Vandal

Análisis de Animal Crossing: Wild World (NDS, Wii U)

Carlos Piñeiro ·
Al fin llega a Europa Animal Crossing: Wild World, un título que ya ha sobrepasado los dos millones y medio de ventas por el resto del mundo, y que viene dispuesto a aumentar la comunidad creada con su anterior versión de GameCube.
GRÁFICOS
8.5
SONIDO
8.5
NOTA
9.2
DIVERSIÓN
10
JUGABILIDAD
9.5
Análisis de versiones NDS y Wii U.

Érase una vez…
Enciendo la Nintendo DS, y en unos instantes me encuentro en el interior de un taxi, en un día muy lluvioso. Al conductor le gusta charlar, y tras algunas preguntas y comentarios llegamos a destino: mi nuevo pueblo.

Tom Nook, un mapache orondo y bastante amable, en seguida me pone al corriente de mi situación: no tengo ni dinero ni casa, así que me cede una que debo ir pagando poco a poco. El trato es bien simple: mi deber es ir recogiendo todo aquello que sea susceptible de comerciar, como por ejemplo las frutas, accesorios, conchas, y él me pagará una cantidad por cada una y así podré afrontar la hipoteca. Por supuesto, también tiene muchas cosas para vender y que pueden ser muy útiles, y me llevará la contabilidad de todos los objetos que hayan pasado por mis bolsillos. Al lado de la tienda de Tom se encuentra una tienda de moda, en donde se comercializan trajes, accesorios, ornamentos y gorros de todo tipo. También tienen disponible una opción muy interesante, que es la de crear mis propios diseños. Con esas texturas que voy creando, puedo decorar a mi gusto mi casa, puedo definir mi forma de vestir, crear mi propio estilo, e incluso puedo llenar el suelo del pueblo con mis texturas, y así por ejemplo crear un ambiente que haga alusión a Zelda, recreando las típicas texturas de la hierba aparecida en las consolas de 8 y 16 bits, o simplemente poner la típica alfombra de bienvenido en la entrada de mi morada.

PUBLICIDAD

Me doy una vuelta por el pueblo para conocerlo un poco mejor, y llego a un museo. En su interior me encuentro con el búho Sócrates, un entomofóbico compulsivo que me pide que colabore con la comunidad completando varias colecciones: una exposición de cuadros, otra de fósiles que debo encontrar previamente y que él mismo se encargará de descubrir de qué especie se trata, y dos más de todos los insectos y peces que me encontraré a lo largo del año por el pueblo. Subiendo unas escaleras llego junto a Estela, un personaje al que le gusta ver el cielo nocturno y que me permite mediante un telescopio ver, crear y editar, mis propias constelaciones. Después ella me dirá en qué fechas pueden se verán en toda su plenitud. En el sótano del museo me encuentro con un pequeño bar, donde puedo tomar un sabroso café y disfrutar de los conciertos de Totakeke los sábados por la tarde.

Al salir me encuentro con dos vecinos que están hablando, y puedo entrar en su conversación y saber qué se están diciendo, al final acabaron preguntándome mi opinión sobre el tema que se estaba discutiendo. No debió sentarle muy bien a uno de ellos, porque se marchó claramente enfadado y ni me quería dirigir la palabra, mientras que el otro se retiró silbando, muy contento. La verdad es que en general mis vecinos son bastante afables, siempre tienen cosas de las que hablar, ya sea para hacerme una encuesta, contarme algún chiste malo, chismorreos acerca de otros vecinos o muy de vez en cuando pedirme que les haga algún pequeño encargo. Aunque no todo es alegría, algún vecino que me ha tocado es especialmente huraño, y la verdad es que cuesta ganarse su amistad, pero en el fondo no deja de tener un gran corazón.

En otro lugar me encuentro con lo que parece ser el Ayuntamiento. En su interior se puede ver al alcalde, Tórtimer, bastante atareado con sus papeles, y hay un mostrador con dos lugares en los que puedo obtener información variada e incluso realizar distintas acciones. Así, en el de la izquierda puedo consultar la opinión que los aldeanos tienen del estado del pueblo, editar la melodía oficial, hacer donaciones a algún país extranjero con una economía muy precaria, y también se me ofrece la posibilidad de realizar emigraciones e inmigraciones. La segunda ventanilla está para recoger las cartas que envío a mis vecinos, pagar las hipotecas a Tom Nook, almacenar cartas que me han enviado o que enviaré en el futuro, y consultar mi cuenta corriente de bayas, la moneda oficial del pueblo. También, dentro del Ayuntamiento, hay una especie de pequeño contenedor donde puedo tirar la basura, o encontrar objetos que los demás aldeanos no desean tener en sus casas.

Me voy a pasear al lago, y veo la sombra de un pez bastante grande, por lo que rápidamente saco la caña de pescar y le lanzo el anzuelo. El pez se fija y se acerca, parece como si lo olisquease y pasa de largo rumbo hacia la otra orilla, justo donde no alcanzo. Me voy hacia el otro lado, y observo que se mueve río abajo. Lo voy siguiendo al mismo tiempo que voy lanzando el anzuelo un par de veces más, infructuosamente. En cuanto me doy cuenta casi estoy llegando al mar, ¡al final he tenido que recorrer medio río para poder pescarlo! Al fin consigo llenar mis bolsillos de diferentes especies de peces, así que me voy donde Tom Nook para vendérselos. Con nuevas bayas en mi poder, decido comprar una hacha y una pala, herramientas que pienso utilizar más tarde para remodelar un poco la disposición de los árboles a mi antojo.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-06-19 09:45:00
Elders Scrolls Online está en su mejor momento de forma con este nuevo capítulo ideal para acoger la llegada de nuevos jugadores.
Análisis
2019-06-18 16:09:00
Konami recopila los inicios de la saga Contra en una colección con varias joyas, aunque un poco escasa en contenido.
Análisis
2019-06-18 09:19:00
Regresamos a los inicios de una de las sagas más queridas por los fans de los ARPG en un recopilatorio muy interesante que trae entre sus contenidos una joya inédita en Occidente.
Análisis
2019-06-17 09:09:00
Uno de los títulos indies más esperados de Switch no decepciona y se convierte en uno de los imprescindibles dentro de su categoría.
Análisis
2019-06-08 17:22:00
Sobrevivir a tus pesadillas en esta entretenida aventura compatible con PlayStation VR.
Análisis
2019-06-08 07:50:00
Ingenioso y adictivo shooter procedimental con una ambientación muy divertida.
Género/s: Otros / Simulador social
PEGI +3
Plataformas:
NDS Wii U
Ficha técnica de la versión NDS
ANÁLISIS
Desarrollo: Nintendo
Producción: Nintendo
Distribución: Nintendo
Precio: 39.95 €
Jugadores: 1-4
Formato: Tarjeta de juego
Textos: Español
Voces: No
Online: Juego Online
COMUNIDAD

PUNTÚA
Animal Crossing: Wild World para Nintendo DS

Ficha técnica de la versión Wii U
Desarrollo: Nintendo
Producción: Nintendo
Distribución: eShop
Precio: 9,99 €
Jugadores: 1-4
Formato: Game Boy
Textos: Español
Voces: No
Online: Juego Online
COMUNIDAD

PUNTÚA
Animal Crossing: Wild World CV para Wii U

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir