Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Smash T.V: El concurso más violento de la historia

·
Big Money! Big Prizes! I Love It!!!
Hombres semidesnudos masacrando gente en un plató de TV. Así eran los años 90.

Bienvenidos a 1999 y al concurso televisivo que arrasa en todos los medidores de audiencia. Smash T.V. se retransmite vía satélite a todo el planeta desde un colosal plató con público en directo. Así arrancaba esta deliciosa burrada, un shooter tan frenético como brutal desarrollado por Williams en 1990, con el mítico Eugene "Defender" Jarvis al frente.

Smash T.V. es el heredero directo de Robotron: 2084, la recreativa que Jarvis creó, junto a Larry DeMar, para Williams Electronics en 1982. Aquella revolucionaria placa pasó a la historia por su peculiar sistema de control, consistente en dos sticks, uno para mover al protagonista y otro para dirigir su disparo en las ocho direcciones. Una fórmula que Eugene Jarvis recuperó para Smash T.V., aunque en esta ocasión el objetivo no era rescatar rehenes, sino sobrevivir en un demencial concurso de televisión, solo o en compañía de amigo.

El sistema de control 'Twin Stick' estaba heredado de otro clásico previo de Jarvis, 'Robotron: 2084'.

En el desarrollo de Smash T.V. Jarvis, en calidad de diseñador, coincidió con otros titanes de la historia de los recreativos. La programación corrió a cargo de Mark Turmell (quien más tarde formaría parte del equipo creativo del primer NBA Jam) y el arte del juego fue obra de Tim Coman y el mismísimo John Tobias (quien posteriormente crearía, junto a Ed Boon, el fenómeno Mortal Kombat).

Según Williams, así iban a ser los concursos de TV en 1999. Habríamos preferido esto a los Reality Shows actuales.

La premisa de Smash T.V. estaba claramente inspirada en The Running Man (El Fugitivo), la novela que Stephen King firmó en 1982 bajo el pseudónimo de Richard Bachman y que sería adaptada a la gran pantalla, aunque muy libremente, en 1987 con el título de Perseguido, con Arnold Schwarzenegger al frente del reparto.

A través de las cuatro puertas del plató no dejaban de brotar fulanos decididos a matarnos.

En la peli Arnie debía hacer frente a un puñado de tarugos con vistosos uniformes, pero en el juego de Midway el panorama pintaba mucho más crudo: a través de las cuatro puertas de cada uno de los platós en los que se va desarrollando el concurso no dejaban de brotar cientos y cientos de enemigos con un único objetivo en mente: matarte de las forma más violenta posible.

Los ojos de uno de los concursantes, volando por los aires tras haber pisado una mina. Saludad a Mutoid Man.

Hombres armados con palos, humanoides, robots, extrañas esferas que parecían sacadas de El Prisionero (aquella serie mítica de los 60) y otros seres iban cayendo como moscas ante el fuego de nuestras ametralladoras, mientras controlábamos al personaje con el stick izquierdo y disparábamos con el derecho. En Smash T.V. quedarse quieto equivalía a la muerte, así que había que moverse a toda pastilla en busca de los diminutos huecos libres de enemigos que íbamos creando a tiro limpio.

Las armas extra que recogíamos del suelo apenas duraban un suspiro.

Pero claro, el concurso no consistía solo en sobrevivir, sino en llevarse de paso una pasta gansa (para eso te estabas jugando el pellejo), por lo que había que ir recolectando dinero y premios tan delirantes como reproductores de vídeo, tostadoras, coches o cortacéspedes. Estos apenas duraban unos segundos en pantalla, al igual que las armas extra que iban apareciendo y desapareciendo sobre el suelo del plató: granadas, lanzamisiles y anillos que proporcionaban una breve inmunidad.

El presentador y sus inmortales frases digitalizadas: 'Buena suerte, la necesitarás!'

La acción de Smash T.V. era tan frenética como salvaje, aunque en todo momento Jarvis y su gente no dejaban que olvidásemos que todo formaba parte de un concurso de televisión. Al ir de un plató a otro podíamos ver las "tripas" del estudio, los cámaras filmando la carnicería y de vez en cuando aparecía en pantalla el presentador del show que, escoltado por dos azafatas, iba soltando una serie de frases digitalizadas que ya forman parte de la historia de los videojuegos. Desde un "Te la compro por un dólar" rescatado directamente de Robocop, pasando por el "¡Buena suerte, la necesitarás!" o la más inmortal de todas: "Big Money! Big Prizes! I Love It!"

Jugarse la vida para recoger cientos de tostadoras.

En Smash T.V. podías morir tiroteado, apaleado, electrocutado, aplastado o estallando directamente en pedazos (con uno de tus ojos volando hacia la pantalla) si tenías la mala suerte de pisar una mina. Y por si no hubiera bastante con los miles de enemigos que iban entrando en tropel por las puertas, de tanto en tanto el juego nos enfrentaba a un espectacular, y correoso, jefazo. El más recordado es Mutoid Man, un calvo de tamaño colosal que en lugar de piernas tenía un par de orugas de tanque, pero también llegábamos a enfrentarnos a una esfera malencarada, un par de serpientes gigantes y, por último, la versión "cyborg" del presentador del programa.

Al finalizar la primera pantalla de uno de los tres decorados aparecía brevemente un mapa que indicaba la posición del jefe y de las pantallas con premios extra.

En 1990 el tema de la violencia aún no había llegado al Congreso de los EE.UU. (de eso ya se encargaría Mortal Kombat y Night Trap un par de años más tarde), pero la recreativa de Midway no tiene nada que envidiar al juego de lucha de Boon y Tobías. Los enemigos se convierten en una papilla sanguinolenta (al igual que nuestro personaje) y mutilas a los jefes, literalmente, a tiro limpio, miembro a miembro, hasta que sus cabezas vuelan por los aires.

Al caminar de plató en plató se podían ver 'las tripas' del concurso. Lo que habrá visto ese cámara…

Además de ser una salvajada, Smash T.V. era infernalmente difícil. Estaba diseñado para tragarse tu paga a la velocidad del rayo, y de hecho ni siquiera sus creadores tenían la esperanza de que alguien llegara hasta el final. De lo contrario no se habrían olvidado de incluir el Pleasure Dome, el escenario que debería haberse desbloqueado al recoger un cierto número de llaves, pero que no aparecía por ninguna parte en la primera versión de la recreativa. Ante las quejas de los jugadores, tuvieron que incorporarlo en las sucesivas revisiones de la placa. La historia es bastante divertida, y podéis encontrarla en este artículo de Polygon.

Tras arrasar en los salones recreativos, Smash T.V. no tardó demasiado en dar el salto a los sistemas domésticos. Ocean se hizo con los derechos para adaptar la placa a los distintos ordenadores de la época (las versiones ZX Spectrum y Amstrad CPC corrieron a cargo del célebre dúo David Perry / Nick Bruty, bajo encargo de Probe Software) y Acclaim hizo lo propio con las entregas para consola (Super Nintendo, Mega Drive, NES, Master System y Game Gear).

El conversión para ZX Spectrum fue analizada en la MicroHobby Nº 216 (diciembre de 1991).

Double Fisted Action. La verdad es que la versión NES se jugaba bastante bien gracias a aquella ocurrencia.

La entrega Super Nintendo se benefició de los cuatro botones de su pad para recrear a la perfección la mecánica de la recreativa (y sus dos sticks), algo con lo que no contaban el resto de sistemas, aunque en Acclaim recurrieron a una solución muy ingeniosa en NES y Mega Drive: se incluyó una opción para que los jugadores pudieran usar dos mandos y sus respectivas crucetas para imitar el sistema de disparo de la coin-op. El diseño de media luna de los mandos de Mega Drive hizo que la experiencia no fuera demasiado cómoda (y además, al hacerlo se limitaba la partida a un único jugador), pero en NES la idea quedó más resultona, gracias a la compatibilidad del cartucho con el NES Four Score (cuatro mandos equivalían a partidas a dobles) y el diseño cuadrado de los pads hizo que la experiencia "Double Fisted Action" (así la definían en la portada del juego) fuera mucho más ergonómica que en la consola de Sega.

Smash T.V. no tuvo secuela, pero sí un sucesor espiritual en 1992 (bajo el sello de Midway y con Jarvis y Turnell a bordo) llamado Total Carnage (una frase que ya había aparecido en la placa de 1990. Aquí se abandonó la ambientación televisiva a "pantallazos" por un conflicto bélico puro y duro con scroll.

La placa de Jarvis y compañía acabaría formando parte, muchos años más tarde, de sucesivos recopilatorios de clásicos recreativos como Arcade Party Pak (PlayStation, 1999), Midway Arcade Treasures (PS2, Xbox, GC y PC, 2003) y Midway Arcade Origins (PS3, Xbox 360, 2012). En 2005 llegó a recibir un port con juego cooperativo online en 2005 para Xbox 360, pero en 2010 desapareció del Live Arcade, como otras tantos clásicos Midway, tras la quiebra de la compañía norteamericana.

¿Recordáis vuestra primera partida con la recreativa de Smash T.V.? ¿Y en consola? ¿Llegasteis a acceder al Pleasure Dome? Como siempre, esperamos vuestros comentarios y anécdotas.

ANTERIORES
Retro
16:13 28/9/2018
Un olvidado pionero de las plataformas 3D.
Retro
16:00 5/10/2018
La gran joya de Konami para PC Engine.
SIGUIENTE
Retro
15:40 19/10/2018
Recordamos y jugamos en directo al clásico de Shiny Entertainment, un original juego de acción que dejó una huella imborrable en muchos jugadores.
En forosComentar en nuestros foros

Long Drong · hace 5 minutos
Qué recuerdazos a dobles en la snes, de vez en cuando lo rejuego con mi compañero de batallas.

Cuando vi la versión arcade en el mame flipé conblos efectos gore saltando hacia la pantalla.

[i][b]Good luck, you'll need it![/b][/i]

Zahn10R · hace una hora
En su día debió ser la leche, me suena vagamente.

Zeros_met · hace 2 horas
Me lo pasé en Snes en modo un jugador, le tengo un cariño muy especial, grandes tardes a dobles

nenetaro · hace 7 horas
En mi Amiga 500 jugaba yo

TitoVR · hace 18 horas
Yo creo que lo jugaba en Amiga 500 y me parecía demasiado difícil!

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir