Análisis de City Life (NDS)

Gestiona tu propia ciudad en este magnífico simulador, adaptación de uno de los títulos del género más emblemáticos para PC.
City Life
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
6
NOTA
7.2
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión NDS.
Otros análisis: PC

Hace un par de años, la compañía Monte Cristo sorprendió a la comunidad de jugadores de PC con un título de gestión de ciudades que prometía imponerse (o, como mínimo, complementar) a los títulos de la conocida franquicia Sim City, debido a la multiplicidad de opciones diferentes que ofrecía frente a su predecesor (y, seguramente, referencia), tanto en el aspecto de la construcción de edificios, comercios e instituciones como en el de la propia gestión de la ciudad. El título de este juego era City Life, y contó con una revisión del juego, con importantes actualizaciones y algún que otro añadido, en febrero de este mismo año.

Pero la cosa no acaba aquí: vistas las posibilidades que ofrece la pequeña de Nintendo en calidad de interfaz de juego, Monte Cristo ha decidido crear una versión específica de su simulador para la portátil. Y es que la Nintendo DS ha demostrado en repetidas ocasiones su funcionalidad a la hora de desarrollar títulos de estrategia y simulación, dado que la pantalla táctil de la misma ofrece una versatilidad y comodidad de manejo que, seguramente, sería difícil de conseguir en otras consolas. Así, nos encontramos con un notable simulador de gestión, fácilmente aprehensible para el jugador debido a su intuitiva interfaz, y con una cantidad ingente de opciones de juego que, seguramente, harán las delicias de todo aficionado al género.

PUBLICIDAD

Modos de juego

City Life DS cuenta con tres modalidades de juego, cada una con diferentes posibilidades a nivel jugable que afectan, sobretodo, a los objetivos a conseguir dentro de la partida, ya que durante las mismas contaremos con idénticas opciones de construcción y gestión en nuestra ciudad. El desarrollo de nuestra partida es lo que realmente cambiará en estas tres modalidades de juego: en el modo Campaña, deberemos de adentrarnos en el proceso de creación de una ciudad desde sus inicios, e ir consiguiendo diferentes objetivos día a día, siguiendo las indicaciones de nuestros mentores.

Es los que podríamos llamar un "modo historia", ya que tomaremos el rol de un becario (con las connotaciones humorísticas que esto implica) que entra por primera vez en el ayuntamiento de una ciudad, y al que se le enseñan los principios básicos de la creación y gestión urbanística. Toda la historia está adornada de un aura sarcástica muy divertida: veremos desde el principio la incompetencia del alcalde en funciones, y cómo los funcionarios del ayuntamiento intentan solventar los desastres que aquél crea debido a sus constantes caprichos.

Además, la administración se aprovecha significativamente de nuestra condición de becario, y una vez se nos han explicado los mínimos detalles para que sepamos realizar una determinada gestión, deberemos de enfrentarnos al objetivo del nivel nosotros solitos, sin ningún tipo de apoyo. La verdad es que la dificultad del juego, en este sentido, es considerable, ya que la situación se nos puede ir de las manos a la primera de cambio si no administramos nuestros fondos con cautela y respetamos unas normas de convivencia básicas frente a los diferentes tipos de ciudadanos que habitan nuestra ciudad.

Por otro lado, contaremos con un modo Desafío, en el cual deberemos de enfrentarnos a una serie de retos en los que tendremos que conseguir unos objetivos marcados desde el inicio del nivel. Así, nuestra misión en cada caso será conseguir una cantidad de beneficios o habitantes determinada, conseguir un porcentaje determinado de una clase social en concreto, lograr la convivencia entre determinadas clases sociales, etcétera. Por último, contaremos con el conocido modo de Partida libre, en el cual gestionaremos nuestra ciudad desde el inicio, y la podremos manejar a nuestro gusto, construyéndola y gestionando a sus habitantes y administraciones como más nos guste.

En esta modalidad de juego, podremos elegir el presupuesto con el que contamos para su construcción y mantenimiento, el espacio en el que la construiremos, así como la orografía del terreno, cualidades que, sin duda, afectarán a la dificultad del desarrollo de la urbe. No tendremos ningún objetivo a cumplir en concreto, con lo que dicha partida no tendrá un final determinado: dejaremos la construcción de la ciudad cuando consideremos que ésta ya no puede crecer más.

Sistema de juego

Manejaremos prácticamente la totalidad del juego mediante el lápiz táctil, aunque algunas opciones las podremos seleccionar mediante la cruceta y los botones de la consola. Fundamentalmente, utilizaremos la cruceta para manejar la rotación lateral del mapa y el zoom del juego, con lo que podremos ver una vista más cercana y detallada o más alejada y generalizada de nuestra ciudad. El resto del control lo realizaremos a través del stylus, tanto en el desplazamiento por el mapa –deslizando el lápiz a un lado y otro de nuestra pantalla táctil- como en la construcción (o demolición) de edificaciones, a través de un sistema de menús interactivos de muy fácil manejo.

A la izquierda de nuestra pantalla, contaremos con un menú que nos permitirá acceder a las opciones de construcción y demolición de edificios y carreteras, así como a las opciones de información del juego, las cuales nos mostrarán los diferentes avisos referentes a las necesidades de nuestra ciudad o nuestros habitantes (como la necesidad de construir una central eléctrica que nos permita gestionar nuestra propia energía, por ejemplo), así como todas las estadísticas de economía y sociedad referentes a nuestra ciudad.

Cada vez que seleccionemos un edificio para construir, veremos dicho edificio en la pantalla táctil dispuesto para su situación en el mapa. Para emplazarlo, deberemos de elegir el lugar apropiado (en caso de no poder construir en el lugar que hayamos seleccionado, el edificio será de color rojo) y la orientación que queramos que tenga respecto al mapa. El primer edificio que deberemos de situar en el mismo será el ayuntamiento de la ciudad, el cual (como se nos indica al principio de cada partida) influirá positivamente sobre los edificios que construyamos a su alrededor.

También deberemos de construir una red de carreteras eficiente, ya que si no recibiremos muchas quejas de los habitantes por no poder acceder con facilidad a sus puestos de trabajo o centros de consumo y ocio. Tendremos a nuestra disposición una gran cantidad de construcciones posibles, tanto a nivel de vivienda como en recursos de alimentación, salud, seguridad (comisarías, etc.) u ocio. A nivel de comunicaciones, contaremos con carreteras y autopistas de diversos tipos, así como puentes, viaductos y otras construcciones por el estilo que nos permitirán mejorar nuestra red de comunicaciones.

Gestionaremos los recursos de nuestra ciudad mediante centrales eléctricas de diferentes tipos, vertederos y centros de tratamiento de residuos, comisarías y parques de bomberos, centros sociales (como asociaciones culturales y juzgados), etc. Por otro lado, cuando tengamos una ciudad que cuente con un cierto número de recursos, podremos construir monumentos, o edificios históricos. Vamos, tendremos todas las posibilidades que queramos para construir la ciudad de nuestros sueños.

Atención a las clases sociales

Pero seguramente donde más sorprende el título es en la gestión de sus habitantes. Contaremos con seis clases sociales diferentes: Necesitados, Asalariados, Minorías, Intelectuales, Élites y Burgueses, cada una de las cuales se relaciona de una manera diferente con el resto, siguiendo el esquema de relaciones que nos mostrará el juego al inicio del modo Campaña. De nosotros depende que la convivencia entre los diferentes vecinos de nuestra metrópolis sea buena, ya que si situamos a dos clases sociales que no se soportan entre sí (por ejemplo, Asalariados e Intelectuales) conviviendo una al lado de la otra, a buen seguro conseguiremos un clima de tensión en una determinada zona de la ciudad, el cual puede desembocar en problemas graves a nivel social.

Por tanto, deberemos de poner seguridad en nuestras calles, para evitar situaciones de conflicto muchas veces irremediables, o también poner centros de educación social, los cuales mejorarán considerablemente las relaciones entre clases sociales. En todo momento podremos acceder a las estadísticas de flujos migratorios, para ver qué tipos de clases sociales abundan en nuestra ciudad y de cuáles carece, tanto a nivel global como por zonas, así como la situación de las mismas y su nivel de satisfacción dentro de la urbe.

Las construcciones que podamos realizar vendrán en parte dadas por las necesidades de nuestra población, ya que si no tenemos Asalariados viviendo en nuestra ciudad, el juego no nos dejará construir trabajos o centros de ocio para los mismos, por ejemplo. De esta manera, iremos desbloqueando edificaciones de mayor tamaño o relevancia social y económica, así como diferentes elementos para gestionar la convivencia de nuestra ciudad, a medida que ésta crezca y aumenten sus necesidades.

El tiempo es oro

Deberemos de prestar especial atención al vil metal, esto es, la economía de nuestra ciudad, ya que el presupuesto con el que cuenta nuestro ayuntamiento es limitado, y si no lo hacemos aumentar a base de mejorar las condiciones de trabajo y empleo de nuestros ciudadanos, veremos limitadas también nuestras posibilidades de crecimiento. Por otra parte, el reloj marcha implacable mostrando el paso de los días y de los meses en nuestra ciudad. A nuestra disposición tendremos en todo momento unos indicativos de población y de economía que irán modificándose con el tiempo, según vayamos tomando decisiones respecto al funcionamiento de nuestra ciudad.

La economía dependerá de los gastos que tengamos y de los ingresos que generemos. Si el balance mensual es negativo, entraremos en déficit, y la economía de nuestra ciudad irá resintiéndose poco a poco. Si ésta desciende sin parar, acabaremos entrando en números rojos, y podemos llegarnos a encontrar en la situación de que nuestra ciudad no pueda crecer más, o lo que es peor: que no podamos mantener lo que ya hemos construido.

Por otro lado, en caso de que nos encontremos en un apuro económico, siempre podemos recurrir a los bancos, quienes muy gustosamente nos cederán un crédito. Pero, atención: los intereses los deberemos de pagar mensualmente, y en caso de tener un crédito más grande de lo que podamos pagar, nos encontraremos en una situación parecida a la anterior, sólo que con el mismo problema ligeramente aplazado en el tiempo.

Apartado técnico

Los gráficos de City Life DS, sin ser deslumbrantes, cumplen perfectamente con su cometido: los edificios se diferencian muy bien entre sí, aunque cuando nuestra ciudad tenga cierto tamaño, deberemos de acceder a los datos estadísticos para controlarlos, ya que la visión de muchas edificaciones juntas puede llegar a saturarnos. En muchos aspectos, el juego nos recuerda a los clásicos juegos de estrategia y gestión para PC de principios de los noventa, cosa que, por otro lado, se entiende, dadas las limitaciones gráficas de la consola.

Algo similar pasa con el sonido del juego. City Life DS cuenta con una banda sonora ambiental que no está mal, aunque puede llegar a hacerse muy repetitiva con el tiempo. Por otro lado, el juego reproduce bastante bien los sonidos de una gran ciudad, e incluso escucharemos las exclamaciones de nuestros convecinos en caso de que éstos estén descontentos con alguno de los aspectos de nuestra gestión.

La jugabilidad del juego, por otra parte, es sencilla y directa, aunque el jugador deberá acostumbrarse al uso de todos los menús contextuales y a la diversidad de opciones con las que contará para gestionar su ciudad. Menos mal que el modo Campaña sirve, además, a modo de tutorial del juego, mostrando las diferentes posibilidades que nos da el mismo según sean los objetivos y necesidades de cada misión.

Conclusiones

Sin ser maravilloso a nivel técnico, City Life DS resulta un notable juego de gestión y simulación, con un componente estratégico importante, como suele ser habitual en los títulos de este tipo. Nos recordará en muchos aspectos a los clásicos del género para PC de hace un par de décadas, aunque, sin duda, las posibilidades que ofrece al jugador son ingentes, y eso, en el fondo, es lo que cuenta en un juego como éste. Muy recomendado, sin duda, para aquellos jugadores que gusten de los juegos de gestión de ciudades complicados, ya que manejar todas las opciones y variables del juego para crear una ciudad con cara y ojos se convierte, de por sí, en todo un reto.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Inscryption - Análisis
Inscryption - Análisis
Análisis
2021-10-19 18:21:00
Daniel Mullins vuelve a la carga con uno de los juegos más extraños, diferentes, locos y sorprendentes de los últimos años. Una experiencia única en su especie.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
PEGI +3
Plataformas:
NDS PC

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
7.2
  • Fecha de lanzamiento: Septiembre 2008
  • Desarrollo: Monte Cristo
  • Producción: Focus Home Interactive
  • Distribución: Nobilis
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Tarjeta
  • Textos: Español
  • Online: No
COMUNIDAD
7.33

PUNTÚA
City Life para Nintendo DS

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
7.9
  • Fecha de lanzamiento: 28/4/2006
  • Desarrollo: Monte Cristo
  • Producción: Focus Home
  • Distribución: Nobilis
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 2 CD
  • Textos: Español
  • Voces: No
  • Online: No
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7.28

PUNTÚA
City Life para Ordenador

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir