Análisis de New International Track & Field (NDS)

Atletismo a toda pastilla con el toque de humor que Konami ha inyectado al regreso de este clásico.
New International Track & Field
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
6
NOTA
5
DIVERSIÓN
4
JUGABILIDAD
5
Análisis de versión NDS.

Hubo un tiempo en el que los juegos podían basarse en pulsar un botón tan rápido como fuera posible, o en darle vueltas a una palanca como un poseso. Hoy en día ese tipo de cosas se asocian con "experimentos" como la saga Wario Ware, pero no hace tantos años era algo normal y nos acordábamos de grandes rompemuñecas y machacapulgares como Track & Field, la recreativa de Konami que tuvo infinidad de adaptaciones a sistemas domésticos.

Ahora, con Nintendo DS, y con el fervor olímpico cada vez más cerca, nos encontramos con New International Track & Field, una revisión de ese título clásico que parte de una misma base jugable, y, por tanto, la cuestión es si eso será suficiente para los tiempos que corren. Y es que este videojuego, que viene a celebrar el vigésimo quinto aniversario del nacimiento del título original, aporta un aspecto muy remozado, un control centrado en la pantalla táctil, y la misma simpleza conceptual que en su momento.

PUBLICIDAD

Pero esto se traduce en que el juego, en realidad, se ha convertido en una serie de minijuegos táctiles donde machacar la pantalla moviendo el stylus a toda pastilla en demasiadas ocasiones, pues muchos de los minijuegos asociados a cada práctica atlética son esencialmente idénticos y, cuando cambia un poco, tampoco no tiene mucho sentido: si en una prueba para correr hay que mover el stylus de lado a lado, ¿por qué arbitrariamente en otra hay que hacer círculos? Y puesto que la consola anda bastante bien nutrida de recopilatorios de minijuegos, si estos no aportan nada especialmente relevante está claro que van a tener difícil hacerse un hueco en el catálogo.

Esta revisión de Track & Field sufre, precisamente, ese problema, que se ve potenciado por el mantenimiento de un concepto de juego que impone la repetición mecánica a toda velocidad sobre la habilidad. No es que mover la muñeca a toda velocidad sea una habilidad despreciable, sobre todo para muchos quinceañeros, pero no acaba de resultar realmente divertida para el público actual. En la inocencia de hace más de dos décadas, la cosa podía funcionar, pero hoy en día la verdad es que sabe a poco (y eso es decirlo con suavidad), y su paso a machacar la pantalla táctil en vez de machacar un botón no aporta, en realidad, nada.

Es más, nos atreveríamos a decir que las novedades derivadas de esto juegan, incluso, contra el dinamismo de las pruebas, aunque la verdad es que hay suficientes prácticas atléticas como para no desealentarnos. En esta ocasión se nos presentarán 24 pruebas, entre las que encontramos las típicas de 110m, salto de longitud o triple salto y otras menos habituales como remo o ciclismo. A estas pruebas podremos enfrentarnos de manera individual para mejorar nuestras puntuaciones o a través del modo carrera, donde se agruparan varias pruebas en distintos torneos, cada uno de ellos con tres niveles de dificultad y con una "nota de corte" que habrá que superar para poder pasar a la siguiente prueba de la serie.

Aunque más de veinte pruebas puede parecer mucho, no tardaremos en darnos cuenta de que en realidad no hay mucha variación en la jugabilidad hagamos lo que hagamos, y eso le hace perder frescura a raudales. Las pruebas, aunque cortas, tampoco acaban de resultar intensas precisamente porque son muy mecánicas y se pierde toda la sensación en cuanto las hemos superado un par de veces, confiándose el título casi por completo a nuestra ambición por batir nuestros propios registros.

De esta manera, buena parte de los valores del juego surgen a través de su valor como recuperación del clásico y es evidente que son conscientes de ello. El juego aporta una enorme cantidad de contenidos desbloqueables que harán las delicias de los aficionados, con alguna que otra sorpresa muy especial entre la cohorte de personajes del universo Konami que podrán participar como atletas. poco a poco, según progresamos en el juego, se nos recompensa con puntos que nos darán acceso a vestimentas y, también, se irá ampliando la plantilla de personajes con tipos como Simon Belmont (Castlevania), Sparkster (Rocket Knight Adventures), Cabeza Pirámide (Silent Hill) o Solid Snake (Metal Gear), por poner sólo unos ejemplos. La verdad es que la plantilla acaba siendo muy amplia, y consigue un buen balance entre estos personajes especiales y los atletas "normales". Y lo entrecomillamos porque el diseño de personajes se ve caracterizado muy especialmente por el estilo super-deformed: personajes cabezones, movimientos torpes, y, en definitiva, unos diseños centrados en ofrecer un tono desenfadado y amable.

Toda esa atmósfera festiva va cubriendo todo el título, y consigue una ambientación muy positiva que le da un toque alegre que nos gusta bastante y, la verdad, le sienta más que bien. Su plasmación en pantalla es buena en el caso de los personajes dentro de la partida, modelados en tres dimensiones, pero destaca especialmente en el terreno de las ilustraciones, donde el juego luce todo su buen gusto en el diseño estético. Pero no todo es bueno, pues los escenarios son muy simples, casi vacíos, inmóviles, y, en general, irrelevantes. Es en ese momento cuando vemos que se podría haber puesto, quizás, un poco más de esfuerzo en los escenarios, ya que la verdad es que los personajes están lo suficientemente bien construidos para las dimensiones de la pantalla. La música, por su parte, retoma algunos temas musicales interesantes, como la versión de Carros de fuego (sí, la de Vangelis), pero en general no se deja sentir por exceso ni por defecto, algo así como los efectos ambientales, que apenas emulan el rumor del público jaleando a los atletas. Suficientes, sí, pero poco más.

El juego en línea nos dará un código de 16 caracteres que podremos introducir en la página web del título, desde donde podremos comprobar récords, estadísticas, y participar en diversos contenidos en línea para desbloquear, así, nuevos contenidos en el juego. Conectados a la Conexión Wi-Fi de Nintendo lo que podremos hacer es acceder a tablas de puntuaciones de las diferentes pruebas, pero no estrictamente a un juego en línea competitivo. Esto se debe a que, de hecho, el multijugador, se limita a la red local, ya sea con una única copia del juego o bien con una tarjeta de juego por consola.

Conclusiones
El regreso de los clásicos, la época de los revivals en la que de repente reaparecen sin saber muy bien cómo ni por qué series de televisión ochenteras, o jubilados metidos a aventureros, o vaya usted a saber qué terrible esperpento de la época de las hombreras exageradas, nos permite recuperar con este juego los planteamientos de Track & Field, pero la fórmula no acaba de funcionar. Sigue basándose en machacar los botones (o la pantalla táctil, según) a toda pastilla, y en alguna que otra ocasión (aunque no muchas) tener un poco de precisión, lo que es una fórmula que a día de hoy resulta caduca al no tener la frescura de otros recopilatorios de minijuegos con mucha más libertad creativa.

Y es que, después de todo, New International Track & Field no resulta fresco, y apenas será interesante en realidad para quienes no sean auténticos seguidores acérrimos de Konami y esperen divertirse con las representaciones cabezonas de algunos de los personajes más carismáticos (o no) de la compañía japonesa. No es que este juego falle realmente en elementos concretos, es más bien que el concepto no acaba de funcionar bien hoy en día, y aunque tiene muchos desbloqueables e importantes incentivos para la rejugabilidad, la consola portátil de Nintendo tiene un buen surtido de juegos que proponen esencialmente lo mismo (minijuegos táctiles) pero mejor y más variado.

Por tanto, lo que lo diferencia, el valor de marca, es poco más que el humor, el diseño de personajes, la temática divertida y los invitados de Konami, pero ya será decisión de cada uno decidir si eso es suficiente o si es mejor optar por un título netamente superior en sus valores jugables y que, además, sí resulte divertido.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

FIFA 22 - Análisis
FIFA 22 - Análisis
Análisis
2021-09-27 09:04:00
Analizamos FIFA 22, una nueva entrega del simulador de fútbol que añade animaciones y nuevos sistemas para los títulos del futuro que, por ahora, tienen poco impacto jugable.
Townscaper - Análisis
Townscaper - Análisis
Análisis
2021-09-24 12:43:00
Townscaper es un juego-juguete que nos permite construir ciudades en miniatura en mitad del océano. Una experiencia sencilla, vistosa y gratificante sin más límites que los de nuestra imaginación.
Death Stranding Director's Cut - Análisis
Death Stranding Director's Cut - Análisis
Análisis
2021-09-23 14:00:00
La remasterización para PS5 mejora visualmente un título que ya se veía de escándalo y añade algunos extras sin mucha enjundia.
Sable - Análisis
Sable - Análisis
Análisis
2021-09-23 09:32:00
Una aventura minimalista en lo jugable con un amplio mapa para explorar y una historia que construir a nuestro ritmo.
Golf Club: Wasteland - Análisis
Golf Club: Wasteland - Análisis
Análisis
2021-09-22 10:06:00
Golf Club: Wasteland le da la vuelta a la disonancia ludonarrativa y nos introduce en un mundo devastado a través de relatos y canciones mientras jugamos al golf en las ruinas de la humanidad.
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Análisis
2021-09-21 07:05:00
Ember Lab se estrena en la industria del videojuego con una preciosa y cautivadora aventura que no os querréis perder.
Género/s: Deportes / Multideporte
PEGI +7
Plataformas:
NDS

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
5
  • Fecha de lanzamiento: 12/6/2008
  • Desarrollo: Sumo Digital
  • Producción: Konami
  • Distribución: Konami
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Tarjeta
  • Textos: Español
  • Opción 60Hz: No
  • Online: Sí
COMUNIDAD
5.52

PUNTÚA
New International Track & Field para Nintendo DS

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir