1. Vandal Random
  2. Artículos
  3. Crítica de 'Misión Imposible: Sentencia Mortal - Parte 1': Tom Cruise lo ha vuelto a hacer

Crítica de 'Misión Imposible: Sentencia Mortal - Parte 1': Tom Cruise lo ha vuelto a hacer

La séptima entrega de Misión Imposible se estrena en cines y analizamos a fondo la primera parte de la despedida de Ethan Hunt. ¿Merece la pena?
Crítica de 'Misión Imposible: Sentencia Mortal - Parte 1': Tom Cruise lo ha vuelto a hacer
·
mision imposible sentencia mortal

Tom Cruise pasará a la historia del celuloide como uno de los genios del cine de acción. Misión Imposible es una de las sagas más longevas del género contemporáneo que, a lo largo de los años, ha sabido reinventarse y actualizarse a las vertientes actuales, siempre sin miedo de experimentar y, sobre todo, sin perder ni pizca de la esencia con la que arrancó sus andanzas a través del cinematógrafo. Cruise viene de firmar su mayor éxito hasta la fecha, Top Gun: Maverick, obra en la que tanto él como Joseph Kosinski supieron captar de fábula los ingredientes que funcionaron en la obra de Tony Scott publicada en 1986 para darle una vuelta y ofrecer una pieza de arte con unos acabados dignos de recuerdo. Con Misión Imposible: Sentencia Mortal - Parte 1, el actor y productor, ha sabido separar ese concepto de estirar de la nostalgia para enamorar al público interpretando a Ethan Hunt, una vez más, realizando una misión con la que el patio de butacas conectará gracias a sus lazos con nuestra actualidad y la industria tecnológica.

La primera parte de 'Sentencia Mortal' tiene una constante atmosfera de tensión que quita el aire

Christopher McQuarrie regresa para ponerse tras las cámaras de la que pretende ser la traca final de la saga, poniendo punto y final a las aventuras y desventuras de Tom Cruise como agente especial destinado a tener que salvar el mundo en repetidas ocasiones sin poder negarse a ello. Misión Imposible: Sentencia Mortal - Parte 1 es un nuevo acierto por parte del equipo Cruise (entiéndase con esto al reparto habitual de la saga y los directivos y guionistas que le acompañan), pero quizá no sea la mejor pieza de la saga debido a que, a día de hoy, Misión Imposible tiene duros rivales con los que competir y eso no es para nada sencillo. El género de acción ha evolucionado mucho durante estos últimos años, y filmes como John Wick e incluso Tyler Rake han servido para reorientar cómo se plasman tiroteos y peleas cuerpo a cuerpo en pantalla. Es cierto que Misión Imposible no quiere competir con estos proyectos, pero su presencia no puede pasarse por alto.

La primera entrega de la saga firmada por Brian de Palma en 1996 marcó la estructura que se seguiría en prácticamente todas las entregas posteriores: la presentación de las misiones, la puesta en escena clásica, el salto constante de escenarios y el seguido de revelaciones inesperadas por parte de los personajes que se realizan a lo largo del metraje. Sobre ello, cada cineasta que ha pasado por Misión Imposible ha dejado su granito de arena: John Woo elevó el nivel de espectacularidad incorporando su particular visión sobre la acción extraída de Hard Boiled o Face/Off con gran acierto. Brad Bird le dio un aire de superhéroe a 'Protocolo Fantasma' y J.J. Abrams optó por un aire más ochentero con la tercera entrega. Pero la llegada de McQuarrie en 'Nación Secreta' sirvió para perfilar y depurar la fórmula, y Sentencia Mortal, de momento, es la culminación de ese trabajo de definición.

Misión Imposible: Sentencia Mortal - Parte 1

La primera parte de Sentencia Mortal no da ni un solo respiro al espectador.

El regreso de Ethan Hunt a pantalla no podría haber sido mejor. La primera parte de Sentencia Mortal se postula como uno de los productos más destacados de Tom Cruise, sin ser el mejor de la saga, pero demostrando que Misión Imposible todavía mantiene muy bien el tipo y que tiene mucho que ofrecer. El largometraje sigue la estructura clásica con una dirección de McQuarrie muy acertada: rápida, frenética y al grano. El libreto, que el director escribe junto a Erik Jendresen, no pierde el tiempo con diálogos absurdos o con excesivas presentaciones. El filme da por hecho que si el espectador ha llegado hasta aquí es porque tiene un vínculo establecido con los personajes principales y conoce el recorrido que han atravesado con los años, y eso da más manga ancha a que el metraje pueda ir más directo a la acción metiendo al espectador de lleno en situaciones verdaderamente asfixiantes.

Tom Cruise vuelve a protagonizar secuencias de acción repletas de adrenalina, pero con algún problemilla

Sentencia Mortal - Parte 1 es un constante salto de escenarios repletos de adrenalina: las calles de Roma, un aeropuerto, cuarteles militares, clubs nocturnos... McQuarrie lleva al público de la mano en un desfile que desprende chorros de adrenalina con Cruise haciendo verdaderas burradas, que por otro lado sólo se atreve a interpretar él mismo en la industria de Hollywood actual. Ahora bien, aunque se agradece que la película busque asfixiar tanto como pueda al espectador con picos de tensión acompañados por la acertada música de Lorne Balfe, el problema principal de la película es su picado montaje. La sucesión de imágenes, en ocasiones, es demasiado elevada y hay peleas o persecuciones que no llegan a disfrutarse debido a la velocidad a la que sucede la composición. No es que la saga no haya hecho esto antes, pero puede que aquí se haya acentuado más ese aspecto perjudicando un poco en cómo se desarrolla la acción. Es un carta que juega en su contra por culpa de cintas como John Wick o Tyler Rake, que ya hemos mencionado.

Misión Imposible: Sentencia Mortal - Parte 1

McQuarrie vuelve a transmitir verdadera tensión con sus escenas de acción.

Los productos de Chad Stahelski y Sam Hargrave, muestran sus enfrentamientos, tiroteos y persecuciones con largos planos secuencia o mediante un montaje que permite ver de forma más detallada las coreografías que se ejecutan. Misión Imposible nunca ha buscado generar un efecto similar a lo que dichos proyectos mencionados ofrecen, pero su presencia en el panorama audiovisual hacen que se nuble un poco la ejecución de la dirección aquí en ese aspecto, que es uno de los más importantes de un filme de estas características. Pero dejando eso a un lado, la puesta en escena está muy cuidada y poco hay que reprocharle. Y con esto no nos malinterpretéis, porque Sentencia Mortal - Parte 1, con sus inverosímiles situaciones y soluciones, ha enseñado a Fast & Furious X cómo realizar una tensa persecución en las calles de Roma poniendo a los protagonistas, y su entorno, en constante peligro. Lo mejor, es que McQuarrie sabe colar las dosis de humor justas para rebajar un poco esa sensación de adrenalina y la constante tensión. Sin bromas fuera de lugar y sin un humor demasiado abrumador; todo en su debida medida funciona como un tiro.

Conclusiones

Misión Imposible: Sentencia Mortal - Parte 1 tiene lo mejor de cualquier película de la saga, con unas set pieces con aroma de thriller que transmiten una tensión incontrolable y unos personajes, dibujados por unas interpretaciones adecuadas, que se sienten ya como de la familia. Tom Cruise firma, de nuevo, un producto notable que sabe mantener su propia esencia, distanciándose de la mayoría de filmes que podemos encontrar en cartelera sin renunciar a las locuras típicas de Misión Imposible. Esta primera parte nos deja con ganas de Misión Imposible: Sentencia Mortal - Parte 2, cuyo estreno no será hasta dentro de un año por lo menos. Igual que nos ocurrió con Spider-Man: Cruzando el Multiverso, salimos de la sala con ganas de meternos en vena la siguiente parte de la historia. El ritmo de la nueva película de Cruise hace que sus 156 minutos pasen en un suspiro, y la espera será demasiado larga en comparación.

Xavi Mogrovejo
Comentarios: 3

En forosComentar en nuestros foros

Más sobre Cine

RANDOM
Flecha subir