Muy pocos simuladores de deportes han sido tan revolucionarios y notables como este - Recomendación

En el año 2007 Electronic Arts sorprendió a la industria lanzando un juego centrado en el deporte del skate que revolucionaría para siempre un género que estaba dando sus últimos coletazos de vida.
·

Los amantes de los videojuegos de deportes centrados en el mundo del skateboarding llevan años prácticamente huérfanos sin encontrar propuestas de este género apasionantes que revolucionen la industria. Lo cierto es que, a finales del siglo pasado y comienzos de este, la longeva saga de juegos protagonizada por el legendario Tony Hawk de la mano de Activision y Neversoft acaparó el mercado de esta clase de títulos hasta tal punto que la llevó casi a su propia tumba con numerosas entregas anuales.

En 2007, la muerte de este género parecía más que anunciada después de haber vivido su edad de oro, pero para sorpresa de muchos, Electronic Arts llegó aquel año con una propuesta fresca, innovadora y altamente desafiante que cambió para siempre el devenir de los juegos de skate como los conocíamos hasta entonces.

Skate, el juego de EA con mecánicas y físicas increíblemente realistas

En septiembre de 2007, Electronic Arts publicaría para consolas PS3 y Xbox 360 Skate, el primer juego de lo que más tarde se convertiría en una franquicia propia desarrollada por el equipo de EA Black Box, los encargados de muchos de los grandes y recordados juegos de Need for Speed de la época. Aquí, el estudio, al contrario que con la IP de conducción, tomaría un enfoque jugable muy diferente y alejado de un control arcade, para centrarse en tratar de ofrecer una experiencia de simulación lo más realista posible.

Juego Skate - Recomendación

Y es que Skate partía claramente como un rival totalmente opuesto a la saga de juegos de Tony Hawk por su sistema de controles.

Mientras que en los títulos del patinador profesional los jugadores estaban acostumbrados a realizar trucos sobre la tabla pulsando diferentes combinaciones de botones, a cada cual más loca y absurda que la anterior, en la obra de Black Box los aficionados se encontraban con un control esencialmente dedicado al joystick analógico.

Así, en Skate, para realizar trucos sobre la tabla los jugadores teníamos que usar con precisión el joystick derecho como si imitásemos la posición de los pies de nuestro personaje. Por ejemplo, realizar un simple ollie requería tirar de la palanca del mando hacia abajo para tomar impulso y luego rápidamente tirar hacia arriba.

PUBLICIDAD

Lejos quedaban aquellos combos infinitos e imposibles de los juegos de Tony Hawk en los que nuestro patinador realizaba saltos de decenas de metros de altura, grindaba cables de electricidad o daba mil vueltas en el aire... En Skate cada truco, por sencillo que fuese, costaba esfuerzo, repetición y un dominio milimétrico del control. Como sucedería en la vida misma, el deporte se volvía exigente, pero también tremendamente satisfactorio cuando lográbamos por fin clavar ese truco que tanto intentábamos desde hace horas.

Skate, un juego revolucionario

Este sistema de control tan revolucionario en Skate, llamado "flick it", se apoyaba en un paquete de físicas de RenderWare llamado "Drives" que modelaba las articulaciones del cuerpo del patinador. Si bien tenía ciertas limitaciones técnicas, como por ejemplo que no se pudiese bajar de la tabla, llevar a cabo determinados trucos o utilizar a una patinadora como avatar (cosas que se solventarían en entregas posteriores), era una auténtica salvajada en cuanto a inmersión y realismo para la época.

Las caídas en Skate estaban a la orden del día, eran muy vistosas y tenían un peculiar sentido del humor.

El juego también hacía hincapié en su estilo de simulación con una cámara de lo más particular, situada más bien encuadrando en el plano la tabla y las piernas del jugador, en lugar de ofrecer una vista desde la espalda de este como en la mayoría de títulos en tercera persona. Esto, unido a un filtro en la imagen, unos colores más apagados, unos efectos de sonido muy logrados y una banda sonora repleta de éxitos urbanos, dotaba de una fuerza visual muy llamativa al juego y lo acercaba al estilo de los vídeos callejeros típicos de skateboarding.

En sí mismo, Skate resultaba en un patio de recreo para cualquier amante del deporte. Ambientado en la ficticia ciudad de San Vanelona y estructurado de forma no lineal a través de varios sectores o barrios separados por estaciones de metro, los jugadores podían completar retos, misiones y actividades diversas libremente, e incluso competir en multijugador con otros cinco patinadores y grabar secuencias y editarlas para compartirlas con la comunidad.

Skate 2007 de EA

No se puede decir que Skate fuese un juego perfecto, ya que por momentos podía frustrar ante una respuesta imprecisa o resultar agotador por su pronunciada curva de dificultad. Y aún limitado por la época, algunos echaron en falta más opciones. Pero no se puede negar que fue un soplo de aire fresco que brindó varios años más de vida a un género que se había estancado -hoy cuesta imaginarse volver a juegos del género con controles más arcade-, y se ganó rápidamente el cariño de muchos aficionados al mundo del monopatín.

De hecho, el éxito logrado entre su público objetivo fue tanto como para que durante más de una década muchos hayan estado esperando (y deseando) una nueva entrega, un sueño que por fin sucederá próximamente gracias a skate., el nuevo título de esta IP que en esta ocasión prepara Full Circle y promete ser tanto accesible para novatos como ideal para fans veteranos.

Imágenes:

Más sobre Skate

Portada Skate
Skate PS3 Xbox 360
Lanzamiento: 17/10/2007 · Género: Deportes
Análisis Skate
Todos los juegos de Skate

Skate es un videojuego de skateboarding desarrollado por EA Black Box y publicado por Electronic Arts. Lanzado en 2007, este título está disponible para Xbox 360 y PlayStation 3. Conocido por su enfoque realista y su innovador sistema de control "Flickit", Skate representa un cambio significativo en comparación con otros juegos de skateboarding, ofreciendo una experiencia más auténtica y técnicamente desafiante.

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir