Crónica: Nintendo presenta la versión de Nihilumbra para Wii U

Incorpora modo para dos jugadores en el exitoso juego español.
·
Actualizado: 21:35 17/8/2020

A mediados de marzo llegará a Wii U uno de los juegos españoles que más repercusiones ha tenido a nivel internacional los últimos años: Nihilumbra, un proyecto desarrollado por cinco personas inicialmente para iOS, después para PC y ahora en la consola de Nintendo. Kevin Cerdà, jefe de diseño de Beautifun Games, ha presentado en el showroom de Nintendo en Madrid la versión del juego para Wii U.

Nihilumbra es fruto del trabajo de cuatro estudiantes del Máster de Videojuegos de la Universidad Politécnica de Barcelona (UPB). Al terminar la formación se plantearon si querían formar parte de un estudio grande o desarrollar su propio juego. Formaron así Beautifun Games para trabajar en el juego que se adaptaba a sus gustos de jugadores. "Hicimos el juego para nuestros yoes del pasado, queríamos recuperar la sensación de magia y descubrimiento", ha dicho Cerdà. Pero les faltaba el dinero necesario tras tomar la primera decisión: que preferían hacer un juego grande antes que varios pequeños para ir adquiriendo soltura.

El título del juego es la unión de las palabras nihil ("nada" en latín) y umbra ("sombra"), y describe, ha dicho Cerdà, en qué consiste. Tu personaje es Nada, un fragmento que se desprende del Vacío, que intenta a su vez volver a atraparte.

Para huir de los enemigos y avanzar por los mundos el protagonista va dibujando con colores partes del escenario y cada color otorga al mundo unas características: el azul hace que vayas más rápido, el verde es para rebotar, el marrón es pegajoso y ralentiza el movimiento… Cerdà ha explicado que cuando salió Portal 2 se quedaron boquiabiertos cuando vieron una mecánica similar a aquella en la que estaban trabajando.

El juego es una sucesión de puzles, aunque no están pensados para resolverse de una única manera, sino que jugando con las características de los colores se pueden superar de muy distintas formas.

Del póker a Nihilumbra

Uno de los miembros del equipo decidió invertir el dinero que había ganado como jugador de póker en los cinco años anteriores en el proyecto, y con los 100.000 euros que aportó trabajaron los 15 meses que duró el desarrollo de Nihilumbra para iOS.

En el diseño del juego cada decisión es fruto de la anterior, y todas parten del condicionante de pensar dónde sería más fácil publicar. La respuesta fue iOS -aunque Cerdà admite que no es la plataforma que más les gustara- lo que llevó a pensar en un juego adaptado a la pantalla táctil. De ahí surgió la idea de pintar, "aunque el personaje sólo pueda andar y saltar, con la pintura se convierte en un juego de puzles", ha explicado el diseñador. Para pintar hacen falta colores, y cinco fueron los elegidos, con otros tantos mundos.

Para que los colores se vieran bien, los escenarios y el protagonista no podían ser llamativos. Por eso son lugares apagados. De ahí se infiere una ambientación triste y melancólica, con una estética acorde. "El protagonista debía estar solo, y no podía moverse por centros comerciales, sino por lugares solitarios. Por eso son mundos naturales y deshabitados -ha explicado Cerdà-. Si el personaje no tiene colores y está solo, no es nada".

A esto hay que añadir el toque inspiracional de La Historia Interminable, de Michael Ende, con la Nada. En Nihilumbra el personaje es parte de esa Nada.

Un juego y dos extras interesantes

Una vez has superado el título se desbloquea un nuevo modo de juego que constituye un verdadero reto para los jugadores. Según Cerdà, la primera vez que pasas Nihilumbra el juego te lleva de la mano mientras sigues la narrativa con tintes casi filosóficos "porque queremos que la gente se pase la historia", pero la segunda la dificultad con los enemigos aumenta de manera muy perceptible. Es el llamado Modo Vacío.

Quienes consigan superárselo en esta dificultad podrán disfrutar de una tercera opción al desbloquearse un lenguaje más a los muchos que tiene el juego. Este lenguaje secreto es una locura que dinamita el trasfondo metafísico de Nihilumbra.

Al preparar la versión para PC, Beautifun Games retocó casi todos los aspectos del juego, desde las texturas al control para que fuera más preciso ", aunque perdimos la magia de jugar tocando con los dedos", reconoce Cerdà. La versión de Wii U reúne lo mejor de ambos mundos, al tener ese aspecto táctil y la potencia gráfica de la máquina.

Incluso hay alguna modificación más, como la opción de jugar con dos jugadores en juego asimético, aprovechando la doble pantalla. Uno controla al personaje con un Wiimote y el otro se encarga de colorear el escenario. De esta manera, se puede jugar en cooperativo o quien tenga el gamepad puede jugar alguna mala pasada a su compañero. También es posible el juego Offtv.

Este multijugador se activa y desactiva en cualquier momento de la partida, lo que puede ser útil para resolver alguna fase que se ha atragantado.

Después del éxito del juego en iPhone (el primer año vendió 70.000 unidades a 2’69 €, y en los cuatro días que el estudio lo ofreció gratis para celebrar el aniversario se descargó 700.000 veces) las ventas fueron financiando el port a PC (donde ha vendido unas 50.000 unidades) y, posteriormente, a Wii U. Al tiempo que adaptaba el juego a nuevas plataformas, Beautifun ha comenzado a trabajar en su siguiente juego, Megamagic, cuya jugabilidad define Cerdà como mezcla de Command & Conquer, Zelda clásico, Pokémon y Streets of Rage.

Imágenes:

Otras noticias sobre:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir