Análisis de Forza Motorsport 3 (Xbox 360)

La apuesta de simulación de Microsoft da otro salto de calidad, se hace más accesible y sigue siendo un imprescindible para los aficionados a la conducción.
Forza Motorsport 3
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
9
NOTA
9.4
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
9.5
Análisis de versión Xbox 360.

El mercado de los simuladores de velocidad sigue siendo cosa prácticamente de dos. Mientras que Sony en su PlayStation 3 se hace de rogar con Gran Turismo 5, con constantes retrasos como ha sido tradición en las últimas entregas de la saga, la consola Xbox 360 recibirá en unos días la segunda entrega de nueva generación de Forza Motorsport, la saga que Microsoft creó de la nada para convertirla en un referente en sus consolas, consiguiéndolo desde el primer momento. Esta tercera parte tiene categoría de superproducción, pues Turn 10 ha contado con más medios que nunca para pegar un nuevo salto de calidad y hacer de Forza Motorsport un imprescindible para los fans de las cuatro ruedas: han conseguido lo primero y sigue siendo lo segundo, así que los usuarios de Xbox 360 están de enhorabuena.



Turn 10 y Microsoft se marcaron varios objetivos para esta nueva entrega de Forza Motorsport 3, que llega dos años y medio después que la anterior pero que no podríamos asegurar que será la última de esta consola. Por una parte han intentado dar un salto gráfico, un apartado meritorio en la primera entrega pero donde hay margen de mejora, especialmente si tenemos en cuenta lo que hemos visto en los últimos años, pero quizás el objetivo más grande ha sido el de hacer un juego lo suficientemente completo que logre satisfacer a los amantes de la simulación más rigurosa, pero que al mismo tiempo cuente con una curva de aprendizaje lo suficientemente flexible para que los no iniciados o los no tan hábiles logren también conducir, disfrutar con las carreras y con el paso del tiempo convertirse en unos expertos.

Quizás no sea lo que más se valore, especialmente desde el punto de vista del aficionado a la saga, pero es un logro considerable. El juego cuenta con tantos sistemas de ayudas, y tan configurables, que puede encajar en cualquier tipo de jugador al que le interesen los coches. Desde tan solo tener que girar y adelantar, como aquellos juegos de Formula 1 de hace años, hasta un nivel de exigencia extremo en el que no se perdonan los fallos, pero con la recompensa de unos segundos menos por vuelta si somos buenos.



Forza 3 logra ser para todos los públicos y probablemente los satisfaga a todos, independientemente de las comparaciones con el nivel de simulación de su rival, todavía por comparecer. Como colofón a la cantidad de opciones a la hora de perfilar nuestro nivel de dificultad, el juego incluye una opción que se ha puesto de moda últimamente en el género y que lo hace menos frustrante aunque obviamente nada realista: la posibilidad de rebobinar, repitiendo hacia atrás la carrera, y retomarla unos segundos antes de ese aparatoso choque, esa pasada de frenada o esa salida del circuito. Esto será muy agradecido por aquellos a los que se les atraganten los niveles de dificultad más avanzados, o para los perfeccionistas con poco tiempo libre.

El repertorio de coches y circuitos disponibles también es otro de los logros del juego. Más de 400 coches y un centenar de circuitos a nuestra disposición, para ir consiguiendo los primeros y dominando los segundos, lo que como es de esperar repercute en la variedad del juego, especialmente la cantidad de circuitos. Visitaremos desde circuitos reales de diversos campeonatos del mundo de motor hasta otros urbanos, ambientados en lugares conocidos, logrando diversidad de entornos pero también de trazados.



No es lo mismo un circuito urbano o de campiña que un trazado de competición, y eso es de agradecer a la hora de jugar en el extensísimo modo campaña, donde se aprovecha la gran cantidad de circuitos para hilvanar decenas de torneos y retos de todo tipo. Aparte, casi todos los coches están abiertos desde el principio (solo una docena de ellos está bloqueado), por lo que desde que metamos el DVD en la consola podremos navegar por los espectaculares "catálogos" de las diferentes marcas, y ver qué podemos tener en nuestro garaje. Aunque tengamos casi 400 coches disponibles para comprar desde el minuto 1, nuestra cartera está vacía, y deberemos llenarla de dinero en el extenso modo carrera.

 1


El modo temporada es la parte principal de juego y el principal atractivo y contenido del modo para un solo jugador. En este modo comenzamos desde cero, con un coche de gama baja, y nos iremos familiarizando con la organización del juego. Funcionamos por temporadas, con un calendario, y a medida que ganemos carreras iremos subiendo de nivel de consideración y teniendo acceso a pruebas más exigentes, una progresión que avanza paralelamente a la calidad de nuestro garaje, por lo que si somos mínimamente buenos las pruebas irán mejorando y podremos desplegar todo el potencial de nuestras nuevas adquisiciones en ellas.

El juego cuenta con un calendario de eventos que se va llenando de carreras, pudiendo estar jugando varias pruebas al mismo tiempo. Los campeonatos más importantes son por puntos y sus pruebas se celebran en domingo cada varias semanas, y en el tiempo libre entre esas citas ineludibles podremos participar en otros eventos que el juego, y su narrador, nos irá proponiendo. Los campeonatos importantes se circunscriben a una categoría de coche, mientras que las pruebas puntuales son más abiertas aunque suelen tener requisitos especiales como un tipo de tracción, que el coche sea de una nacionalidad, y generalmente limitaciones de potencia máxima y requisitos de potencia mínima; nada demasiado diferente al anterior Forza.

Lo que llama la atención, más que los pequeños cambios en la estructura del modo carrera, es cómo ha cambiado el interfaz para hacerse tremendamente sencillo, pues los bien realizados y organizados menús para navegar por eventos, concesionarios y demás, se complementan con un narrador (en la versión de análisis doblado en español neutro) que nos explica detalladamente qué es lo que vamos a hacer y cómo se hace.

 2


La interfaz se ha cuidado al máximo para que todos los usuarios, desde el más avanzado hasta el mayor novato, se puedan familiarizar con él y no tengan problemas a la hora de usarlo. Se mantiene la opción de mejora rápida, es decir, compra automática de partes y demás modificaciones del coche, para ahorrar tiempo y esfuerzos, aunque si queremos podemos bucear un poco más en la interfaz e ir al menú de modificaciones y ajustes propiamente dicho. Aquí podemos ver en detalle cuáles son las piezas disponibles para comprar, y valorar qué mejoras nos aportan y hasta qué punto compensa invertir primero en una o en otra para maximizar la mejora de nuestro coche. Son los dos extremos, la sencillez absoluta de pedirle al juego que te mejore el coche automáticamente, o la atención al detalle de decidir qué partes mejorar, y luego configurarlas a tu gusto para que el coche se comporte como tú quieras. Todo el mundo debería quedar satisfecho.



En cuanto al repertorio de coches, salvo los pocos coches bloqueados (solo para los que hayan reservado el juego), Forza Motorsport 3 es un desfile espectacular de máquinas de todas las marcas, destacando la abundancia de coches de gama alta. Es cierto que hay los típicos coches de gama baja para empezar, pero pronto nos "desharemos" de ellos y comenzaremos a disfrutar de vehículos de ensueño, que aparte podremos modificar y decorar a nuestro gusto y luego lucirlos en la red, como en el primer juego. Ferrari tiene varias decenas de coches, a cada cual más vistoso y mítico, y otras marcas de lujo cuentan con modelos tanto actuales como históricos, lo que es un gran regalo para los aficionados a la automoción. Por supuesto, algunos de estos coches tienen precios prohibitivos, y tendremos que jugar muchas carreras para adquirirlos.

 3


Como en el anterior juego, Forza 3 diferencia las categorías de coches con una letra y un número, para de ese modo indicar su potencia y rendimiento rápidamente y clasificar los coches en varias categorías para que las carreras sean mínimamente ajustadas. Es fácil subir de categoría mediante la modificación, y de hecho muchas veces tendremos que cortarnos a la hora de mejorar nuestro coche si queremos seguir usándolo para un campeonato en cuestión. Como es de esperar, el fantástico interfaz del juego ofrece opciones de optimización, poder configurar nuestro coche para que tenga la potencia justa y las partes adecuadas para adaptarse a una categoría, usando las piezas para que sea lo mejor posible, pero sin pasarse.

Llega, claro, la parte más importante, la de simulación. El juego tiene varios grados de realismo, y en el mayor de todos no tenemos ninguna ayuda: ni control de tracción, ni antibloqueo de ruedas, ni nada por el estilo. Incluso hay una opción más difícil que el cambio manual, que es permitirnos usar el embrague, añadiendo un grado extra de dificultad al cambio de marchas, pero también la posibilidad de jugar con el pedal y maximizar el rendimiento de nuestro coche. Algo que deberían ir incluyendo todos los juegos, por raro que vaya a parecerle al público americano.

Juzgar el grado de simulación es complicado porque no hay ningún referente actual con el que compararlo. Es mejor que el de Forza Motorsport 2, y todo fan de la conducción quedará muy contento. El rival por comparecer tendrá un duro listón que superar o igualar. La inteligencia artificial del juego ha progresado con respecto al juego anterior, y ahora vemos ramalazos más agresivos en algunos rivales, aunque también más gestos de humanidad: sucumben a la presión en ocasiones si nos acercamos por detrás. El único inconveniente de los rivales es su número máximo: solamente ocho coches en carrera, un número muy mejorable.

 4


El modo online sigue siendo uno de los grandes atractivos de Forza 3 por la capacidad de crear comunidad que ya demostró la segunda parte y que esta tercera entrega amplía y potencia. Aparte de poder jugar online en todo tipo de pruebas y competiciones, desde una carrera rápida al azar hasta los torneos oficiales del juego, Forza 3 permite a los usuarios compartir contenido creado por ellos, subastar en Internet sus creaciones en el potentísimo editor visual de los coches, y recibir dinero para el juego. En Forza 2 algunos coches alcanzaron miles de descargas, y el equipo de Turn 10 quiere potenciar esto.

También es posible compartir a través de la red "tuneos" de cada coche, configuraciones óptimas para diferentes piezas para así exprimir al máximo la potencia y el rendimiento de un coche. Al igual que crearlas, también podremos descargarlas, lo que será muy atractivo para los que no entiendan tanto de coches ni tengan tiempo suficiente para hacer tantas pruebas. Aún así, se echa en falta mayor número de corredores online, aunque el equipo ha justificado la limitación a ocho diciendo que eso asegura que no haya retardo.



A nivel gráfico Forza Motorsport 3 impresiona, pero ha recibido alguna que otra crítica bastante justificada. Las expectativas que había generado el juego en cuanto a calidad gráfica eran altísimas, y no se han cumplido del todo, pese a que el juego sea por derecho propio uno de los mayores espectáculos de la consola. El modelado de los coches es muy completo pero no tan detallado ni cuidado como el de su futuro competidor, y los circuitos gozan de un gran nivel de detalle, aunque quizás se les pueda achacar cierta falta de vida.

 5


Del mismo modo, el sistema de daños de los coches funciona bien pero quizás no destaque tanto como el de Forza Motorsport 2 en su día. Pero lo que sí llama la atención es la mejora del motor gráfico, que permite que el juego se mueva el doble de rápido, a 60 fotogramas por segundo, lo que repercute en una mayor sensación de velocidad que se nota desde el primer momento, gracias a que la primera carrera es en un Audi R8. Al volver a la cruda realidad de la gama Ford Fiesta el juego va más lento, claro, pero una vez progresemos en el modo carrera podremos notar cómo la mayor tasa de fotogramas por segundo marca la diferencia respecto al primer juego.

En el apartado sonoro de Forza Motorsport 3 el sonido de los coches y el asfalto bajo nuestros pies cobra todo el protagonismo. Cada coche tiene su sonido de motor recreado específicamente, y los efectos de colisiones y del propio asfalto está a un nivel excelente. El locutor de la versión que hemos analizado habla en español neutro y no sabemos si la versión definitiva estará doblada al castellano, pero de ser definitivo no sonará tan chocante como aquel célebre doblaje de Halo 2. La banda sonora quizás sea el apartado más flojo (estando de todas formas a un nivel alto): cuenta con temas licenciados, pero no son muy numerosos y algunos de ellos tampoco encajan demasiado bien con el juego. Aún así en conjunto es un gran apartado sonoro.

Forza Motorsport 3 no es el simulador perfecto, pero es una considerable avance respecto a la segunda parte y un juego excelente en conjunto. Han pasado casi dos años y medio desde el lanzamiento de ésta, y se nota el trabajo duro de Turn 10 para dar un nuevo salto cualitativo. Forza Motorsport 2 era un gran juego y esta tercera parte lo supera, logrando mejores gráficos, un sistema de juego más completo y, sobre todo, apostando por la accesibilidad, por intentar acercar a todos los públicos un género que puede llegar a ser muy hostil con los novatos. Si conseguirá atraerlos todavía está por demostrar, pero quien se acerque a Forza 3, sea lo veterano que sea, disfrutará de una experiencia completamente adaptable a su habilidad y eso es algo muy de agradecer.

 6


Como simulador propiamente dicho, le sigue faltando cierta potencia gráfica para impresionar tanto como su rival, y la simulación sigue siendo excelente, tremendamente realista en el nivel de simulación más alto, destacando el detalle de pisar el embrague en el nivel más exigente. Tiene alguna asignatura pendiente más, como una inteligencia artificial algo más agresiva, pero por su realismo, sus opciones, su repertorio de coches, su modo online y su enorme calidad es con diferencia el mejor juego de carreras en lo que va de generación, y será difícil superarlo. Y todo el mundo puede disfrutarlo en el grado que desee.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Análisis
2021-07-29 14:19:00
Ya está aquí una nueva entrega de la saga espacial de aventuras al más puro estilo Metroid pero con ciertas permutas.
Chernobylite - Análisis
Chernobylite - Análisis
Análisis
2021-07-28 19:03:00
Analizamos la última aventura en el mundo de los videojuegos inspirada en la catástrofe de Chernóbil que en esta ocasión nos trae un título muy interesante con algunas cosas por pulir.
Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
NEO: The World Ends With You - Análisis
NEO: The World Ends With You - Análisis
Análisis
2021-07-26 18:06:00
La secuela del juego de culto de Nintendo DS sorprende con otra divertidísima y absorbente aventura en las calles de Shibuya.
PEGI +3
Plataformas:
Xbox 360

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
9.4
  • Fecha de lanzamiento: 23/10/2009
  • Desarrollo: Turn10
  • Producción: Microsoft
  • Distribución: Microsoft
  • Precio: 64.95 €
  • Jugadores: 1-Online
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: Juego Online
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.74

PUNTÚA
Forza Motorsport 3 para Xbox 360

195 votos
Flecha subir