Análisis de Electroplankton (NDS)

Una experiencia artística audiovisual en la que tú te conviertes en el creador.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
9
NOTA
8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
7
Análisis de versión NDS.

Algunas de las propuestas que han llegado al mercado gracias a las peculiaridades de la consola portátil Nintendo DS se han desvelado como originales y sorprendentes, pero, también, dando lugar a toda una nueva gama de títulos que han sido denominados desde la compañía como "Touch Generations". Aunque el conjunto de títulos que conforman esa gama es un tanto ecléctico, algunos definen a la perfección cuál es el espíritu de estas nuevas formas de jugar, y de entre ellos, el que nos ocupa, Electroplankton, es el más singular de todos ellos.

PUBLICIDAD

Es ésta una producción de Toshi Iwai, un diseñador japonés popular por sus creaciones artísticas, de índole audiovisual. No es, eso sí, su primer videojuego, pues ya creó para Maxis SimTunes en 1996, juego que le proporcionó no poca popularidad, y otros juegos para Nintendo hace varios años.

Este artista se especializó en fusionar música e imagen y realizó para el Famicom Disk System su primer videojuego, Otocky. Posteriormente, para Super Famicom, creó Sound Fantasy, juego que nunca salió a la venta pues fue cancelado en un estado de desarrollo bastante avanzado, pero que se convirtió en el ya citado SimTunes.

Dedicado desde entonces a la producción artística, no fue hasta el año pasado cuando volvió a trabajar en un videojuego que es quizás el más singular de todos, una suerte de lienzo que se presenta al jugador para que interactúe con él mediante los mecanismos de entrada de datos específicos de la consola (pantalla táctil y micrófono). Y no hay más. El jugador no debe lograr objetivos, realizar combinaciones de botones, o reproducir secuencias musicales... no, tan sólo debe interactuar para componer música única e irrepetible (entre otras razones, porque no hay opción alguna para guardar nuestras creaciones, más allá de lo que cada usuario haga en su casa conectando la consola a través de la salida de auriculares con un equipo de música o similar). El objetivo de Electroplankton es, por tanto, disfrutar sin más motivo ni complicación, de la música que hagamos sonar.

Es por tanto bastante evidente que si bien estamos ante un título que no representa ser un software productivo o una utilidad (como, por ejemplo, un traductor o procesador de textos), sino software de entretenimiento, es bastante claro también que no es, en sentido estricto, un juego. Su planteamiento de objetivos (o, más bien, la ausencia de éste) lo aleja de la concepción de un juego; del mismo modo, prescinde de sistema de puntuación, de pautas a seguir, de enfrentamiento contra la máquina o contra uno mismo... es una propuesta meramente estética, a nivel visual y auditivo en la que el jugador deberá explorar las diferentes maneras de producir melodías que lanza Electroplankton.

Pero no nos confundamos. En el campo de la productividad a la que hacíamos referencia entrarían los programas de composición musical, pero este título no entra tampoco en esa categoría. Es, innegablemente, un juego musical, pero la experiencia que nos ofrece no tiene nada que ver con los programas habituales de creación musical que podemos encontrar para ordenadores personales. Es, más bien, una experiencia desenfadada y musical que basa buena parte de su retentiva en el original apartado visual, que cuenta con una personalidad muy fuerte y definida.

Nos encontraremos diez modos diferentes de crear música, en función del diferente plankton que tengamos en pantalla. En la mayoría de las ocasiones interactuaremos mediante la pantalla táctil, y en algunos momentos podremos usar también el micrófono, tanto para grabar pequeños cortes de voz (con los que luego jugar) como para influir sobre los pequeños bichejos que haya en pantalla (por ejemplo, al dar un tono y hacer que se coloquen en posiciones determinadas).

El primer plankton es Tracy, en el que varios especímenes de colores aparecen en pantalla. Al pinchar sobre ellos y mover el stylus les creamos, a cada uno, una trazada que producirá música al desplazarse por ella. En Hanenbow salen disparados unos renacuajos (o algo parecido) hacia una planta, y producen música al chocar contra las hojas. En Luminaria la pantalla está repleta de unas "flechas" en disposición de red que marcarán el camino de cuatro estrellas (cada una de un color y velocidad) que harán música al ser moverse por esa retícula. En Sun-Animalcule usaremos el stylus para dejar por la pantalla huevos de plankton de los que, según avance el tiempo y les estimulen las burbujas, irán creciendo soles o estrellas musicales. Con Lumiloop tendremos que hacer girar los círculos (ya sea en sentido de las agujas del reloj, o el contrario) para crear diferentes tonos sostenidos. Marine-Snow nos plantea, por su parte, alterar las posiciones de una suerte de copos de nieve marinos para crear música.

Con micrófono, Nanocarp nos invita a dar palmadas o silbar para dar tonos que modfiquen la posición del plankton en pantalla, y que luego suenen de manera diferente al pasar la corriente sobre ellos. Rec-Rec, que cuenta con peces como protagonistas, nos permite grabar nuestra voz y hacer que ésta se mezcle con beats musicales. Similar en cierto modo, aunque muy diferente en la práctica, es Volvoice, una suerte de esponja que graba nuestra voz y que podemos cambiar de forma y, con ésta, el efecto que aplica sobre nuestra voz. Beatnes propone varios seres serpentiformes que tienen almacenados cortes musicales (o sonidos) con los que podremos crear secuencias musicales.

Cada plankton tiene múltiples variantes para realizar diferentes interacciones. Y es que quizás éste sea el mejor modo de definir lo que es Electroplankton, simple y llana interacción artística, algo mucho más fácil de decir que hacer. Es un juego con una belleza visual innegable, y la musical no se queda a la zaga, aunque dependerá más de lo que hagamos. Sin posibilidades multijugador ni más contenido que esos diez planktons (aunque con dos modos de disfrutarlos, virtualmente idénticos, en el modo Performance y el modo Audience), el título no ofrece más ni menos, y aunque desde luego no ha sido un gran éxito de ventas ni en Japón ni en EE.UU. (donde se vende exclusivamente a través de la página web de la propia Nintendo), su distribución en nuestro continente avala el gran esfuerzo de la compañía por ofrecer un amplio catálogo a los poseedores de la consola.

Conclusiones
Es difícil calificar a Electroplankton, ya que pocas veces se da una propuesta como ésta en el sector del ocio electrónico. Estamos ante una herramienta de interactuación que busca que el jugador parta de unas bases dadas por Toshio Iwai para componer sus propias creaciones audivisuales, recreando en cierto modo algo que el propio Iwai ya hizo en una exposición (de hecho, Electroplankton se basa directamente en uno de sus últimos trabajos). Es por eso que encantará a ciertas personas, y echará atrás a la mayoría. Es un título destinado a un público muy específico que disfrutará con Electroplankton de manera regular u ocasional. Con todo, la mayoría de jugadores que sientan curiosidad por este título harían bien probándolo antes de adquirirlo, ya que dadas sus peculiaridades podría no satisfacerles al ser un producto tan singular.

Últimos análisis

SCHiM - Análisis
SCHiM - Análisis
Análisis
2024-07-15 10:12:00
Este precioso juego de plataformas y puzles nos ha enamorado con su concepto y su apartado visual, pero también nos ha dejado fríos con su falta de ideas.
Fading Afternoon - Análisis
Fading Afternoon - Análisis
Análisis
2024-07-09 10:43:00
El último juego del creador de The Friends of Ringo Ishikawa es una excelente mirada melancólica a la cruda y violenta vida de un yakuza en la Japón de los años 80.
Viking Survivors - Análisis
Viking Survivors - Análisis
Análisis
2024-07-06 10:27:00
La falsificación es una combinación fascinante entre arte y ciencia.
Fireside - Análisis
Fireside - Análisis
Análisis
2024-07-02 10:43:00
Intercambiar objetos, hacer trueques y lo más importante: ayudar al prójimo. Esa es la idea de Fireside que llega para satisfacer a los amantes de experiencias narrativas más plácidas y tranquilas.
Die by the Blade - Análisis
Die by the Blade - Análisis
Análisis
2024-06-30 10:57:00
Con un presupuesto muy modesto, Die by the Blade se inspira en el mítico Bushido Blade y sus armas letales en este juego de lucha 3D.
Super Monkey Ball Banana Rumble - Análisis
Super Monkey Ball Banana Rumble - Análisis
Análisis
2024-06-27 10:04:00
Super Monkey Ball regresa con una divertida entrega que tiene algo para todos: veteranos, novatos, jugadores en solitario y adictos al multijugador.
PEGI +3
Plataformas:
NDS

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 7/7/2006
  • Desarrollo: Nintendo
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Tarjeta de juego
  • Textos: Español
  • Voces: No tiene
  • Opción 60Hz: No
  • Online: No
COMUNIDAD
6.59

Electroplankton para Nintendo DS

31 votos
Flecha subir