategia "planos" que existen). Por las calles andan los ciudadanos, estos pueden ser consultados sobre sus tendencias vía clic de ratón pero el miedo imperante (es una dictadura) hace que muchos rehúsen hablar de política.

Para aprendices de Lech Walesa o Vladimir Lenin
Es entonces cuando entra el factor jugador: eres el líder de una facción política en contra del régimen de Kasarov y debes intentar expandirte bajo la vigilancia dictatorial del amado Vasily. Hay algo muy interesante al empezar el juego y es que la ideología de tu facción se decide mediante varias preguntas al estilo de los antiguos libros de Timun Mas. Un ejemplo: alabar las facilidades del libre mercado te llevará a una facción de ideología liberal mientras que elegir métodos represivos te llevará a ideologías nacionalistas o comunistas. Esto es clave, puesto que la ideología de una facción influye en tus posibilidades y habilidades. Una facción comunista tiene muchísimas posibilidades de conseguir apoyo fácil en los obreros explotados, mientras que una liberal tiene el apoyo inmediato de la burguesía emprendedora. Por supuesto los barrios dominados por la iglesia ortodoxa rechazarán cualquiera de las dos doctrinas y se entregarán a cualquier facción tradicionalista.

Nuestro personaje tiene dos habilidades clave: Caza-Talentos y explorar. Caza-Talentos sirve para encontrar personajes afines a tu ideología (no, no intentes hablar a un líder proletario sobre las excelencias del libre mercado…) que puedan servirte con nuevas habilidades. Explorar es simplemente reconocer los barrios para reconocer los apoyos de facciones y los personajes disponibles. Los personajes disponibles es un factor clave en el juego, buenos colaboradores te pueden llevar de manera segura al poder, mientras que unos malos pueden acabar con tu partido desmantelado por la policía política del régimen. Los colaboradores, al ser afines a tu ideología, tienen los métodos propios de ésta. Los partidos liberales pueden realizar campaña, mítines y practicar la extorsión de manera suave mediante calumnias, amenazas, etc... Los partidos comunistas cuentan con la huelga y métodos de extorsión mucho más expeditivos.

PUBLICIDAD
Información al detalle
Cada cierto tiempo recibes teletipos sobre la situación política del país para saber a qué atenerte (por ejemplo: hacer un mitin después de una ola represiva solo conducirá a tu pronta eliminación). Aparte, tienes misiones periódicas para que tu facción siga creciendo (encontrar una nueva sede, liberar al Marcelino Camacho de turno para integrarlo en tu facción, etc...). La interfaz muestra a los personajes que controlamos; estos tienen una barra de acciones en la cual se van acumulando éstas (el juego transcurre por ciclos día-noche). Aparte en la esquina superior izquierda están las clásicas estadísticas y a la derecha un mapa. Hay dos vistas de Novistrana: una 2D (más útil) y una 3D (espectacular, pero difícilmente manejable), y debemos alternar entre ellas dependiendo de la que más nos convenga a cada instante.
PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Shovel Knight: King of Cards - Análisis
Análisis
2019-12-09 16:08:00
Yacht Club Games se despide de su juego estrella con su mejor y más ambiciosa expansión.
SaGa Scarlet Grace Ambitions - Análisis
Análisis
2019-12-09 12:36:00
La versión mejorada de SaGa Scarlet Grace llega a Occidente con un sistema de lucha original y muy entretenido para fans de la estrategia.
Life is Strange 2 - Análisis
Análisis
2019-12-08 16:08:00
Dontnod arriesga, alejándose del primer juego y dando un paso más al lanzar un mensaje social, en un título que emociona pero que tiene aspectos mejorables.
Halo Reach - Análisis
Análisis
2019-12-06 16:17:00
Uno de los Halo con más valores de superproducción se remasteriza en Xbox One y llega por primera vez a PC con una versión que se siente más actual de lo previsible.
Darksiders: Genesis - Análisis
Análisis
2019-12-04 17:00:00
Lucha y Guerra protagonizan una divertidísima aventura repleta de acción, puzles y plataformas en su intento por detener los malvados planes de Lucifer.
Bug Fables - Análisis
Análisis
2019-12-04 10:28:00
Un simpático y sorprendente juego de rol protagonizado por insectos inspirado en Paper Mario.
PEGI +12
Plataformas:
PC
Ficha técnica de la versión PC
ANÁLISIS
9
Desarrollo: Eidos
Producción: Eidos
Distribución: Proein
Precio: 44.95 €
Formato: 1 CD
Textos: Español
COMUNIDAD
7.38

PUNTÚA
Republic: The Revolution para Ordenador

9 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir