Avance God Hand

Clover recupera la vieja fórmula del beat’em up y la adapta a los nuevos tiempos.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
Versión PS2. También disponible en Ordenador.

Hubo un tiempo en el que los beat’em up eran sinónimo de videojuego. Consolas, microordenadores y salones recreativos eran poblados por juegos donde chicos rudos, atléticos y a menudo adiestrados en artes marciales se enfrentaban ellos solos (o con la ayuda de un compañero) contra hordas de enemigos en enzarzadas peleas callejeras cuerpo a cuerpo. Para hacer referencia a estos juegos se fraguó el popular y apropiado apelativo de "yo contra el barrio", que aún hoy se utiliza para referirnos cariñosamente al género. Pero los ochenta acabaron, y los videojuegos siguieron su evolución. Así los beat’em up dejaron de ser un género estrella, y desde entonces pocos títulos han vuelto a tocar el género, de los cuales sólo honrosas excepciones de 16 bits lo hicieron con éxito.

Es en este contexto donde Clover Studio, siempre ávida de aportar algo diferente a lo que se estila en la industria, decide sacarse de la manga God Hand, para regocijo de nostálgicos, en el que resultó ser su último juego antes de que Capcom decidiera cerrar el estudio el pasado mes de octubre.

PUBLICIDAD

God Hand narra la historia de Gene, un joven nómada que vive en directo el rapto de una chica. Gene intenta rescatarla, pero se encuentra con que los secuestradores pertenecen a una raza demoníaca, a los que no logra vencer. Tras perder el brazo en la batalla, huye de la misma antes de perder el conocimiento. Despierta en la habitación de un motel, y con un nuevo brazo. Olivia, la chica que le vela, y que resulta ser la misma a la que intentaba salvar, le explica que es la hija del líder de una tribu que custodia los brazos de un guerrero que venció a una raza de demonios. Engañada, Olivia contrajo matrimonio con Azel, un hombre cuyo único interés era acceder a estos brazos, aunque finalmente solo pudo recuperar uno de ellos. Olivia tomó el otro, y huyó con él. El nuevo brazo de Gene, llamado God Hand (Mano de Dios) es por tanto un miembro con poderes. A partir de entonces la nueva misión de Gene consistirá en impedir que los demonios resurjan, destruir a todos los demonios para evitar que despierten al Demonio Señor de su letargo y recuperar la otra God Hand de las manos de Azel.

Este argumento, a priori simple, apenas evoluciona a lo largo de la partida. De hecho ni tan siquiera aparece al principio del juego, y hay que recurrir al manual de instrucciones para conocer las circunstancias de la acción. Se trata de un evidente guiño a los juegos de la vieja escuela, donde tras apretar Start en la pantalla de título pasábamos directamente a controlar la aventura sin ningún tipo de transición entre medias, o a lo sumo tras unas pocas líneas de texto.

Y es que si hay algo que no se le puede achacar a God Hand es que es un juego que no pretende embaucar al jugador con las apariencias. No busca meterse en el jugador por los ojos, ni lo intenta persuadir con argumentos "culebrónicos". El apartado técnico es un buen ejemplo de esto: gráficamente no está a la altura de los juegos de última hornada de PS2, y desde luego queda lejos de los despliegues visuales a los que nos tiene acostumbrados Clover en otros títulos como Viewtiful Joe u Okami.

El diseño quizá destaque algo más, subrayando el ambiente Western que se respira en todo el juego, atípico en una producción japonesa y con multitud de referencias hispanas. Mención especial al elenco de personajes, especialmente a los jefes finales, cada cual más estrafalario del anterior. Los enemigos comunes, de nuevo en un sentido homenaje a los 8 bits, son muchos prácticamente idénticos y se repiten hasta la saciedad, cambiando como mucho la tonalidad de sus texturas.

Queda claro entonces que God Hand no pretende llamar la atención por el envoltorio, sino por el contenido: golpes puros y duros. El título recupera la vieja pero efectiva fórmula del "avanzar y pegar" que tantos juegos inspiró en las dos dimensiones, y lo adapta a los nuevos tiempos. A pesar de esto Clover ha decidido que un desarrollo tridimensional no tiene porqué implicar un entorno donde moverse con total libertad (que podría desembocar en pérdidas de orientación constantes) y ha establecido unas pautas con las que se gana linealidad. Nosotros avanzaremos continuamente hacia delante, sin apenas posibilidades de retroceder, ya que nuestro personaje se mueve "como un tanque" (no se gira al retroceder, sólo camina hacia detrás). No podemos manejar la cámara, la cual se posicionará invariablemente detrás de nosotros, liberando el stick derecho del mando para manejar al personaje a la hora de esquivar golpes lateralmente.

Por otra parte, a la hora de pelear utilizaremos los botones Cuadrado, Triángulo y Cruz para propinar golpes en todas sus formas, dando lugar a hasta cien combinaciones distintas; desde el típico puñetazo hasta la patada en las partes del oponente. El Círculo queda reservado para acciones y objetos especiales, cada cual más absurda que la anterior, que sacan algunas batallas de la rutina como por ejemplo la caída desde el cielo de una sartén en la cabeza de Gene (acción eliminada en la versión occidental del juego).

Este humor absurdo será una constante durante toda la partida, pero se pone especialmente de manifiesto en los minijuegos con los que nos toparemos ocasionalmente y que serán lo único que interrumpa la acción. En ellos deberemos competir en una carrera contra un chihuahua, bombardear con un cañón barcos fantasma o eliminar ovnis en un claro guiño a Space Invaders. La mayoría de estos minijuegos vienen acompañados de melodías sintetizadas, una vez más, al estilo de los ocho bits a los que tanto alude el título en todas sus formas.

PUBLICIDAD

En conclusión, God Hand trata de recuperar la esencia perdida de esos juegos de antaño como Final Fight o Double Dragon en los que lo que primaba era la jugabilidad ante todo. Aquí el argumento o los gráficos no son el objetivo último, sino meras herramientas para poder destripar con fruición a cuantos demonios nos crucemos. Al menos esa era la intención de Shiniji Mikami y los integrantes de Clover Studio. El próximo 14 de febrero, día en el que God Hand llegará a las estanterías de toda Europa, comprobaremos si esto consigue transmitirse o la intención del estudio se queda en eso, una simple intención.

Últimos avances

Saints Row - Impresiones + Gameplay
Saints Row - Impresiones + Gameplay
Impresiones + Gameplay
2022-05-18 16:02:00
La aventura de acción de mundo abierto de Volition vuelve con un reboot cargado de diversión directa, un humor muy particular y muchísimas opciones de personalización.
Zenless Zone Zero - Avance
Zenless Zone Zero - Avance
Avance
2022-05-18 12:09:00
HoYoverse, anteriormente conocido como miHoYo, lanzará un nuevo free-to-play en PC, iOS y Android: se trata de Zenless Zone Zero (ZZZ), un Action-RPG futurista del que os contamos todo lo que sabemos.
Gotham Knights - Avance
Gotham Knights - Avance
Avance
2022-05-17 09:10:00
La Batfamilia se prepara para hacer frente a la Corte de los Búhos en una aventura de acción y mundo abierto que podremos disfrutar en compañía de un amigo.
Card Shark - Impresiones
Card Shark - Impresiones
Impresiones
2022-05-13 09:31:00
Ya hemos podido probar Card Shark, el atractivo nuevo juego de los creadores de Reigns, y os contamos qué nos ha parecido esta propuesta plagada de engaños, trampas y trucos de cartas.
Monster Hunter Rise: Sunbreak - Avance
Monster Hunter Rise: Sunbreak - Avance
Avance
2022-05-12 16:00:00
Monster Hunter Rise se prepara para recibir una gigantesca expansión repleta de contenidos e interesantísimas novedades.
Poppy Playtime - Impresiones Capítulo 2
Poppy Playtime - Impresiones Capítulo 2
Impresiones Capítulo 2
2022-05-09 18:51:00
El exitoso juego de miedo vuelve con una nueva aventura que sigue ampliando sus mecánicas y su universo.
Género/s: Acción / Beat'em up
PEGI +16
Plataformas:
PS2
También en: PC

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
8
COMUNIDAD
7.88

PUNTÚA
God Hand para PlayStation 2

44 votos
Flecha subir