Análisis de Izuna: Legend of the Unemployed Ninja (NDS)

Llega a nuestras portátiles Izuna: Legend of the Unemployed Ninja, un juego de rol con mazmorras a la vieja usanza.
Izuna: Legend of the Unemployed Ninja
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
6.5
NOTA
7
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión NDS.

Por todo aficionado a los videojuegos es conocido el hecho de que la cultura oriental impregna muchos de los títulos que pasan por las manos de cualquier jugador de hoy en día. Las influencias orientales, sobretodo niponas, se dejan notar continuamente, y no sólo en el mercado electrónico: la vemos en televisión, en el cine, en los tebeos… incluso en moda y accesorios. La integración en nuestra cultura de los elementos más accesibles de la cultura japonesa ya no extraña a nadie. Por eso, el hecho de que salga al mercado un juego cuyo protagonista sea un guerrero ninja, ya no extraña a nadie. Tampoco sorprende que el ambiente, el diseño de los escenarios y personajes, y la banda sonora del mismo tengan un acentuado carácter oriental.

Ahora, que quien protagonice el título sea, contra todo pronóstico, una kunoichi, o mujer ninja, ya no es tan usual. Si además, el juego en sí sigue unos patrones que corresponden más a un juego de hace diez o quince años que a lo que estamos acostumbrados a ver hoy en día, tanto a nivel técnico como en lo que respecta a la puesta en escena y al guión del título, sorprende con más razón. Así, nos encontramos con un juego de rol con matices muy "retro", con mazmorras, trampas, una dificultad inigualable y centenares de enemigos a los que enfrentarnos: un reto para cualquier buen jugador de la vieja escuela que se jacte de serlo.

PUBLICIDAD

La vieja escuela de los juegos de rol.
La historia del juego comienza con un breve preludio a la acción, en el que se nos explica que, en el momento en el que suceden los hechos del juego, dioses y humanos viven una etapa de paz y prosperidad que hace que luchadores y guerreros caigan, prácticamente, en el olvido. Así, Izuna y sus tres compañeros de aventuras - su viejo maestro, un ninja y otra kunoichi - llegan a una pequeña villa perdida en medio de las montañas, en la cual pretenden instalarse buscando paz y tranquilidad, ya que, como el título del juego sugiere, están sin trabajo.

Pero pronto llegarán los problemas. Izuna, que es una joven adolescente de dieciséis años, impulsiva y, por lo que parece, que no se piensa dos veces las cosas antes de hacerlas, roba una joya sagrada de un pedestal en la parte alta del pueblo, ofendiendo a los dioses protectores del mismo. Éstos, molestos por el atrevimiento de la joven, maldicen a todo aquél que está en la villa, exceptuando a Izuna, cambiándoles el carácter y enfermándolos, incluyendo al viejo maestro de la joven ninja y a sus dos compañeros. Después de consultar con varias personas del pueblo, Izuna decide ir al encuentro de los ocho dioses protectores y enfrentarse a todos ellos, para que devuelvan a todo el mundo a su estado normal y vuelvan a dejar las cosas como estaban.

Y el argumento no se desarrollará mucho más. La falta de profundidad de la historia es evidente, pero en este juego (al contrario que en otros títulos del género de rol que hayamos visto últimamente) la historia que nos cuentan no es lo más importante - cosa que es de agradecer, dado que los textos están en perfecto inglés, aunque no necesitaremos de un nivel elevado de este idioma para poder seguir la aventura. El hilo argumental es una excusa para enfrentarnos a ocho mazmorras, de entre cinco y cincuenta niveles cada una, en las cuales nos enfrentaremos, aparte de a un sinfín de enemigos, a los correspondientes ocho dioses. Y todo ello en un juego que, tanto gráficamente como en su banda sonora, perfectamente podría haberse programado para la veterana Game Boy Advance, con una semejanza evidente con los títulos de rol que surgieran en su tiempo para las consolas de 16 bits.

La puesta en escena es la de un juego de rol con perspectiva desde arriba. Todo el aspecto gráfico destila esencia tradicional nipona: los trajes de los personajes, los diseños de los edificios… No serán gráficos espectaculares, como hemos dicho, y la verdad es que la Nintendo DS podría haber ofrecido mucho más de lo que los desarrolladores de Izuna han querido dar, pero la verdad es que ese aire "retro" del juego es parte de la gracia del mismo. Está claro que es una opción que los desarrolladores han tomado, pues todo el apartado técnico del juego tiene esa cualidad. No sólo es que los gráficos del juego nos recuerden a las aventuras que vimos por allá por la época de las consolas de 16 bits: la música también nos recordará a dicha época. Con una banda sonora llena de matices orientales, sin ninguna pretensión pero que cumple perfectamente su cometido, tenemos un cóctel maravilloso preparado para los nostálgicos deseosos de recuperar antiguas experiencias. Además, las voces en japonés de los personajes son un elemento curioso que ayuda a remarcar el carácter eminentemente nipón del conjunto.

El juego está dividido, como ya hemos dicho, en ocho mazmorras, cada una con un número variable de niveles, los cuales se generarán de forma absolutamente aleatoria. También los objetos, los enemigos y la salida de cada nivel serán creados aleatoriamente. En la pantalla superior de la consola veremos el mapa del nivel, que irá desvelándose a medida que lo vayamos recorriendo. Eso sí, los enemigos saldrán de la nada, con lo que muchas veces nos toparemos con enemigos que, en un principio, no estaban en las proximidades, y tampoco podremos detectar las trampas que pueblan cada uno de los niveles (y las cuales, por supuesto, se crean al azar). Es decir, la suerte juega un papel muy importante en la consecución del nuestro éxito o fracaso en cada una de las mazmorras.

Además, el sistema de guardado nos complica un poco más las cosas: sólo podremos guardar al principio y al final de cada mazmorra, una vez hayamos derrotado al jefe final de la misma. Si por desgracia perdemos la vida en cualquiera de los niveles que componen las mismas (cosa que nos sucederá muchas, muchas veces), volveremos al pueblo sin ningún objeto de los que hubiéramos recogido hasta el momento, y sin un céntimo en el bolsillo. Y deberemos volver a empezar la mazmorra de nuevo. Además, no podremos estar seguros de que volvamos a recoger los mismos objetos que hubiéramos encontrado, ya que, como hemos repetido en diversas ocasiones, éstos se generan de manera absolutamente aleatoria en cada nivel.

Pero contaremos con alguna que otra ayuda: una vez hayamos superado la primera mazmorra del juego, podremos guardar nuestro dinero y nuestros objetos en el almacén del pueblo, sin ningún coste y con la posibilidad de recuperarlos cuando queramos, cosa que nos ayudará un poco en nuestra empresa. Aún así, si recuperamos nuestros objetos del almacén y no superamos la mazmorra en cuestión, los perderemos irremediablemente. También contamos con varias tiendas en las que podemos comprar diferentes objetos, desde armas hasta bonificaciones de salud, así como un herrero que reparará nuestras armas, las cuales se dañarán con el uso, y la posada, donde podremos guardar (eso sí, una vez estemos fuera de las mazmorras) si queremos abandonar el juego, conservando nuestro progreso hasta el momento.

Contaremos con varias clases de objetos: armas, armaduras, armas arrojadizas, bonificaciones de salud y de magia, y talismanes, los cuales no son otra cosa que hechizos de todo tipo que nos facilitarán un poco la ardua tarea de superar las diferentes mazmorras. Estos talismanes podremos, además, utilizarlos de dos maneras: como hechizos puntuales, es decir, de un solo uso, con lo cual consumirán puntos de magia de nuestro personaje para crear un efecto determinado; o fundirlos con nuestro armamento, con lo que mejoraremos considerablemente el mismo. El problema de este último caso es que el armamento del que dispondremos dispone también de una capacidad de puntos de magia determinada, y ésta es muy limitada Si consumimos todos los puntos de magia de un arma fundiendo talismanes sobre ésta con un gasto de magia superior a la capacidad de la misma, veremos como el arma en cuestión se volatiliza al instante junto a todos los talismanes.

El sistema de movimiento y de combate en el juego es por turnos. Cada paso que demos, cada ataque o cada acción que realicemos con un objeto se considerará un turno, y los enemigos darán un paso o realizarán un ataque a su vez. Aún así, el movimiento y la acción del juego serán fluidos, ya que no dejaremos de movernos después de cada turno, esperando a que cada enemigo se mueva a su vez, sino que mientras nosotros nos movamos, los enemigos se moverán, y en el momento que nos paremos, ellos se pararán.

El hecho de que las trampas y los enemigos no puedan ser detectados más que cuando los tenemos peligrosamente cerca, hace que no podamos calcular una estrategia con demasiada previsión. Así, el desenlace de cada nivel llega a resultar imprevisible, porque tanto podremos superarlo sin demasiados sobresaltos, como podremos encadenar una serie de trampas y una horda de enemigos seguidos que nos lleven rápidamente de regreso al pueblo, cosa aún más fastidiosa en las mazmorras de mayor longitud (sobretodo cuando hemos sobrepasado el vigésimo nivel, al cual nos ha costado más de una hora llegar).

A pesar de la evidente dificultad del juego, y de que continuamente nos veremos repitiendo los mismo niveles una y otra vez, durante el transcurso del juego tendremos la sensación de que nuestro personaje irá evolucionando, ya que éste continuamente irá subiendo de nivel, lo que hará que su capacidad de magia y de salud aumente, así como la fuerza de sus ataques. Para recuperar salud, podremos caminar por las mazmorras o dejar pasar el turno pulsando los botones L y R a la vez, aunque esto último puede ser arriesgado, ya que podemos encontrarnos fácilmente rodeados de una patrulla de monstruos que se deshagan de nosotros antes de que podamos reaccionar en consecuencia, con lo que cualquier esfuerzo habrá sido en vano.

El título no cuenta con ninguna opción multijugador, y tampoco aprovecha ninguna de las funciones táctiles o de micrófono de la consola. Controlaremos al personaje con la cruceta, atacaremos con el botón A, correremos con el botón B y con X abriremos nuestro inventario. Es, como hemos dicho, un juego a la vieja usanza, y como tal, encontrará su público entre los jugadores nostálgicos amantes de los retos inexpugnables.

Conclusión.
Izuna es un juego muy digno, con un estilo marcadamente "retro" y una ambientación oriental que se complementan fantásticamente entre sí. No esperemos ver ninguna maravilla a nivel técnico, ni esperemos disfrutar de ninguna historia trascendente o relevante, porque no es esto lo que el título en cuestión busca ofrecer. Disfrutemos este juego por lo que es: un reto para los jugadores más experimentados, y un claro homenaje a los juegos de rol de antaño, que los jugadores amantes de lo "retro" y los aficionados más veteranos sabrán apreciar y, seguramente, disfrutar adecuadamente.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Lost Judgment - Análisis
Lost Judgment - Análisis
Análisis
2021-09-16 15:01:00
Yagami regresa con una apasionante aventura que nos habla con gran maestría sobre problemas muy reales y delicados al mismo tiempo que mejora en todo a su primera parte.
TOEM - Análisis
TOEM - Análisis
Análisis
2021-09-16 10:48:00
Cámara en mano nos aventuramos en este coqueto indie en el que ayudaremos a la comunidad a base de fotos. Una agradable propuesta que sorprende y relaja dándole más importancia al viaje que a la meta.
NBA 2K22 - Análisis
NBA 2K22 - Análisis
Análisis
2021-09-15 17:04:00
Analizamos el nuevo simulador de baloncesto de 2K Sports que pule su propuesta jugable en todos los sentidos, priorizando la defensa y probando cosas que no salen tan bien como esperaban.
Eastward - Análisis
Eastward - Análisis
Análisis
2021-09-14 16:02:00
Eastward es una una mezcla entre Mother y Zelda que nos lleva a descubrir un maravilloso, místico y precioso mundo al borde del colapso en una carismática aventura que puede presumir de tener alma.
Deathloop - Análisis
Deathloop - Análisis
Análisis
2021-09-13 14:07:54
Los creadores de Dishonored se pasan al FPS en un juego con un diseño de mundo y niveles fascinante donde debemos romper el bucle temporal en el que estamos atrapados.
Ultra Age - Análisis
Ultra Age - Análisis
Análisis
2021-09-11 16:53:00
Un pequeño equipo coreano presenta este hack’n slash, entretenido aunque demasiado conservador en su gameplay.
Género/s: JRPG / Rol
PEGI +16
Plataformas:
NDS

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
7
  • Fecha de lanzamiento: 28/9/2007
  • Desarrollo: Success
  • Producción: 505 Gamestreet
  • Distribución: Proein
  • Precio: 29.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Tarjeta de juego
  • Textos: Inglés
  • Voces: Japonés
  • Online: No
COMUNIDAD
7.5

PUNTÚA
Izuna: Legend of the Unemployed Ninja para Nintendo DS

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir