Análisis de Cossacks 2: Battle for Europe (PC)

Con una expansión que funciona por sí sola, CDV incluye nuevas misiones y naciones, entre ellas España, y mejora varias facetas de su juego de estrategia.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
6
NOTA
7.2
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión PC.

Cossacks 2: The Napoleonic Wars fue lanzado el año pasado, obteniendo un notable éxito de crítica y ventas. Este desarrollo de Ascaron producido por CDV nos introducía en la interesante época de las Guerras Napoleónicas, que dieron la bienvenida al siglo XIX en Europa, y combinaba en sus variados modos de juego tanto batallas tácticas como gestión de recursos y construcción de estructuras, aparte de la gestión de un gran imperio. Esta expansión continúa por la misma línea, pero incluye tres nuevas naciones, entre ellas España, nuevas misiones, y además mejora varias de las facetas del juego, especialmente la inteligencia artificial de la CPU.

El juego original nos permitía controlar a seis naciones diferentes, cada uno con sus diferentes tipos de ejército y unidades específicas. Inglaterra, Francia, Austria, Rusia y Prusia fueron los principales protagonistas de las Guerras Napoleónicas, y de hecho del resto del siglo XIX en Europa, mientras que Egipto, el "componente exótico" del primer juego, fue uno de los primeros escenarios de las guerras. Las tres nuevas naciones no jugaron un papel tan importante en la época, siendo o bien estados tapón o bien satélites de Francia, o ambas cosas, y son España, la Confederación del Rhin y el Gran Ducado de Varsovia –más o menos, Polonia-. Cada una de las nuevas facciones cuenta con su tipo de ejército, análogo a los de los demás. De este modo la unidad estándar de España es la Guerrilla (en contraposición a la guardia nacional francesa), mientras que las unidades de la confederación del Rhin tienen diversos nombres estilo "fusilero de Westphalia" o "mosquetero del Palatinado".

PUBLICIDAD

Aunque sus ejércitos no ofrezcan tanta variedad como, por ejemplo, los de Egipto, estas nuevas naciones, o incipientes imperios, sí le añaden una profundidad mayor al modo Battle for Europe, del que hablaremos más tarde, que nos permite intentar conquistar Europa por turnos, con sistema económico y estratégico. Sin embargo, lo principal siguen siendo las batallas.

Aparte del modo escaramuza, que nos permite jugar batallas reales –entre ellas nuevas como Waterloo o Borodino-, contamos con el modo campaña, con nuevas misiones también. Las misiones del modo campaña son de dos tipos, las que únicamente se reducen a ser una batalla, y las más orientadas a lo que es la estrategia en tiempo real clásica, es decir, construir estructuras en el escenario, obtener recursos y tener así nuevas unidades. Las del primer tipo son muy divertidas, como ya lo eran en el primer juego, y suelen ser furiosas batallas con variados objetivos y algunos giros inesperados, como al aparición de refuerzos para los bandos. Las del segundo son más pausadas y progresivas, y tras quizás una escaramuza inicial tendremos que ir construyendo estructuras, produciendo nuevas unidades y entrando en batalla poco a poco contra el enemigo; y, por supuesto, conquistar aldeas.

Las estructuras que construyamos estarán completamente dedicadas a la maquinaria bélica, salvo el mercado y los almacenes, por lo que los recursos tendremos que obtenerlos talando árboles y picando piedra en el escenario, y conquistando aldeas o, mejor dicho, sus industrias. Esto es absolutamente vital para este tipo de misiones, ya que para mantener nuestro ejército necesitaremos tener suministros y pólvora. La captura de la "aldea que fabrica pólvora" del enemigo, por llamarla de alguna manera, es un duro golpe, así como cualquier otra infraestructura que le provea de un recurso importante para el juego. El árbol tecnológico es un tanto escaso –estamos en el siglo XIX y se supone que son batallas cortas-, pero permite ir mejorando la producción de cada uno de los recursos –invirtiendo oro y tiempo-, o bien tener acceso a nuevas armas mediante la construcción de nuevas estructuras –academia, palacio, etc…-. Las estructuras cumplen una parte muy funciona, ya que lo esencial en Cossacks 2 son las batallas.

Al contrario que muchos otros juegos de estrategia en tiempo real, donde la táctica cobra un papel secundario ante la producción de cuantas más unidades y más potentes mejor, Cossacks 2: Battle for Europe es un juego muy táctico como lo eran las batallas de la época. Los cañones tenían un alcance limitado, y posicionarlos en una parte u otra era crucial, mientras que los fusiles solo tenían una bala en la recámara y se tardaba mucho en cargarlos. La decisión de abrir fuego cuando el enemigo estuviese un metro antes o después podía determinar el resultado de una batalla. Y en Cossacks 2, y naturalmente también en su expansión, ocurre lo mismo. Las unidades jamás abrirán fuego hasta que hagamos clic en el botón de abrir fuego, y únicamente los cañones, unidades que evidentemente deberemos resguardar, podrán tener fuego automático. Vital sigue siendo la experiencia de cada formación, que hará que aumente su capacidad de ataque y defensa, así como la moral, lo que impide que rompan filas y huyan despavoridos.

El juego mantiene el mismo sistema de recarga progresiva, y de rangos de alcance de diferentes colores para representar la efectividad de los disparos de cada unidad. Sin embargo, hay una mejora con respecto al juego original. Ahora la inteligencia artificial de los enemigos es mucho mejor. Ya no atacan a lo loco, sino que lo hacen más organizadamente, intentando establecer un frente, y flanquearnos a la mínima oportunidad. Sorprenderlos o embolsarlos ya no es tan fácil como antes. Están atentos ante el menor de nuestros movimientos, y cuando están en inferioridad numérica o bien huyen o bien se posicionan de forma que nos resulte difícil flanquearlos.

En esta faceta Cossacks 2 ha mejorado pero sigue adoleciendo de ciertos defectos, como la imposibilidad de cambiar la velocidad de juego, teniendo que recurrir con frecuencia a la pausa para que los acontecimientos no nos desborden. Es precisamente esto lo más complicado de jugar a Cossacks 2, estar atentos a todo lo que pasa en el escenario de juego sin que repentinamente veamos cómo esas tropas que teníamos apartadas en esa zona del mapa están siendo acribilladas por el enemigo, o por los policías que han salido en tromba de la aldea que estábamos a punto de conquistar.

Por su parte, el modo Battle for Europe sigue siendo la parte "grande" del juego, y ahí no tendremos que construir estructuras, sino un imperio. Estructurado por turnos, en cada uno podremos gestionar nuestros territorios –la gestión se reduce a fortificarlos, es decir, ampliar la guarnición que los protege-, realizar cuantas acciones diplomáticas queramos –alianzas, pactos de no agresión, etc…- pagando la correspondiente cantidad de oro, las transacciones comerciales que necesitemos, y mover una sola vez a nuestro ejército. Solamente tendremos un ejército, y éste solo podrá actuar en la provincia a la que se mueva. Esto hace naturalmente muy importantes las guarniciones, pues si somos España, tenemos un pacto de no agresión con Francia y logramos que los otros países nos dejen pasar para atacar a Rusia, podríamos encontrarnos con que Madrid está en posesión de los franceses mientras nosotros volvemos a toda prisa por Europa Central.

El sistema diplomático ofrece varias opciones, pero más a los otros imperios. Nosotros solamente podremos ofrecer acuerdos "estándar", estilo no agresión, permiso de paso o alianza, pero ellos pueden encargarnos misiones remuneradas. Por ejemplo, Inglaterra ofrece varios miles de unidades de oro por la cabeza de Napoleón, o bien Prusia pide que un ejército resguarde Berlín de ataques mientras prepara una de sus campañas. La guerra y la paz es bastante arbitraria y es habitual que dos naciones que han estado aliadas repentinamente entren en guerra una vez caducado el acuerdo; como de hecho pasaba con las "grandes coaliciones" de la época napoleónica. Además, esta ansia guerrera está motivada por un hecho: Solamente progresaremos haciendo la guerra.

El motivo es que la capacidad para tener ejércitos a nuestro mando depende de la categoría de nuestro general. Cada nación tiene un general; el de Francia es Napoleón, naturalmente, mientras que el de Inglaterra es Wellington y, el de España, Castaños. Este general será el que lidere los ejércitos, y el número de tropas que podremos mandar, así como las tropas propiamente dichas, dependerá de su nivel. A medida que consigamos experiencia en las batallas, subiremos de nivel –capitán, coronel, general, etc…- y podremos acceder a tropas más avanzadas, y tener más tropas bajo nuestro mando. Esto no es un detalle baladí. Comenzaremos con solo cuatro tropas estándar a nuestro mando, mientras que un general puede llevar a 16. Si no hacemos la guerra, al cabo de varios turnos cualquiera de las facciones nos machacará.

Dentro de las batallas tendremos que hacer frente a la guarnición enemiga de turno, o al ejército, más la guarnición, que estén en la plaza. No hay recursos que extraer del escenario, pero al conquistar aldeas podremos obtener recursos extra para nuestro imperio. También tendremos submisiones que cumplir dentro de los escenarios, como acabar con la guarnición enemiga, y a veces para lograr conquistar una provincia no necesariamente tendremos que acabar con todos los enemigos, sino que con conquistar una serie de zonas estratégicas la batalla estará ganada, lo cual hace al juego más variado.

A nivel gráfico Cossacks 2 sigue siendo completamente 2D, lo cual resulta un poco decepcionante vistos los tiempos que corren, y además impide rotar el escenario o hacer zoom, cosa que sí se puede hacer en otros juegos –léase Comandos. Son unos gráficos 2D decentes, pero insuficientes para los tiempos que corren. En cuanto al sonido, los FX están bien, aunque no son demasiado variados, mientras que la música, de tipo épico, acaba siendo un tanto repetitiva.

Cossacks 2: The Battle for Europe es una expansion un tanto limitada del primer juego, aunque al funcionar por sí solo, resulta una compra muy interesante para los aficionados a la estrategia, por su bajo precio y la calidad general del producto. La estrella sin duda son las batallas, muy tácticas, mientras que la faceta técnica está un poco desfasada, y el modo de juego de conquista de Europa un tanto limitado. Una compra interesante, pero los que ya jugaron al original no supondrá una expansión demasiado completa.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Final Fantasy V Pixel Remaster - Análisis
Final Fantasy V Pixel Remaster - Análisis
Análisis
2021-11-24 15:47:00
Final Fantasy V regresa con una cuidada remasterización que se convierte automáticamente en la opción ideal para descubrir o revivir este clásico de la veterana saga de Square Enix.
Lamentum - Análisis
Lamentum - Análisis
Análisis
2021-11-23 11:42:00
Si echáis de menos el survival horror clásico y os gusta la estética pixel art, no os perdáis este interesante juego español.
Ruined King: A League of Legends Story - Análisis
Ruined King: A League of Legends Story - Análisis
Análisis
2021-11-22 09:28:00
Los creadores de Battle Chasers: Nightwar adaptan personajes e historias de League of Legends a un divertido juego de RPG que busca expandir la licencia.
The Elder Scrolls V: Skyrim Anniversary Edition - Análisis
The Elder Scrolls V: Skyrim Anniversary Edition - Análisis
Análisis
2021-11-17 11:20:00
Volvemos a Skyrim diez años después con una Anniversary Edition que se presenta como la mejor versión de la magnífica obra de rol de Bethesda, destacando por su nuevo contenido y mejoras gráficas.
Grand Theft Auto: The Trilogy - The Definitive Edition - Análisis
Grand Theft Auto: The Trilogy - The Definitive Edition - Análisis
Análisis
2021-11-16 12:03:00
Rockstar nos trae de vuelta la revolucionaria trilogía de 128 bits de GTA con una remasterización repleta de problemas e indigna de su importante legado.
Moncage - Análisis
Moncage - Análisis
Análisis
2021-11-16 10:12:00
Cada una de las cinco caras del cubo de Moncage es una ventana a una escena diferente. Nuestro objetivo es usar la perspectiva rotando el cubo para hacer encajar piezas y resolver los rompecabezas.
Género/s: Estrategia
PEGI +12
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
7.2
  • Fecha de lanzamiento: 20/10/2006
  • Desarrollo: GSC
  • Producción: CDV
  • Distribución: Proein
  • Precio: 19.95 €
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Cossacks 2: Battle for Europe para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir