1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. Netflix filma dos películas y decide no estrenarlas pese a sus abultados presupuestos

Netflix filma dos películas y decide no estrenarlas pese a sus abultados presupuestos

La plataforma decide dar marcha atrás con dos películas cuando ya estaban filmadas y en postproducción. ¿Qué ha ocurrido? Netflix estrenará una nueva política de producción cinematográfica.
Netflix filma dos películas y decide no estrenarlas pese a sus abultados presupuestos
·

Netflix ha dicho adiós a dos películas que tenía en preparación y que ha decidido cancelar antes de que se estrenen: The Inheritance y House/Wife. Ambas producciones, no precisamente baratas, no se estrenarán en el catálogo de la plataforma y ahora buscan un nuevo hogar. La noticia salta cuando desde Netflix han justificado este tipo de decisiones por cuestiones monetarias, algo que llega en plena oleada de cancelaciones de series como La monja guerrera, Dead End, 1899 o Cobra Kai. El movimiento de Netflix va en la línea del que ejecutó HBO Max el pasado año con Batgirl: hay que aligerar costes operativas.

Netflix cancela dos películas antes de que se estrenen y ahora buscan un nuevo hogar

Se trata de una tendencia entre las compañías de streaming: cancelar filmes o series que aún no se han estrenado a fin de reducir costes económicos. Como explican en The Hollywood Reporter, Netflix se ha deshecho de dos largometrajes terminados, The Inheritance y House/Wife, que ya no serán distribuidos por la plataforma. Estos filmes, de presupuesto medio, ahora deberán buscar un nuevo hogar para su emisión una vez se han sumido en la postproducción.

The Inheritance, dirigida por Alejandro Brugués y producida por Paul Schiff, y House/Wife, del director Danis Goulet y los productores Tripp Vinson y Daniel Bekerman, son películas de género que iba a estrenar Netflix para elevar la calidad de su catálogo con productos que buscan encandilar a la crítica.

Hollywood

Estas dos películas buscan ahora un nuevo hogar

Se comenta que se ha tomado una decisión claramente presupuestaria: aligerar el catálogo en este tipo de filmes ayuda a sanear las cuentas de cara a otros proyectos y distribuciones de mayor calado o con mejor proyección entre el público. No se sabe qué estudios decidirán comprarla, pero es una táctica habitual en Hollywood, con Paramount y Sony realizando movimientos similares durante 2020 antes del coronavirus y con plataformas como Netflix, Amazon y Apple TV+ actuando de receptores. Ahora, tres años después, luego de los esfuerzos de estos portales, el miedo a la inflación, una posible recesión y una búsqueda constante de suscriptores, lleva a los gigantes del vídeo bajo demanda a buscar nuevas formas de ahorrar dinero.

Netflix ya lo hizo con Grendel, una adaptación de un popular cómic que se rodó y canceló sin estrenarse.

Más sobre Cine

RANDOM
Flecha subir