Análisis de Forza Horizon (Xbox 360)

Cuando juntas personas con mucho talento nace Playground Games, y si les dejas una licencia como Forza el resultado es este genial Horizon. Nosotros lo hemos jugado a fondo para contaros todo sobre él.
Forza Horizon
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
9.5
NOTA
9
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión Xbox 360.

¿Os acordáis del Forza Motorspot original? Aquel simulador aparecido en la primera Xbox que tuvo que plantarle cara a todo un Gran Turismo 4. Pues bien, ha llovido mucho desde entonces, como muchos sabéis. Desde 2005 nos ha tocado vivir una incesante rivalidad en los foros de Internet, los ya clásicos cruces de declaraciones y sobre todo mucho show. Pero lo cierto es que todo este batiburrillo de acontecimientos ha servido para que Turn 10, los creadores de la saga, hayan conseguido primero crear un simulador de conducción sobresaliente, y segundo darle a Microsoft ese referente en un género del que cojeaba.

Pero también es cierto que quizás hemos presenciado cómo Forza ha empezado a sufrir síntomas de desgaste. Si echamos la vista atrás, en poco más de un lustro ha habido una secuela, una tercera e incluso una cuarta parte. No es un caso anual como PES, FIFA o el mismísimo Call of Duty, pero seguro que muchos aficionados del género han considerado innecesarias tantas entregas en tan breve período de tiempo.

PUBLICIDAD

Igualmente no nos vamos a engañar. Turn 10 siempre ha ido a más con su Forza y como jugadores hemos agradecido esta ambición, pero ahora, en 2012, se ha tomado la acertada decisión de ceder el testigo. Así, Forza se muda desde los estudios de Redmond hasta tierras Británicas, donde Playground Games lo acoge con todo el cariño para transformarlo en un spin off que pretende recuperar toda la frescura que ha perdido.

Pero quiénes son estos tipos y por qué se les ha confiado una tarea de semejante importancia. Bien, si os nombramos a Codemasters seguramente pensaréis en Dirt o Grid, y los más veteranos recordarán la saga TOCA. Pero si además de estos nombres os damos los de Bizarre y Reflections, seguro que alguno está empezando a dar saltos de alegría. Y sí, Playground está compuesta por antiguos empleados de estas compañías, que han parido los videojuegos de carreras con los que muchos hemos crecido, con nombres como Metropolis Street Racer, Project Gotham o la saga Driver.

De Turn 10 han cogido el motor gráfico y el amor por los coches, y el resto es marca de la casa, con más dosis de pasión por los vehículos de cuatro ruedas y una premisa totalmente distinta a la búsqueda de realismo. Así que sin más, vamos a apuntarnos al festival Horizon para descubrir qué nos ofrece este genial juego.

Pasión por las cuatro ruedas en un mundo abierto

Que Forza Horizon adopte la filosofía del mundo abierto puede despertar cierta preocupación, pero tranquilos, porque las cosas se han hecho bien. Al estilo de Burnout Paradise o Test Drive Unlimited (más parecido a este último), las carreras en Horizon tienen unos límites muy bien marcados y es complicado que nos perdamos o elijamos la ruta incorrecta. Pero antes de meternos de lleno con las carreras vamos a conocer cuál es la excusa para que estemos en mitad de Colorado con un Volkswagen del 95.

Básicamente, nuestra presencia aquí es motivada por la celebración del Festival Horizon, un evento donde se reúnen los mejores pilotos con los mejores coches para pasar unos días entre fiestas, conciertos y carreras ¿Ideal, no? Aquí entramos nosotros, con nuestro humilde Volkswagen Corrado, en un proceso de selección de participantes tan injusto como gratificante. Antes de que nos demos cuenta, estaremos corriendo hacia un objetivo marcado en el mapa, mientras vemos cómo prácticamente todos los rivales nos arrancan las pegatinas sin compasión.

Vale que si tenemos cierta pericia no nos costará conseguir una plaza en el festival, pero con este inicio Playground nos advierte de que en su juego hay que estar muy atento para enfrentarnos continuamente con la ambigüedad. Pero bueno, lo importante es haber llegado y habernos inscrito. Mediante un sistema de pulseras, como en cualquier festival de música, tendremos acceso a cada una de las competiciones. Por ejemplo, con la pulsera azul accedemos a las carreras de nivel intermedio, y cuando tengamos los suficientes puntos podremos romperla para colocarnos otra de superior categoría. Así hasta un total de 7, cada una más exigente que la anterior.

 1

Lo mejor de este sistema es que al funcionar en un mundo abierto, podemos optar por jugar de la manera que más nos apetezca: yendo de carrera en carrera para sumar puntos o dando vueltas para encontrarnos con retos clandestinos y demás sorpresas. La clave de que todo funcione tan bien es el buen guión sobre el que se sustenta, siempre dispuesto para que el jugador esté motivado, sin que los síntomas de cansancio aparezcan.

Para que estas carreras tengan cierta emoción necesitan de un buen diseño, y esto en Horizon no se ha descuidado. El mapa, accesible con el botón Back, es realmente abrumador, y se ha cortado en más de 200 circuitos. Al abarcar tal cantidad de terreno, la variedad de circuitos pasa por asfalto y tierra, con carreras de velocidad pura a través de autopistas o pequeños tramos donde pasaremos más de la mitad de las vueltas derrapando. A esto hay que sumarle que no siempre los retos se basan en un circuito cerrado, como habéis podido suponer, sino que también hay carreras que se miden por porcentaje recorrido, para una vez más enfrentarnos a lo desconocido.

Eventos de todo tipo

A lo largo de los cientos de kilómetros que conforman el mapa del juego no solo vamos a encontrar eventos oficiales. También, para ir de un sitio a otro no solo nos van a recompensar con unas bonitas vistas. Forza Horizon presume de tamaño y posibilidades, y para ello dispone de un sistema de puntos y unos eventos extras la mar de interesantes.

De evento a evento puede haber en ocasiones una decena de kilómetros por carreteras poco prácticas para un vehículo acostumbrado a competir en circuito. Por lo tanto, pisarle a fondo se convierte en una tarea solo apta para especialistas, que serán recompensados con bonus de lo más suculentos. Estos son unos puntos de estilo, parecidos a los Kudos de Bizarre, que son sumados al realizar multitud de acciones. Tanto si vamos en sentido contrario, como si rozamos obstáculos o derrapamos, estos puntos se sumarán al marcador, pudiendo ser combinados mediante multiplicadores. En el marcador aparece un ranking y nuestra posición, que va subiendo del 250 al 1, dependiendo de cuántos retos superemos. Lo mejor de este sistema no es la recompensa de "fama", sino que también nos darán créditos que usaremos para comprar nuevos coches o mejorarlos.

 2

En cuanto a los eventos, si algo destaca en Horizon es la versatilidad de los mismos. Esto quiere decir que sí, hay muchísimas carreras, pero lo mejor de todo es que siempre son distintas. Si acabamos de empezar la partida y todavía no tenemos dinero para montarnos en un superdeportivo, algunos de estos eventos nos ofrecerán la posibilidad de hacerlo, y ya no solo gratis, sino siendo remunerados.

Primero vamos a pasar por las Avanzadas, unos puestos estratégicamente colocados en algunos puntos del mapa que vienen a ser checkpoints que servirán como viajes rápidos. Pero claro, hacer uno de estos viajes es muy cómodo, y debido a la demanda de ellos, se nos va a cobrar una cantidad de dinero por usarlos. Aquí es donde los chicos de Playground usan su experiencia para colocar un reto donde menos lo esperamos. Cada Avanzada cuenta con tres pruebas distintas, siempre del mismo tipo pero en distinto contexto. Estas son de velocidad, reventando un radar corriendo por encima del límite indicado, de habilidad, alcanzando un número de puntos, y de fotografía, llevando un clásico hacia cierto lugar sin chocarnos para rematar con una foto apuntando hacia un lugar emblemático. Cada uno que superemos conllevará un interesante descuento en estos atajos, y si completamos todos, podremos usar el viaje rápido sin coste alguno.

Pero no solo de Avanzadas está lleno el mundo de Forza Horizon, porque hay cantidad de retos distintos. Por ejemplo, existen unas pruebas especiales desbloqueables cada cierto tiempo, donde un patrocinador loco monta un espectáculo en el que quiere que seamos protagonistas. Estos siempre tienen como premio el coche que manejemos, pero no nos lo pondrán nada fácil, porque aquí las carreras no son solo contra homónimos de cuatro ruedas, sino contra avionetas, helicópteros o globos, por ejemplo.

Además de esto hay otros eventos más clásicos, como carreras clandestinas, los piques contra rivales que nos encontremos en medio del viaje y secretos como los coches abandonados. Estos últimos son de los más originales, porque no están basados en llegar a cierto punto del mapa, recoger e irse, sino que las indicaciones serán menos precisas y nos tocará vestirnos de sabuesos. Estos coches suelen estar en casas abandonadas, detrás de arbustos y zonas en general de difícil acceso, o por lo menos no muy evidentes. Lo mejor es la recompensa, porque la mayoría de las veces son coches raros de ver, reliquias de la automoción como el BMW M1 original, y deben ser restaurados por nuestro mecánico de confianza para poder circular con ellos.

Tampoco nos podemos olvidar de los radares, que en Horizon nos dan un mal ejemplo de su uso, ya que tanto los estándares como los de tramo aquí están puestos para que pasemos tan rápido como podamos. Cuanto mayor sea el delito, más puntos obtendremos y mejor presumiremos con nuestros colegas de la competición.

Ahora que el juego va sonando realmente vasto, si tenéis algún temor por cómo está montado todo este puzle de eventos y competiciones, descuidad, porque navegar por el juego es fácil, ya que contamos con un GPS que funciona a la perfección, al que incluso podemos darle instrucciones mediante Kinect. Todas las carreteras están conectadas con lógica, y nunca vamos a tener problemas en la localización de objetivos. La voz del navegador y sus indicaciones son perfectamente claras, y nos cuesta pensar en una manera para mejorarlo, algo que dice mucho de su diseño.

 3

Pisando el acelerador

Conociendo las muchas opciones que tenemos en este Forza tan orientado al arcade, la pregunta obligada es cómo se maneja. Para responder a esto solo tendréis que desempolvar Forza 4 y pensar que la dinámica de juego es mucho más ágil. Esto significa que el control es muy parecido, sin llegar a los niveles de simulación de la saga principal, pero igual de satisfactorio.

Cada uno de los más de 150 coches tiene un comportamiento propio, siendo dóciles algunos en asfalto y bestias incontrolables en tierra, y otros totalmente lo contrario. Al meter estos coches en terrenos tan dispares, podremos ajustar la dificultad al gusto de cada uno, modificando la habilidad del rival, el control de tracción, ABS, el dibujo de la trazada o decidir entre un control arcade y otro más enfocado a la simulación. Estos ajustes repercuten directamente en los beneficios obtenidos al finalizar la carrera, y obviamente cuanto más difícil nos lo pongamos, más alto será el premio.

Lo que sorprende en este Forza es el genial equilibrio que se ha conseguido en lo relativo al control. Los coches tienen una sensación de peso muy lograda, patinan lo que deben dependiendo de lo sutiles que seamos al pisar el acelerador y derrapan con cierta facilidad. En carrera no será lo mismo llevar un Koenigsegg Agera que un Subaru Impreza, pero con práctica podremos dominarlos con el mismo grado de satisfacción. En definitiva, el control de este Horizon oscila entre el simulador puro y el arcade, dando facilidades al público novato pero poniendo las cosas difíciles a los que buscan una conducción exigente.

Y como no podía ser de otra manera, vuelven los reglajes y el tuning. Estos tratamientos los podemos realizar desde el centro del mapa, donde una rotonda gigante establece todos los puntos de personalización que existen. En el Garaje de Dak, por ejemplo, retocaremos todo lo que concierne a la aerodinámica, motor, caja de cambios y demás, y si no sabemos o no nos apetece perder el tiempo entre menús, se nos da la opción de mejorar nuestro coche automáticamente. Por otra parte, desde el taller de pintura cambiaremos el aspecto exterior del coche, gracias a un gran catálogo de colores, tanto mate como metalizadas, y el poderoso editor de vinilos de Forza 4, totalmente compatible con Horizon a la hora de importarlos a nuestros coches.

En el resto de salidas de la rotonda encontramos la Central de Carreras, donde veremos nuestro progreso, el Bazar donde comprar futuros DLCs, un apartado llamado Club de Coches que sirve para montar una especie de Clan con amigos y la Feria del Automóvil, la madre de las tiendas encargada de incitarnos a gastar dinero en coches nuevos.

Como habíamos mencionado antes, la cantidad de vehículos supera los 150, con marcas Europeas como BMW, McLaren, Mercedes, Ferrari o Aston Martin, otras americanas como Ford, Chevrolet, Dodge o Cadillac y algunas japonesas, que son minoría pero no desentonan, puesto que contamos con las necesarias Honda o Nissan, por ejemplo. Un catalogazo que supera por números a muchos juegos con un enfoque más realista, y que nos exige jugar una infinidad de horas si queremos conseguir completar el garaje.

 4

Apartado técnico de lujo

Todos estos coches, tan bonitos y tan caros, necesitan verse bien. Pasa lo mismo con los escenarios, desérticos unas veces y boscosos otras. Para que la jugabilidad y las opciones vayan bien acompañadas, Playground ha usado el sólido motor del Forza anterior con la intención de que al transformarlo al mundo abierto siga siendo tan vistoso como siempre. Y lo es, sin duda. La obra de estos ingenieros destaca sobre todo por una distancia de dibujado tan lejana que no deja lugar a defectos ni artimañas. Estos escenarios, además de ser extensos y de no sufrir ningún tipo de popping, están llenos de efectos de partículas, y tienen una iluminación al nivel de los mejores juegos del género.

También contamos con un ciclo día/noche que afecta por supuesto al entorno y a los coches, el otro gran protagonista de Forza Horizon. Estos están modelados con pasión y atención al detalle, y lucen igual de bien con la típica vista exterior que con la del salpicadero. En las presentaciones, cuando compramos un coche o lo metemos en el taller, el poligonaje aumenta hasta enseñarnos detalles enfermizos, algo que deja entrever que los británicos de Playground Games no tienen ese curriculum por obligación, sino por afición al automovilismo.

El conjunto se mueve muy bien, con una fluidez pasmosa, y a veces cuesta creer que por ejemplo, acercándonos de noche a la central del Festival, los fuegos artificiales, atracciones y conciertos estén tan vivos, con mención especial a las personas, rara vez modeladas con acierto en un juego de coches.

El mayor defecto lo encontramos en los accidentes, pero es perfectamente intencionado. Al contrario que en otros juegos, la penalización estética y jugable por chocar de frente con un coche controlado por la CPU es nula, pero como decimos, encaja muy bien con la filosofía arcade del juego, que salvo casos excepcionales como Burnout no se centran en la espectacularidad de los golpes.

Y de nuevo tirando de localización, se vuelve a demostrar el buen gusto inglés en el apartado sonoro, con más importancia de lo habitual en estos juegos. Forza Horizon nos regala una banda sonora de auténtico lujo, llena de temazos de grupos como Passion Pit, The Maccabees, Hot Chip, Cut Copy o LCD Soundsystem, perfectamente integrados en las 3 emisoras de radio, muy eclécticas y con un locutor que nos habla en castellano, como todos los personajes del juego, lanzando chascarrillos, contando chistes y en definitiva ambientando lo que perfectamente podría ser una emisora de radio real.

Técnicamente Forza Horizon ralla a un nivel muy alto, y si hay un término para definirlo sería solidez. Se ve bien, se mueve mejor y encima está acompañado por un apartado sonoro sobresaliente.

Todo un juegazo

Mientras escribimos estas líneas estamos pensando en detalles que nos dejamos en el tintero, porque los hay y no son pocos. Nos vienen a la cabeza las vallas publicitarias que podemos romper para obtener descuentos en el taller, el multijugador de hasta 8 jugadores y algunos guiños que nos han sacado una sonrisa. Esto demuestra que Forza Horizon, como anticipábamos al inicio del análisis, es un juego abrumador. Cuando descubres todas las opciones no pasa un centenar de metros sin que nos salte una bonificación por batir un récord de velocidad, nos dé por picarnos con un rival o encontremos un coche abandonado. Y eso solo en la ruta que hay entre competición y competición. Es un juego que precisa de muchas horas para exprimirse, pero que no necesita tiempo para ser disfrutado. En Playground Games tienen la experiencia suficiente y con este spin off han demostrado que pese a no reinventar la rueda todavía hay hueco para joyas como esta.

 5

Si hay que ponerle alguna pega es de nuevo el sistema de compra, que vuelve a incluir dinero real para conseguir de manera inmediata el coche de 2.000.000 de costosos créditos. En todo lo demás consigue lo que pretende: demostrar que un juego con mundo abierto, si está bien montado, puede ser igual de profundo, divertido e interesante que un juego lineal. Así que a todos los amantes de los juegos de conducción, girad la cabeza hacia este Horizon, porque ha llegado con cuidado de no hacer mucho ruido para saltar al escenario y dar un espectáculo memorable.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Horror Tales: The Wine - Análisis
Horror Tales: The Wine - Análisis
Análisis
2021-08-05 12:13:00
La antología de juegos indies de terror se inicia con ideas interesantes pero dejando un sabor agridulce.
The Forgotten City - Análisis
The Forgotten City - Análisis
Análisis
2021-08-03 17:01:00
The Forgotten City nos lleva a investigar una misteriosa ciudad romana sumida en un bucle temporal. Analizamos este curioso e interesante juego que nació como mod para The Elder Scrolls V: Skyrim.
Microsoft Flight Simulator - Análisis
Microsoft Flight Simulator - Análisis
Análisis
2021-08-03 10:39:00
El simulador de vuelo, tradicionalmente de PC, llega ahora a la nueva generación de consolas Xbox con un resultado increíble.
The Ascent - Análisis
The Ascent - Análisis
Análisis
2021-07-30 13:01:00
Crítica al nuevo shooter con toques RPG para XSX/S, Xbox One y PC con un espectacular acabado artístico y varias cosas por pulir a nivel jugable.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
PEGI +12
Plataformas:
Xbox 360

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
9
  • Fecha de lanzamiento: 26/10/2012
  • Desarrollo: Playground
  • Producción: Playground
  • Distribución: Microsoft
  • Precio: 64,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: Sí
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.62

PUNTÚA
Forza Horizon para Xbox 360

83 votos
Flecha subir