Análisis de Dungeon Siege III (Xbox 360, PS3, PC)

Acción y rol para cuatro jugadores que no pasará a la historia.
Dungeon Siege III
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6.5
SONIDO
7
NOTA
7
DIVERSIÓN
6.5
JUGABILIDAD
7
Análisis de versiones Xbox 360, PS3 y PC.

En el 2002 salió a la venta Dungeon Siege para PC, desarrollado por Gas Powered Games y publicado por Microsoft Game Studios, un juego de acción y rol que a pesar de no ser demasiado original –llegó a rebufo de Diablo-, ni brillar en ninguno de sus apartados, sí era divertido y adictivo, aprovechando el auge del género lo que le llevó a tener un relativo éxito. Tuvo una secuela en 2005 y ahora nos llega su tercera parte –una saga que visita por primera vez las consolas- con cambio de desarrolladora y productora, siendo los artífices Obsidian Entertainment y Square Enix.

Los californianos Obsidian son unos expertos en crear juegos de rol, desde Star Wars: Caballeros de la Antigua República 2, Neverwinter Nights 2 hasta Fallout: New Vegas, todos con un denominador común: sagas de rol ya iniciadas que ellos continúan, excepto Alpha Protocol, su único título original que contaba con buenos mimbres e ideas pero una mala ejecución, un juego que a pesar de sus fallos cuenta con un fiel grupo de admiradores. Ahora con Dungeon Siege III tienen una reválida, y como prometieron está libre de grandes errores o bugs, no hemos tenido ningún problema al respecto en nuestras sesiones de juego, pero en cambio es un título de acción y rol simplemente decente, que no destacada en nada ni aporta algo nuevo, y que cuenta con su mayor baza en un entretenido modo cooperativo para cuatro jugadores a través de internet.

Devuelve el esplendor a la Décima Legión

La Décima Legión, el ejército imperial de más rango y más temible en la historia de la tierra de Ehb. A lo largo de décadas ofreció estabilidad y protección para el reino, a la vez que fue ganando poder, y su influencia se fue volviendo contraria a la monarquía. Hasta que el rey de Ehb fue asesinado y la culpa recayó sobre la Legión. Dirigidos por la joven y carismática Jeyne Kassynder, la gente se reveló y acabó con la Décima Legión, de la que solo consiguieron sobrevivir unos pocos descendientes. Muchos fueron perseguidos y asesinados, pese a ello, quedaron unos pocos supervivientes que ahora han sido convocados en una reunión, en un intento por reconstruir la Legión y recuperar su reino de las manos de Jeyne Kassynder, la gran villana del juego.

PUBLICIDAD

Cuando comenzamos podemos elegir entre uno de los cuatros descendientes de la Décima Legión. Esto no influye demasiado en la historia y su desarrollo, más allá de diferentes líneas de diálogo acordes con la personalidad de cada uno, pero sí en la jugabilidad, ya que cuentan con ataques, habilidades y armamento propios, y es muy diferente jugar con cada uno de ellos. Lucas Montbarron es el último de una respetada estirpe de nobles, usa su espada y escudo, siendo la mayoría de sus ataques físicos y a corta distancia. Katarina es la hija ilegítima de Hugh Montbarron –el antiguo Gran Maestro de la Legión– y una bruja Lescanzi. Una buena luchadora a larga distancia gracias a sus armas de fuego, con su rifle y proyectiles hechizados, aunque también tiene recursos en las distancias cortas, con un par de escopetas de corto alcance.

Reinhart Manx es un descendiente de un gran linaje de magos de la Legión, que durante gran parte de su vida estuvo estudiando magia en el Collegium de Stonebridge. Es capaz de controlar las fuerzas de la creación y de la destrucción según su voluntad, con magias a través de su guante, que impactan o aturden a sus enemigos, tanto a corta como a larga distancia. Anjali es una arcana, fue criada por amigos de la Legión y nadie sabe cómo llegó a este mundo o lo que les ocurrió al resto de sus iguales. Puede mutar libremente entre su forma humana y su encarnación de fuego elemental. En su forma humana lucha con un bastón o una lanza, y en su forma de fuego consigue el poder de infligir terribles heridas a sus enemigos al arrojar llamaradas o inundar zonas con el calor de su fuego.

Los controles son muy sencillos, tenemos un botón de ataque y otro con el que cambiamos nuestra posición de combate, lo que nos proporciona diferentes movimientos. Esto supone por ejemplo en el personaje de Lucas coger la espada con una o dos manos, pudiendo hacer ataques rápidos o bien fuertes pero lentos. En el caso de Anjali, pulsando este botón cambiamos entre su forma humana o la elemental de fuego, siendo sus ataques completamente distintos. Además contamos con un botón defensivo, que en el caso de Lucas sirve para protegerse o rodar por el suelo, y en el de Reinhart para teletransportarse unos metros. El sistema de combate es muy básico al carecer de combos y solo tener dos tipos de ataque, estando la profundidad y complejidad en las habilidades.

 1

Tenemos además de una barra de salud una de concentración, que es la que se consume al ejecutar las habilidades o poderes mágicos. Pulsando uno de los tres botones principales o bien estos en combinación con el gatillo derecho, realizamos uno de nuestros ataques mágicos, ya sean ofensivos o defensivos, de curación u otros beneficios, por ejemplo Anjali es capaz de invocar una criatura. Las habilidades las vamos adquiriendo según subimos de nivel, las podemos mejorar una vez las tenemos en la sección de aptitudes y además también están los talentos, que son beneficios permanentes como mayor porcentaje de salud al curarnos, mayor daño en golpes críticos y un largo etcétera. Las habilidades son la salsa del juego, nueve distintas por personaje lo que multiplicado por los cuatro protagonistas hacen que los combates sean más ricos y complejos, pero que ni aun así consiguen disfrazar la monotonía en la que puede acabar resultando.

Podemos equipar una gran cantidad de accesorios, desde armas, escudos a todo tipo de protecciones para el cuerpo, siendo el equipamiento único para cada personaje. No solo mejoran las cualidades típicas como ataque, armadura o agilidad, sino que a veces determinados accesorios nos proporcionan cualidades especiales, como ataques de fuego, hielo, venenosos o recuperadores de vida. Tenemos un límite para llevar objetos, así que si llenamos el inventario podremos vender lo que no nos haga falta en una tienda o bien desde el propio menú transformarlo en oro.

Cuando jugamos solos y avanzamos en la historia los otros tres protagonistas se nos van uniendo poco a poco. Aunque llegamos a ser un grupo de tres y cuatro, en combate solo aparece un aliado controlado por la inteligencia artificial, al igual que en el cooperativo local, donde solo podemos jugador dos personas a la vez. Esto cambia jugando por internet, con hasta cuatro jugadores, e incluso permite jugar dos personas desde la misma consola y otras dos a través de internet. Es aquí donde se salva, ya que matar cientos de criaturas junto a uno o tres amigos es siempre entretenido, aunque el juego no sea gran cosa, pero es mucho más pesado y aburrido jugar solos.

 2

Vamos recorriendo el mundo de Ehb de manera lineal, por estrechos caminos con alguna que otra bifurcación, dos ciudades –una de ellas grande, aunque con poco que hacer-, y muchas mazmorras, donde se desarrolla la mayor parte del juego. Además del hilo argumental hay misiones secundarias, las clásicas de vencer a un enemigo o conseguir determinado objeto, por las que nos premian con experiencia, armamento y oro. Al carecer de puzles, libertad de exploración, y ser los combates, aunque en un principio entretenidos, finalmente monótonos, se acaba haciendo aburrido y repetitivo. Decenas y decenas de enemigos, de diseños típicos como arañas, esqueletos y cíclopes, que nos atacan a lo loco, y donde encontramos los mayores aprietos es en los jefes, muy duros. Tanto que da la sensación de que jugando solos la dificultad está desequilibrada. Avanzamos por los escenarios acabando con todo lo que nos sale al paso sin demasiadas complicaciones, pero en los jefes finales hay un pico de dificultad a veces desmedido, como si estuvieran pensados para jugar en compañía, siendo muy complicado acabar con ellos jugando solos. Al menos si nos quedamos atascados en cualquier momento podemos cambiar la dificultad entre las tres disponibles.

La historia es del montón, simplemente cumple, con un trasfondo un poco más elaborado que vamos descubriendo a través de diversos textos que nos encontramos. Tiene un sistema de diálogos clásico, aunque podemos tomar decisiones que influyen en el rumbo de la historia, incluso variando el final. Del estilo de salvar la vida o no a un personaje o tomar partido en una disputa, lo que nos podrá dar ventajas más adelante y modificar la secuencia final. Una las curiosidades es que cuando jugamos con más personas estas decisiones las tomamos entre todos, lo que tiene su gracia y puede dar lugar a simpáticas –o no- disputas. La duración es de unas diez horas, incluso haciendo todas las misiones secundarias, y puede parecer corta para un juego de acción con toques de rol, pero paradójicamente se acaba haciendo largo, con un tramo final en el que tenemos que matar incansables oleadas de enemigos.

 3

Si se tiene pensado jugar en compañía y te gusta el género, puede ser una opción interesante, pocos juegos de este corte ofrecen un cooperativo para cuatro, y lo cierto es que no tiene grandes defectos, aunque tampoco grandes virtudes. Ni la historia, los personajes, las misiones secundarias, los combates o el apartado técnico lucen de manera notable, todo está hecho con corrección, pero sin brillantez, y creemos solo gustará a los muy apasionados de este género concreto, y tampoco les volverá locos.

Los gráficos no son ninguna maravilla, ni en los modelados, texturas, efectos gráficos, tampoco se mueve con excesiva fluidez –en ocasiones la tasa de imágenes se resiente gravemente-, y la vista desde arriba, que se puede acercar, maquilla muchos de sus defectos. Pero lo malo no es su técnica, que cumple sin alardes, sino su diseño artístico, no muy inspirado. Unos personajes con poca alma, y enemigos vistos mil y una veces en otros juegos de rol y que, cuando intentan crear alguna criatura un poco más original naufragan, habiendo en el tramo final una raza de personajes verdes –una especie de goblins- con un diseño poco acertado. Además los tiempos de carga son un poco pesados a veces, sobre todo en la gran ciudad en la que te tienes que mover entre zonas, con abundantes cargas.

La música tiene un gran tema principal creado por Jeremy Soule, habitual de esta saga y muy conocido ahora por The Elder Scrolls, gracias a Oblivion y al esperado Skyrim. Pero ya está, parece que hubiera hecho está composición y nada más, ya que apenas hay otra música y la que hay pasa desapercibida. Los efectos de sonido sí son bastante peores, llegando a ser hasta molestos, mucho y repetitivo ruido en los combates que te dan ganas de ponerte un disco de música mientras juegas, porque tampoco es que las interpretaciones de los actores sean memorables.

 4

Correcto pero muy prescindible

Obsidian parece con este título haberse quitado por fin el sambenito de hacer juegos con muchos errores y fallos, pero en cambio nos ofrece un trabajo algo insípido. Acción y rol en un título que acaba siendo soso y repetitivo a pesar de las escasas diez horas que dura, con una historia y personajes poco interesantes, un apartado técnico discreto y una dificultad mal medida, estando su mayor acierto sin duda en su modo cooperativo para cuatro jugadores. Casi su única razón de ser y lo que le salva de la quema, ya que pocos juegos hay parecidos en consola que nos ofrezcan esto, una aventura con toques de rol en la que ir matando a cientos de enemigos junto a un grupo de amigos, por tanto, si se busca esto, hay que tenerlo en cuenta. Preferíamos a la Obsidian que cometía fallos pero que incluía aciertos y arriesgaba, a este trabajo con el que no destaca en nada.

Jorge Cano
Redactor jefe
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
Lost Judgment - Análisis
Lost Judgment - Análisis
Análisis
2021-09-16 15:01:00
Yagami regresa con una apasionante aventura que nos habla con gran maestría sobre problemas muy reales y delicados al mismo tiempo que mejora en todo a su primera parte.
TOEM - Análisis
TOEM - Análisis
Análisis
2021-09-16 10:48:00
Cámara en mano nos aventuramos en este coqueto indie en el que ayudaremos a la comunidad a base de fotos. Una agradable propuesta que sorprende y relaja dándole más importancia al viaje que a la meta.
NBA 2K22 - Análisis
NBA 2K22 - Análisis
Análisis
2021-09-15 17:04:00
Analizamos el nuevo simulador de baloncesto de 2K Sports que pule su propuesta jugable en todos los sentidos, priorizando la defensa y probando cosas que no salen tan bien como esperaban.
Eastward - Análisis
Eastward - Análisis
Análisis
2021-09-14 16:02:00
Eastward es una una mezcla entre Mother y Zelda que nos lleva a descubrir un maravilloso, místico y precioso mundo al borde del colapso en una carismática aventura que puede presumir de tener alma.
Deathloop - Análisis
Deathloop - Análisis
Análisis
2021-09-13 14:07:54
Los creadores de Dishonored se pasan al FPS en un juego con un diseño de mundo y niveles fascinante donde debemos romper el bucle temporal en el que estamos atrapados.
Género/s: RPG Occidental / Rol
PEGI +16
Plataformas:
Xbox 360 PC PS3

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
7
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.09

PUNTÚA
Dungeon Siege III para Xbox 360

16 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
7
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
6.27

PUNTÚA
Dungeon Siege III para Ordenador

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
7
COMUNIDAD
5.51

PUNTÚA
Dungeon Siege III para PlayStation 3

12 votos
Flecha subir