Análisis de Lunar Knights (NDS)

En un mundo dominado completamente por los vampiros dos jóvenes guerreros demostrarán su valía en este notable juego de rol y acción.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
8.5
NOTA
8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión NDS.

El estudio liderado por Hideo Kojima, creador de títulos como la serie Metal Gear Solid, lanzaba a mediados de 2004 Boktai en Game Boy Advance, un novedoso juego de acción y rol ambientado en un mundo dominado por las fuerzas de la oscuridad en el que se incluía, como característica más original, un sensor de luz necesario para captar los rayos solares en el transcurso de cada partida, y de este modo lograr recargar nuestras armas energéticas en el juego. Por tanto, resultaba prácticamente imprescindible disfrutar del juego en lugares en los que incidiera el sol, restándole este hecho cierto grado de diversión al juego ya que, contrariamente a lo que entendemos hoy en día por una portátil (jugar donde queramos cuando podamos), Boktai nos obligaba a jugar en lugares determinados a horas concretas del día. Si no lo hacíamos así, con el sol recargando nuestras armas constantemente, nuestra munición en la partida resultaba tan limitada que nuestro estilo de juego variaba radicalmente, pasando a convertirse entonces en un título de infiltración.

Este hecho, que como decimos fue una de las características más novedosas e interesantes de esta trilogía de juegos de acción y rol, fue también uno de los elementos más criticados en la saga, lo que ha impulsado a Kojima Productions a variar ligeramente el concepto de juego en la serie, prescindiendo del sensor de luz, pero manteniendo al astro rey, y en esta ocasión también a la luna, como las fuentes de energía principales a la hora de recargar nuestro potencial de fuego en Lunar Knights.

PUBLICIDAD
La guerra contra los vampiros
La humanidad ya no está a salvo. Los vampiros se han hecho con el control del planeta y han esclavizado a prácticamente todo el mundo. Además, para protegerse del letal astro rey, que desde siempre ha sido su principal punto débil, han levantado un enorme "cielo artificial" llamado ParaSol con el que han sumido en la más completa oscuridad a toda la humanidad, dejando a los supervivientes a la merced de las fuerzas del mal. Sin embargo, dos jóvenes guerreros, cada uno empujado por unas motivaciones bien distintas, plantarán cara a este enemigo común en este notable juego de acción y rol, deudor de la mecánica de juego de la trilogía Boktai, pero poniendo fin a uno de los elementos más criticados del original: el sensor de luz.

Con dos protagonistas totalmente opuestos en sus estilos de combate, en esta creación de Kojima Productions, como decimos, nos encontraremos con un juego de acción y rol de vista isométrica en el que deberemos recorrer una gran variedad de mazmorras repletas de enemigos a los que tendremos que abatir aprovechando las habilidades de ambos héroes, primero por separado, y luego combinándolos con un sencillo interfaz de usuario que nos permitirá intercambiarlos pulsando un único botón. Cada uno de estos héroes, Lucian y Aaron, mostrarán estilos de combate totalmente opuestos entre sí no ya sólo por la procedencia de su fuerza, la luna y el sol respectivamente, sino también por las armas que empuñarán: en el caso de Lucian un enorme espadón, mientras que Aaron empleará todo tipo de armas de fuego.

Como explicábamos, en Lunar Knights deberemos ir recorriendo una gran variedad de mazmorras repartidas por la región que se nos presenta en el juego, a las que accederemos marcando sobre la pantalla táctil el lugar al que deseamos ir, lo que elimina el notable elemento de exploración que se encontraba en la saga Boktai, ya que en ésta sí había una gran región por explorar libremente. De este modo, ahora nosotros únicamente deberemos preocuparnos de adentrarnos en cada una de las mazmorras que compondrán la trama principal en el juego, y en su interior, acabar con el mayor número posible de enemigos hasta dar con el jefe de final de fase. En un principio, como decíamos, recorreremos estas zonas en solitario, lo que nos servirá para hacernos con el sencillo control que los desarrolladores han implementado en el juego, volviendo a dotar de un gran protagonismo a los efectos meteorológicos pese a que, como decíamos, el sensor de luz no ha sido incluido en esta ocasión.

Como en Boktai, nuestros protagonistas obtendrán energía/munición directamente del sol y la luna, lo que significa que si jugamos a plena luz del día (en el juego) Aaron recargará su munición automáticamente, mientras que si lo hacemos por la noche será Lucian quien obtendrá mayores ventajas. Esto, claro está, siempre que nos encontremos en escenarios al aire libre ya que si estamos en entornos cerrados (cuevas, mansiones, etc.) deberemos encontrar ventanas o huecos por los que se infiltre la luz y, en ese lugar, indicar a nuestro protagonista que recargue la energía. Además, en el transcurso de nuestra aventura nos encontraremos con una gran cantidad de objetos que nos permitirán recargar la energía, o sanar nuestras heridas; así como también habrá unos pequeños seres destinados a realizar esta misma función (actúan como las hadas en la serie The Legend of Zelda). Sin embargo, deberemos tener en cuenta los ciclos del sol y la luna, ya que habrá momentos en los que la energía que obtengamos será enorme (cuando alguno de los astros se encuentre en su punto álgido), mientras que en otros momentos, sobre todo en las fases crepusculares, costará más recargar la energía. Esto, además, sin tener en cuenta los efectos meteorológicos como la lluvia y demás que impedirán que recibamos correctamente la energía, lo que sin duda mejora considerablemente la experiencia de juego con respecto a la trilogía Boktai (ya no resulta necesario el tener que jugar siempre bajo la luz del sol real).

En este sentido, destaca el intuitivo interfaz desarrollado por Kojima Productions ya que toda la acción se nos mostrará en la pantalla inferior de la portátil, mientras que la superior queda reservada para mostrar el citado estado del tiempo, con un claro marcador de la hora del día en la que nos encontramos, lo que nos servirá para hacernos una idea de en qué momento conviene utilizar más a un personaje que a otro. Y es que aunque Lucian no emplee armas de fuego que requieran munición como las armas de Aaron, sí hará uso de poderes mágicos para dotar a su espada nuevas posibilidades de ataque (golpes con magias elementales como el fuego, agua, etc.), lo que nos obliga también a estar constantemente regenerando su poder para no quedarnos sin alternativas de ataque frente a los enemigos. Por tanto, la inclusión de estos dos personajes dota al juego de un elevado componente estratégico, ya que deberemos estar intercambiándolos constantemente para sortear los diversos obstáculos que se nos irán planteando en el desarrollo de cada mazmorra. Además, dependiendo del tipo de enemigo con el que nos encontremos, funcionarán mejor unas estrategias que otras, por lo que habrá momentos en los que necesitemos de las habilidades de combate a distancia de Aaron, y otros en los que Lucian, con la espada y el escudo (que Aaron también podrá usar), nos ofrecerá mayores ventajas.

Ambos protagonistas, además, contarán con las habilidades especiales que los terrenales, unas criaturas elementales, les ofrecerán en el transcurso de la partida, siendo uno de nuestros principales objetivos en el juego el hacernos con estos seres. En este caso, a diferencia de lo visto en la serie Boktai, como el sol ha sido neutralizado por el mentado ParaSol, tras vencer al vampiro de una región deberemos coger su ataúd y, montados sobre un impresionante robot espacial, dirigirnos a una estación en la órbita terrestre para purificar allí su alma y liberar de este modo al terrenal preso. Será en estos momentos cuando disfrutemos de las fases de acción a bordo de la citada nave/robot, teniendo que usar el stylus para marcar sobre la pantalla táctil los objetivos a los que disparar, mientras nos movemos por el entorno manteniendo el stylus sobre la nave mientras realizamos ligeros movimientos para esquivar los disparos enemigos, o los posibles obstáculos que puedan surgir. Sin embargo, pese a que también en estas fases habrá enemigos más poderosos a modo de jefes de final de fase, no destacarán precisamente por su variedad ni divertimento, por lo que pese a ser en principio un añadido destinado a dotar de algo más de variedad al desarrollo de la acción, a las pocas horas ya estaremos aburridos de estas fases a bordo de la nave.

Tanto en estas fases como en las normales en el interior de las mazmorras, los dos protagonistas de la acción podrán hacer uso de los diversos terrenales que liberaremos en el transcurso de la partida en cualquier momento, destacando también en este punto el sencillo interfaz de usuario que los desarrolladores han implementado. Y es que en cualquier momento de la acción, pulsando el botón lateral izquierdo de Nintendo DS, la acción quedará pausada mostrándosenos en la pantalla superior de la portátil una especie de inventario con los terrenales liberados a la izquierda, y las armas en la parte derecha. Nosotros simplemente tendremos que seleccionar el elemental que deseemos, y el arma en cuestión, para que inmediatamente nuestros héroes reciban las bonificaciones derivadas de estas decisiones.

Así, por ejemplo, con un terrenal afín al fuego podremos dañar con mayor efectividad a los enemigos contrarios a ese elemento, recibiendo poco a poco una especie de bonificación que, llegado el momento (cuando la barra que se nos presentará en la pantalla superior se llene completamente), nos permitirá fusionarnos con el terrenal en cuestión y así obtener, temporalmente, una potencia de ataque notablemente superior. Sin embargo, como decíamos, siempre tendremos que tener en cuenta el consumo energético, y la hora del día en la que nos encontramos, para así evitar quedarnos sin energía con alguno de los dos protagonistas de la acción, lo que puede resultar crítico.

A todo esto debemos sumar también los elementos del género rol que estarán presentes en Lunar Knights, ya que conforme vayamos eliminando a los enemigos que nos salgan al paso nuestros héroes irán mejorando su nivel, pudiendo distribuir los puntos de habilidad que se nos ofrecen en diversos atributos (fuerza, salud y energía). También, en el transcurso de nuestros viajes encontraremos una gran variedad de objetos que nos permitirán sanar nuestras heridas o restablecer nuestro potencial energético, así como también habrá accesorios y equipamiento que nos permitirán mejorar nuestras estadísticas. Sin embargo, en este punto resulta inexplicable el reducido tamaño del inventario, ya que al poco de entrar en una mazmorra tendremos todos los huecos cubiertos con los objetos citados con anterioridad, lo que a la larga resulta realmente molesto. En estos casos podremos dirigirnos a las ciudades mediante el sistema de selección de escenarios comentado con anterioridad, para entrar automáticamente en la parroquia en la que se encontrarán humanos dispuestos a contarnos historias acerca de los vampiros, y los siempre queridos comerciantes que no dudarán en comprar los objetos que no necesitemos en nuestro viaje.

Con todo esto, recorreremos una gran variedad de mazmorras en las que no solamente tendremos que combatir contra decenas de enemigos, sino que también deberemos solucionar una serie de acertijos, no demasiado complejos, pero que sí nos mantendrán pegados a la portátil de doble pantalla de Nintendo durante bastantes horas. En estos casos, el clima volverá a jugar una importancia primordial en el desarrollo de los niveles, ya que la lluvia, por ejemplo, puede cubrir abrir o cerrar nuevos pasajes, así como las tormentas y el viento jugarán un papel similar. En estas circunstancias, no siempre dependeremos de las variables meteorológicas, sino que nosotros podremos hacer uso de nuestras habilidades para, en determinados lugares, variar el tiempo y así lograr abrirnos paso por las mazmorras. Aún así, a la larga algunos usuarios pueden sentirse algo decepcionados ya que básicamente Lunar Knights se reduce a esto mismo, a avanzar por una serie de mazmorras eliminando a una gran variedad de enemigos, disfrutando en ocasiones de algún que otro puzle bien pensado, aunque en general, el resto serán bastante prototípicos.

En cuanto al apartado técnico, esta nueva creación de Kojima Productions presentará un notable acabado gráfico muy cercano al de una película de animación japonesa, con unos personajes bien estilizados y modelados que recorrerán unos entornos muy coloristas, con unos trazos claros en sus formas, y de una amplitud considerable. Sin embargo, su estructura a la larga resultará excesivamente repetitiva, ya que en la mayoría de ocasiones nos encontraremos con salas idénticas en sus formas, aunque con distintos elementos decorativos en su interior, en las que básicamente siempre estaremos realizando el mismo tipo de tareas. Y aunque la cantidad de enemigos resultará digna de mención, ya que nos atacarán en oleadas, esta sensación de estar viviendo una y otra vez las mismas situaciones no desaparecerá en prácticamente ningún momento. Además, el hecho de fragmentar toda la región del juego en diversas mazmorras a las que accederemos de forma directa, resta cierto atractivo, no sólo visual sino también jugable, a Lunar Knights.

En lo referente a los diseños, el juego destacará por presentar una gran variedad de personajes, todos bien caracterizados, con un diseño como decíamos muy cercano al de la animación japonesa. Los enemigos también mostrarán un gran acabado, aunque sin duda destacarán sobre todo los vampiros que nos esperarán al final de cada mazmorra, ya que emplearán todo tipo de ingenios mecánicos que nos sorprenderán no sólo por su aspecto, sino también por sus rutinas de ataque, lo que en más de una ocasión nos obligará a emplear a fondo las habilidades de ambos protagonistas. Por último, tampoco podemos olvidar las secuencias de animación que el Studio 4º, uno de los equipos que trabajó en Animatrix, han elaborado para presentar la notable historia que se nos narrará en Lunar Knights. También destaca el apartado sonoro ya que las melodías que nos acompañarán a lo largo de la aventura presentarán una elevada factura técnica, con piezas muy moviditas para los momentos de acción, y otras más relajadas o misteriosas para los momentos de exploración.

En definitiva, Lunar Knights se trata de un notable juego de acción y rol que sin duda agradará a los aficionados a la serie Boktai, pero que no está exento de errores; sobre todo en lo referido a los controles y el diseño de las mazmorras. En el primero de los casos, los combates resultarán algo toscos y complicados debido, en el caso de Lucian, a lo difícil que puede llegar a ser golpear con la espada y luego esquivar o protegerse de los golpes que los enemigos intentarán propinarnos. En cuanto a Aaron, tendremos la posibilidad de fijar a los enemigos con el botón lateral derecho, pero en más de una ocasión nuestro protagonista se dedicará a fijar a los enemigos más lejanos o menos peligrosos, dejándonos vendidos en más ocasiones de las deseadas. Aún así, como los combates tampoco destacarán por su complejidad, estos errores quedarán relegados a un segundo plano.

También, pese a que la historia que se nos narrará tendrá una gran calidad (con los textos traducidos a nuestro idioma, aunque con ciertos fallos de traducción), la estructura de las mazmorras puede lograr que los usuarios menos dados a explorar constantemente niveles de apariencia similar, se sientan algo decepcionados con esta creación de Kojima Productions. Sin embargo, aún con todo esto, Lunar Knights resulta ser uno de los títulos más interesantes en el catálogo de Nintendo DS en estos primeros meses del año, muy recomendable para los aficionados que disfrutaron de la trilogía Boktai, y un buen punto de partida para los usuarios dispuestos a disfrutar de un original juego de acción y rol de vista isométrica.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Mario Party Superstars - Análisis
Mario Party Superstars - Análisis
Análisis
2021-10-28 16:35:29
Mario vuelve a organizar una nueva y divertida fiesta para homenajear los más de 20 años de historia de la saga.
Project Zero: Maiden of Black Water - Análisis
Project Zero: Maiden of Black Water - Análisis
Análisis
2021-10-28 00:00:00
El juego de terror de Wii U regresa con gráficos remasterizados y, de manera inesperada, a múltiples plataformas.
Happy Game - Análisis
Happy Game - Análisis
Análisis
2021-10-27 16:16:00
El diseñador de Chuchel vuelve con Happy Game, un perturbador videojuego que no tiene nada de feliz y nos lleva a explorar tres pesadillas en escenarios surrealistas plagados de personajes grotescos.
Iron Harvest - Análisis
Iron Harvest - Análisis
Análisis
2021-10-27 10:59:00
El interesante juego de estrategia en tiempo real se adapta a pad y lleva el mundo de 1920+ con sus expansiones a consolas.
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Género/s: Action-RPG
PEGI +12
Plataformas:
NDS

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 29/3/2007
  • Desarrollo: Kojima Productions
  • Producción: Konami
  • Distribución: Konami
  • Precio: 39,95
  • Jugadores: 1
  • Formato: Tarjeta de juego
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
8.16

PUNTÚA
Lunar Knights para Nintendo DS

24 votos
Flecha subir