Análisis de Etherium (PC)

Estrategia espacial con interesante multijugador y una campaña mejorable.
Etherium
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
7
NOTA
6.8
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
6.5
Análisis de versión PC.

Nunca viene mal un nuevo juego de estrategia, pero el principal problema de Tindalos Interactive con Etherium es que lanza este título en PC, la plataforma del género por excelencia. Hay un buen puñado de alternativas con más solera, originales o redondas que posiblemente releguen a esta aventura en un segundo plano, no tanto por sus defectos, -que los tiene aunque ninguno grave- sino por la calidad de su competencia.

Estamos ante la enésima exploración planetaria en busca de un recurso vital, en este caso el eterium. Naturalmente hay varias facciones dispuestas a dominar el terreno y si es necesario, luchar por él: el Consorcio, una megacorporación de los humanos que tiene capacidad militar; los Intar, una antigua raza que adoran a unas criaturas de otra dimensión; y el Imperio Vectida, una cultura que depende del eterio para su supervivencia. La historia tampoco avanza mucho más y si bien se puede alegar que es prescindible, no vemos por qué no se podría haber profundizado más para mantener el interés durante horas. Etherium está traducido al español y tiene voces en inglés.

Para bien o para mal, el bando elegido no afecta tanto a nuestro perfil –unidades, atributos, habilidades- aunque eso hace que sus fuerzas estén equilibradas y el modo Conquista sea similar, la manera de jugar no será muy diferente, restando valor a la rejugabilidad y decepcionando, quizás, a los fans de Starcraft. Todos los bandos tienen sus vehículos, infantería, ataque aéreo y unidades de gran categoría especializadas en destrucción de construcciones rivales. Al menos, existen tres niveles de dificultad para satisfacer a aquellos que busquen un reto mayor.

PUBLICIDAD

Hay seis planetas para conquistar, cada uno de un ambiente temático. No están excesivamente detallados, responden a los tópicos habituales y los diseños de cada facción no son muy originales, pero los planetas ofrecen efectos climáticos que afectan a la jugabilidad en un sentido u otro, lo cual distingue bien cada lugar: erupciones volcánicas en Pilos, ventiscas que congelan lagos –que podemos usar para atajar terreno- en Arctis, tornados de Marte que impiden refuerzos, tormentas magnéticas en Desta Fatalis que afectan a los sistemas de comunicación y las habilidades tácticas, huracanes en Resurgencia y las tormentas de arena que detienen el avance en Serenade. Hace la jugabilidad un poco impredecible, claro, y puede que los puristas del perfeccionismo no disfruten si estas inclemencias tienen la mala fortuna de perjudicar su partida, pero ayuda a hacer el desarrollo un poco más inesperado.

Hablando de los mundos a dominar, antes de entrar en la fase estratégica del mapa hay un asalto por turnos al planeta bastante tontorrón y que parece fuera de lugar. Ni es muy divertido ni espectacular, y retrasa la partida real. Este es sólo uno de los muchos aspectos incorporados en Etherium que se notan forzados, la inspiración en títulos de éxito y el afán de contentar al mayor número de jugadores, no siempre funciona bien.

Hay mucha acción, aunque hay pocas diferencias entre elegir un bando u otro.
Hay mucha acción, aunque hay pocas diferencias entre elegir un bando u otro.

El modo Conquista –la campaña- se divide en tres fases y en cada una de ellas sucede algo y las normas cambian. En la primera los huevos que han depositado unas criaturas –según la historia, los seres de otra dimensión- aparecen de manera aleatoria, después en lugares concretos y por último los huevos eclosionan. Sumado al entorno dinámico, no se puede negar que estemos ante un juego muy enfocado a la acción, donde transcurren muchos eventos en poco tiempo.

En la parte de exploración del terreno Etherium no se diferencia mucho de la jugabilidad habitual, pero si eres novato, hay suficientes tutoriales que muestran con sencillez la base de su mecánica, una excelente noticia para quienes no están curtidos en este género. Desde nuestra base podemos ir llamando a unidades de combate o para expandir nuestros dominios a lo largo de un mapa seccionado en rejilla, cada una con un monolito a dominar. Al aumentar el domino de casillas, también lo harán nuestros recursos, con opciones para ampliar estructuras que mejoran la tecnología. Cuando es necesario recorrer grandes distancias –y con seguridad-, también puedes pedir ayuda aérea para transportar a tu equipo.

Los mundos son de temática reconocible. Lo mejor es que hay efectos naturales diferentes.
Los mundos son de temática reconocible. Lo mejor es que hay efectos naturales diferentes.

El sistema es muy flexible y hay gran cantidad de unidades –que van mejorando- con las que perfilar nuestra estrategia al margen de las preparadas para el choque frontal, por ejemplo, las enfocadas al sigilo. La pena es que para empezar a disfrutar realmente de su jugabilidad son necesarias las mejores unidades, los titanes, y el proceso de obtener los puntos necesarios en cada partida puede hacer el juego un poco lento y farragoso. Recuerda a clásicos de conquista y defensa, tipo WarHammer, sin la calidad de éste.

Uno de los aspectos más peculiares está en la existencia de facciones neutrales y autóctonas que controlan sectores del mapa y que podemos tomar como aliadas mediante diplomacia o, si lo preferimos, atacar para dominar su territorio –que sumaría otro bando enemigo en liza-. Esto abre posibilidades a enfocar cada partida de manera diferente según nuestra manera de plantear el combate y las ansias por desarrollar nuestro aspecto más bélico o, si lo preferimos, utilizar parte de nuestros recursos en su ayuda como parte del trato.

 1

Un sistema clásico de gestión de recursos y combate, música decente, gráficos que cumplen, una interfaz no muy atractiva pero funcional que es lo importante al fin y al cabo… ¿Qué chispa falta en Etherium? La campaña se desinfla a medida que jugamos, sea por la falta de una historia elaborada, no innovar demasiado y la ligera repetitividad. La inteligencia artificial sorprende poco una vez aprendes sus manías y a veces se vuelve demasiado farragoso, con partidas que duran demasiado y los mapas de Conquista se reciclan para el modo Escaramuza.

El multijugador es un modo bastante divertido siempre y cuando disfrutes de esta vertiente. Quizás parece que queda en un segundo plato pero al final resulta que jugar un dos contra dos es de lo más interesante del lanzamiento. Como efecto negativo de la poca campaña de promoción y el previsible éxito comercial reducido, es difícil encontrar partidas en los primeros días de su salida, aunque es posible que esta situación mejore a lo largo del tiempo si consigue mantener una base de jugadores activos.

Técnicamente no despunta demasiado. ¿Se nota mucho? No, tampoco pide mucha más virguería gráfica. Mejoraría con algo más estilo artístico, y es que el terreno cuando apuesta por un determinado entorno ofrece poca variedad; el desierto rocoso es roca pura. Sólo de vez en cuando, con la vegetación y agua, podemos empezar a hablar de paisajes más agradables a la vista, aunque siempre con un nivel de complejidad bajo.

No todos los escenarios son muy variados, pero en ocasiones sí son bonitos.
No todos los escenarios son muy variados, pero en ocasiones sí son bonitos.

Conclusiones

Aunque las ideas son buenas, el conjunto de Etherium no es la suma de las partes. Es un juego de estrategia correcto que sigue el manual de todo RTS para no fallar estrepitosamente. Añade varias ideas extra, no todas necesarias, y descuida otros como el carisma de las facciones. Demasiado conservador en un mercado y una plataforma donde si algo no faltan son lanzamientos de estrategia.

Entretenido, especialmente para aprovechar el multijugador, pero no imprescindible.

Ramón Varela
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PC

Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Age of Empires 4 - Análisis
Age of Empires 4 - Análisis
Análisis
2021-10-25 09:03:00
Después de muchos años de espera Age of Empires vuelve y analizamos su última entrega que actualiza la propuesta jugable para ofrecernos un título más que notable.
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Análisis
2021-10-23 15:40:00
Olvídate de mandos y de las guitarras de plástico, y prepárate para fliparte una vez más fingiendo ser una estrella del rock.
Echo Generation - Análisis
Echo Generation - Análisis
Análisis
2021-10-22 10:07:00
Echo Generation tira de nostalgia noventera para ofrecernos una aventura de misterio al estilo Stranger Things pero con estética de juguete y combate por turnos.
House of Ashes - Análisis
House of Ashes - Análisis
Análisis
2021-10-21 16:09:00
Supermassive continúa su antología con un título que cumple su cometido, pero que no consigue mejorar a sus predecesores.
Resident Evil 4 VR - Análisis
Resident Evil 4 VR - Análisis
Análisis
2021-10-20 18:24:00
El incombustible Resident Evil 4 regresa una vez más con una adaptación a la realidad virtual muy notable y repleta de aciertos que, sin ser perfecta, encantará a los fans de la saga y a cualquier poseedor de Oculus Quest 2.
PEGI +12
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
6.8
  • Fecha de lanzamiento: 25/3/2015
  • Desarrollo: Tindalos Interactive
  • Producción: Focus Home
  • Distribución: Steam
  • Precio: 29,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
10

PUNTÚA
Etherium para Ordenador

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir