Los mejores juegos de superhéroes - TOP 20

Repasamos en este reportaje los que son, bajo nuestro punto de vista, los mejores videojuegos de superhéroes que han pasado por nuestras manos hasta ahora.
Los mejores juegos de superhéroes - TOP 20
·

Los superhéroes son desde hace varios años uno de los mayores focos de atención del entretenimiento mundial, gracias en parte al impulso de las grandes superproducciones de Marvel y DC dirigidas a los cines y a la pequeña pantalla que han acercado los personajes de las viñetas a un público mucho más amplio. El mundo del séptimo arte y el de los cómics está sobradamente servido en cuanto a contenido de superhéroes, aunque por supuesto no podemos olvidarnos de los videojuegos, un medio que ha recibido desde sus inicios numerosos títulos centrados en estos personajes dotados con poderes especiales.

Obviamente, no todos los videojuegos de superhéroes están a la altura de las expectativas e incluso podemos encontrar algunos que ni siquiera cumplen con los estándares mínimos de calidad como es el caso del famoso Superman 64, aunque en Vandal nos hemos aventurado a realizar una recopilación de los que son, bajo nuestro criterio, los veinte mejores títulos de superhéroes lanzados hasta el momento. Este TOP abarca juegos de plataformas y géneros muy diversos, por lo que es probable que, además de los que son ampliamente conocidos, encontréis alguna joya oculta a la que queráis echarle el guante.

20. Captain America and The Avengers (1991)

Si los superhéroes y los "yo contra el barrio" o beat 'em up son lo vuestro, tal vez deberíais echarle un vistazo a Captain America and The Avengers, un clásico al que los años no le han pasado en balde, aunque a día de hoy aún conserva gran parte de su encanto. Estamos ante un juego desarrollado para los salones recreativos con soporte para hasta cuatro jugadores simultáneos y que nos invita a acabar contra las fuerzas del crimen en las mallas de superhéroes de la talla de Capitán América, Iron Man, La Visión u Ojo de Halcón.

Su jugabilidad es más bien sencilla, no tiene demasiada profundidad y puede llegar a hacerse hasta repetitiva en solitario, aunque en compañía la experiencia mejora drásticamente y sus limitaciones se nos olvidan al poco rato de estar a los mandos. La inclusión de las onomatopeyas típicas de los cómics que aparecen cada vez que golpeamos a un enemigo y los numerosos enfrentamientos contra algunos de los villanos más icónicos como el Mandarín, Calavera o Ultrón, convierten a Captain America and The Avengers en una carta de amor para cualquiera que se considere fan de Marvel.

19. Spider-Man (2000)

Puede que el videojuego de Spider-Man desarrollado por Insomniac Games se haya convertido en la actualidad en el mayor referente del personaje en los videojuegos, aunque si nos remontamos a sus inicios podemos encontrar algunas joyas como este Spiderman producido por Activision y lanzado originalmente en el año 2000. Spider-Man sorprendió a los jugadores de la época gracias a sus cuidados modelados en tres dimensiones, los cuales contaban con un nivel de detalle impresionante, y por la impecable implementación de las habilidades típicas del trepamuros como la escalada o el balanceo entre edificios.

Naturalmente, al contar con más de dos décadas a sus espaldas, los controles y la cámara del título no han envejecido del todo bien, aunque hay ciertos detalles como las animaciones de combate o la fluidez de juego que sorprenden hoy en día si tenemos en cuenta el momento en el que se desarrolló. La adición de personajes como Venom, Escorpión, Mysterio, Rhino o el Doctor Octopus, así como su enfoque en la narrativa, hicieron las delicias de los fans de Peter Parker que deseaban tomar el control del superhéroe en una aventura en tres dimensiones con un presupuesto elevado.

18. The Incredible Hulk: Ultimate Destruction (2005)

El equipo de Radical Entertainment, creadores de las dos entregas de Prototype, realizó un gran trabajo a la hora de plasmar la furia incontrolable de Hulk en The Incredible Hulk: Ultimate Destruction, un título que permite ponernos en los pantalones de la masa para destrozar con total libertad ejércitos de tanques, soldados, robots, mobiliario urbano y todo lo que se interponga en nuestro camino. Indudablemente, uno de los mayores atractivos de esta propuesta es la gran variedad de acciones que podemos hacer como Hulk, desde correr por las fachadas de los edificios, hasta lanzar objetos contra nuestros enemigos.

La libertad que nos otorga el juego para recorrer los escenarios, así como la sensación de poder que transmite, son otros de sus puntos fuertes, y es que no hay ningún superhéroe que pueda igualar las capacidades destructivas de Hulk. Ahora bien, Ultimate Destruction puede pecar de ser demasiado repetitivo a las pocas horas de juego, aunque es justo decir que a día de hoy existen pocos juegos del personaje que le puedan hacer sombra.

17. Prototype 2 (2012)

La secuela de Prototype se lanzó en un momento en el que las aventuras de acción en mundo abierto estaban de moda y, en consecuencia, los estudios de desarrollo debían pensar en ideas originales y no reciclar demasiados conceptos de la competencia para llevarse un trozo del pastel. Bajo la premisa de controlar a un supersoldado con poderes especiales en una ciudad de Nueva York azotada por un peligroso brote vírico, el estudio Radical Entertainment se desmarcó con un violento título de acción centrado en los enfrentamientos cuerpo a cuerpo y con un negro sentido del humor.

Al igual que en otras propuestas similares como la saga inFamous, Prototype 2 invita al jugador a sembrar el terror por las calles de la ciudad haciendo uso de unas habilidades que le permiten despedazar a sus enemigos como si estos estuviesen hechos de mantequilla. Puede que peque de ser algo simple y genérico si nos centramos, por ejemplo, en el desarrollo de sus misiones, el cual no es demasiado original que digamos, aunque su enfoque sangriento lo convierte en un juego de superhéroes bastante atípico.

PUBLICIDAD

16. Viewtiful Joe (2003)

En un reportaje como este no se nos podía escapar Viewtiful Joe, un beat 'em up de desplazamiento lateral que combina unos vistosos combates cuerpo a cuerpo con pequeñas secciones de plataformas. Este videojuego desarrollado por Capcom se convirtió casi de manera instantánea en toda una joya del catálogo de Nintendo GameCube por su peculiar dirección artística y rebosante personalidad que puede percibirse tanto en el estrafalario diseño de sus jefes finales, como en el carisma de su protagonista.

Lejos de ser un beat 'em up de manual con las típicas habilidades básicas como las patadas y los puñetazos, Viewtiful Joe aportó su propio toque de frescura al género con la adición de tres habilidades especiales: la Cámara Lenta, la Máxima Velocidad y el Zoom. Su excelente diseño de niveles, así como todos los apartados que hemos comentado hasta el momento, lo convierten en un videojuego único en su especie, aunque cabe destacar que es sólo apto para los más valientes puesto que cuenta con secciones realmente difíciles.

15. Spider-Man 2 (2004)

El éxito del primer Spiderman del año 2000 motivó a Activision a desarrollar otro título basado en las aventuras del personaje que, curiosamente, se puso a la venta el mismo año en el que Sam Raimi estrenó la secuela de su adaptación a la gran pantalla. Spider-Man 2, un videojuego desarrollado por Treyarch (en sus versiones de PS2, Xbox y GameCube), responsables de la saga Call of Duty: Black Ops, supuso una mejora sustancial con respecto a la primera entrega: mejor sistema de combate, mejor movilidad y, por supuesto, un mundo más rico por explorar.

Los videojuegos basados en películas no suelen correr la mejor de las suertes, aunque podemos decir sin miedo a equivocarnos que Spider-Man 2 cumple como un título más que competente que permite revivir algunas de las escenas más míticas de la cinta de Raimi, como por ejemplo la pelea entre el trepamuros y el Doctor Octavius o el reparto de pizzas. Además, también se atreve a incluir pequeñas variaciones en la historia y personajes que no aparecen en la película como Gata Negra, un detalle a tener en cuenta y que demuestra el esfuerzo que puso el equipo en su desarrollo.

14. Marvel: Ultimate Alliance (2006)

Marvel: Ultimate Alliance se define como un Action-RPG que nos permite controlar a un buen puñado de superhéroes de La Casa de las Ideas desde una perspectiva cenital. En esencia, este título desarrollado por Raven Software, un estudio centrado en Call of Duty en la actualidad, se trata de un beat 'em up de la vieja escuela, aunque con pequeños toques típicos de los juegos de rol que lo hacen un pelín más variado y profundo.

El juego en equipo es, definitivamente, la mejor manera de disfrutar de este juego que no es demasiado resultón en lo gráfico, aunque ofrece diversión a raudales si uno sabe a lo que va. Su amplia lista de personajes controlables, entre los que podemos encontrar a Luke Cage, Iron Man, Capitán América, Thor, Doctor Strange, Blade, Daredevil o el Motorista Fantasma, entre muchos otros, hace que sea todo un regalo para los fans de los cómics.

13. LEGO Marvel Super Heroes (2013)

LEGO Marvel Super Heroes recopila en un mismo videojuego todo lo que podría esperar un fan acérrimo de los superhéroes creados por Stan Lee y de los juegos de LEGO: acción sencilla a raudales, un gran abanico de personajes controlables, un sentido del humor blanco que es capaz de hacernos soltar alguna que otra carcajada y una gran dosis de referencias y homenajes dirigidos a los lectores de cómics y a los fans de las películas.

Eso sí, a pesar de sus bondades, que no son pocas, estamos hablando de un título que no está hecho para todo el mundo. Al igual que el resto de juegos de LEGO, Marvel Super Heroes no cuenta con ningún tipo de profundidad jugable, motivo por el cual puede llegar a hacerse repetitivo, y está diseñado para que cualquier jugador, ya sea novato o experimentado, pueda superar sus niveles sin demasiadas complicaciones. En este sentido, se podría decir que hace de la simpleza su mayor virtud, algo que puede no ser del gusto de todos, aunque si vais con la mentalidad adecuada es imposible no disfrutar manejando a personajes tan icónicos como Thor, Spider-Man, Lobezno o Hulk.

12. The Wonderful 101 (2013)

Vamos con el que es, bajo nuestro juicio, uno de los títulos de superhéroes más peculiares e injustamente olvidados: The Wonderful 101, un juego desarrollado originalmente por Platinum Games como un exclusivo para Nintendo Wii U que fue lanzado casi siete años después con una remasterización para varios sistemas que no acabó de vender del todo bien. El equipo de desarrollo comandado por el veterano Hideki Kamiya sorprendió en su momento a los usuarios de la consola de Nintendo con un hack and slash atípico que invitaba a los jugadores a controlar a varias unidades de superhéroes a la vez.

A nivel conceptual la idea es maravillosa, aunque la experiencia no se libra de algunas asperezas que hacen que pueda ser algo frustrante para algunos, como por ejemplo el abuso de situaciones de ensayo y error o un complejo sistema de combate que va ligado a una curva de dificultad que exige mucha paciencia por parte del jugador. Pese a estos detalles, The Wonderful 101 es un juego con una estética única y cuidada hasta el más mínimo detalle, una banda sonora con varios temas vocales que son todo un placer para nuestros oídos y, por supuesto, un tono gamberro irresistible. Si os armáis de valor y estáis dispuestos a mejorar vuestra destreza a los mandos, es todo un imprescindible.

11. Injustice: Gods Among Us (2013)

Puede que su secuela sea mejor en todos los sentidos, aunque sería injusto no reconocer los méritos de Injustice: Gods Among Us a la hora de trasladar con bastante acierto el universo de DC al terreno de los fighting games en dos dimensiones. Esta primera entrega nos permitió manejar a un total de 24 héroes y villanos, cada uno de ellos con sus habilidades especiales, particularidades y combos únicos, en una serie de campos de batalla con un acabado visual vistoso e inspirados en localizaciones de los cómics.

¿Su mayor problema? Indudablemente, el desequilibrio de algunos personajes. La diferencia de poder entre varios luchadores como, por ejemplo, Superman y Harley Quinn, aunque entendible si nos agarramos a la lógica, podía desencadenar derrotas injustas y más de un enfado a los mandos, sobre todo en el juego competitivo. Aún con todo, si hacemos la vista gorda y evitamos fijarnos demasiado en este detalle, Injustice: Gods Among Us se trata de un juego de lucha más que competente y que merece ser probado por los fans de DC.

10. Ultimate Marvel vs Capcom 3 (2011)

Ultimate Marvel vs. Capcom 3 se trata de la versión definitiva del juego de lucha en 2D lanzado originalmente para PlayStation 3 y Xbox 360 que nos plantea un increíble crossover entre algunos de los personajes de las franquicias más queridas de la compañía japonesa y los superhéroes del universo de Marvel Comics. Hemos incluido esta edición posterior y no la original puesto que se introdujeron numerosos ajustes de equilibrio para mejorar la experiencia de los combates, además de doce nuevos luchadores entre los que podíamos encontrar a Nemesis de Resident Evil o Vergil de Devil May Cry 3, Rocket Raccoon de Guardianes de la Galaxia o Motorista Fantasma, entre otros.

La decisión que tomó Capcom de lanzar esta reedición tan solo nueve meses después de la versión original generó comentarios muy negativos por parte de los que adquirieron el juego en PS3 o Xbox 360, aunque si aparcamos a un lado las polémicas y nos ceñimos al producto en sí nos es imposible no destacar sus virtudes. Puede que se quedase un par de peldaños por debajo de su predecesor, aunque su gran oferta de contenidos, tanto de luchadores como de escenarios, así como su adictiva propuesta de combates de tres contra tres, lo convierten en un juego de lucha muy sólido y recomendable.

9. inFamous: Second Son (2014)

inFamous: Second Son fue el debut de la saga exclusiva de PlayStation 3 desarrollada por Sucker Punch, creadores de Sly Cooper y Ghost of Tsushima, en PlayStation 4. Este título de acción en mundo abierto supuso una inyección necesaria para el catálogo de exclusivos de la consola de octava generación de Sony durante sus primeros años de vida. Junto a otros títulos de estudios first-party como Killzone: Shadow Fall de Guerrilla Games, Second Son sirvió como una demostración de las bondades técnicas del nuevo hardware gracias a su impresionante sistema de partículas, una iluminación que dejaba estampas realmente bellas de la ciudad de Seattle y una jugabilidad fluida y sin tirones.

Sin embargo, pese a que podría tratarse de la mejor entrega de la saga en cuanto a contenidos y apartado visual, Second Son peca de ser demasiado continuista y de aportar más bien poco a la fórmula más allá de algunos poderes visualmente llamativos, aunque a nivel práctico no muy diferentes de lo que habíamos visto hasta el momento. Además, tiene una historia más bien floja que va perdiendo interés a medida que avanzamos, pero este punto se compensa ligeramente gracias al carisma de Delsin, el protagonista. Aún con todo, no se puede negar que se trata de un juego francamente divertido y casi imprescindible si queréis disfrutar de una historia de superhéroes un poco fuera de lo común.

8. Injustice 2 (2017)

Siguiendo la brillante estela marcada por la primera entrega, Injustice 2 se estableció como uno de los mayores referentes del género de lucha cuando se puso a la venta allá por 2017. Esta secuela desarrollada por NetherRealm Studios, también creadores de su predecesor, se podría definir como un "más y mejor" de manual, con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva. Malo porque la base jugable no deja de ser la misma que la del anterior, un detalle que podría echar para atrás a quienes no acabaron del todo convencidos con Gods Among Us, pero bueno ya que esta se potencia hasta las últimas consecuencias.

Injustice 2 cuenta con un elenco de luchadores más que suficiente que incluye algunos superhéroes imprescindibles como Batman, Superman, Green Lantern o Cyborg, además de algunos de los supervillanos más reconocibles de DC como Joker, Harley Quinn, Darkseid o Manta Negra. El envoltorio visual del juego, así como su impecable apartado sonoro, que está acompañado por unas voces que le quedan a los personajes como anillo al dedo, y sus múltiples opciones de personalización y modos de juego, lo convierten en un auténtico imprescindible para cualquier amante que se precie de DC Comics.

7. Marvel vs. Capcom 2: New Age of Heroes (2000)

Con Marvel vs. Capcom 2: New Age of Heroes nos encontramos ante un videojuego de lucha en dos dimensiones de corte arcade con una pulidísima jugabilidad que nos invita a aprender diferentes combos y que cuenta con un plantel de superhéroes bastante generoso. No sólo se trata de uno de los mejores títulos de lucha y superhéroes de todos los tiempos por ser adictivo como poco, sino también por su revolucionario sistema de equipos de 3 luchadores contra 3, el cual aportó a la experiencia una nueva capa de profundidad.

El sistema de combate de New Age of Heroes nos ofrece un abanico de posibilidades y estrategias prácticamente infinito de cara a abordar los enfrentamientos. En este sentido, el juego responde igualmente bien tanto si luchamos a ras de suelo como si preferimos intercambiar mamporros contra nuestros rivales en el aire, aunque cabe destacar que fomenta muchísimo la realización de combos aéreos. Si a esto le sumamos una curva de aprendizaje muy satisfactoria y una oferta de contenidos intachable, nos es imposible no recomendaros, incluso 22 años después de su estreno, Marvel vs. Capcom 2.

6. Marvel's Guardians of the Galaxy (2021)

Tras el fiasco que supuso Marvel’s Avengers, el título de aventuras de Square Enix desarrollado conjuntamente con Crystal Dynamics y Eidos Montréal que fracasó en su intento por convertirse en un juego como servicio, los fans de Marvel no las tenían todas consigo con Marvel’s Guardians of the Galaxy. Eidos Montréal volvió a la carga en solitario para desarrollar esta aventura de acción con un fuerte componente narrativo protagonizada por el grupo más diverso y carismático de la Casa de las Ideas. A pesar de que arrastró ciertos errores herederos del juego de los Vengadores, consiguió sobresalir gracias al innegable carisma de Star-Lord y compañía, así como su divertido sentido del humor, diálogos hilarantes y sorprendentemente cuidada historia principal.

Si no lo hemos colocado unos cuantos puestos por encima en este reportaje es porque su sistema de combate, a pesar de ser bastante divertido, es demasiado simple y no tiene demasiadas opciones. Por otro lado, ciertos niveles de plataformas y puzles no están tan bien resueltos como cabría esperar, aunque podemos decir sin miedo a equivocarnos que su banda sonora es, sin lugar a dudas, de lo mejorcito que puede ofrecer.

5. Marvel's Spider-Man: Miles Morales (2020)

La aventura independiente protagonizada por Miles Morales no brilló con tanta luz propia como la de Peter Parker, aunque no por ello deberíamos considerarla como una obra menor. Que no se malinterprete: Marvel’s Spider-Man: Miles Morales es un gran videojuego gracias a su espectáculo visual, a las divertidísimas mecánicas heredadas del juego anterior y al desbordante carisma de Miles, quien carga sin ningún tipo de problema el peso de ser el protagonista principal de su propio juego, aunque al final del día no aportó ningún tipo de innovación a la fórmula establecida en su predecesor.

Lo mejor que podemos decir de Morales es que, como spin-off, cumple sobradamente con su función de contar una historia complementaria a la del primer juego y que sirve para allanar el terreno y establecer conexiones con la futura secuela. A pesar de que los combates no presentan novedades de peso, estos son igual de disfrutables y dinámicos que en la entrega previa, mientras que balancearse entre los edificios a una velocidad vertiginosa es igualmente asombroso. Es, en pocas palabras, uno de los mejores videojuegos de Marvel que podemos encontrar actualmente en el mercado.

PUBLICIDAD

4. Batman: Arkham Knight (2015)

El cierre de la trilogía de la saga Batman Arkham nos dejó sin palabras gracias a uno de los finales más crudos y a la vez satisfactorios que hemos tenido el placer de disfrutar en un videojuego. No por nada se convirtió instantáneamente en uno de los mejores juegos que se publicaron en su año, aunque hay que decir que no fue especialmente revolucionario con respecto a Batman: Arkham City y, sobre todo, Batman: Arkham Asylum.

Sin embargo, nos encontramos ante un juego de indudable calidad que no sólo concluye de manera magistral la historia que empezó en Arkham Asylum, sino que regala a los fans un viaje verdaderamente emocionante y cargado de sorpresas, demostrando un cariño, mimo y atención al detalle por el material original como pocas veces hemos visto en otras adaptaciones. A pesar de que no supuso un avance notable a nivel jugable, Arkham Knight se las ingenió para pulir el ya de por sí estupendo sistema de combate cuerpo a cuerpo e introdujo algunas adiciones muy bienvenidas como el Batmóvil.

3. Marvel's Spider-Man (2018)

El primer videojuego del trepamuros desarrollado por Insomniac Games tampoco podía faltar a la cita de los mejores videojuegos de superhéroes. Y es que estamos hablando de uno de los títulos visualmente más llamativos que podemos encontrar en el catálogo de PlayStation 4 y PlayStation 5 y que además cuenta con una recreación moderna de Nueva York rebosante de vida y repleta de detalles. También destaca su cuidado sistema de combate, el cual combina los ataques cuerpo a cuerpo al estilo de Batman Arkham con un completo y variado árbol de habilidades desbloqueables mediante puntos de experiencia que nos permiten realizar todo tipo de movimientos típicos del lanzarredes.

Naturalmente, tampoco podemos olvidarnos del que es, indiscutiblemente, uno de sus puntos más fuertes: los personajes y la historia que los rodea. Marvel’s Spider-Man nos invita a ponernos en la piel de un Peter Parker bastante curtido que tiene que enfrentarse a un enorme grupo de villanos directamente extraídos de los cómics a la vez que gestiona la complicada relación que tiene con sus seres queridos. En definitiva, este juego es actualmente la experiencia definitiva de Spider-Man en los videojuegos y no podemos esperar para conocer más detalles sobre su secuela, la cual contará con Venom, uno de los villanos más icónicos de Parker, como uno de sus principales reclamos.

2. Batman: Arkham City (2011)

¿Qué podemos decir que no se haya dicho ya del que es uno de los mejores videojuegos no sólo de superhéroes, sino de la generación de PlayStation 3 y Xbox 360 entera? Batman: Arkham City aúna en un mismo título todo lo que cabría esperar de una buena adaptación de las historias del murciélago de Gotham City: una ambientación impecable con un pequeño toque oscuro y de fantasía y una historia a la altura de sus personajes. La mayor pega que le podemos poner a Arkham City es que no reinventa la fórmula de su predecesor, aunque potencia todo lo que funcionó en aquella primera obra, incluyendo por supuesto su sistema de combate, el cual sirvió de inspiración para no pocos juegos posteriores, sus ingeniosos puzles y el componente de exploración.

En resumidas cuentas, nos encontramos ante un juego imprescindible para cualquier amante de los títulos de acción y, sobre todo, para cualquiera que se sienta mínimamente atraído por el personaje gracias a su cuidada narrativa, los constantes paralelismos y referencias con las tramas de las viñetas y la indescriptible sensación de manejar a Batman haciendo uso de todas sus habilidades y dispositivos tecnológicos.

1. Batman: Arkham Asylum (2009)

Si bien Batman: Arkham City triunfó en su objetivo de elevar a un nuevo nivel de calidad todo lo que planteó Batman: Arkham Asylum, debemos agradecerle a este último las buenas bases que estableció para la franquicia en su conjunto, tanto a nivel jugable como a nivel narrativo. Rocksteady realizó un enorme trabajo a la hora de trasladar al primer videojuego de la saga Arkham dos de los personajes más icónicos de la cultura popular: Batman y Joker. El murciélago protector cuenta en este título -y en muchas otras adaptaciones- con una faceta detectivesca que le viene como anillo al dedo, mientras que la risa desquiciada y la locura del príncipe payaso del crimen están perfectamente representadas.

Mención especial merece el impecable diseño de niveles, el cual nos invita a explorar a fondo diferentes áreas pintorescas del asilo de Arkham e incluso volver sobre nuestros propios pasos para progresar en ciertas investigaciones, casi como si se tratase de un metroidvania. Por supuesto, tampoco podemos dejar de reivindicar su intachable implementación de rompecabezas y desafíos opcionales, los cuales conforman junto a las misiones principales una aventura duradera y repleta de contenidos.

Gerard Martí
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir