Análisis de Dinosaur King (NDS)

Conviértete en todo un rey de los dinosaurios y lucha contra el malo de turno junto a tus prehistóricos compañeros de aventuras.
Dinosaur King
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6.5
SONIDO
6.5
NOTA
7.2
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión NDS.

Dinosaur King es uno de esos productos que uno no sabe bien cómo clasificar. No sólo está basado en un popular anime, de éxito en Japón y Estados Unidos y próximamente en nuestras televisiones gracias al canal de televisión Jetix, sino que, además, el anime de marras está basado a su vez en un juego de cartas de la misma compañía Sega (la que firma el título que nos ocupa en este análisis). Un juego de cartas en el que, por cierto, el jugador interactuaba con una recreativa en la que debíamos luchar con dinosaurios superpoderosos para derrotar al malvado grupo Alpha Gang.

En este caso, todos estos precedentes se han reunido y han cuajado en un juego de rol que, contra todo pronóstico (y pese a la impresión inicial), no está nada mal. No os dejéis amedrentar ni por la carátula del juego, ni por el título que da nombre al mismo. Dinosaur King, pese a no llevarse la palma dentro del género de rol en el catálogo de la portátil de Nintendo, es un juego notable, lleno de opciones (y muchas sorpresas) y que nos hará pasar, sin duda, muy buen rato en compañía de unos seres ya extintos, pero no por ello faltos de interés…

Los dinosaurios atacan de nuevo…

La verdad es que todo material relacionado con el fenómeno de los dinosaurios (o dino-manía) es, casi seguro, susceptible de convertirse en todo un éxito de público y ventas. Ya pasó con Jurassic Park, la genial novela de Michael Crichton, y todo lo que la rodeó en su tiempo: películas, merchandising vario y, por supuesto, videojuegos. Pero, fuera de este producto, el desarrollo de diferentes propuestas basadas en seres enormes y prehistóricos parece ser constante a lo largo de la historia de la industria del entretenimiento. En el caso de los videojuegos, encontramos ejemplos en títulos como Cadillacs and Dinosaurs, clásica recreativa de "yo contra el barrio" en la que debíamos de enfrentarnos a la mafia y a… dinosaurios, como no; Joe & Mac: Caveman Ninja, otra recreativa, en la que manejábamos a dos simpáticos cavernícolas en su lucha contra una horda de seres antiguos; o, un poco más cercano al día de hoy, aunque no mucho, Primal Rage, un juego de lucha entre dinosaurios (más o menos inspirados en los bichos reales) que fue todo un hit en los catálogos de su tiempo.

PUBLICIDAD

Pues bien, en esta ocasión nos encontramos con un producto, sin duda, diferente a todo lo mencionado. En el juego de Sega, encontramos un sólido juego de rol en el que utilizaremos los dinosaurios para combatir contra el malvado Alpha Gang, quien ha robado uno de los captasaurios del Equipo D, al que pertenecen los héroes de la historia: Rex y Max (como Zipi y Zape, pero al estilo japonés y sin ser gemelos…). Nuestros héroes, cada uno con su captasaurio, irán por todo el mundo en busca del artilugio robado, y para recuperarlo deberán enfrentarse a todo un ejército formado por robots y por cada uno de los miembros de Alpha Gang.

Pero, ¿qué es un captasaurio? Pues nada más y nada menos que el objeto que nos permitirá convertir los fósiles que encontremos durante la aventura en dinosaurios de carne y hueso, para luego utilizarlos en las diferentes luchas del juego. Para encontrar dichos fósiles, contaremos con todo un equipo de búsqueda (con radar y taladro incorporado) que nos permitirá buscar en las entrañas de la tierra los ansiados objetos. Y no sólo eso: también encontraremos algún que otro tesoro que podremos cambiar por dinero, para luego poder mejorar nuestro equipo.

También, por supuesto, encontraremos diferentes cofres en los cuales encontraremos bonificaciones de salud y otros ítems que nos serán de gran ayuda para llevar la aventura a buen puerto. Vamos, lo típico en un juego del género. Y, como viene siendo costumbre, deberemos de hablar con cada uno de los personajes secundarios de la historia para poder ir avanzando en el argumento de la misma, poder conseguir diferentes objetos y mejor equipamiento, así como para poder conseguir pistas que nos ayuden en los combates entre dinosaurios.

Un sistema peculiar de combate

La verdad es que una de las cosas que más sorprende del juego, y que, sin duda, echará para atrás a más de un jugador, es el peculiar sistema de combate del mismo. Pero no nos dejemos engañar: el sistema, sin duda, funciona, y acaba siendo tan atractivo (e incluso más) como los sistemas de lucha tradicionales de cualquier juego de rol. La verdad es que el conjunto del juego nos recuerda mucho a aquellos de la saga Pokemon, aunque con algunas diferencias que le hacen destacar por encima de esta vetusta serie.

Primero de todo, el combate se desarrolla por turnos siguiendo los esquemas básicos del juego "piedra, papel, tijeras". Antes de que algún lector estalle en carcajadas, recordemos que existen en los videojuegos precedentes a este sistema, como los juegos protagonizados por el héroe Alex Kidd, allá por la época de las ocho y dieciséis bits. Pero no sólo eso, el sistema de combate depende no tanto de nuestra suerte, en este sentido, como de que sigamos convenientemente las indicaciones que nos sugerirá nuestro adversario durante el combate.

Así, mientras en la pantalla superior vemos los dos dinosaurios dándose de lo lindo, en la pantalla inferior de nuestra consola veremos las correspondientes imágenes acompañadas de texto de nuestro héroe y nuestro adversario comentando las jugadas. Y éste último nos dará pistas sobre su próximo movimiento a seguir, del tipo: "no volveré a realizar el mismo movimiento", o "superaré ese movimiento crítico". Por tanto, con pistas cada vez más complejas, al final seguir nuestra lógica deductiva se convertirá en la mejor opción de combate, y ahí es cuando el juego comienza a resultar realmente entretenido.

Cada dinosaurio contará con un golpe asignado a cada movimiento (esto es: piedra, papel o tijeras), ataque que podremos ir cambiando a medida que vayamos subiendo de nivel nuestro dinosaurio y que vayamos consiguiendo diferentes cartas de habilidades, las cuales son indispensables para combatir. Podremos tener hasta tres dinosaurios en plantilla, pudiendo intercambiarlos entre ellos en cualquier momento del combate, lo que nos da un número de opciones bastante amplio. Cada uno contará con su propio repertorio de golpes, ya que las cartas de habilidades son limitadas (más limitadas cuanto más poderosas son).

Por último, cabe mencionar la existencia de un ataque crítico por dinosaurio, el cual desarrollará un golpe o secuencia de golpes de mayor poder, en caso de realizarlo con éxito. La verdad es que el sistema de combates mejora a medida que transcurre la aventura, cosa que es de agradecer, ya que los combates se sucederán ininterrumpidamente durante el juego, apareciendo de manera aleatoria mientras deambulamos por el mapa, o apareciendo tras conversar con uno de los integrantes del Alpha Gang.

Unos héroes con madera de arqueólogos

Como ya hemos dicho, en caso de que queramos conseguir más dinosaurios en el juego (con un afán de completismo, muy dado en los juegos de este tipo, así como con la intención de conseguir luchadores más fuertes y mejores) deberemos de ir revisando las diferentes zonas del mapa en busca de fósiles, gracias a nuestro radar (que activaremos mediante el botón R) y nuestro taladro (activable a través del botón L), con el que llegaremos hasta ellos.

Una vez con los fósiles en nuestro poder, deberemos de dirigirnos hasta los cuarteles generales de cada zona del mapa, donde – aparte de rellenar la salud de nuestros dinosaurios y las baterías de nuestra radar que, por cierto, también se gastan con el uso – deberemos de restaurar los fósiles que poseamos antes de convertirlos en dinosaurios vivos, gracias al uso de nuestro querido lápiz táctil, el cual nos ayudará a separar la piedra y el polvo del hueso de nuestro deseado dinosaurio. Todo este proceso nos recuerda mucho a otro juego de la Nintendo DS, Spectrobes, en el que debíamos de convertirnos en arqueólogos espaciales. En este caso, todo viene impregnado con el halo de lo antiguo, aunque la experiencia de juego es muy similar.

Por supuesto, como en todo juego de rol tipo Pokémon, contaremos con una Enciclopedia en la que podremos ver todos y cada uno de los dinosaurios con los que nos encontremos en el juego y que, en un momento u otro de la aventura, podremos unir a nuestro equipo. Así, veremos las diferentes cualidades y habilidades de nuestros dinosaurios, así como diferentes factores de combate como la fuerza, la velocidad, o la situación del golpe crítico de cada saurio.

Contaremos, por último, con la posibilidad de conectarnos a otra consola mediante la conexión local de nuestra Nintendo DS, para así entrar en combates a dos jugadores contra algún amigo que tenga también la tarjeta de juego. Por otra parte, se nos permitirá conectarnos a Internet en determinado momento del juego, para poder intercambiar ejemplares de diferentes dinosaurios con jugadores de todo el mundo. Todo ello, sin duda, resulta un buen complemento para la acción de un juego que, ya de por sí, es largo, y que nos dará un buen número de horas de diversión frente a las pantallas de nuestra consola.

Apartado técnico

La verdad es que la dicotomía existente entre el desarrollo de la aventura en Dinosaur King y las secuencias de combate en el mismo es, cuanto menos, sorprendente. Frente a los sencillos y sobrios (aunque no carentes de colorido) gráficos en dos dimensiones con perspectiva cenital de casi toda la aventura (muy dentro del estilo de los juegos de rol de la época de dieciséis bits), sin apenas alardes gráficos y dentro de un estilo muy propio del rol japonés, nos encontramos con unas escenas de lucha con un grafismo en tres dimensiones de cada uno de los dinosaurios del juego, y unas animaciones que echan de espaldas. Estas animaciones, aún así, no representan un repertorio demasiado extenso, ya que se limitan a los ataques de ambos dinosaurios presentes en pantalla, pero aún así cuentan con una espectacularidad que desentona totalmente con el resto del juego.

La música del juego no está nada mal, ya que cuenta con varios temas orquestales de cierta calidad, y una presentación orquestal no carente de espectacularidad. No obstante, puede llegarse a convertir en repetitiva, sobretodo en los temas que acompañan a las escenas de lucha, problema que comparten, por otra parte, muchos otros títulos del género. Los efectos de sonido, por otro lado, no son nada del otro mundo, aunque acompañan sin problemas a la acción del juego.

La jugabilidad del título, por último, es sencilla y directa, una vez nos hayamos acostumbrado al complejo sistema de menús. Las opciones que nos ofrece este sistema son muchas y variadas, aunque al principio pueden confundir al jugador. Una vez dominemos cada una de las opciones del juego y conozcamos su situación en los menús del mismo, el problema se habrá resuelto y podremos dedicarnos ajugar con soltura.

El uso de la pantalla táctil y el micrófono en las escenas de restauración de fósiles han sido todo un acierto, sin duda. En el resto del juego, usaremos fundamentalmente la cruceta y los botones de nuestra consola, ya que las funcionalidades táctiles del sistema no han sido prácticamente utilizadas. Eso sí, en los menús del juego y en los combates podremos hacer uso del stylus, aunque por comodidad quizás acabemos eligiendo el sistema tradicional de control para la mayor parte del juego, con excepción de las citadas escenas de restauración, en las que el uso del láspiz es obligado.

Conclusiones

Dinosaur King es un juego que sorprende por su solidez y su sencillez de concepto y que, por otra parte, funciona a la perfección en una experiencia de juego completa y divertida. Quizás más apto para los pequeños de la casa, debido sobretodo a que está basado en una popular franquicia de anime y que, por otra parte, los principales protagonistas de la historia – los dinosaurios – siempre son un buen reclamo para los jugadores más jóvenes. Pese a todo, cualquier jugador puede disfrutar del juego, muy similar en su concepción a aquellos de la factoría Pokémon, aunque lo suficientemente diferente para representar un juego interesante por sí mismo.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Townscaper - Análisis
Townscaper - Análisis
Análisis
2021-09-24 12:43:00
Townscaper es un juego-juguete que nos permite construir ciudades en miniatura en mitad del océano. Una experiencia sencilla, vistosa y gratificante sin más límites que los de nuestra imaginación.
Death Stranding Director's Cut - Análisis
Death Stranding Director's Cut - Análisis
Análisis
2021-09-23 14:00:00
La remasterización para PS5 mejora visualmente un título que ya se veía de escándalo y añade algunos extras sin mucha enjundia.
Sable - Análisis
Sable - Análisis
Análisis
2021-09-23 09:32:00
Una aventura minimalista en lo jugable con un amplio mapa para explorar y una historia que construir a nuestro ritmo.
Golf Club: Wasteland - Análisis
Golf Club: Wasteland - Análisis
Análisis
2021-09-22 10:06:00
Golf Club: Wasteland le da la vuelta a la disonancia ludonarrativa y nos introduce en un mundo devastado a través de relatos y canciones mientras jugamos al golf en las ruinas de la humanidad.
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Análisis
2021-09-21 07:05:00
Ember Lab se estrena en la industria del videojuego con una preciosa y cautivadora aventura que no os querréis perder.
Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino - Análisis
Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino - Análisis
Análisis
2021-09-20 09:10:00
La historia de Roland y Evan da el salto a Nintendo Switch con toda su fantasía y personajes memorables.
Género/s: JRPG / Rol
PEGI +7
Plataformas:
NDS

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
7.2
  • Fecha de lanzamiento: Año 2008
  • Desarrollo: Sega
  • Producción: Sega
  • Distribución: Sega
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Tarjeta
  • Textos: Español
COMUNIDAD
10

PUNTÚA
Dinosaur King para Nintendo DS

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir