Vandal

Análisis Botones traseros de Dualshock 4 ¿Merece la pena?

Probamos los Botones traseros DualShock 4, un accesorio útil, ligero y cómodo indispensable para los jugadores de PS4.
Análisis Botones traseros de Dualshock 4 ¿Merece la pena?
·

Hace unas semanas que Sony anunció un particular y nuevo accesorio para los DualShock 4 (DS4) de PlayStation 4, unos botones traseros que se insertan en el propio mando y en los que podemos mapear la tecla que queramos del DS4, permitiéndonos tener más a mano algunos botones y siendo una característica bastante común en los diferentes mandos premium. En Vandal hemos podido probar estos Botones Traseros DualShock 4 y durante las próximas líneas vamos a hablaros de los mismos, de su uso, de cómo nos hemos sentido al utilizarlos y de todas las características que os pueden interesar de este accesorio que va a agradar a muchos y que, en relación calidad/precio supera a muchos de los mandos 'premium' o 'pro' que podemos encontrar hoy en el mercado.

Sacarlo de la caja, conectar y a jugar

Los botones traseros para el DS4 vienen en una pequeña caja acompañados de un manual de instrucciones para aprender a montarlos y a configurarlos, siendo ambos pasos realmente sencillos e intuitivos para los jugadores. Comenzando por lo primero, la conexión se realiza de forma extremadamente fácil ya que el accesorio para el mando solo tiene una posición posible insertándose por la parte inferior del mando utilizando la ranura al lado de la conexión minijack para nuestros auriculares.

De hecho, en el accesorio también viene integrado un extensor de esa conexión de 3,5 milímetros para que podamos acoplar nuestros "cascos" sin necesidad de desconectar los botones traseros. Una vez hecho esto no necesitaremos realizar ninguna otra acción ya que los botones se alimentan directamente de la batería del DualShock 4 y comienzan a funcionar en cuanto encendemos el propio mando sin necesidad de instalar ningún tipo de software ni de realizar ninguna configuración adicional.

PUBLICIDAD

Tres perfiles para asignar las teclas del DualShock 4 que queramos

Los botones traseros para el DualShock 4 cuentan con una pequeña pantalla trasera con uso táctil gracias a la cual podremos ver tres perfiles entre los que podremos alternar pulsando dos veces sobre la pantalla. De serie, estos tres perfiles están configurados con los siguientes botones:

  • Perfil 1: Círculo y Cruz
  • Perfil 2: Triángulo y Cuadrado
  • Perfil 3: R1 y L1

Como era de esperar, si queremos podemos poner en cada uno de los perfiles nuestra propia configuración, algo que se hace de forma realmente sencilla, pulsando uno o dos segundos sobre la pantalla trasera hasta que veamos como el indicador de la pantalla parpadea. En ese momento podremos pulsar cualquiera de las dos palancas para escoger entre los diferentes botones del mando (no, no se pueden hacer macros) exceptuando el botón Share y el botón "central" o del panel táctil (sí, R3 y L3 también están incluidos).

Se trata de un proceso muy fácil en el que solo hemos tardado segundos y que nos permite acomodar los botones traseros al juego que queramos. Nosotros, por ejemplo, hemos probado diferentes configuraciones con juegos como PES 2020, asignando los botones R3 y L3 para hacer el piscinazo más fácil y los botones de arriba y debajo de la cruceta para cambiar con mayor facilidad entre las configuraciones defensivas y ofensivas del juego. Otra función interesante la encontramos en asignar el botón de saltar en los FPS, colocándolo en un punto más accesible y natural permitiéndonos seguir apuntando de forma precisa. También pueden usarse para los juegos de conducción para cambiar de marchas y, en definitiva, para todas las situaciones que creáis convenientes.

La conexión con el mando se realiza a través del puerto de extensión. Además, incluye un 'alargador' de la conexión minijack para poder seguir usando nuestros auriculares.
La conexión con el mando se realiza a través del puerto de extensión. Además, incluye un 'alargador' de la conexión minijack para poder seguir usando nuestros auriculares.

Cómodo, con buen tacto y ligero

Otra de las preguntas que seguramente os estéis haciendo es si los Botones Traseros para el DualShock 4 son cómodos. La respuesta es que sí, se adaptan muy bien a nuestra mano y son bastante cómodos, aunque, dependiendo del tamaño de vuestras manos y de la forma en la que agarréis el mando tendréis más o menos problemas para acostumbraros a los mismos (algo que también ocurre cuando cambiamos del DualShock 4 a un mando premium). Al que os escribe, con manos grandes y que normalmente agarra con fuerza el mando por sus "cuernos", no le ha costado más que un par de partidas acostumbrarse a la presencia de los botones.

Análisis Botones traseros de Dualshock 4 ¿Merece la pena?

Además, el tacto de los botones es bastante bueno y lucen bastante resistentes por lo que creemos que pueden durar bastante en el tiempo. Su peso es bastante liviano por lo que no notaréis demasiado incremento en el mando y, pese a alimentarse de la batería del DualShock 4 tampoco hemos notado una gran diferencia en la duración de la misma (de hecho, la pantalla trasera se apaga automáticamente para ahorrar energía). Por último, no queremos dejar de mencionar que los Botones Traseros para DualShock 4 también funcionan si utilizamos el mando con PC sin necesidad de instalar ningún driver extra ni de complicarnos la cabeza de ninguna forma, lo que sin duda es un punto bastante positivo para aquellos que alternen el uso del mando con su PS4 y con su ordenador.

Análisis Botones traseros de Dualshock 4 ¿Merece la pena? 1

Los botones traseros, un indispensable para el DualShock 4

Después de probar durante unos días los Botones Traseros DualShock 4 podemos decir sin temor a equivocarnos que se trata de un accesorio indispensable para el mando que, en relación calidad/precio es bastante superior a comprarnos un nuevo mando premium con este tipo de botones para PlayStation 4.

PUBLICIDAD

Se trata de un accesorio intuitivo, cómodo, útil y ligero que mejora el mando y que nos ofrece muchas posibilidades a la hora de jugar, siendo ahora mismo, al menos para el que os escribe, una característica básica en un mando. De hecho, Sony parece ser consciente de esto y recientemente se ha descubierto una nueva patente de un mando con botones traseros integrados que ojalá estén presentes en el DualShock 5 de PS5. Se pondrá a la venta el 14 de febrero en España por un precio de 29,99 euros.

Hemos escrito este artículo con una muestra que nos ha cedido PlayStation España.

Saúl González
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir