Análisis de The Legend of Zelda: The Wind Waker (GameCube)

La saga de Nintendo vuelve, incluyendo en edición limitada un disco de bonus con Ocarina of Time y Master Quest
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9.5
SONIDO
9
NOTA
9.8
DIVERSIÓN
10
JUGABILIDAD
10
Análisis de versión GameCube.

La imagen de la discordia
La imagen de la discordia
El lanzamiento de Zelda es todo un acontecimiento. Al igual que ocurrió en Nintendo 64 con Ocarina of Time, en GameCube se espera, desde la mismísima presentación de la consola, el lanzamiento de su Zelda. No en vano puede ser considerada una de las sagas más influyentes y con mayor número de seguidores, y con una calidad increíble en cada una de sus entregas, destacando el juego más querido por la redacción de Vandal: A Link to the Past de Super Nintendo.

En este caso, la espera ha estado salpicada de escepticismo y curiosidad por aquella gran sorpresa del SpaceWorld 2001, que un corresponsal de Vandal vio de primera mano sin tener en cuenta la diferencia horaria para evitar despertar de la cama al que suscribe. The Legend of Zelda volvía a sus orígenes gráficamente hablando, descartando el look "oscuro y maduro" de la demo del SW 2000, y usando una técnica gráfica muy de moda por aquella época, el Cell Shading. Las críticas de aquellos que añoraban ese aspecto maduro que solo fue demo se fueron acallando con el paso del tiempo, a medida que las imágenes, los vídeos y los testimonios de los que lo probaron daban fe de que Wind Waker hacía honor a su nombre y gráficamente parecía una película de animación.

Una de las muchas escenas cinemáticas del juego
Una de las muchas escenas cinemáticas del juego
The Wind Waker llega celebrando el aniversario del lanzamiento de la consola GameCube en Europa y con ganas de engrandecer un catálogo que en los últimos meses ha visto títulos como Super Mario Sunshine, Eternal Darkness o el reciente y glorioso Metroid Prime. The Wind Waker trae, además, el mejor "bonus disc" que recordamos, incluyendo conversiones de Ocarina of Time y Ocarina of Time Master Quest para la consola GameCube; uno de los mejores juegos de la historia por la cara, aunque en edición limitada.

La historia de este Wind Waker sigue la línea de la saga: El protagonista es Link, pero con otras circunstancias diferentes al anterior juego. En esta ocasión tiene lugar mucho tiempo después de Ocarina of Time, y de hecho la vestimenta verde de Link es para honrar a "El héroe del tiempo que nos salvó", técnicamente a sí mismo. Link vive tan tranquilo en una isla llamada Outset, con su hermana y su abuela, hasta que llega el día en el que cumple años y tiene el honor de poder vestirse con las ropas verdes del Link ancestral al que controlamos en Nintendo 64. Pero ese mismo día, un pájaro con no muy buenas intenciones aparece... y es entonces cuando Link comienza su aventura.

Una prueba de la expresividad de Link
Una prueba de la expresividad de Link
No contaremos más de la historia porque no queremos fastidiárosla (y eso acorta bastante las posibilidades para "comentar cosas" en este artículo), pero sí podemos decir que esta vez, aunque posee la misma simplicidad de siempre, está contada a las mil maravillas. El salto a la nueva generación ha hecho que abunden las escenas cinemáticas realizadas por el propio motor del juego, que narrarán los sucesos importantes de la historia a la perfección, usando las cámaras con muy buen juicio y apoyándose en la acertada banda sonora y en la excelente animación (especialmente las expresiones faciales) de los personajes para introducirnos en la historia y engancharnos (cosa que ya hace de por sí la excelente jugabilidad). Además, y esto tampoco estropeará la historia a nadie, el aspecto gráfico de dibujos animados y la numerosa cantidad de escenas cinemáticas da lugar también a que se recupere esa estética humorística de Zelda: A Link to the Past, con algunas situaciones bastante graciosas a lo largo de la aventura, que tampoco vamos a revelar aquí. Cabe destacar que, aunque Link no habla nunca, es bastante más expresivo que la estatua de N64.

Navegando por el mar
Navegando por el mar
El mundo de Hyrule (objetivamente pequeño en los juegos de N64) ha sido sustituido esta vez por un gran archipiélago de islas que recorreremos por nuestra aventura. Algunas de ellas grandes, con mazmorras, y otras de ellas pequeñas, con los típicos "pequeños secretos de Zelda" que siempre vale la pena buscar y encontrar. No faltarán las subaventuras por las cuales seremos recompensados con dinero, items y los preciados pedacitos de corazón. Para surcar los mares y los vientos de isla a isla tendremos a nuestra disposición al Rey de los Leones Rojos, que como el mismo se define, es el único barco del mundo capaz de hablar la lengua de los humanos. Vestidos de verde bosque, navegaremos por los océanos en un barco que habla.

El mar es enorme y pasaremos horas navegando por él de isla a isla. Básicamente podremos ir a cualquiera de las islas del juego desde un principio, y todo estará a nuestro alcance, pero como ocurre en todos los Zelda, una piedra que aún no podemos levantar bloqueará nuestro camino, una plataforma a la que aún no podemos escalar nos impedirá avanzar. El mundo es enorme y parece que podemos ir a cualquier parte, pero estos pequeños obstáculos son los que "controlan" el recorrido de la aventura, pues como en los anteriores Zelda habrá que pasarse las mazmorras una por una, aunque la impresión de linealidad es mucho menor por la ya mencionada libertad de ir a cualquier parte, y también por el alto número de aventuras paralelas y secretos que podemos intentar conseguir. Además, por si hiciese falta decirlo, las islas, las mazmorras y todos los escenarios en general son mucho más grandes que en las anteriores entregas.

Vuelve el 'L Targetting'
Vuelve el 'L Targetting'
La jugabilidad sigue la línea de Ocarina of Time y Majora’s Mask, aunque introduciendo las correspondientes novedades. Sigue jugándose desde una perspectiva en tercera persona, generalmente justo detrás de link. Podremos mover la cámara a nuestro gusto con el mando C, que parece especialmente creado para esa ocasión. Podremos girar la cámara a un lado u otro, y hacer zoom hacia arriba y hacia abajo. Las acciones básicas siguen realizándose con los botones principales A y B, y los items se siguen asignando a los botones superiores, en este caso X, Y y Z. Los botones L y R cumplen la misma función que los Z y R en N64, habiéndose sustituido el exhaustivamente copiado por otros Z-Targetting por el "L-Targetting", y utilizando el R para otras funciones auxiliares. Por último, completando el completo uso que se hace del mando, la cruceta digital sirve para navegar por el mapa que aparece en la parte inferior izquierda de la pantalla.

Sin embargo, las acciones que se pueden realizar son ahora mayores. No sólo por los items nuevos, que no vamos a desvelar para no estropear la sorpresa, ni tampoco por los items que han ampliado sus funciones como el boomerang, que ahora puede golpear a varios enemigos en su trayectoria; ahora Link puede gatear siempre que quiera, pulsando el botón R, y esto se aprovecha introduciendo pequeños pasadizos en algunas partes del juego, especialmente en las mazmorras. También se ha incluido un movimiento de "pegarse a la pared", pues en ocasiones Link tendrá que esconderse de los enemigos, e incluso caminar por repisas estrechas (como en juegos estilo Tomb Raider). Otros nuevos movimientos son, por ejemplo, el poder balancearse en cuerdas y similares, siendo necesarias para completar un salto. Como en Ocarina of Time, el salto es automático, pero esta vez Nintendo le ha agregado ese toque plataformero mediante la inclusión del balanceo.



El renovado movimiento del golpe circular
El renovado movimiento del golpe circular
Y qué decir de las mazmorras y su excelente diseño, lo que realmente han hecho de Zelda la saga que hoy es. Como nos tiene acostumbrados Nintendo EAD, las mazmorras están perfectamente diseñadas, combinando a la perfección los combates con monstruos de diferente índole, las pruebas de habilidad y el uso inteligente de nuestro cada vez mayor repertorio de items para solucionar los puzzles que nos llevarán al corazón de la mazmorra, donde como siempre ha sido nos espera un monstruo final. El combate ha cambiado, y ahora hay más movimientos, más combinaciones, y unos movimientos especiales de esquivar y golpear que tenemos que ejecutar en el momento preciso, cuando el siempre presente cuadro de acciones-botones de la esquina superior derecha nos lo indique mediante una animación del botón A. Si le damos al botón, esquivaremos el golpe de nuestro adversario y le daremos nosotros un espectacular "counter". También hay que mencionar algunas novedades, como poder coger el arma de los enemigos caídos y usarla nosotros, e incluso sus items, que guardaremos en una bolsa.

Gráficamente, The Legend of Zelda es uno de los juegos más espectaculares de esta generación. El aspecto gráfico, por el uso del cell-shading, puede parecer simple a primera vista pero esconde un gran uso del hardware de GameCube y, sobretodo, una elevada calidad artística. Los personajes están modelados por un considerable número de polígonos que se convierten virtualmente en dibujos animados tras la aplicación del Cell Shading, con una maravillosa animación y una buena cantidad de expreciones faciales, innumerables en el caso de Link, que siempre está "poniendo caras" (esto resulta muy sorprendente cuando empezamos a jugar). La excelente animación de los personajes (además de que sobre ellos se aplican efectos de iluminación y sombreado en tiempo real) se completa con uno escenarios amplios, preciosos y llenos de detalles –un lujo para la vista-, que no parecen tener horizonte, pues al contrario que en otros juegos de este tipo, la distancia de dibujado está muy lejos (cosa que podemos comprobar cuando vayamos en el barco), aunque no en el verdadero horizonte, claro. Esta exhuberancia gráfica, que sólo se ve estropeada por un cierto efecto de "borrosidad" termina con unos efectos gráficos muy conseguidos (y a tono con el look de dibujos animados del juego), como el del barco deslizándose por las olas, las pequeñas gotas de "agua cartoon" que caen de Link cuando se moja, las deformaciones por el calor, etc... y todo a un framerate constante.

El aspecto sonoro tal vez sea el más flojo del juego, no porque sea malo sino porque comparándolo con otras entregas no llega a tanto, aunque no deja de ser excelente. Como es habitual en la saga, no hay más voces que algún que otro grito, algo que era disculpable en los tiempos del cartucho pero que ahora resulta bastante soso, considerando que otros juegos apegados al texto deslizante, como por ejemplo Final Fantasy, se han arriesgado a incluir voces en sus entregas de nueva generación. Pero como siempre, lo que más destaca es la música, que esta vez tiene un gran repertorio de temas que van desde clásicos remasterizados hasta nuevas melodías; todas ellas están cuidadosamente seleccionadas para encajar a la perfección con el escenario en el que estamos, y algunas son mejores que otras, pero siempre rayando un muy alto nivel. Por último, los FX son tan numerosos como se pueda pensar, con multitud de sonidos a la par con las innumerables "interacciones" que existen en el juego. Un apartado sonoro excelente, que permite además Dolby Pro Logic 2, pero la inclusión de las voces queda como asignatura pendiente.

Conclusiones

Ya llegó. El juego de las discordias, el juego más despreciado y al mismo tiempo deseado por los nintenderos de todo el mundo. El juego que para unos es la prueba de la decadencia de ideas de la Gran N, y que para otros es la originalidad y magia en estado puro, un "Nintendo lo hizo de nuevo". Tras una larga y, por qué no decirlo, dura espera, la secuela del que es considerado por la crítica como el mejor juego de la historia, ha vuelto.

Ya al ver el primer video promocional del Space World 2001 se entreveía que este juego no era normal, que daría la vuelta al mundo de los videojuegos. Y así lo hizo. Su impactante aspecto visual, que dio un giro de 360º a lo visto en la demo de la feria anterior, dejó en evidencia a quienes veían a Zelda como el rival en el aspecto visual de MGS2 o Halo. Zelda es mucho más que eso. Y quienes lo hayan jugado se darán cuenta de que su aspecto singular no es más que la evolución natural del legendario A Link to The Past. Un verdadero paso a las tres dimensiones de una saga llena de magia, encanto y perfección. Un juego que conserva todo el espíritu Zelda y que añade nuevos puzzles, nuevos misterios, nuevos personajes, situaciones y un mundo entero que recorrer a vuestras anchas en vuestro barco. Que por cierto, es una auténtica delicia.

A rasgos generales, The Legend of Zelda: The Wind Waker se ha convertido en el mejor juego de GameCube –bajo desde mi punto de vista, a la par con Metroid Prime- y uno de los mejores juegos de esta generación. Poco más que su corta duración se le puede acusar a este juego que demuestra que Nintendo sigue en los puestos de cabeza en cuanto a diseño y creación de videojuegos. Zelda es una obra maestra y un auténtico prodigio que no defraudará ni a los más exigentes. Por mi parte, y hasta que disfrutéis del juego en vuestras propias GameCube, nada más puedo decir salvo que permanezcáis atentos al lanzamiento oficial el día en el que GameCube cumple un añito en Europa porque... The Legend is Back.
.

Pablo Sabariegos



"Cuenta la leyenda sobre un cierto héroe que con su coraje salvó al reino de Hyrule. Esta leyenda ha pasado de generación en generación, hasta llegar a nuestros días...". Imagínense esta introducción junto a la ya clásica melodía original de la saga. Ya solo con eso comienza nuevamente la leyenda, y de por si la magia que la caracteriza. Desde un principio nos encontramos ante una obra maestra, un juego que esconde mucho más de lo que nosotros podamos imaginar. El aspecto visual del juego, ya conocido por todos, es soberbio. Comenzando por la primera isla, el diseño de Link y de los distintos personajes, así como el cielo, el mar... todo bellamente decorado y realizado, para hacer de este juego algo diferente. Y a pesar de pertenecer a esta ya tan renombrada saga, se hace algo nuevo en ciertos aspectos. Su música sigue siendo cautivante, desde nuevas melodías hasta versiones completamente renovadas del Zelda: A Link to the past.

Sin lugar a dudas, el cambio principal que ha recibido el juego es el poder viajar a través del mar. Cosa nueva para la saga, y que le añade ese "algo" bastante novedoso. Novedad que incluye el buscar tesoros (para lo cual necesitamos mapas que nos indiquen donde se encuentran), encontrar islas perdidas, y como no, buscar la codiciada y anhelada trifuerza. También nos encontramos con el "Wind Waker", que de por si tiene cierta similitud con la ocarina, que tiene variados usos que encontraremos a lo largo del juego.

Todo esto reunido en un juego mágico, maravilloso, una nueva joya para esta generación. Personalmente no creía que Zelda: Ocarine of Time fuera igualado, e incluso superado, cosa que esta logrando esta nueva aventura del valiente Link. Si eres usuario de la GameCube, no deberías ni siquiera dudar en pillarlo, y si no eres usuario de esta, pues tampoco. La apariencia del juego, que para algunos esa fundamental, es la adecuada para tan magna obra. Obra que por ningún motivo debería dejarse pasar para cualquiera que se llame videojugador. Es magia, es emotividad, es aventura... muchas historias la tienen, pero solo una es la verdadera leyenda, Zelda.


Heinz Barrientos



Polémicas sobre su aspecto gráfico aparte, estamos ante uno de los mejores juegos de esta generación y el mejor hasta la fecha de GameCube junto con Metroid Prime. The Legend of Zelda: The Wind Waker es una obra maestra, y en mi humilde opinión el mejor Zelda desde A Link to the Past, superior a sus encarnaciones en 64 bits pero por supuesto no tan innovador como Ocarina. The Wind Waker no es sólo un gran logro gráfico y jugable, sino a nivel artístico, y recupera además cierto carisma, cierta chispa que en mi opinión había perdido en N64; la expresividad de los personajes, la cantidad de elementos en pantalla, hacen que el juego parezca más vivo. Todos los detalles están pulidos al máximo como se ve pocas veces hoy en día, creando una fantástica experiencia de juego, excelentemente diseñada y no menos adictiva y divertida. La no inclusión de las voces y tal vez una duración algo más corta de lo que desearíamos son los únicos puntos negativos de un juego que es una compra obligada para todo usuario de GameCube. Valga la redundancia, la leyenda ha vuelto.

Pablo Grandío

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
NEO: The World Ends With You - Análisis
NEO: The World Ends With You - Análisis
Análisis
2021-07-26 18:06:00
La secuela del juego de culto de Nintendo DS sorprende con otra divertidísima y absorbente aventura en las calles de Shibuya.
The Great Ace Attorney Chronicles - Análisis
The Great Ace Attorney Chronicles - Análisis
Análisis
2021-07-26 14:08:00
Capcom salda su gran deuda con Occidente y por fin nos trae dos de las mejores entregas de la saga de juicios y abogados más popular de los videojuegos.
Cotton Reboot - Análisis
Cotton Reboot - Análisis
Análisis
2021-07-24 08:21:00
Disparos clásicos en plan shooter old school tan simpáticos como visualmente llamativos.
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Plataformas:
GameCube

Ficha técnica de la versión GameCube

ANÁLISIS
9.8
  • Fecha de lanzamiento: 3/5/2003
  • Desarrollo: Nintendo
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 60 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 GOD
  • Textos: Español
  • Voces: No
COMUNIDAD
9.07

PUNTÚA
The Legend of Zelda: The Wind Waker para GameCube

1386 votos
Flecha subir