Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Jumping Flash!: El fichaje inesperado de PlayStation Classic

·
Un olvidado pionero de las plataformas 3D.

El pasado 19 de septiembre Sony nos sorprendió a todos con el anuncio de PlayStation Classic, una versión Mini de su primera consola, que llegará a las tiendas el próximo 3 de diciembre. No menos sorprendente fue encontrar, entre los cinco juegos anunciados hasta el momento (de los 20 que incluirá en memoria) al mismísimo Jumping Flash!. Que hayan recuperado Final Fantasy VII o sendas entregas de Ridge Racer (Type 4) y Tekken (el 3, concretamente) era de esperar. No tanto lo de Wild Arms, pero era un grandísimo RPG, ¿Pero Jumping Flash!? ¿Alguien se acordaba de él?

'Jumping Flash!' ha sido el más inesperado de los cinco juegos anunciados, hasta ahora, que incluirá PlayStation Classic.

Bueno, en Japón sí. De hecho no solo disfrutó allí de una nutrida legión de fans entre los usuarios de la primera PlayStation: con el paso del tiempo ha sido reivindicado como uno de los pioneros en el campo de las plataformas 3D. De hecho, el libro Guinness de los récords lo cataloga como el primer "videojuego de plataformas en auténticas 3D".

Todos solemos relacionar el origen de las "plataformas 3D" con Super Mario 64, pero no debemos olvidar que el juego de Nintendo debutó en junio de 1996 (en Japón), mientras que Jumping Flash! llegó a las tiendas japonesas con un año y pico de antelación, concretamente el 28 de abril de 1995. Así que su elección como parte del catálogo de PlayStation Mini se nos antoja más que justificada, aunque sea por motivos arqueológicos.

Sus gráficos pueden parecer algo rupestre hoy en día, pero en 1995 eran lo más.

El germen del juego se remonta a una demo técnica, bautizada como Spring Man, con la que se buscaba mostrar el potencial gráfico de consola de Sony a la hora de mover entornos poligonales. Los encargados de poner en marcha el proyecto fueron los japoneses Exact (el acrónimo de Excellent Application Create Team), los cuales habían lanzado en marzo de 1994 un título para el ordenador japonés Sharp X68000 (sí, el de las conversiones "pixel perfect" de recreativas de Capcom) bautizado como Geograph Seal.

Geograph Seal ya presentaba muchos de los elementos que darían forma a Jumpin Flash! (entorno poligonal, vista en primera persona, un mecha como protagonista), aunque a la hora de crear algo similar para el mercado de consolas, Sony quiso aportar un toque "cute", en forma de un mecha con aspecto de conejo, al que bautizaron como Robbit, y cuyo diseño corrió a cargo de otro estudio japonés, Ultra, quien además acabaría firmando el guión del juego y las secuencias CGI.

El Barón Aloha ejercía de archienemigo. Camisa hawaiana y monóculo. Un tío elegante.

Aunque ahora estamos totalmente familiarizados con los entornos 3D, la cosa era muy distinta en 1994, cuando Jumping Flash! comenzó a tomar forma. Posiblemente por eso se relajó bastante el nivel de dificultad del juego y se incorporó un detalle que ayudaría a los jugadores a ubicarse espacialmente dentro de los escenarios poligonales del juego: a la hora de ejecutar un doble salto (nuestro personaje, Robbit, era capaz de realizar hasta saltos triples en el aire), la cámara de Jumping Flash! bajaba automáticamente hasta los pies del mecha, cuya sombra nos ayudaba a distinguir el punto exacto dónde íbamos a aterrizar.

Al ejecutar un salto doble (o triple), la cámara descendía automáticamente para mostrar dónde íbamos a aterrizar.

A lo largo de 18 niveles, divididos en 6 mundos, nuestra misión consistía en detener al malvado Barón Aloha. Para ello debíamos explorar cada nivel, recogiendo los cuatro "jet pods" con forma de zanahoria dispuestos en diferentes puntos del mapa, mientras dábamos buena cuenta de distintos enemigos gracias al disparo láser de Robbit.

Algunas de las fases también se desarrollaban en interiores.

Los gráficos del juego pueden parecer algo rupestres para lo que estamos acostumbrados hoy en día, pero en su momento eran sorprendentes. E incluso llegaban a marear, en las primeras partidas, cuando el personaje encadenaba un triple salto. Pero Exact lo hizo realmente bien: en ningún momento te sentías perdido a la hora de jugar y la PlayStation demostró que era capaz de mover entornos poligonales con una solvencia más que notable, a pesar de la aparición de popping (tampoco vamos a ser malos, la consola apenas acababa de echar a andar).

En cada nivel había que recoger cuatro 'jet pods' con forma de zanahoria. Lógico, tratándose de un mecha con forma de conejo.

Jumping Flash! debutó en Europa el 29 de septiembre de 1995, aunque no gozó de la misma popularidad que en su Japón natal. Posiblemente porque por entonces estábamos más pendientes de Ridge Racer, Battle Arena Toshinden, WipEout y el resto de videojuegos que acompañaron a la consola de Sony en su lanzamiento europeo.

Los gráficos de 'Jumping Flash!' no tardaron en ser superados por otros lanzamientos de PlayStation.

Puede que a nivel técnico Jumping Flash! fuera rápidamente superado por otros títulos de PlayStation, pero eso no impidió que recibiera una secuela en abril de 1996 (en Europa llegó en octubre de aquel año), de nuevo a manos de Exact (ahora en solitario). E incluso llegó a ver la luz una tercera entrega, aunque exclusiva para Japón, en octubre de 1999, con el título de Robbit Mon Dieu, Para entonces Exact ya había sido absorbida por Sugar & Rockets, el estudio second-party de Sony que, entre otros títulos, firmó la maravillosa saga de visual novels Yarudora (una de las debilidades de mi amigo Marcos "The Elf" García).

Por cierto, a Exact también le debemos la estupenda adaptación a videojuego de Ghost in the Shell (1997) donde empezó su relación con el estudio de animación Production I.G. con los que darían vida a los ya mencionados Yarudora. Sin duda, el universo creado por Masamune Shirow no pudo caer en mejores manos.

Jumping Flash! está disponible en la PlayStation Store española a precio de derribo (4,99€), y es compatible con PS3, PS Vita, así que si os lo perdisteis en su día y no queréis esperar hasta la llegada de PlayStation Classic, merece la pena echarle un vistazo. Su secuela también está disponible en la PS Store americana, pero extrañamente ha desaparecido de la europea. Misterios de la vida.

¿Jugasteis con Jumping Flash! en su momento? ¿Qué os pareció? ¿Habríais preferido que su lugar en el catálogo de PlayStation Classic hubiese sido ocupado por otro juego? Como siempre, esperamos vuestros comentarios y anécdotas.

ANTERIORES
Retro
18:11 31/8/2018
Demonios, ninjas y un toque de Resident Evil.
Retro
9:15 8/9/2018
Es hora de regresar a Shadow Moses.
SIGUIENTE
Retro
16:00 5/10/2018
La gran joya de Konami para PC Engine.
En forosComentar en nuestros foros

Nejiros · hace una hora
[respuesta:39]Comentario tóxico que no viene a cuento en una noticia en la que hace un mes que nadie dice nada. Buscas bronca y ya no?[/respuesta]

kiedevil · hace una hora
Bueno nintenderos, ya sabéis lo que se siente cuando alguien crea algo primero  y otro lo perfecciona y triunfa.

Gallofa · 30/09/2018 17:25
[para Boddhai]Yo tambien me hinche a verlo xD pero aguante(o me hicieron aguantar mis padres) con mi Snes, eran las navidades del dilema: super mario world 2 o donkey kong country 2 asi que tocó escoger, en mi caso los monos de rare, y seguir enchufando de vez en cuando el video aquel de caratula blanca de psx y disfrutando de cosas aquí inéditas aqui de snes gracias a un copion xD

El caso es que al final me encaje en el lanzamiento japo de N64 sin la psx y tras flipar con el video de mario 64 de la hobby mi hermano y yo nos decidimos por la 64 bits y eso a pesar de que ya se iba viendo que Ninty y Square se estaban divorciando y esto sobretodo para mi hermano era un factor clave.Quizas las imagenes de aquella demo técnica con personajes de FFVI le hiciera pensar que aquello se arreglaria.

Pero vamos que tras comprar la 64 bits y pegarnos un insano vicio con juegazos exclusivos de la talla de Mario 64, Wave Race 64, Iss 64...etc pasanos una tarde de verano de 97 en casa de un piratilla jugando a cosas como die hard trilogy,crash bandicoot,resident evil,tekken 2,rage racer,soul blade y claro, ya es que ante eso te empezabas a olvidar de fidelidades absurdas a un sola marca y una semana despues teniamos en casa la psx acompañando a la nintendo 64.

[/para]

[para Asriel]son pura nostalgia estas cintas xd[/para]

Sobre el chip y la pirateria, que en España ya estaba instalada a base de bien desde los dias de los microordenadores de 8 bits, decir que sin duda influyó para que a la larga psx se convirtiera en un fenómeno de masas pero para el jugón de cuna que por entonces estuviera en la franja de los 12-16 años era mucho mas importante comprobar como esa Psygnosis que tan buenos ratos le habia echo pasar en Amiga estaba ahí dandolo todo por psx, que la histórica namco te traia sensaciones de los sagrados recreativos, que la reina del jrpg Squaresoft antaño second party en la práctica de nintendo se fugaba con Sony arrastrando tambien a Enix, lo cual significaba ya la derrota segura en el mercado japones(aunque de eso no era consciente uno entonces) y a eso unele a Capcom y Konami(aunque esta última tambien se portó en N64) y ya tienes con la perspectiva del tiempo la certeza de que aquello solo podia acabar con psx como ganadora.

Sony anduvo muy lista, primero tras el desencuentro con nintendo por el cd de snes siguiendo adelante ella sola, aprovechando que sega andaba medio perdida con tanto add-on para mega drive y una saturn rediseñada a deprisa y corriendo(bendita maquina dicho sea de paso) para competir con el poder 3d de la gris,aprovechando que la comunidad manifestaba sus recelos hacia el cartucho mientras nintendo se enrocaba en esa idea y acogiendo en su seno a gente que se la tenia guardada a los de Kyoto como namco, a las reinas del rpg que tanto y tanto hicieron por las ventas niponas de famicom y super famicom y mucha de la creme de los estudios europeos que llevaban años deleitando en ordenatas y consolas, fue un trabajo bien hecho y mis admiradas nintendo y sega la subestimaron totalmente.

Nejiros · 30/09/2018 13:00
[respuesta:36]Que no te venga con cuentos? Pero si te he dicho que muchos lo hacian, pero no todos como ha dicho el compañero.

Yo precisamente me vendí la psx para comprar la n64. Iba contracorriente quizá, pero ese mario 64 se pasaba por la piedra cualquier juego de la psx. Y al final la mayoría de los que tenian la psx con chip se pasaban el día jugando juegos nuevos 10 minutos y a por otro.[/respuesta]

arroutado · 30/09/2018 12:41
[respuesta:34]Serías el único. Todos vivimos esa época y la gente dejó de comprar sega y Nintendo porque la plei se podía piratear con la punta del cipote. Toooodo el mundo tenía los CD pintados con rotulador, no me vengas con cuentos. No fue la mejor consola de la época ni por asomo, fue la más vendida porque luego los juegos te salían gratis.[/respuesta]

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir