Análisis de Rhythm Paradise (NDS)

Cuando Wario Ware se junta con el género musical, el resultado es éste.
Rhythm Paradise
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
9
NOTA
9
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión NDS.

Los aficionados habituales a la importación sabrán que este Rhythm Paradise para Nintendo DS tiene su origen en un título originario de Game Boy Advance, Rhythm Tengoku, que jamás abandonó tierras japonesas. Por suerte, las distribuidoras están más abiertas a lanzar productos "raros" fuera de sus mercados de origen, el mercado es más amplio y estos juegos tienen más posibilidades de ser rentables, y poco más, porque esto es un negocio y no se trata de complacer a usuarios que representan, al fin y al cabo, sectores muy limitados del pastel.

Esta mayor variedad de rarezas en los catálogos se nota siempre más en las consolas de éxito, y está claro que Nintendo tiene una potente baza en Nintendo DS, y dejarnos esta vez sin este título hubiese sido una auténtica lástima. Y es que ha sido un éxito comercial en Japón (donde sigue entrando algunas semanas en la tabla de los diez más vendidos), pese a que las previsiones iniciales –sobre todo en GBA- eran bajísimas.

Estamos ante un juego que ha sido diseñado por los creadores de Wario Ware, y eso se nota en la estética y en el toque experimental, arriesgado, irrelevante y surrealista en ocasiones del título. Para empezar, el control es simple al máximo: dos tipos de comandos, a través de la pantalla táctil, y nada más. A partir de ahí, se construye todo el juego, que se centra en la música y el ritmo, ofreciendo un enfoque diferente a lo que la mayoría de las propuestas en este género han hecho hasta el momento. Por eso es tan cachondo y refrescante.

PUBLICIDAD

Debemos entender que la primera entrega, la de GBA, nació como un extraño experimento tras el éxito de Wario Ware que pasó por una fase de producción tan extraña como pagar clases de baile a los programadores. El objetivo era sencillo: llevar la fórmula Wario a los juegos musicales; la plasmación de esa idea no es tan sencilla. En líneas generales, todos los juegos de música se basan en pulsar botones cuando toca, siguiendo el ritmo, ya sea en guitarras de plástico, meneando un mando remoto, o dando brincos en alfombras de baile, todo ello siguiendo exactamente (ése es el ideal) las instrucciones de pantalla. Pero, ¿y si el ritmo se marcase por palmadas u otros elementos referenciales no directos? Ahí surge esta propuesta.

Lo cierto es que Rhythm Paradise es un título muy continuista, pese a los lógicos cambios derivados del paso de una plataforma a otra, pero es algo que no sería justo tener en cuenta, pues el primero no tuvo distribución en nuestra región. Lo que hay que hacer en este título es pinchar o arrastrar el lápiz táctil por la pantalla al ritmo de la música usando las pistas visuales y sonoras que nos enseñarán qué hacer y cuándo. Ahí reside su principal similitud con los Wario Ware: el jugador debe usar su intuición en combinación con las pistas que da el juego para ejecutar la acción apropiada en el momento apropiado. Esto se mantiene en sus 24 minijuegos que, por cierto, son completamente diferentes entre sí.

Los minijuegos propuestos no son musicales necesariamente en cuanto a ambientación, pues hay situaciones como hacer fotos de una carrera, jugar al ping pong, y, en definitiva, situaciones estrambóticas que, insistimos, huyen de ambientaciones musicales o serias. Esto le proporciona gran variedad, y ha vuelto a dar libertad creativa a los desarrolladores, que no se han cortado nada a la hora de diseñar la estética ni las situaciones del juego: están tan locos como han mostrado en toda la saga Wario Ware.

Del mismo modo, se ha contado con una banda sonora compuesta por completo para la ocasión. Esto puede ser negativo para quienes prefieran temas extraídos de grupos musicales de renombre, pero la calidad sonora es buena y la música es animada, y responde específicamente a los requisitos jugables tan característicos de un concepto como el de Rhythm Paradise. Las voces de la música no es que sean una maravilla… bueno, más bien las letras de las canciones, que son más onomatopéyicas que otra cosa, aunque son sólo unas poquitas las que cuentan con voz, pues la inmensa mayoría son instrumentales por completo. En cualquier caso, lo importante es que la música no sólo suena bien, sino que, al ser hecha expresamente para el juego, responde a todas las necesidades jugables, que es lo que nos interesa.

Quizás lo único que se eche en falta es algo más de duración, pues nos hubiese gustado contar con más pruebas. Eso ampliaría el tiempo necesario para terminar el juego (seis series con cuatro retos cada una, más la prueba final, que es una remezcla), y también daría incluso más rejugabilidad. Y decimos que daría incluso más, porque de por sí es una experiencia completamente arcade y, por tanto, un reto por definición. La dificultad no es muy elevada, pero se compensa con una buena ristra de desbloqueables que conseguimos a través de la consecución de medallas, que se nos dan en función de la calidad de nuestros resultados.

Del mismo modo, de vez en cuando se nos dará la oportunidad de intentar conseguir una partida perfecta en un minijuego: hay tres intentos, y bien vale la pena ir a por ello, ya que al ser aleatorio, no sabremos cuándo volverá a suceder.

Como nota curiosa, buena parte de los desbloqueables son otros minijuegos, pero que se descartaron de la selección final… algo así como las escenas eliminadas de la edición doméstica de una película. Se nota que no son tan redondos como los demás, pero ahí están como recompensa, y como modo de añadir más minijuegos.

Visualmente, el juego bebe sin reparos de la saga Wario Ware, con una estética clónica que nos sigue gustando, aunque está claro que ha perdido frescura. Funciona, y sigue derrochando humor y buen rollo, pero quizás hubiese sido deseable buscarle una personalidad más definida a nivel visual. En el campo sonoro no hay nada que objetar: las melodías son marchosas, responden a lo que se demanda, resultan originales y divertidas, y suenan bien. Lo único en su contra son las letras de las canciones, en los poquitos casos en los que hay.

Conclusiones

Los aficionados a los juegos musicales pueden quedarse prendados de Rhythm Heaven, o todo lo contrario, dado lo diferente de su propuesta con respecto a los muchísimos juegos musicales que hay en el mercado hoy en día. Lo cierto es que resulta muy original y sorprendente, siendo una interpretación completamente diferente de lo que es el género, con un carisma también muy especial. Divertido, desenfadado, y con mucho ritmo, su sencillez jugable y su toque humorístico son sus cartas de presentación, más que suficiente como para hacerse un hueco en un mercado cada vez más competitivo y tan difícil en el campo de las consolas portátiles.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

The Ascent - Análisis
The Ascent - Análisis
Análisis
2021-07-30 13:01:00
Crítica al nuevo shooter con toques RPG para XSX/S, Xbox One y PC con un espectacular acabado artístico y varias cosas por pulir a nivel jugable.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Análisis
2021-07-29 14:19:00
Ya está aquí una nueva entrega de la saga espacial de aventuras al más puro estilo Metroid pero con ciertas permutas.
Chernobylite - Análisis
Chernobylite - Análisis
Análisis
2021-07-28 19:03:00
Analizamos la última aventura en el mundo de los videojuegos inspirada en la catástrofe de Chernóbil que en esta ocasión nos trae un título muy interesante con algunas cosas por pulir.
Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
Género/s: Musical / Ritmo
PEGI +3
Plataformas:
NDS

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
9
  • Fecha de lanzamiento: 29/5/2009
  • Desarrollo: Nintendo
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 39.95 €
  • Textos: Español
  • Voces: Español
COMUNIDAD
8.51

PUNTÚA
Rhythm Paradise para Nintendo DS

56 votos
Flecha subir