Todos los juegos de El Señor de los Anillos con los que explorar la Tierra Media

El universo creado por Tolkien acompaña a los videojuegos desde sus comienzos, acumulando títulos de éxito y con un futuro que sigue sumando adeptos gracias a series como Los anillos de Poder.
Todos los juegos de El Señor de los Anillos con los que explorar la Tierra Media
·

Igual que el reflejo de los Dos Árboles de Valinor en los ojos de Galadriel es capaz de inspirar las más grandes gestas, el universo creado por J. R. R. Tolkien ha marcado el camino de la narrativa fantástica contemporánea. No solo la literatura y el cine se han nutrido de su basto y casi inabarcable mundo, la industria de los videojuegos ha intentado en diversas ocasiones adaptar las aventuras de distintos personajes. Permitiendo ir más allá de ser un mero espectador, pudiendo así encarnar a figuras tan destacadas como Gandalf, Aragorn, Frodo, Gollum y hasta de Nazgûl.

La mayoría de los videojuegos beben tanto de la estética como de las propias historias narradas en la trilogía de El Señor de los Anillos de Peter Jackson, un empujón que se repitió con el estreno de las precuelas de El Hobbit aunque en menor medida. En la actualidad, la serie de Amazon de El Señor de los Anillos: los Anillos de Poder ha vuelto a despertar una fiebre ‘Tolkienana’, contando una historia que aconteció antes que la Comunidad del Anillo, en la que aparecen personajes en común con ese periodo como Isildur, Elendil o Galadriel. Por lo que si tienes ganas de más cada vez que acabas un capítulo, aquí te dejamos con un puñado de juegos con los que saciar la sed por la Tierra Media.

Thorin se sienta y canta acerca del oro

El Señor de los Anillos lleva en la industria de los videojuegos desde el principio, con juegos que llegaron a salir en formato casete como Lord of the Rings: Game One. Este título de aventura conversacional fue lanzado en 1985 con una historia basada en La Comunidad del Anillo y una continuación que narra las aventuras de El Hobbit, también desarrollada por Melbourne House, lanzada en 1982 en disquete. Este primer juego fue desarrollado para los modelos más populares de ordenadores domésticos como ZX Spectrum, el Commodore 64, el Amstrad CPC 464 y el BBC Micro, e incluía una copia de la novela de Tolkien con cada juego por un acuerdo con los editores.

Este título, catalogado como uno de los primeros juegos con gráficos emergentes, supuso un pequeño salto para los juegos de tipo aventura conversacional que había en la época, ya que permitía escribir órdenes algo más completas y combinadas, con frases complejas con verbos conjugados y pronombres. Además, es en tiempo real, por lo que si el jugador tarda tiempo en contestar la acción que deseaba realizar, los eventos del juego transcurren sin él.

Otra de las tecnologías que lo hizo sobresalir es que los personajes no jugables que participaban en la historia poseen lealtades y personalidades que afectan a su conducta y que no siempre son predecibles. Además de Lord of the Rings: Game One, a esta primera ‘adaptación’ le siguieron Sombras de Mordor: juego dos de El Señor de los Anillos en 1987 y La Grieta del Destino en 1990.

De esta época data el primer juego basado en Tolkien que fue cancelado, The Lord of the Rings: Journey to Rivendell. Un título de Atari que cambió varias veces de nombre y cuyo lanzamiento estaba previsto para 1983 pero nunca llegó a ver la luz, aunque no sufrió el mismo destino que E.T. ni acabó desapareciendo en el fuego de El Monte del Destino. Su nombre apareció semanas antes del estreno de El señor de los anillos: La comunidad del anillo, cuando un ex empleado de Parker Brothers (desarrolladora) entregó un prototipo del juego al operador del sitio web de AtariAge.

Estrategia y combate por turnos

En 1988 apareció el primer juego de estrategia basado en las obras de este catedrático de Oxford. War in Middle Earth, desarrollado por Melbourne House, igual que los citados anteriormente. Este cambio de género fue recibido con críticas mixtas que destacaron lo fiel que era a la obra original, pero que sin embargo, como juego, era apenas rejugable (ya que el juego se desarrolla de forma similar en cada partida).

Para 2003, con el éxito de la trilogía de Tolkien en el cine encima, Liquid Entertainment y Sierra tiraron por el género de la estrategia en tiempo real, al estilo Warcraft III, en The Lord of the Rings: War of the Ring, sorteando la relación con los personajes de las películas de Jackson, que eran cosa de EA. El título introduce la posibilidad de realizar una campaña del bien o del mal, pudiendo luchar en la Guerra del Anillo desde las dos facciones, manejando al ejército de la gente libre de la Tierra Media (Hombres de Gondor y Rohan, los rangers del Norte y los beorning , así como los elfos y los enanos) o los minions de Sauron (orcos y goblins , trolls, los hombres de Haradrim y las arañas gigantes del Mirkwood).

PUBLICIDAD

El señor de los anillos por Electronic Arts

En 2004, El Señor de los Anillos: La Batalla por la Tierra Media fue el juego con el que EA entró al género de estrategia con sus licencias de El señor de los anillos, aunque sin abandonar la acción, dando como resultado un título de formato híbrido. Algunos de los peros que se señalaron en los análisis de la época son, por ejemplo, el hecho de no dejar seleccionar al jugador la localización de las estructuras.

Un año después, en 2005, EA se aventura en el género de combate por turnos con The Lord of the Rings: Tactics, un juego para PSP que también permite encarnar tanto al bando del bien como el del mal. Pudiendo controlar no solo a Gandalf, Frodo, Aragorn y compañía, sino también a villanos de la calidad y el carisma de Saruman, el Rey Brujo de Angmar y hasta el mismísimo Sauron. Cuenta también con un sistema de niveles con el que ir haciendo a los personajes más poderosos, con puntos de combate con los que comprar mejoras.

Ya en 2005, El Señor de los Anillos: la batalla por la Tierra Media II aprendió de los errores de la primera entrega, dando lugar a un juego de estrategia en tiempo real digna de semejante legado, con batallas masivas como la del Abismo de Helm, que además cosechó notas muy positivas entre los medios de la época. Se añadió una mayor complejidad narrativa en el modo campaña y más modos de juego, además de un multijugador que brilla con luz propia y que puede llegar a ser tan intenso que incluso acabe con alguna amistad en el mundo real.

Cada facción tiene su estrategia, pero algunos héroes, como Legolas, pueden llegar a convertirse en un verdadero incordio para otras facciones en el modo multijugador. No cuenta con tantas restricciones para escoger donde crear una fortaleza, por lo que añade un punto más de estrategia cuando se juega contra otras personas.

Además, durante la partida aparecerá Gollum portando el Anillo único, lo que obligará a cada facción a salir de su escondrijo y buscar al esquivo Sméagol. Quién logre hacerse con este tesoro tiene casi la partida ganada, ya que permite la opción de generar héroes tan fuertes como Galadriel poseída por el anillo. Aunque Tom Bombadil no se le queda atrás, siendo otra de las ‘invocaciones’ más poderosas.

RPG y acción

J.R.R. Tolkien's The Lord of the Rings, Vol. I y J.R.R. Tolkien's The Lord of the Rings, Vol. II: The Two Towers, el primero de 1990 y el segundo de 1992, fueron los primeros juegos RPG de El señor de los anillos. En la primera entrega, el jugador encarna a Frodo Bolsón, quien tiene que ir reclutando varios miembros de la Comunidad del Anillo, con misiones secundarias incluidas. En este título se pueden modificar las armas y armaduras que lleva el equipo, al igual que las distintas habilidades y hechizos. Aunque sea algo lineal, este juego permite volver a zonas visitadas para descubrir nuevas localizaciones y personajes, además de ser de los primeros en incluir un ciclo de día/noche, afectando a la frecuencia en la que aparecen distintos enemigos.

Su segunda parte incluye algunas mejoras, como la posibilidad de cambiar de personaje jugable, cada uno con su propia historia basada en El señor de los anillos: Las dos torres. Un detalle curioso es que el objetivo final de esta saga es llegar al Monte del Destino y destruir el Anillo Único, una meta que jamás se logra en este juego ya que se reservó para una tercera entrega que fue cancelada.

En 1994 la primera entrega tuvo un reboot para la SNES que mejoró con creces la experiencia. Aunque su lavado de cara a nivel gráfico, con sonidos mejorados y algunos detalles más pulidos, como el poder jugar más de cuatro jugadores a la vez, no fue suficiente como para poder continuar la saga, por lo que los hobbits ni siquiera llegaron a Isengard.

Por Gondor y por Frodo

El nuevo milenio vino fuerte con el estreno de El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo en 2001, un éxito sin precedentes que catapultó la temática de Tolkien en la industria de los videojuegos. En 2002, Black Label Games y Vivendi se aventuraron a modernizar la saga de El señor de los anillos en el mundo virtual, coincidiendo con la trilogía de Peter Jackson. Aunque se dio de bruces con EA, que era dueña de la licencia cinematográfica del director y de New Line. Un conflicto con final feliz que acabó con dos títulos a la venta, El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo de Vivendi, que incluso fue portado a Game Boy Advance, y el juegazo de El Señor de los Anillos: Las Dos Torres de EA.

Este título de acción de hack and slash adaptaría las dos primeras entregas de la trilogía de películas, contando con todo tipo de material de las mismas. Por ejemplo, para animar a algunos personajes como Aragorn, los desarrolladores contaron con el propio Viggo Mortensen y el maestro de la espada de la película, Bob Anderson, para recrear ciertos movimientos de los personajes. También tuvieron acceso a cortes de la película, modelos digitales y texturas del departamento de efectos visuales, captura de movimiento, efectos de sonido, banda sonora, arte conceptual y fotografías del set.

En 2003 repitieron fórmula y éxito con El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey, añadiendo algunas mejoras como la inclusión de distintas historias de personajes, añadiendo profundidad al título. Incluye un modo cooperativo, los niveles son el doble de grandes, y añade la posibilidad de interactuar con elementos del mapa. Además, al igual que su predecesor, incorpora extras para fans con entrevistas de actores de la trilogía del cine.

Probando distintos géneros sorteando licencias

Por el camino aparecieron algunos sucedáneos como The Hobbit desarrollado por Inevitable Entertainment para GameCube, PlayStation 2 y Xbox; por The Fizz Factor para Microsoft Windows y por Saffire para Game Boy Advance. Sierra sigue tirando de adaptaciones con licencia de la novela El Hobbit de JRR Tolkien de 1937, evitando la relación con la trilogía cinematográfica, pero aprovechando claramente su estela. Este título de plataformas, en el que el jugador encarna a Bilbo Bolsón, visualmente parece de la generación anterior, con ciertos elementos de combate de hack and slash y algunos aspectos de rompecabezas rudimentarios.

En 2004, El Señor de los Anillos: La Tercera Edad demostró que aún quedaba Tolkien para rato en los videojuegos. Al más puro estilo Final Fantasy, este juego de Visceral Games para Electronic Arts, desarrollado para PlayStation 2, Xbox y GameCube, cuenta con exploración en tercera persona en un mundo abierto y peleas por turnos. Peca de lineal y algunos críticos de la época destacaron que este título se centró en los gráficos, descuidando la historia y el desarrollo de los personajes.

En 2009, los juegos sobre el universo de Tolkien volvieron al género del hack and slash con El Señor de los Anillos: La Conquista para PS3, NDS, PC, Xbox 360, desarrollado por Pandemic Studios para Electronic Arts. Cuenta con un sistema de juego similar al de Star Wars: Battlefront del mismo estudio. También permite al usuario jugar como ambas las fuerzas del mal y del bien, pero a diferencia de El Señor de los Anillos: la batalla por la Tierra Media, esta última está basada en la detención de la destrucción del Anillo Único por Sauron.

Al igual que en otros títulos sobre esta saga, El Señor de los Anillos: La Conquista contó con ayuda de Weta Digital, que participaron en los efectos visuales de las películas de Jackson, para incorporar modelos digitales, como el de los Nazgûl, en el juego. Además de parte importante del elenco original de las películas prestando sus voces. El juego consigue ofrecer con éxito un título consistente, con acción intensa, y una representación fiel de las batallas más espectaculares. Aunque en la época se señalaron fallos como un fuerte desequilibrio entre la experiencia de juego que se obtiene en el multijugador y el monojugador, que queda más soso, deslucido y no tan divertido.

El Señor de los Anillos: Las aventuras de Aragorn fue un título ‘raro’ que vio la luz en 2010, protagonizado por el hijo de Arathorn, heredero de Isildur, señor de los Dunedain, heredero del trono de Gondor, apodado Trancos y capitán de los Montaraces del Norte. Aunque en la Wii, en exclusiva, se puede manejar a Gandalf en el multijugador; mientras que en algunas partes concretas se juega con Frodo Bolsón. Por la época no recibió muy buenas puntuaciones, por errores en los controles, siendo además calificado como un juego de nivel fácil. Aunque como todos los títulos de EA, la caracterización del mundo de Tolkien es sobresaliente.

Ya para PlayStation 3 y Xbox 360, se probó suerte con El Señor de los Anillos: La Guerra del Norte en un intento de seguir sacando juegos basados en este universo. Los personajes jugables no son de las películas, manejando así a Eradan, un dúnadan; Andriel, una elfa de Rivendel; Farin, un enano del linaje de Durin; y Beleram, una de las grandes águilas que habitan cerca de las Montañas Nubladas. La historia es original, con combates con toques de rol, todo transcurriendo en el universo de Tolkien, lo que es un plus. Sin embargo no terminó de cuajar, por combates que de repetitivos resultan simplones y una limitada IA de los enemigos.

Sombras de Mordor

Para muchos fans, La Tierra Media: Sombras de Mordor de Monolith Productions, un hack and slash de mundo abierto lanzado en 2014, es uno de los mejores juegos basados en el universo de Tolkien. Este cuento original, ambientado en las tierras baldías de la Tierra Media, tuvo como reclamo principal su sistema Némesis, que le añade dinamismo a las partidas, alterando el mundo en función a las acciones del jugador y aumentando la fuerza de los enemigos si resultaban victoriosos en una batalla. También cuenta con otras mecánicas muy halagadas, como el componente sigilo del juego y la posibilidad de doblegar a las bestias.

En 2017 La tierra Media: Sombras de Guerra repetía fórmula, aumentando el tamaño del mapa, puliendo algunos aspectos del combate y añadiendo amistad entre orcos que podrán unirse al ejército del protagonista, pudiendo además expandir y controlar distintos territorios. Otro de los pluses es la posibilidad de transferir los aliados y enemigos granjeados en Sombras de Mordor.

Incursión online

Esta saga hizo sus primeros pinitos en el género MMORPG con El Señor de los Anillos online: sombras de Angmar, un juego que requería de suscripción (ya no) y que permite crear un personaje desde cero totalmente personalizado, escogiendo entre cuatro tipos distintos de especies: hombres, elfos, enanos y hobbits. Al publicarse, en un principio solo se podía viajar por el área de Eriador. Más adelante, esta fue dividida en Ered Luin, la Comarca, las Tierras de Bree, el Bosque Viejo y las Quebradas de los Túmulos, las Quebradas del Norte, el Bosque de los Trolls, las Montañas Nubladas, Moria, Isengard, Angmar y las Landas de Etten. Además, la actualización Shores of Evendim añadió el área alrededor del lago Evendim y la ciudad de Annúminas. El juego es bastante completo, con contenido que se ha ido actualizando, enriqueciendo el mapa y la experiencia, y aunque aún es jugable, es cierto que los gráficos denotan sus orígenes.

Para 2012/2013 repitieron fórmula con Guardianes de la Tierra Media. Un juego en el que Monolith, padres de la saga F.E.A.R., dan forma a un MOBA para ambientado en el universo de El Señor de los Anillos, cuyo lanzamiento coincidió con la película de El Hobbit. Cuenta con personajes más o menos conocidos de la obra de Tolkien y su jugabilidad se basa en enfrentar dos equipos de hasta cinco jugadores en una arena.

PUBLICIDAD

Legonización

Tolkien tiene su fase Lego, por supuesto, al igual que lo tuvo la ópera espacial de George Lucas, con dos juegos, LEGO El Señor de los Anillos y LEGO: El Hobbit. La primera entrega se basa en la trilogía de El señor de los anillos de Peter Jackson, con la posibilidad de vivir los momentos claves de estas películas con los distintos personajes de la saga; mientras que la segunda toma las tres películas de El Hobbit, aderezadas con el clásico humor LEGO.

Juegos para móviles y de cartas

Enmarcado dentro del género de la gestión y la estrategia, pero para móviles, The Hobbit: Kingdoms of Middle Earth, lanzado en 2012, basa su jugabilidad en la construcción de un imperio enano o elfo, eligiendo los edificios y fortificaciones e intentando la defensa o la alianza con otros jugadores. El resultado es un juego bastante lento en el que habrá que pasar por caja para ir subiendo los niveles.

Para 2014, El Señor de los Anillos: Leyendas de la Tierra Media se orienta al rol pero llevado a la pequeña pantalla de los móviles, en un interminable y algo tedioso paseo a través de la región de Eriador, que está siendo azotada por la sombra que crece en el este. La misión principal es reclutar héroes de diferentes razas, y entablar un combate continuo hasta llegar a Rivendel y discutir con Elrond los planes futuros.

Uno de los lanzamientos más recientes es The Lord of the Rings: Adventure Card Game. Un juego lanzado en 2019, en el que Fantasy Flight Interactive y Asmodee Digital llevaron el mundo de las cartas de El señor de los anillos al PC, con un aspecto y jugabilidad muy parecido al de otros títulos como GWENT: The Witcher Card Game. En el mercado para móviles, la saga de Tolkien sigue teniendo seguidores, o eso demuestran los juegos lanzados en 2021 y en 2022, Lord of the Rings: Rise to War y The Lord of the Rings: Heroes of Middle-earth, ambos de estrategia.

El futuro de la Tierra Media

Aunque la aventura no acaba aquí, Take-Two Interactive anunció a través de su sello Private Division, un acuerdo con Weta Workshop para publicar un nuevo juego ambientado en el universo literario de la Tierra Media. A lo que Amie Wolken, jefa de interacción en Weta Workshop, mencionó en el la web de la compañía que este juego es "uno que es muy diferente de lo que los fanáticos han jugado anteriormente".

Por su parte, días después, Embracer Group anuncia que compra los derechos de El Señor de los Anillos y El Hobbit para hacer juegos, películas y más. Explicando que planea colaborar tanto con los receptores establecidos, como con los nuevos receptores de estas licencias, explorando así otras oportunidades, incluyendo "películas adicionales basadas en personajes icónicos como Gandalf, Aragorn, Gollum, Galadriel, Eowyn y otros personajes" de la obra de Tolkien.

Mientras tanto, The Lord of the Rings: Gollum de Daedalic Entertainment y Nacon, propone una perspectiva desde el hobbit cegado por la alhaja creada por Sauron para gobernarlos a todos; en un desarrollo que parece estar siendo tan complicado como el viaje de su desdichado protagonista. Su lanzamiento está previsto para este mismo mes, aunque aún no hay día marcado, por lo que parece que este videojuego puede convertirse próximamente en una muy buena forma de amenizar la espera de las buenas nuevas de Galadriel y los habitantes de Númenor en la serie de Amazon.

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir