Vandal
Conexión Japón

Conexión Japón

Leo Carrascosa, nuestro corresponsal en Japón, nos cuenta sus experiencias. Anécdotas, curiosidades y artículos relacionados con el mundo de los videojuegos desde el día a día de un español en Japón.

Sólo hay dos tipos de personas…

… los que utilizan códigos QR y los que no.
Sólo hay dos tipos de personas…
·
Actualizado: 12:10 22/8/2019

Japón es un país de contrastes, lo hemos comentado en muchas ocasiones. Por un lado tenemos el Japón de los templos, el respeto, la educación y las costumbres culturales que han perdurado con el tiempo. Por otro lado tenemos el Japón ultramoderno, donde Tokio es el máximo exponente. Rascacielos por doquier, moda llevada al extremo o millones de personas moviéndose sin cesar en grandes centros urbanos.

Como hemos comentado, y ya vais sabiendo, en Japón el respeto es fundamental. Desde las maneras y protocolos al saludarse, entrar una casa o hablar con diferentes personas según la cercanía que tengamos a ellos. Parece ser entonces que en Japón nadie intenta invadir la burbuja de ninguna otra persona. No hay apenas contacto físico, los desconocidos en algunos casos son completamente ignorados y todos viven en su mundo particular donde todo es cuasi inmutable.

Pues bien esta burbuja se puede invadir de dos maneras. O bien involuntariamente, lo que viene a ser meterse en un tren en hora punta, o bien de forma intencionada. Hablo principalmente de la publicidad y los captadores a pie de calle en Tokio. Andar por Ikebukuro, Akihabara o Shibuya es un continuo bombardeo. "¿Le gustaría probar nuestra comida?", "Lentes de contacto 20% de descuento", "Nuevo Samsumg con tecnología Android", etc, etc. Y es que en un país donde se valora tanto el no molestar al prójimo, es tremendamente sorprendente. Además la forma de ofertarla difiere mucho del establecimiento. Por ejemplo las promociones como lentes de contacto, o alguna tienda particular muchas veces la presentan en un paquetito lleno de pañuelos de papel, algo que viene especialmente bien en invierno. Así podemos ver a la japonesa o japonés de turno en una esquina ofreciendo los paquetes a cada persona que pasa siempre con una sonrisa.

 1

Luego pasamos a la zona de las grandes tiendas de electrónica. Aparte de la cantidad de luces, carteles y demás neones, en la planta baja a pie de calle suelen tener a varias personas ofertando algo en particular, y estos establecimientos sí se lo montan a lo grande. Se ponen su stand, cogen un micrófono y repiten y repiten hasta la saciedad. Imaginaros estar en una gran urbe, con el sonido de cientos de personas y vehículos, pero además las melodías corporativas y cuatro dependientes con micrófono hablando a la vez. Un amigo lo bautizó como "la locura tokiota". Por otro lado, personalmente me parece especialmente curioso ver a una persona de unos cuarenta y cinco años ofertando Monster Hunter 3rd o el nuevo juego de ésta o aquella consola. Otra de las particularidades de Japón, los videojuegos no atienden a edades.

En Tokio además son fans absolutos de las tarjetas de puntos y las campañas especiales de los establecimientos. Estas tarjetas de fidelidad funcionan de la siguiente manera. El registro y la obtención de la tarjeta son gratuitos, y a medida que compres en esa tienda, se te dará un número de puntos dependiendo del importe gastado. Esos puntos podrán usarse más adelante como dinero real. Es una gran idea, y en España cada vez hay más apuestas de este tipo. El Ave, la tarjeta Iberia, VIPS, etc., sin embargo en la capital nipona he conocido a algunas personas que tenían una cartera específica sólo para las tarjetas de puntos, donde podían tener más de 50 tipos diferentes. Hace poco cerca de mi casa se abrió un nuevo supermercado, y las colas para crear la tarjeta de puntos eran equiparables a las de un concierto de Justin Bieber.

Por otro lado tenemos las campañas específicas de un establecimiento. Esto es un 20% de descuento durante unos días, un regalo si el importe es superior a tanto dinero, etc. A un japonés le basta con oír la palabra "campaña" para que deje lo que esté haciendo y preste atención.

 2

Además las nuevas tecnologías también son muy usadas en este campo. Me atrevería a decir que el 90% de la publicidad impresa de Japón incluye los códigos de barras bidimensionales (Código QR para ser más específico). Estos códigos similares al que os dejo en la foto, bastará con hacerles una foto con nuestro móvil para que automáticamente nos lleven a una página de internet específica. Así por ejemplo puedes ver que ofrecen cupones de 20% descuento si entras a la página web de un restaurante. Antes de tener copiar la página web, escribirla, buscar la oferta e imprimirla, en Japón bastará con chequear el código de barras con nuestro móvil y mostrar la pantalla con la promoción al dependiente.

Bueno una semana, un poco más sobre Japón. Con el tiempo una se va a acostumbrando a rechazar amablemente cada veinte metros la oferta de algún tipo y uno se va volviendo adicto a los códigos QR, chequeando hasta la más estúpida tontería. En ocasiones me sorprendí a mi mismo incluso leyendo códigos de lencería, pero bueno…el momento fuerte de la adicción ya pasó, llevo limpio más de 5 meses.

ANTERIORES
Conexión Japón Preparativos
Conexión Japón
17:02 1/8/2011
¿Lo llevas todo?
Conexión Japón Me sobran dos trazos
Conexión Japón
16:17 8/8/2011
Eligiendo el nombre de tu próximo hijo.
SIGUIENTE
La Opinión del Jugón El servicio es lo primero...
La Opinión del Jugón
16:44 22/8/2011
... aunque esto lleve a empleos algo absurdos.
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir