Vandal

Análisis de Metal Gear Solid: The Twin Snakes (GameCube)

Solid Snake se infiltra en Gamecube para ofrecer el remake de uno de los mejores juegos de la era 32-64 bits.
Hector Lara ·
GRÁFICOS
8
SONIDO
8.8
NOTA
8.2
DIVERSIÓN
9.6
JUGABILIDAD
8.2
Análisis de versión GameCube.
Cómo empezó todo: Outer Heaven
Snake por fin llega a GameCube
Snake por fin llega a GameCube
Corría el año 1987 cuando apareció un juego para MSX que revolucionaría el mundillo de los videojuegos. De la nada apareció Metal Gear en un cartucho cuyo desarrollo se alejaba completamente de los cánones de diversión de entonces, donde abundaba la acción directa, el "mata a todo lo que se mueva en pantalla" y el "corre hacia adelante sin mirar atrás". Metal Gear era diametralmente opuesto a esto. En el juego se nos ponía en la piel de un joven novato miembro de las fuerzas especiales Fox Hound, un comando especial que efectuaba operaciones super-secretas en manos de la OTAN y que solo era avisado en caso de extrema necesidad. Esta unidad estaba liderada por Big Boss, soldado que fue considerado como el mejor del siglo XX. El nombre en clave del protagonista era Solid Snake y su misión era adentrarse sin ser visto en la fortaleza Outer Heaven donde un grupo de resistencia se había hecho fuerte y al parecer contaba con capacidad de lanzar un ataque nuclear. Primeramente se mandó a Frank Jaegger, o Gray Fox como se le conoce mejor, el mejor soldado de Fox Hound. Desgraciadamente fue capturado y tan solo pudo mandar un leve comunicado en el que decía "metal...gear...". Preocupada, la OTAN pidió a Big Boss que se hiciese cargo de la operación y mandase a otro hombre. Ahí entra en juego nuestro novato, Solid Snake. Snake consigue rescatar a Gray Fox y éste le cuenta que Metal Gear es un tanque bípedo capaz de lanzar misiles nucleares a cualquier lugar de la tierra, aún no estaba del todo operativo y tendría que ser ayudado por el Dr. Pettrovich Madnar para destruirlo. Finalmente Snake consigue rescatar a Pettrovich, destruir el metal gear y también al líder de Outer Heaven que no era otro si no BIG BOSS el cual quería dar información falsa a la OTAN mandando al novato de turno y matándole para que no se filtrase información. Después de acabar con él Snake se aleja de Outer Heaven mientras se derrumba todo el complejo. La estructura del juego, como dijimos, se basa en el sigilo, en pasar sin ser vistos y evitar el combate abierto con tres o más soldados, en cuyo caso saldríamos vivos de milagro. Matar soldados por la espalda, evitar cámaras de seguridad o simplemente pasar una zona esquivando guardias era lo normal en este juego. Mediante el "transceiver" recibíamos apoyo de miembros tanto de Fox Hound (Big Boss) como de la resistencia de Outer Heaven (Diane, Schneidder, etc...). El juego también distaba mucho de lo anterior gracias a las cotas de dramatismo que alcanzaban algunas conversaciones, cosas nunca vistas antes y que daban al juego un realismo bastante creíble.
La asentación de un Género: Metal Gear 2: Solid Snake y Zanzibar Land.
Tres años tuvieron que pasar para que Hideo Kojima lanzase una secuela del Metal Gear. Y lo hizo a lo grande. Cada uno de los aspectos del juego se vio superado al 300% con un juego en el que casi todo eran novedades. Se incorporaron nuevos movimientos a Snake como golpear paredes para despistar guardias, un radar en el que se mostraba la posición de los guardias dentro del mapeado, unos enfrentamientos contra bosses totalmente originales, una historia muchísimo más elaborada y a la vez realista llena de giros argumentales, personajes buenos, malos y llenos de carisma. Técnicamente el juego también dio un vuelco increíble mostrando unos mapeados bastante más grandes y llenos de detalle. La música corrió la misma suerte y a las cinco o seis melodías originales del Metal Gear llegaron a ser más de una veintena en Metal Gear 2: Solid Snake. El argumento del juego nos situaba cuatro años después de Outer Heaven. El nuevo comandante de Fox Hound es Roy Campbell, asignado por su templanza y porque sus métodos eran más sigilosos y cuidados que "los efectos pirotécnicos" de Big Boss. Gray Fox desapareció a la misma vez que Outer Heaven y nunca más se supo de él. El argumento de este juego pesaba en el Oilix y en el nuevo prototipo de Metal Gear. El Oilix era una bacteria capaz de destilar un sucedáneo de petróleo de mejor calidad y más barato por lo que se convertiría en la principal fuente de energía de una era en la que el petróleo comienza a escasear. Zanzibar Land es una nación fortificada que se declara independiente y está custodiada por los mejores mercenarios de todo el mundo. Su jefe ha conseguido secuestrar a Kio Marv, el descubridor del Oilix y Fox Hound es llamado nuevamente para rescatarlo y neutralizar cualquier amenaza. Fox Hound vuelve a otorgar la misión a su mejor hombre, a la leyenda de Outer Heaven, Solid Snake. En este juego por fin conoceríamos a Campbell y a Master Miller entre otros personajes. Snake consigue infiltrarse en Zanzibar Land y tiene que luchar en una habitación llena de minas con su antiguo maestro y amigo, Grey Fox. No era una pelea llena de odio, simplemente dos amigos en bandos rivales que tenían que luchar por sus creencias. Snake consiguió vencer a Fox y después se tuvo que enfrentar a su mayor enemigo... Big Boss, el cual le confesó que era su padre. Snake acabó retirándose de Fox Hound y refugiándose en Alaska debido a la crisis emocional que esta misión le supuso.
Una amenaza nuclear, el precio a pagar si no se devuelven los restos mortales de Big Boss...
Esta es la amenaza que unos terroristas miembros de Fox Hound apoyado por un comando de fuerzas especiales Hi-Tech. Han tomado el control de una instalación de desactivación de cabezas nucleares en Shadow Mosses, situado en el Archipiélago Fox, Alaska, y han tomado dos rehenes de suma importancia: El jefe de la compañía Darpa, Donnald Anderson y el presidente de Armstech, Kenneth Baker.
Un reguero de sangre
Un reguero de sangre
Snake es traído por la fuerza para que realice esta misión. Campbell, aunque retirado, ha sido llamado por el Pentágono (error argumental puesto que Fox Hound actua en realidad bajo las órdenes de la OTAN) para supervisar esta operación puesto que conoce perfectamente Fox Hound y además es el único amigo de Solid Snake que puede convencerlo a que acepte esta misión. Además Campbell pide como favor personal a Snake que rescate también a su sobrina Meryl Silverbourg que también es miembro de Fox Hound y estaba en Shadow Mosses en el momento del alzamiento militar.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-09-19 14:53:54
Analizamos al detalle The Legend of Zelda: Link's Awakening, un fantástico remake que hace justicia a una de las mejores entregas de la legendaria saga de Nintendo.
Análisis
2019-09-19 09:01:00
Vuelve FIFA con la que posiblemente sea la entrega más completa y pulida de toda la generación, que afianza y mejora la jugabilidad y aporta como gran novedad el divertido fútbol callejero de Volta.
Análisis
2019-09-18 17:31:00
La mágica aventura de Oliver regresa con sus mejores versiones y todo el encanto de siempre.
Análisis
2019-09-18 09:57:00
Nos adentramos en un mundo de brutalidad policial en un aceptable spin-off de la saga This is the Police que recoge algunos de sus ingredientes y los acerca a un estilo más directo y similar al del venerado XCOM.
Análisis
2019-09-17 17:39:00
NBA 2K vuelve con una entrega que nos ofrece un comportamiento excelente a nivel jugable, pero sin novedades realmente importantes, ni en contenidos ni aspectos técnicos.
Análisis
2019-09-17 15:14:00
De los creadores del remake no oficial de Resident Evil 2, nos llega una aventura muy atractiva para los fans de la saga de Capcom, con carencias propias de su presupuesto moderado.
Plataformas:
GameCube
Ficha técnica de la versión GameCube
ANÁLISIS
8.2
Desarrollo: Silicon Knights
Producción: Konami / Nintendo
Distribución: Nintendo
Precio: 59.95 €
Jugadores: 1
Formato: 2 GODs
Textos: Español
Voces: Inglés
COMUNIDAD
8.53

PUNTÚA
Metal Gear Solid: The Twin Snakes para GameCube

396 votos
Flecha subir