Vandal
Los mejores reboots o reinicios de videojuegos

Los mejores reboots o reinicios de videojuegos

Sagas olvidadas o en horas bajas que volvieron en plena forma con una acertada reimaginación.

Cuando no sabes qué camino seguir con una saga de videojuegos, mejor reiniciarla. Eso, al menos, es lo que pensaron los desarrolladores de los próximos videojuegos que vais a encontrar en este reportaje. Muchas veces, empezar de cero es la opción ideal para revitalizar una serie que se estaba apagando o estaba olvidaa y así poder aportar nuevas ideas a la marca. En ocasiones, esa decisión no obtiene el resultado esperado, pero en los siguientes casos fue lo más apropiado.

Si los remakes y las remasterizaciones están más de moda que nunca, los reboots o reinicios son otra de las muchas tendencias que hemos vivido en las últimas dos décadas en la industria del videojuego. Coger un nombre conocido, las mecánicas que funcionaban y empezar desde cero para crear algo nuevo no es fácil, pero cuando se hace bien suele ser muy aplaudido.

A continuación vamos a repasar algunos de los mejores reboots o reinicios de videojuegos.

PUBLICIDAD

Prince of Persia: Las arenas del tiempo (2003)

Prince of Persia nació en 1989 como una aventura de acción y plataformas 2D muy desafiante y con una enorme personalidad, que se convirtió de manera prácticamente inmediata en un clásico. Tras varias secuelas, la saga de Jordan Mechner fue comprada por Ubisoft, que decidió convertir el juego (con Patrice Désilets como director, quien luego crearía Assassin's Creed) en una aventura de acción en tercera persona con mecánicas de sigilo, parkour y manipulación del tiempo, su toque más original. Una trilogía que dejó un excelente sabor de boca a los usuarios de PS2, GameCube y Xbox, y que muchos recordamos con enorme cariño.

Más tarde, en 2008, la saga volvió a tener un reinicio con Prince of Persia para PS3 y Xbox 360, apostando por un atractivo y original apartado gráfico. Pese a ser un buen juego, su propuesta no caló entre el público, y la marca no ha vuelto desde entonces, pese a algunos intentos.

Ninja Gaiden (2004)

Fue una de las mejores sagas de plataformas y acción para NES, y había muchas ganas de que volviera. Team Ninja creó un desafiante hack and slash en su salto al 3D con un sistema de combate profundo, movimientos y ataques rápidos, mucho gore, y algunos toques de aventura y plataformas. Posiblemente uno de los mejores reboots que se han hecho nunca, y tras la decepcionante tercera entrega muchos tenemos ganas de que vuelva esta saga.

Fallout 3 (2008)

Cuando Interplay Entertainment quebró y cerró, parecía que un nuevo Fallout nunca iba a ver la luz, pero Bethesda no se lo pensó y compró la licencia. 8 años después de su adquisición, salía al mercado Fallout 3, un reboot de la saga que sorprendió a propios y extraños para traer de vuelta una marca que se volvió muy popular gracias a este juego. Ambientado en un Washington postapocalíptico, tomó la perspectiva en primera persona para crear un RPG de acción tan inmersivo como fascinante, una estupenda aventura que convirtió a esta saga en una muy importante y querida, que ahora no pasa por sus mejores momentos.

Punch-Out!! (2009)

Uno de los juegos deportivos más recordados de NES es Punch-Out!!, título de boxeo que tuvo sus primeras versiones en las consolas arcade y que en 2009 saltó al ring de Wii y sus controles de movimiento. El reinicio de Punch-Out!! hizo justicia al juego original y nos ofreció nuevas posibilidades gracias a uso de Wiimote, Nunchuk e incluso la Wii Balance Board.

Castlevania: Lords of Shadow (2010)

El estudio español MercurySteam en colaboración con Konami y Kojima Production idearon el desafiante reinicio de una de las sagas más longevas y queridas del mundo de los videojuegos, Castlevania. El resultado fue sorprendente, una aventura de acción, plataformas y puzles muy entretenida y variada, con una banda sonora preciosa y una historia sorprendente. Finalmente acabó siendo una trilogía, aunque su cierre con Castlevania: Lords of Shadow 2 (2014) nos dejó un sabor de boca agridulce.

Rayman Origins (2011)

Tras años guardado en un armario, Ubisoft lanzó un reboot de su juego de plataformas, volviendo al as raíces, a las 2D. Rayman Origins entraba por los ojos con su espectacular apartado gráfico y te acababa convenciendo con el mando, con una propuesta muy divertida, llena de ritmo y humor, y que además se podía disfrutar en compañía de varios jugadores. Tras una secuela más genial si cabe, Rayman Legends, nos encantaría que Ubisoft retomara este personaje.

Killer Instinct (2013)

En la previa al lanzamiento de Xbox One, Microsoft buscaba juegos exclusivos para alimentar el catálogo de la nueva consola, y decidió recuperar Killer Instinct, la saga creada por Rare. Este nuevo juego corrió a cargo de un nuevo estudio, Double Helix Games (que luego cedió el testigo a Iron Galaxy Studios), y a pesar de su polémico modelo de negocio free-to-play, fue creciendo con el paso del tiempo, con nuevos modos de juegos, personajes y mejoras jugables y gráficas, hasta llegar a lo que es hoy, un auténtico juegazo de lucha.

Mortal Kombat (2011)

Parece mentira que una de las sagas icónicas de los videojuegos estuviera en horas bajas antes de su reboot de 2011. NetherRealm logró presentar una historia sólida, un apartado gráfico muy atractivo y una jugabilidad con las novedades suficientes para devolver a Mortal Kombat a lo más alto, con un espectacular juego de lucha, que gustó muchísimo. Tras una secuela en 2015, Mortal Kombat X, ahora hay muchos rumores de que el anuncio de una nueva entrega podría ser inminente.

XCOM: Enemy Unknown (2012)

Otro gran ejemplo de cómo recuperar una saga veterana y mantener su esencia a la vez que actualizas su fórmula. Firaxis Games fueron los encargados de recuperar este clásico de estrategia 1994, que tuvo multitud de secuelas que fueron perdiendo el brillo con el paso de los año. Este regreso nos ofreció un desafiante y emocionante juego de estrategia por turnos en el que nos tenemos que enfrentar a una invasión alienígena, y que tuvo una gran secuela hace dos años.

Shadow Warrior (2013)

En 1997, un año después de publicar Duke Nukem 3D, 3D Realms se sacó de la manga el divertido y espectacular Shadow of Warrior. A pesar de su calidad, no tuvo la repercusión que se suponía y es que el mundo de los FPS estaba bastante poblado en esa época. 16 años después de su estreno, y sin secuelas a la vista, Flying Wild Hog se hizo con la saga para hacer una completa reinterpretación, todavía más gore que el original y con mucho humor y un gran personaje principal. En 2016 tuvo una secuela también muy recomendable.

Tomb Raider (2013)

Reconozcámoslo, tras el lanzamiento de Tomb Raider: Underworld (2008), la saga de Lara Croft necesitaba empezar de cero para volver a brillar. Square Enix y Crystal Dynamics tomaron la mejor decisión posible y en el año 2013 nos presentaban un nuevo comienzo para la arqueóloga británica. Tomb Raider para PS3, Xbox 360 y PC nos presentó a una joven Lara Croft que emprende su primera expedición. Tomb Raider es uno de los mejores reboot por mostrarnos a una Lara que es mucho más humana y realista, así como por sus impresionantes escenas de acción, que le han valido tener su propia película. La nueva aventura de la arqueóloga tuvo su continuación con Rise of the Tomb Raider y concluyó la trilogía este año con Shadow of the Tomb Raider.

DmC: Devil May Cry (2013)

A Ninja Theory y a Capcom les cayeron palos hasta en el carnet de identidad, pero lo cierto es que DmC: Devil May Cry fue un gran juego, que derrochaba personalidad y buen gusto, como todos los títulos de este estudio británico, y que con el paso del tiempo se terminó ganando el respecto del público. De hecho el propio Hideaki Itsuno, director del nuevo Devil May Cry V, ha reconocido que ha tomado muchas ideas del juego de Ninja Theory, y que incluso le hubiera gustado que tuviera una secuela.

Wolfenstein: The New Order (2014)

Wolfenstein, una institución en el mundo de los videojuegos, tiene el honor de ser una de las sagas con más reinicios, ya que tuvo Return to Castle Wolfenstein en 2001, Wolfenstein en 2009 y este Wolfenstein: The New Order, el que hemos elegido como un gran ejemplo de cómo recuperar una saga veterana y con mucho nombre y devolverla a lo más alto. Los suecos MachineGames se marcaron un auténtico juegazo, un shooter de la vieja escuela frenético y espectacular, y además con una narrativa muy interesante. Sus dos secuelas, Wolfenstein: The Old Blood (2015) y Wolfenstein II: The New Colossus (2017) son igual de recomendables.

King's Quest (2015)

Al calor de la moda de los juegos episódicos de Telltale Games, Activision decidió recuperar esta clásica saga de aventuras gráficas de Sierra con un juego episódico que derrochaba encanto y buenas ideas. Su genial narrativa, grandes personajes, fino sentido del humor y su variado desarrollo jugable no le sirvieron para ganarse el favor del público, y pasó sorprendentemente desapercibido.

Doom (2016)

Uno de los reinicios más recientes que hemos tenido es DOOM. Id Software quiso devolver su esplendor a la saga original de 1993 y bien que lo consiguió al apostar por el movimiento constante, velocidad, niveles más abiertos y la no autoregeneración de salud tan de moda en los shooters. Si a eso se le añades una brutal banda sonora, un gran apartado gráfico y una jugabilidad impecable el resultado es uno de los mejores shooters de los últimos años, del que ya estamos esperando con los brazos abiertos la secuela.

Prey (2017)

A todos pilló por sorpresa el anuncio de Prey en el E3 2016, cómo olvidar ese momento colirio en el ojo. Por aquel entonces, Arkane Studios estaba trabajando en Dishonored 2 y el juego original de Prey había pasado bastante desapercibido entre los jugadores, tanto que su secuela fue cancelada tras un desarrollo turbulento. Así pues, no había muchos motivos para pensar que tendríamos un nuevo juego de la saga, pero Bethesda decidió volver a apostar por ella y reimaginó completamente el juego de acción para crear una aventura de ciencia ficción a lo Deus Ex interesantísima, y que va camino de convertirse en un título de culto.

Rygar: The Legendary Adventure (2002)

Antes de recuperar Ninja Gaiden, Tecmo decidió traer de vuelta otro de sus clásicos, Rygar, un clásico arcade de 1986 que tuvo multitud de adaptaciones en la época. Inspirándose en un juego como Devil May Cry, que puso de moda las aventuras estilo hack and slash, tuvimos una aventura de acción y plataformas para PS2 muy divertida, aunque un tanto corta, que nos gustó mucho en su momento, aunque ha caído bastante en el olvido. En 2009 y aprovechando el éxito de Wii, tuvo una adaptación a esta consola de Nintendo.

Ratchet & Clank (2016)

Este genial juego de Insomniac Games no ha conseguir poner a nadie de acuerdo si se trata de un remake, una remasterización o un reboot, y es posible que sea de todo un poco, pero sobre todo una aventura de acción y plataformas muy divertida y con un apartado gráfico espectacular, y un gran ejemplo de cómo reimaginar un título clásico, manteniendo su esencia pero que a la vez se sienta como algo nuevo.

Shinobi (2002)

A lo largo de los años SEGA ha recuperado muchas de sus antiguas sagas, y no siempre con demasiado fortuna, pero este Shinobi de PS2 desarrollado por Overworks nos pareció un juego muy estimable en su día, a pesar de que ya casi nadie se acuerda de él. Una aventura de acción tipo hack and slash, como tanto se pudo de moda en aquellos años, que incluso tuvo una secuela, Nightshade (2003), de la que todavía se acuerda menos gente.

PUBLICIDAD

Strider (2014)

Esta clásica saga de Capcom tuvo un regreso muy acertado hace cuatro años con Strider desarrollado por Double Helix Games (quienes también están en este reportaje por Killer Instinct). Una aventura de acción y plataformas con unos ingredientes jugables muy similares a los de anteriores entregas de la saga, pero que le añadía una fórmula una estructura de metroidvania que le sentó fenomenal. Nos parece un juego bastante bueno, que siempre nos apetece recomendar.

En forosComentar en nuestros foros

Akatsuya · 04/12/2018 11:55
Por dios, el Shinobi era malísimo!!

daninudo · 03/12/2018 23:53
Luego están los reboots malos como Sonic 2006 o Alone In The dark 2008

AlexTheNight · 03/12/2018 23:42
El Strider lo platiné en su momento, muy bueno si señor.

El King's Quest yo lo quería pero entre que el formato episódico me echo para atrás tela y que vino sin textos en español ya fue la puntilla final al ataúd.

AduaneroKill · 03/12/2018 21:24
De todos me quedo con Doom sin duda.
No sólo ha elevado el listón de los shooters singleplayer a una cota inalcanzable, sino que además sabe homenajear muy bien al Doom original. Este reportaje ha echo que me lo ponga a instalar otra vez

jona_aslan · 03/12/2018 19:25
[respuesta:34]Exactamente ahi, olvidadas xD[/respuesta]

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir