Análisis de Half-Life 2 (PC)

Half-Life es uno de los mayores éxitos en la historia del videojuego, y su continuación era necesaria. Hemos esperado mucho, pero, al fin, vuelve la creación de Valve.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9.8
SONIDO
9.5
NOTA
9.7
DIVERSIÓN
9.7
JUGABILIDAD
9.7
Análisis de versión PC.
Otros análisis: Xbox

Gordon Freeman estaba viajando hacia un lugar que no conocíamos, dejando atrás todavía muchos misterios, al final de la primera parte. Desde entonces, el Half-Life original ha tenido tiempo de ser convertido a consolas domésticas, como Dreamcast o PlayStation 2, y dar lugar a uno de los mayores hitos del juego on-line: el no menos popular Counter Strike. Así, entre ediciones, reediciones y demás ha pasado el tiempo desde que en 1998 pudimos jugar por primera vez a este título. La historia hasta llegar a esta segunda entrega es conocida grosso modo por casi todos nosotros, pero se resume en múltiples retrasos, cada uno a mayor desesperación de sus seguidores, siendo el último motivado por el robo del código fuente de los servidores de los desarrolladores.

Es cierto que éste no ha llegado a convertirse en uno de esos títulos eternamente retrasados que, sin embargo, no se pierden la obligada cita anual con las ferias de videojuegos hasta convertirse en objeto de mofa por los usuarios, pero se ha hecho esperar bastante y, por supuesto, mientras el tiempo pasaba, los usuarios esperaban cada vez más y más de un título que tiene en el magnífico planteamiento de su primera parte a su principal contrincante.

PUBLICIDAD

Y es que superar al título original, salvando las lógicas cuestiones técnicas derivadas del tiempo que separa a ambos juegos, no es algo precisamente fácil. Half-Life no era un simple juego de matar a todo lo que se menease, sino, más bien, una compleja aventura en primera persona con un guión lleno de misterio que nos colocaba en el papel de un científico tan fuera de lugar como el jugador en medio de una situación que ni él mismo, quizás, entienda del todo. El diseño, para la época, marcó tendencia y mostró, al mismo tiempo, que un juego de estas características no vive sólo de motor gráfico. Posiblemente lo que menos gustó a los jugadores fue el final tan abierto que les esperaba al final del tortuoso camino que habían recorrido y, al mismo tiempo, les emplazaba a una ineludible cita con la continuación que, al fin, ha llegado.

Los primeros minutos con este juego, nuestra llegada a la fascistoide Ciudad17, son tan sorprendentes y enigmáticos como lo fueron en el original, y eso, sin duda, promete mucho. No tiene mucho sentido desgranar la trama, ni tan sólo explicar cómo se desencadenan los hechos que dan lugar a la acción, pues es mucho mejor que cada uno lo descubra por sí mismo, muy especialmente cuando estamos ante un juego que logra ofrecer una atmósfera tan elaborada. Los programadores han conseguido orientar todo su poderío gráfico no sólo a la recreación en pantalla de una serie de efectos espectaculares, una iluminación sorprendente, o reflejos inauditos… sí, vale, todo eso está en el juego, pero no es lo que nos va a sorprender realmente, pues el jugador puede asombrarse la primera vez que ve algo de ese tipo, pero las siguientes ocasiones estará condenado a ser algo rutinario y esperable.

Lo que queremos decir es que Valve ha conseguido diseñar un aspecto gráfico verosímil en el que se combinan entornos urbanos con otros más campestres, dotando al juego siempre de una sensación de realismo que sólo es alcanzable mediante el recurso ininterrumpido de pequeños efectos que lograrán transmitirnos esa sensación de estar ante algo real y tangible, pues ver la suciedad del suelo en la estación de tren, las cajas moviéndose a nuestro paso o la sangre a los pies de una silla se convierten tan sólo en primerísimos ejemplos de un aspecto visual que consigue que la tecnología esté a su servicio para lograr la atmósfera deseada. El entorno, no nos cansaremos de repetirlo, es de una verosimilitud pasmosa y la primera media hora de juego te mete en la historia y en el universo planteado de una manera completa y absolutamente absorbente, en un entorno sin fisuras. De manera muy sencilla se nos introducirán algunos comandos básicos, como coger y mover objetos, y las sorpresas tampoco tardarán en llegar.

Los soldados que llenan nuestros primeros minutos en el juego también son un ejemplo de lo que se irá desarrollando, a mejor, más adelante. Su aspecto impone, y su actitud, lograda a través de unas animaciones muy logradas, consiguen que pocas veces intentemos llevarles la contraria. Y es que tanto los personajes secundarios como los que van a adquirir mayor relevancia según avanza la historia están hechos con un gran nivel de detalle, obtenido gracias a la carga poligonal, la calidad de las texturas, y lo realista de las animaciones.

Además, el juego viene doblado completamente al castellano, y la verdad es que las voces –sin llegar a la calidad de la versión original en inglés, todo sea dicho- son un ejemplo de buen hacer. Hay que saber que el juego se ha lanzado simultáneamente en todo el mundo, por lo que el trabajo de producción es todavía más loable, aunque no por eso habría que pasar por alto algunos actores poco metidos en su papel que, sin embargo y por suerte, son la excepción a un plantel bastante bien cuidado, y un aspecto técnico en el doblaje también digno de ser destacado, pues las máscaras de los soldados distorsionan la voz, pero los filtros empleados para tal efecto no nos van a impedir entender qué nos están diciendo, o qué se están diciendo entre ellos.

Los efectos de sonido, como es de esperar, están a la altura de las circunstancias y vamos a disfrutar de ellos sean cuales sean nuestras posibilidades de audio. Hemos probado el juego tanto con altavoces estéreo como con un sistema de altavoces 5.1, y aunque decir que se escuchaba igualmente bien en cualquiera de estas configuraciones sería mentir, lo cierto es que, salvando las distancias, la experiencia es francamente buena en ambas situaciones.

El juego adapta muy bien el sonido ambiental a la salida estéreo, y, aunque no podemos sino recomendar disfrutarlo a ser posible con el mejor equipo posible (en cada uno de los aspectos multimedia), la experiencia de juego no se resiente al usar configuraciones más básicas, dentro de unos límites, claro. Sea como fuere, podemos afirmar que el juego funciona más que bien en un equipo de gama media actual… sí, habrá que sacrificar algo de resolución y efectos, y, por tanto, perderemos parte de todo su poderío gráfico, pero el resultado sigue siendo de gran calidad y nos permitirá disfrutar del juego, que es de lo que se trata.

Half-Life 2 va a ofrecernos varios ambientes según progresemos en la aventura, pasando de los entornos urbanos (con un tono decadente sublime) hasta zonas mucho más amplias y campestres, en las que desplazarnos con vehículos será una de las mejores experiencias que nos ofrecerá el juego, junto al uso de ciertas armas novedosas que van a convertirse en la gran diversión del juego. Estamos hablando de un arma magnética que nos permitirá jugar a nuestro gusto con la física del juego, uno de sus mayores logros tecnológicos, muy por encima de su aspecto gráfico.

Y es que sí, la presentación audiovisual del juego es impresionante, pero de poco o nada serviría si estuviésemos ante un juego monótono, carente de alicientes reales, o su innovación tecnológica no sirviese para dar un paso más en el campo jugable (algo que se ha dado recientemente en otros supuestos grandes títulos que regresan desde el pasado)… en definitiva, algo en apariencia tan simple como la "física" es, en realidad, el gran punto fuerte del juego. Basta recordar algunas de las gracias que nos ofrecieron los chicos de Valve hace ya dos años en el E3, en las que hacían gala de su habilidad para aprovecharse del entorno para tomar ventaja sobre los enemigos.

En la versión final, esto se mantiene, y podremos desplazar objetos, y éstos, a su vez, reaccionarán con gran realismo, a las acciones que hagamos sobre ellos. Los podremos empujar, disparar, lanzar… el resultado será siempre divertido, creíble, y la detección de golpes es perfecta. Sin embargo, limitarse a cajas, bidones o latas sería autolimitar nuestras propias posibilidades, así que lo mejor será que, llegado el momento, nos arriesguemos a morir alguna que otra vez mientras jugamos a buscar cosas que hacer con el entorno en el que nos encontramos y usarlo a nuestro favor. No diremos mucho, para no desvelar situaciones que podréis provocar, pero os invitamos a experimentar y que os sorprendáis vosotros mismos.

No menos importante es la inteligencia artificial del juego. Algunas veces va a presentar ciertos problemas, como los típicos personajes que se paran justo en una puerta y no nos dejan pasar, o en el caso de los comandos que nos acompañarán en alguna ocasión, sus elecciones para esconderse y escoger objetivos no serán todo lo acertadas que sería deseable, pero en rasgos generales es bastante buena y nos dará una muy buena sensación de estar en un entorno realista. Es cierto que los fallos de los personajes son bastante tontos, pero esto no hace sino volver a demostrarnos que este tipo de recursos siguen, todavía, muy verdes. En entornos simples difícilmente cometerán errores, pero según la situación se vuelve compleja, sea cual sea el juego, estas inteligencias artificiales todavía petardean.

Con todo, el avance es patente, aunque no tan rápido como lo audiovisual (al fin y al cabo, se trata de vender el producto, y nos entra, sobre todo, por los ojos), y el resultado ofrecido en Half-Life 2 cumple con lo esperable en un título actual, situándose incluso, quizás, por encima de otros videojuegos recientes. De hecho, no sería arriesgado decir que el único juego que le iguala en este sentido es el reciente Halo 2 para Xbox, un juego cuya primera parte ya fue avalada por la excelente inteligencia artificial implementada en el juego en sus niveles de dificultad más alta, y que se ve francamente mejorada en esta segunda entrega.

La sensación global que transmite el juego de la consola de Microsoft puede ser mejor, pero la complejidad de las situaciones que presenta ese juego no llega a lo visto en Half-Life 2, por lo que establecer una comparación directa entre ambos títulos no sería del todo honrado, presentando ambos una calidad indiscutible en este sentido, cada uno con sus más y sus menos. En cualquier caso, la creación de Valve nos sorprenderá mucho más por sus buenos momentos, que por lo malos.

Sin multijugador, pero con él
Es poco discutible el hecho de que la comunidad de jugadores de Counter Strike es una de las más populares, grandes y asentadas en el mundo del juego on-line, sea de la plataforma que sea. Un nuevo Half-Life tenía que ofrecer un nuevo Counter Strike, y así ha sido. Como era esperable, es ésta la única opción multijugador del título, pero la calidad que atesora es más que suficiente para no echar de menos algunas de las armas novedosas de la aventura para un solo jugador. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la versión que se nos ofrece, Counter Strike: Source, no es sino un remake del primero, por lo que los escenarios son muy similares.

Hay modificaciones que afectarán a los jugones más experimentados, que se van a encontrar con pequeños cambios que eliminan sus escondites habituales y les obligarán a cambiar sus estrategias, pero son tan sutiles y limitadas estas variaciones que en unas horas no habrá jugador devoto que no haya dominado a la perfección estos escenarios. Esto puede ser un problema para los jugadores novatos, que se enfrentarán a adversarios experimentados en el juego que, además, conocen al dedillo el terreno en que se mueven. La aplicación del nuevo motor a este título es impresionante, le da una nueva vida, pero tal vez hubiese sido deseable ofrecer algo más novedoso. En cualquier caso, como añadido, es más que correcto y nos sirve de botón de muestra para ver cómo serán las próximas encarnaciones del afamado "mod" que, esperamos, sí presentarán novedades realmente reseñables.

Conclusiones

Uno de los aspectos más controvertidos de este juego es la necesidad total y absoluta de registrarlo por Internet mediante el sistema Steam. Esto, que sin duda está destinado a reducir la piratería y, por tanto, a favorecer la industria, ha demostrado ser una pequeña tortura durante los primeros días, sin duda motivado por la avalancha de gente intentando registrar su juego, que dificultó el proceso. Es de suponer que en breve el trámite se normalice completamente, y no revista mayor dificultad que la de disponer de una conexión a la red, pero eso, hoy en día, en nuestro país, por muy optimistas que nos pongamos, sigue siendo un problema en muchos hogares. Es posible que nuestros lectores no sean conscientes de ello, pues obviamente disfrutan de una conexión, pero en España las conexiones mayoritarias no son precisamente las de banda ancha y todavía hoy hay gente con ordenadores lo suficientemente potentes como para mover un juego como éste a toda su capacidad y, sin embargo, sus opciones para registrarlo serían escasas.

No vamos a entrar en el debate del panorama tecnológico nacional, pero es deprimente y un posible problema que todo comprador potencial debe tener presente. Salvando esto y los muy ocasionales problemas registrados durante la instalación entre los usuarios, estamos ante el que es un nuevo estándar de calidad en cualquier producción para PC: un juego divertidísimo, apasionante, espectacular en todos y cada uno de sus aspectos, un título, en definitiva, que deja el listón muy alto y que se convierte en este instante en un grandioso buque insignia de lo que puede hacer la tecnología por el entretenimiento electrónico. Sobra decir que no podemos esperar a disfrutar nuevas versiones de Counter Strike pero, sobre todo, tenemos unas grandísimas ganas de saber quién intentará arrebatarle a Half-Life 2 el merecidísimo trono que ahora mismo ocupa.

Daniel Escandell

Half-Life 2 supone un proceso de confirmación total de la magnificencia de Valve Software. A los que nos sorprendió el primer juego, ahora no nos pilla de sorpresa la calidad y sobre todo buen hacer de la compañía americana, que ha sabido explotar todas las posibilidades del motor gráfico como por ejemplo Id Software no supo hacer con Doom 3. Hay no obstante ciertas pegas, diríamos minucias, en lo que es el discurrir del juego: La I.A. es un poco mejorable (más viendo los juegos de Bungie) y quizás el diseño principal peque de lineal. Pero, el juego está tan bien diseñado, tiene tanto carisma y sobre hay tal cantidad de puzzles retadores y divertidos que visto en perspectiva no se les pueda considerar ni errores. Niveles como el de la prisión te hacen volver a confiar en los juegos de acción en primera persona. En fin, todo un homenaje al jugador de PC y un juego que debéis probar todos. Me gustaría sólo criticar una cosa del juego, y es la necesidad de tener Internet para activarlo. Es un buen método de protección, pero reduce el espectro de jugadores en demasía.

Julio Gómez

PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
Death's Door - Análisis
Death's Door - Análisis
Análisis
2021-07-20 15:36:00
Una entretenida y amena aventura al más puro estilo Zelda a la que le ha faltado un punto de brillantez para terminar de alzar el vuelo.
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Análisis
2021-07-20 11:17:00
Plataformas clásicas con mucha gracia y personalidad se asoman a Switch y PC con esta versión mejorada y definitiva de un simpático plataformas.
Doki Doki Literature Club Plus! - Análisis
Doki Doki Literature Club Plus! - Análisis
Análisis
2021-07-13 18:00:39
Analizamos esta sorprendente novela visual en la que tenemos que conquistar el corazón de unas jóvenes estudiantes en estÄyÜgsdÇegss$éA!ÏOOghÇŸ$Wdaw!LË
PEGI +18
Plataformas:
PC Xbox

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
9.7
  • Fecha de lanzamiento: 16/11/2004
  • Desarrollo: Valve Software
  • Producción: Valve
  • Distribución: Vivendi
  • Precio: 54.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: Sí (Counter Strike)
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
9.09

PUNTÚA
Half-Life 2 para Ordenador

379 votos

Ficha técnica de la versión Xbox

ANÁLISIS
8.9
COMUNIDAD
8.69

PUNTÚA
Half-Life 2 para Xbox

22 votos
#21 en el ranking de Xbox.
Flecha subir