Vandal

Lo que pudo ser

Cada semana te contamos cómo eran juegos cancelados que nunca vieron la luz, o juegos conocidos que podrían haber sido de otra manera.

Call of Duty: Vietnam

¿Un Call of Duty en tercera persona con toques de Dead Space? Esto es lo que Modern Warfare 3 se llevó.
Call of Duty: Vietnam
·
Actualizado: 12:10 22/8/2019

No vamos a descubrir América si decimos que Call of Duty es una de las sagas más exitosas de momento. Como casi toda saga de éxito que se lo puede permitir, Activision la ha convertido en anual, pero cada vez el concepto de triple A es más exigente, y hacen falta más y más desarrolladores y artistas para que podamos disfrutar de una nueva entrega cada doce meses.

Sledgehammer no quería llevarnos al futuro; quería llevarnos a Vietnam.
Sledgehammer no quería llevarnos al futuro; quería llevarnos a Vietnam.

El último estudio en sumarse a esta rutina de juegos creados bajo la marca Call of Duty fue Sledgehammer Games, que ya participaron en Call of Duty: Modern Warfare 3, y que desarrollaron su primer título propio de la saga, Call of Duty: Advanced Warfare. Lo que no todo el mundo sabe es que para llegar ahí tuvieron que dejar atrás un interesante concepto, que le daba una vuelta de casi 180 grados a la saga, llamado Call of Duty: Vietnam.

Los padres de Sledgehammer venían de crear Dead Space, y mucho de éste llegaría a CoD: Vietnam.
Los padres de Sledgehammer venían de crear Dead Space, y mucho de éste llegaría a CoD: Vietnam.

Para comprender esta historia tenemos que remontarnos hasta la creación de Sledgehammer Games, allá por 2009 cuando fue fundado por Glen Schofield y Michael Condrey, dos veteranos de la industria que jugaron un rol clave en la creación de Dead Space. Precisamente, Schofield y Condrey querían poner en práctica todo lo aprendido en este título para ofrecer algo diferente dentro de los conflictos bélicos a los que estábamos acostumbrados con Activision.

Así, Sledgehammer comenzó a trabajar en un proyecto que bautizarían internamente como Fog of War, pero que sería el mencionado Call of Duty: Vietnam. El equipo pasó muchísimo tiempo documentándose sobre esta guerra, con el objetivo de hacer una aventura que trascendiese los meros tiroteos y las historias ya vistas en otros títulos, y que de verdad consiguiera conectar con el jugador con momentos inolvidables a lo largo de la aventura.

No hace falta explicar que nos llevaría hasta las décadas de los años 60 y 70, pero no sólo nos iríamos a Vietnam, sino aparte, a Camboya y Laos, donde esta guerra también dejó su rastro. Con esto, Sledgehammer esperaba poder explorar nuevos frentes y sorprender a los jugadores más experimentados en esta batalla.

No faltarían los momentos espectaculares, pero vistos desde otra perspectiva.
No faltarían los momentos espectaculares, pero vistos desde otra perspectiva.

Lo primero que heredaba de Dead Space era una perspectiva en tercera persona. Call of Duty: Vietnam iba a ser mucho más aventurero y menos shooter, con secuencias que, de acuerdo con sus creadores, eran imposibles de recrear en primera persona. De hecho, sus creadores reconocieron a posteriori que hay un momento en particular que, si tienen la oportunidad de hacer un juego en tercera persona en algún momento, les gustaría rescatar.

Por suerte, quedan algunas ilustraciones para recordar este proyecto.
Por suerte, quedan algunas ilustraciones para recordar este proyecto.

Schofield y Condrey no han querido revelar demasiado sobre cómo iba a trascender la jugabilidad, pero sí prometieron que habría muchos "momentos Dead Space", y que era, desde luego, una nueva manera de enfocar la guerra. En conseguir esto tardaron seis meses, tras los cuales consiguieron crear una demo jugable de 15 minutos que le mostraron a Activision, esperando que la compañía les financiase el proyecto.

Por desgracia, en ese momento –en 2010–, Activision estaba pasando por un mal momento. La demanda de Vince Zampella y Jason West (creadores de Call of Duty y fundadores de Infinity Ward) habían dejado a la compañía con la mitad del estudio y 20 meses para desarrollar un nuevo juego, en lugar de los 24 habituales. A Activision le gustó la demo de Call of Duty: Vietnam que Sledgehammer les mostró, pero les ofreció en su lugar ayudar a Infinity Ward en la creación de Call of Duty: Modern Warfare 3.

Siendo un estudio novato (aunque no con desarrolladores novatos), Sledgehammer no estaba en la situación de dejar pasar la oportunidad de debutar con un Call of Duty, así que aceptó la oferta. Esto dejó el desarrollo de Call of Duty: Vietnam "en pausa", pero a finales de 2011 comenzaron a hablar de él como "probablemente cancelado". Estaba claro que habían pasado a trabajar en entregas principales de la saga, y que esta especie de spin-off ya no era una prioridad.

Finalmente, Sledgehammer tuvo que centrarse en CoD: Modern Warfare 3.
Finalmente, Sledgehammer tuvo que centrarse en CoD: Modern Warfare 3.

Parece improbable que vayamos a jugar este título ya, y más sabiendo que estaba previsto originalmente para Xbox 360, PlayStation 3 y PC, pero quién sabe, si en algún momento la gente se llegase a cansar de las mecánicas habituales de Call of Duty, quizás Activision tire del proyecto olvidado de Sledgehammer para intentar hacer que la saga recupere la frescura.

Jorge Cano
Redactor jefe
ANTERIORES
Lo que pudo ser Sam & Max: Freelance Police, el nacimiento de Telltale
Lo que pudo ser
15:02 25/10/2015
La cancelación de un juego hizo que un grupo de “rebeldes” formase uno de los estudios más admirados de los últimos años.
Lo que pudo ser Quark, el juego perdido de Quantic Dream
Lo que pudo ser
17:01 1/11/2015
Con el anuncio de Detroid, recordamos este ambicioso proyecto cancelado del estudio francés.
SIGUIENTE
Lo que pudo ser Tomb Raider (The Chaos Raiders)
Lo que pudo ser
18:07 15/11/2015
Una joven Lara se sumerge en su segunda gran aventura en Rise of the Tomb Raider. Recordemos la historia de quien pudo ser Laura Cruz.
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir