Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. Determinan el problema de seguridad más evidente del Autopilot de Tesla

Determinan el problema de seguridad más evidente del Autopilot de Tesla

Un estudio realizado por el Instituto de Tecnología de Massachusetts determina que los conductores con un exceso de confianza en el Autopilot son el mayor problema de esta sistema en fase de pruebas.
Determinan el problema de seguridad más evidente del Autopilot de Tesla
·

Síguenos

El Autopilot de Tesla bien podría ser uno de los inventos más revolucionarios en cuanto a la automatización de la conducción o la creación de inteligencia artificial, aunque aún tienen un largo camino por recorrer para considerarse como un sistema seguro y fiable. Desde Gizmodo nos llega un nuevo estudio publicado por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) en el que se describe el mayor problema que presenta el Autopilot de Tesla. ¿De qué se trata? Como habréis imaginado, el mayor problema de seguridad no existe en el propio sistema en sí, sino en los conductores.

Autopilot

El Autopilot se encuentra en un punto de fiabilidad intermedio, por lo que requiere de la atención de los conductores

PUBLICIDAD

A pesar de que la tecnología de conducción autónoma es todo un prodigo de los avances tecnológicos, lo cierto es que un exceso de confianza en él puede llegar a provocar accidentes mortales con consecuencias terribles e irreparables. Dicha tecnología se encuentra actualmente en una fase intermedia, lo cual quiere decir que está lo suficientemente desarrollada como para manejar varios aspectos por su cuenta, pero que no se debe confiar plenamente en ella hasta que no se actualicen sus características y se resuelvan las pequeñas fallas que aún posee. Vamos, que el problema que presenta el Autopilot de Tesla son aquellos conductores que se ponen al volante sin prestar la atención que deberían.

"Los patrones de comportamiento visual cambian antes y después de la desconexión del Autopilot. Antes de la desconexión, los conductores miraban menos a la carretera y se concentraban más en áreas no relacionadas con la conducción en comparación con después de la transición a la conducción manual. La mayor proporción de miradas fuera de la carretera antes de la desconexión a la conducción manual no se compensó con miradas más largas hacia delante", destaca el informe proporcionado por el MIT. Las conclusiones de este estudio se complementan a la perfección con las declaraciones de la propia Tesla acerca del Autopilot: "Está diseñado para ayudar, pero sus características aún requieren una supervisión activa del conductor y no hacen que el vehículo sea autónomo", dejan claro.

Antes de la desconexión, los conductores miraban menos a la carretera y se concentraban más en áreas no relacionadas con la conducción en comparación con después de la transición a la conducción manual.

Los investigadores a cargo del estudio analizaron la postura del conductor y la posición de la cara con tal de determinar dónde estaba enfocando los ojos. Utilizando datos que llevan recopilados desde 2016, el equipo en cuestión comparó 290 incidencias de conductores que apagaron la función del Autopilot con su comportamiento antes de la desconexión con sus acciones posteriores. ¿Cuál fue el resultado de los datos recopilados tras 800.000 kilómetros de viaje? El 22 % de las miradas hacia el tablero de los Tesla excedían los dos segundos con el Autopilot activado, en comparación directa con el 4 % con el Autopilot apagado. Como podréis imaginar, las miradas fuera de la carretera también fueron más comunes cuando se activaba el Autopilot y no se prestaba tanta atención a la conducción manual o los espejos retrovisor.

¿Alguna posible solución en el horizonte?

¿Existe algún método viable para evitar estos despistes en los conductores? Además de una concienciación sobre las limitaciones del sistema Autopilot, este tipo de sistemas autónomos deberían añadir más señales como advertencias y cambios de ajustes en función de la atención que esté prestando el conductor. En este sentido, actualmente el Autopilot hace uso de la presión ejercida sobre el volante para determinar si el conductor está atento, aunque es algo que se cree que mejorará en un futuro con otros sistemas.

Gerard Martí
autopilot
elon musk
tesla
PUBLICIDAD

Más sobre Tecnología

Comentarios: 0
RANDOM
Flecha subir