Análisis Scorn, el juego más inquietante del año (Xbox Series X/S, PC)

El nuevo juego de terror de la temporada tiene nombre: Scorn. Analizamos qué tal es la obra de los debutantes Ebb Software.
Scorn
·
Actualizado: 12:48 28/10/2022
Análisis de versiones Xbox Series X/S, PC.

Si tuviéramos que definir a Scorn con una sola palabra, probablemente elegiríamos la siguiente: inquietante. El juego de Ebb Software es una experiencia diferente que busca que el jugador se vea inmerso en un mundo de ciencia ficción que podrían haber parido perfectamente Zdzisław Beksińsk o H.R. Giger, el célebre artista gráfico que ayudó a dar forma al mundo de Alien de Ridley Scott. En El octavo pasajero, y por ende el resto de la saga del Xenomorfo, el impacto de horror que se busca no es el mismo que persigue Ebb Software. Scorn pretende soltar al jugador en una serie de escenarios que compuestos por carne y vísceras, donde los monstruos campan a sus anchas y cualquier elemento puede convertirse en un ser totalmente perturbador. En El octavo pasajero no se buscaba una experiencia tan visceral, sino una opresiva donde el juego del gato y ratón tomaba otro significado al hacer que el antagonista fuera un ser desconocido al que parece que no se puede abatir.

Scorn es un juego diferente: sin objetivos, sin tutoriales y sin minimapas

A diferencia de otros videojuegos, en Scorn no tenemos ni tutorial ni tampoco introducción. Despertamos en un estado raquítico en mitad de lo que parece una cárcel hecha a base de sangre y órganos, y se nos suelta por el mapa para que empecemos nuestra aventura. No sabemos qué debemos hacer. No conocemos los controles. Ni tampoco por qué ni para qué estamos ahí de repente. Solo sabemos una cosa: podemos caminar, correr y necesitamos solucionar una serie de puzles para poder proseguir con el juego. Scorn te mantiene enganchado a la pantalla sin parar, en vilo, para ver si en la siguiente fase descubriremos qué demonios está ocurriendo a nuestro alrededor. Esa es una de las principales virtudes del título, que no requiere en primera instancia de historia, personajes protagonistas atractivos o de ningún motivo aparente para atraparte y sumergirte en ese universo misterioso bañado por una banda sonora que, cuanto menos, pone los pelos de punta.

Las bestias de Scorn no te dejan de sorprender a lo largo de la aventura.
Las bestias de Scorn no te dejan de sorprender a lo largo de la aventura.

Los escenarios de Scorn son bastante generosos en tamaño, y no es difícil perderse por ellos si sois los típicos jugadores que tienen la imperiosa necesidad de rebuscar hasta el último rincón de cada nivel en busca de coleccionables o secretos. Pero esa es solo otra trampa más de Scorn, porque la curiosidad mató al gato. No tenemos minimapa, ni brújula, ni un NPC que nos diga por dónde tenemos que ir. El juego quiere que nos perdamos y que nos metamos en jardines para tener complicaciones de cara a continuar, y de nuevo, igual que en el caso de la historia, lo logra sin necesidad de que existan tales secretos a rebuscar. Lo único que debemos hacer en Scorn es sobrevivir como podamos y sacar nuestro mejor ingenio para poder resolver los diferentes puzles que van apareciendo en nuestro camino. Algunos muy fáciles y otros muy complicados, pero muy poco repetitivos, lo que se agradece teniendo en cuenta que es una aventura donde dicho elemento es básico.

PUBLICIDAD
Hay zonas, tan terroríficas como esta, en las dudas si pasar o no.
Hay zonas, tan terroríficas como esta, en las dudas si pasar o no.

La clave está en el ensayo y error y en dominar su acción pausada

Ahora bien, aunque los escenarios tengan ese aspecto grandioso, tienen trampa: son más pasilleros de lo que parecen. La fórmula de Scorn no es complicada de resolver, pero lleva su tiempo. Perderse entre los diferentes niveles que componen la obra es inevitable, pero una vez conocemos la dinámica de la obra ya es más complicado que perdamos en tiempo en determinadas áreas. Scorn comete el error de dejar demasiado a la vista los elementos con los que hay que interactuar a la hora de resolver sus acertijos (la complejidad reside en la resolución de algunos) y una vez aprendemos a darle al botón correcto, esa opresión que ejerce su atmosfera pierde cierta gracia. Pasa un poco lo mismo como cuando entras a un túnel del terror; una vez conoces la dinámica ya es más complicado asustarse y hasta se pueden predecir los jumpscares. Si uno es capaz de sobreponerse a esa tensión constante en la que nos mantiene el juego con sus apartados artísticos, la experiencia se torna más sencilla.

'Scorn' tiene el ADN de los survival horror metido en vena.
'Scorn' tiene el ADN de los survival horror metido en vena.

De este modo, en lo que respecta a rutas la cosa puede mejorar con nuestra curva de aprendizaje, lo que siempre será un desafío es el combate. Scorn no busca ser una réplica de Dead Space o Resident Evil, ni mucho menos, pero sí tiene tramos en los que habrá que sacar nuestras herramientas a paseo para acabar con las asquerosas criaturas que se cruzan por nuestro camino. La variedad de enemigos es la justa y necesaria, adecuada para esta experiencia en cuestión, y cada criatura posee sus propias características, lo que hace que cada enfrentamiento deba afrontarse de un modo determinado. No sabríamos describiros qué es exactamente nuestra arma principal (echamos de menos más variedad en el arsenal), pero requiere de contacto cercano con los monstruos, y ahí es donde de desata la verdadera pesadilla. Puede parecer fácil, si habéis visto algún vídeo a estas alturas, cargarse a los seres de Scorn, pero cuando lo vives en tus propias carnes y ves lo débil que es tu personaje (y que los puntos de control son muy poco favorables) entonces empiezas a sudar, porque la movilidad de nuestro personaje es muy reducida. Scorn no es un first person shooter, olvidaos de eso.

Ebb Software construye su obra con códigos de survival horror

Los recursos no abundan y no es que tengamos precisamente una cantidad de curaciones abrumadora. Podemos encontrar zonas en las que obtener más, pero esos puntos son escasos y la salud que nos quitan los enemigos no es poca precisamente. Scorn no es un juego justo en ese sentido. Nos recuerda sin parar lo frágiles que somos y que estamos en un universo habitado por monstruos más fuertes que nosotros. Además, el diseño de combate tampoco posee mecánicas de defensa. No hay mecánica de esquiva, tampoco de protección, y el ritmo al que nosotros mismos podemos atacar es bajo. La acción de Scorn es lenta y está ideada para jugar en nuestra contra. A veces resulta muy frustrante recibir golpes innecesarios o que no podamos acabar con los monstruos tan rápido como querríamos por esa especie de "estamina" que portamos en el arsenal.

El apartado artístico va cambiando su paleta de colores sin parar, pero manteniendo el terror siempre.
El apartado artístico va cambiando su paleta de colores sin parar, pero manteniendo el terror siempre.

Scorn te obliga a ver una serie de imágenes impactantes, a avanzar a un ritmo determinado y a perder la cabeza contra sus monstruos grotescos. No importa lo rápido que quieras ir o que intentes evitar toparte con determinadas situaciones, porque Ebb Software va a obligarte a vivir esta experiencia tal y como ha sido pensada. Se puede correr por el mapa, como os decíamos, y una vez memorizados los puzles o las rutas la cosa puede acelerarse un poco. Pero no se pueden saltar las animaciones y tampoco podemos evitar a todos y cada uno de los enemigos. Podemos huir en algunos casos (nosotros lo hemos hecho) si uno ve que no puede gestionar la situación, pero en ningún caso puede elaborarse un plan de escape constantemente.

Una obra de arte que sería aplaudida por H.R. Giger

El mayor punto a destacar, por supuesto, es su apartado técnico. Los gráficos del título hacen que sea complicado no pararse constantemente a tomar capturas o simplemente a contemplar cómo se ha representado la obra de Giger, con gran carga sexual y con una atmosfera de terror que traspasa la pantalla. Es una aventura que hay que jugar con cascos, centrado y con toda nuestra atención a lo que nos cuenta sin necesidad de palabras. Y esto es literal, porque en Scorn no hay diálogos. Cada uno de los escenarios por los que pasamos está sobrecargado de referencias a la obra de Giger, con sus figuras biomecánicas, su obsesión por la creación, sus referencias fálicas o la viscosidad que envuelve todos esos elementos.

Scorn ha tardado seis años en poder hacerse realidad, y la espera ha valido la pena. Tiene ciertas características que no terminan de convencernos, como su sistema de combate, su jugabilidad tosca (aunque justificada realmente, porque hace referencia a survival horror clásicos) y lo frustrante que puede volverse a veces. Mejora con el paso de los horas, a medida que lo vamos dominando, pero hay que hacer ese pequeño esfuerzo para dejarse absorber por su mundo. No es un juego de terror al uso, pero sin duda es una excelente opción para una sesión de Halloween.

Hemos realizado este análisis en Xbox Series X través de Xbox Game Pass.

NOTA

7.8
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Su ambientación es una locura.
Gráficamente es espectacular.
Los elementos de survival horror hacen que sea un verdadero desafío.

Puntos negativos

La jugabilidad es muy tosca.
El sistema de combate necesita un giro de tuerca.
Poca variedad en el arsenal.

En resumen

Scorn es una aventura espeluznante con un apartado artístico único y que representa a la perfección el body horror. Una experiencia que no es para todo el mundo.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de Xbox Series X/S y PC

The Knight Witch - Análisis
The Knight Witch - Análisis
Análisis
2022-11-28 14:00:00
El estudio español Super Mega Team fusiona shoot’em up con metroidvania en una simpática aventura repleta de acción.
Spider-Man: Miles Morales - Análisis
Spider-Man: Miles Morales - Análisis
Análisis
2022-11-23 16:02:00
Analizamos la versión para PC de Spider-Man: Miles Morales, un port que llega más pulido que el de Spider-Man Remastered y que también cuenta con mejor adaptación a tecnologías como DLSS.
Gungrave G.O.R.E. - Análisis
Gungrave G.O.R.E. - Análisis
Análisis
2022-11-22 11:28:00
Grave vuelve para descargar plomo en un juego de acción fiel a sus orígenes que no pierde su personalidad.
Evil West - Análisis
Evil West - Análisis
Análisis
2022-11-21 20:05:20
Analizamos la última obra de Flying Wild Hog, un juego que combina el hack & slash al estilo God of War con la ambientación del Oeste de Red Dead Redemption aderezada con vampiros.
Goat Simulator 3 - Análisis
Goat Simulator 3 - Análisis
Análisis
2022-11-18 17:48:00
El juego de la cabra con físicas alocadas vuelve con muchas sorpresas en mecánicas y estructura, y sobre todo, con mucho humor de todo tipo.
The Devil in Me - Análisis
The Devil in Me - Análisis
Análisis
2022-11-17 18:44:00
Supermassive se pasa ahora al terror de ‘Saw’ con un juego entretenido donde, una vez más, las decisiones importan, pero con una historia olvidable y novedades que no terminan de ofrecer nada de valor.
PEGI +18
Plataformas:
Xbox Series X/S PC

Ficha técnica de la versión Xbox Series X/S

ANÁLISIS
7.8
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
6.51

PUNTÚA
Scorn para Xbox Series X/S

10 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
7.8
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8

PUNTÚA
Scorn para Ordenador

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir