Análisis de Rayman Raving Rabbids 2 (Wii)

Los conejos locos retoman sus planes para conquistar el mundo y empieza el asedio a las principales ciudades del planeta.
Rayman Raving Rabbids 2
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
7.5
NOTA
8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión Wii.
Otros análisis: NDS

Un año después de la aparición del primer Rayman Raving Rabbids en múltiples sistemas, pero optando siempre en el campo de las domésticas por la estructura de minijuegos, su secuela llega de nuevo lista para intentar sorprendernos, esta vez en Nintendo DS y Wii, donde repetirá fórmula. Y no es de extrañar, pues se trata de uno de los juegos más vendidos de la compañía francesa en la consola de Nintendo.

Ese primer juego representó un importante giro en el tratamiento de Rayman, que aunque había probado en ocasiones cosas diferentes a las plataformas, nunca lo había logrado con mucha soltura. Con la primera colección de minijuegos, y un estilo del humor en el que la cordura no tenía lugar, se definió todo un nuevo camino a seguir, al tiempo que los locos conejos blancos devoraban la popularidad del mismísimo Rayman. Desde luego, el título fue un éxito por motivos propios, por sus minijuegos, ese tratamiento desenfadado de todo el producto y su manera de proponer diferentes usos para el mando remoto de la consola.



Esta secuela sigue paso a paso las pautas del primer título, con las lógicas ventajas y desventajas que esto va a producir. Por un lado, es evidente que quienes disfrutaron con el anterior, volverán a hacerlo con éste, pero por otro, quienes no quedaran absolutamente satisfechos serán muy conscientes de que la fórmula se ha repetido paso por paso. Eso sí, de manera inteligente y astuta, se ha potenciado muchísimo toda la infraestructura de la vertiente multijugador, algo desolada en el primer título que se centraba mucho en el modo para un único jugador.

En esta ocasión, los conejos, que no deben de haberse tomado muy bien al ver cómo sus planes para conquistar el mundo de Rayman se han visto frustrados, deciden lanzarse a la conquista de nuestro mundo, estableciendo su base de operaciones en un centro comercial, desde donde viajan por todo el mundo para estudiar el comportamiento humano y preparar la ofensiva definitiva. Lo que ellos no saben es que Rayman está escondido en su base con el objetivo de impedir que sus planes de conquista tengan éxito.



De esta manera, el juego se libera del ambiente del coliseo del primer título para ampliar su campo de acción a los cinco continentes, de manera que habrá que ir viajando por todo el mundo para afrontar los diferentes minijuegos que se nos propongan en la aventura para un jugador, mientras buscamos los submarinos amarillos de los conejos conquistadores. Eso sí, sin historia ni nada elaborado; menos incluso que en el anterior título, vamos. Una de las incorporaciones más interesantes es la inclusión de dos modos de control, llamados modos de acceso, que se clasifican en fácil y normal. Si optamos por el fácil, los controles son sencillos y está destinado específicamente para reducir la dificultad y facilitar el control a los jugadores que no estén habituados al control de Wii. El modo normal, en cambio, es el control estándar que podemos esperar del juego, en la línea del anterior, y nos da acceso pleno a todas las situaciones del juego, asi como al sistema de puntuaciones (tanto a nivel local como en línea).



En cualquier caso, la gracia de Rayman Raving Rabbids 2 va a esconderse en la selección de minijuegos que componen su conjunto de propuestas jugables. En líneas generales, parece que el título no resulta tan inspirado como su predecesor, con algunos que son calcos evidentes, otros que no resultan tan divertidos, y otros que, en cambio, son de un calidad indiscutible. Y es que el conjunto es muy irregular, y mientras que vamos a disfrutar como enanos comiendo guindillas, cocinando (de manera un poco especial) pollos, o concentrándonos en un tablero de ajedrez humano (bueno, conejil), otros juegos son, simplemente, sosos. En cierto modo, la sensación que transmite el juego es que los minijuegos menos inspirados son también menos inspirados que en el primer título, mientras que los mejores y más divertidos superan también a los de esa primera propuesta, lo que hace que sea mucho más evidente el desnivel entre unos y otros. Aun así, hay que tener presente que hay varios que repiten, de manera evidente (como los de ir disparando sobre raíles), y otros calcan mecánica pero en otro envoltorio gráfico.

Los aficionados al primer juego estarán contentos por saber que los juegos de disparos, como ya hemos dicho, regresan en esta secuela, y también los de baile, que eran sin duda alguna unos de los más celebrados. En los de baile seguimos usando el mando remoto y el nunchuk en sincronización con la música, pero con una interesantísima novedad: podemos escoger instrumento (de entre cuatro), y los ritmos que se nos imponen varían en función de en qué instrumento hemos decidido centrarnos, por lo que hay mucho más contenido en este sentido, pese a que en esencia hacemos exactamente lo mismo, aunque se añaden algunos movimientos adicionales siempre bien indicados en pantalla, como menear el mando remoto, el nunchuk, o ambos, sin gran complicación adicional.



Los juegos de disparos a golpe de desatascador, por su parte, se nutren como ningún otro minijuego del conjunto, del paseo por todo el planeta que propone Rayman Raving Rabbids 2 al sustituir los entornos creados por artistas gráficos por grabaciones de entornos reales, de manera que las calles de París, Tokio y otras ciudades albergarán a las hordas de conejos psicóticos, mezclados con actores reales. El optar por escenarios reales elimina capacidad de elección en la programación, por lo que no hay tantas sorpresas ni elementos absurdos como en el anterior juego, pero esto se sutituye, por ejemplo, por el toque de humor de la gente siendo perseguida, atacada o huyendo, todo ello en un ambiente estrambótico. Eso sí, se dispara con el gatillo (botón B) y se recarga con A, sustituyendo el sistema anterior, que nos gustaba y convencía más.



La mayoría de los minijuegos tienen su correspondiente versión acertada en la vertiente multijugador, que permite hasta cuatro participantes, pero curiosamente no funcionan tan bien en el modo para un único jugador, de manera que la experiencia y sensaciones que transmite el título varían –y mucho- según qué jugamos, cómo y con quién. En ocasiones, la mecánica del control simplemente no se adapta bien a la tarea que se nos propone, y se vuelve en un engorro cuando estamos jugando varias personas. En otras ocasiones, un interesante multijugador elimina a los participantes en su versión para uno solo (cuando podrían haber sido controlados perfectamente por la máquina), por lo que se pierde toda noción de reto y diversión. En otros minijuegos, como en el de llevar la comida a la mesa de un mafioso en un restaurante italiano, manteniendo el equilibrio de los exagerados bocadillos que llevamos, el control responde muy mal y es harto difícil conseguir controlar con garantías a Rayman. Claro que con unos cincuenta minijuegos diferentes hay de todo, como en botica, y en líneas generales no puede decirse que haya una gran cantidad de minijuegos poco o nada acertados, pero sí es cierto que se acentúan las diferencias entre esos y los que son realmente divertidos y apasionantes.



Dentro de la estructura del juego, podemos crear nuestra propia serie de minijuegos a elección mediante las opciones de configurar un viaje. A través de dicha opción del menú, podremos ir configurando la serie de minijuegos a los que no queremos enfrentar, siempre y cuando los hayamos superado en el modo historia y, por tanto, estén desbloqueados y disponibles para nosotros. Estos viajes pueden tener hasta seis paradas, es decir, seis minijuegos, y podemos emplear también a nuestro Rayman personalizado (al igual que los conejos), configurado a través de las múltiples opciones de vestimenta que se nos dan, como disfraces de tortuga ninja y cosas por el estilo.

Más destacable es, en todo caso, el uso de la Nintendo Wi-Fi Connection, que sustituye el sistema de passwords que nos daba el juego en su primera parte para luego introducirlos en una web. Ahora, todo el sistema de récords mundiales se hace de manera automática desde la opción adecuada que se nos presenta al acabar un minijuego. La consola conectará con los servidores y nos dirá si estamos clasificados o no, y en tal caso en qué posición estamos, así como la puntuación de los tres mejores clasificados. Es, sin lugar a dudas, una notable mejora en comodidad y prestaciones, aunque siempre hubiese sido mejor que las funciones de juego en línea fuesen de multijugador en línea.



Y es que tenemos la posibilidad de ir consiguiendo diferentes prendas para Rayman o los conejos, con un catálogo realmente amplio de elementos que tiene como función principal hacernos pasar un buen rato yendo mucho más allá de los estilos de ropa de corte musical que tenía Rayman en el anterior videojuego. De hecho, esto muestra que se ha puesto una buena atención a la hora de preparar la presentación del juego, que cumple, de hecho, con lo exigible en Wii: modo progresivo a 480p, la máxima resolución de la consola de Nintendo, y unos gráficos monos aunque en ocasiones con una carga poligonal algo baja y una texturización discutible en algunos elementos sueltos.

El resultado en su conjunto es bueno, aunque no sobresaliente, y es que en un año está claro que la consola puede ir más allá y éste está demasiado en la línea de lo que nos ofrecieron con un juego de lanzamiento, un año más tarde. La vertiente artística sigue la misma línea cachonda, sin complejos, y es el auténtico punto fuerte del título, junto al uso de entornos reales.

El sonido sigue protagonizado por los gritos de los conejos, como en el título anterior, mientras que la banda sonora se compone de una mezcla de temas originales, temas de música clásica, y temas de música moderna, de manera que con sus diferentes versiones se convierte en uno de los elementos más acertados del juego. Sin embargo, se nota en exceso que el juego recicla buena parte del trabajo hecho en este sentido, y cabe destacar que el propio Rayman hace el mismo tipo de gruñido que los conejos.



Conclusiones

Sin que la fórmula esté desgastada, ni mucho menos, parece que la secuela de Rayman Raving Rabbids no ha sabido dar los pasos adecuados para ofrecer una experiencia de juego lo suficientemente distintiva como para hacerse un hueco dentro del catálogo de Wii en relación con la oferta de su sucesor. No incluye excesivas novedades, y las que presenta tienen resultados dispares, con minijuegos mucho peores y otros simplemente peores, por lo que el conjunto es inconexo. Como recopilatorio de minijuegos, el catálogo de la consola de Nintendo tiene ya algunos dignos representantes, y éste, desde luego, no consigue diferenciarse muy especialmente con lo que ya se nos ha ofrecido, si bien es cierto que el multijugador está bien implementado y refuerza toda la rejugabilidad, al igual que el uso de la Nintendo Wi-Fi Connection para establecer récords.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Análisis
2021-07-29 14:19:00
Ya está aquí una nueva entrega de la saga espacial de aventuras al más puro estilo Metroid pero con ciertas permutas.
Chernobylite - Análisis
Chernobylite - Análisis
Análisis
2021-07-28 19:03:00
Analizamos la última aventura en el mundo de los videojuegos inspirada en la catástrofe de Chernóbil que en esta ocasión nos trae un título muy interesante con algunas cosas por pulir.
Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
NEO: The World Ends With You - Análisis
NEO: The World Ends With You - Análisis
Análisis
2021-07-26 18:06:00
La secuela del juego de culto de Nintendo DS sorprende con otra divertidísima y absorbente aventura en las calles de Shibuya.
Género/s: Minijuegos / Otros
PEGI +3
Plataformas:
Wii NDS

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 15/11/2007
  • Desarrollo: Ubisoft
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: Ubisoft
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Opción 60Hz: Sí
  • Online: Sí
COMUNIDAD
6.18

PUNTÚA
Rayman Raving Rabbids 2 para Wii

20 votos
#137 en el ranking de Wii.

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
7
  • Fecha de lanzamiento: 22/11/2007
  • Desarrollo: Ubisoft
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: Ubisoft
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: Tarjeta de juego
  • Textos: Español
  • Online: No
COMUNIDAD
4.27

PUNTÚA
Rayman Raving Rabbids 2 para Nintendo DS

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir