Ubisoft recibe nuevas quejas por su inacción ante el acoso sexual y comentarios racistas

Una ex empleada de Ubisoft Montreal denunció situaciones de acoso sexual y racismo, pero ni recursos humanos ni los máximos responsables de la compañía lo tuvieron en cuenta, según explica.
·

Kotaku ha publicado un nuevo artículo en el que una ex empleada de Ubisoft, concretamente del estudio que la compañía francesa tiene en Montreal, Canadá, denuncia la inacción de la compañía ante sus informes de acoso sexual y comentarios racistas en el espacio de trabajo. Valerie, un pseudónimo que se ha utilizado para preservar el anonimato de esta persona, explica que varios compañeros y superiores crearon un clima hostil desde que se incorporó al equipo en 2018 hasta ahora, que ha acabado abandonando su puesto.

"Ojalá pudiera haber continuado mi viaje en Ubisoft, pero me afectó mucho todo el acoso, la discriminación y la toxicidad que encontré y cómo se ha gestionado", explica Valerie en una entrevista concedida a Kotaku. En ella describe situaciones tan desagradables como preguntarle si tenía juguetes sexuales en su escritorio, decirle que le golpearían el trasero en la próxima fiesta de la empresa o realizarle comentarios racistas por su ascendencia asiática. También asegura que se le impidió el ascenso a pesar de contar con los suficientes comentarios positivos para ello. Kotaku se ha puesto en contacto con Ubisoft, pero un representante les ha dicho que aunque buscarán una respuesta a este tema, no tienen nada que decir por el momento.

Empleados de Ubisoft Montreal durante su fiesta anual de 2019.

Estos hechos han acabado incluso en conocimiento de Yves Guillemot, pero no se han tomado medidas

Todas estas situaciones acabaron en conocimiento de recursos humanos, quienes le advirtieron que podría tener problemas si seguía insistiendo en denunciar estos hechos y acabó desistiendo. En 2020, aprovechando que Ubisoft creó nuevas plataformas de denuncia tras los escándalos a los que se enfrentó en verano, sí puso en conocimiento de la compañía estas situaciones: la respuesta de la empresa se redujo a desechar su testimonio porque no consideraban que tres incidentes pudieran constituir acoso sexual.

Finalmente Valerie ha acabado dimitiendo de Ubisoft a causa de esta inacción, pero antes se puso en contacto con Yves Guillemot, CEO de la compañía, y con Lidwine Vernet Sauer y Raashi Sikka, responsables de cultura laboral y de diversidad e inclusión respectivamente, para trasladarles no sólo su renuncia, sino también los motivos por los que había tomado esa decisión. Guillemot no respondió, pero Sauer y Sikka sí lo hicieron: se llevaron a cabo varias entrevistas, explica Valerie, pero en ningún caso se tomó ninguna medida.

Yves Guillemot, CEO de Ubisoft.

No es la primera vez que Ubisoft es acusada de no tomar acciones contra el acoso laboral, abuso sexual y toxicidad en sus entornos de trabajo: más de 1000 empleados de la compañía pidieron "un cambio real" en la política de la empresa y criticaban la respuesta insuficiente de la compañía.

Manu Delgado
Redactor

Enlaces Relacionados:

Imágenes:

Otras noticias sobre:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir