Análisis de Max & the Magic Marker WiiW (Wii)

Max se mete en un mundo de dibujos con un rotulador mágico, pero de embrujo limitado.
Max & the Magic Marker WiiW
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
7
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versión Wii.

Las plataformas vuelven a apostar por la física y por el trazo con Max & the Magic Marker, un título para WiiWare que se nutre de la herencia de títulos como Crayon Physics Deluxe, Drawn to Life o incluso World of Goo a diferentes niveles para componer un estilo que recuerda -pero crea entidad propia- a esos y otros juegos afines.

Para empezar, nos encontramos con un juego de apariencia infantil, tanto por estética como por complejidad, pero no debe llevarnos a engaño: según progresamos, el reto va ganando en profundidad. Es cierto que no llega al nivel deseado, salvo en su recta final, y cuando más parece que hay mucho jugo por sacar de su base jugable, llegamos al desenlace, dejándonos con muchas ganas de más. Eso es bueno, demuestra que el título funciona, pero también da muestra de su benevolencia en el desarrollo y su duración, algo escasa, como ya sucedió en Lost Winds, entre otros.

PUBLICIDAD

En cualquier caso, lo más importante del juego reside en pintar, gracias al rotulador mágico, empleando el mando remoto de Wii. Es un tipo de diseño que ha funcionado bien en pantalla táctil (como Nintendo DS, o iPhone), ratón (en ordenador) y también con puntero (como en Wii), así que lo cierto es que el sistema está más que rodado en realidad, y el juego muestra que sabe aprovecharlo.

De hecho, ésa es la parte más importante, con diferencia, pues a nivel de plataformas resulta algo simplista, con un nivel de dificultad muy bajo y escaso. El sistema pasa por dibujar sobre la pantalla lo que necesitemos para avanzar y llegar a zonas y regiones inaccesibles de otro modo. Combinando la agilidad con el dibujo, nos desplazamos por el juego, con evidentes elementos de puzle, que, como decíamos, progresan y mejoran en el último tercio del juego.

 1

Todo esto en clave desenfada, con una historia naíf, en la línea del estilo visual, que nos sitúa en la línea del ya citado Lost Winds, aunque con un estilo visual diferente. En este mundo, el joven de Max recibe un día, en su buzón, un rotulador mágico, con tan mala suerte que, inocente él, dibuja a un monstruo, y éste se convierte en realidad y escapa a los demás dibujos del niño. Así, Max no tiene más remedio que convertirse a sí mismo en dibujo y empezar la misión de caza y captura.

La física empleada en el juego es bastante limitada, pero suficiente. Le falta algo de ingenio, como en Crayon Physics Deluxe, pero quienes conozcan este juego independiente disponible para Windows (y también iPhone/iPod Touch) ya se pueden hacer una idea. Eso sí, aquí se trata de plataformear, no de resolver puzzles aislados, y eso implica una serie de variaciones lógicas. Por eso, el planteamiento físico es más sencillo: dibujamos, y lo que pintemos cae por la gravedad, apoyándose en lo que haya en el escenario (y que sea sólido, claro).

 2

Eso implica que, por ejemplo, se limita la posibilidad de interactuación entre los elementos dibujados para ejecutar "mecanismos" complejos como poleas, trampolines, catapultas, etc. Siempre es necesario interactuar con los elementos que ya están físicamente presentes en el diseño del nivel, y eso tiene la ventaja de que las cosas a dibujar son sencillas, haciéndolo más accesible a todo tipo de jugador.

Nosotros hubiésemos preferido ofrecer más variedad y que el ingenio hubiese sido parte mucho más importante, pero está claro que los desarrolladores lo que han buscado es hacer un juego de plataformas con este rasgo distintivo como apoyo, y no al revés. Podemos dibujar cajas, trazar puentes o rampas, y hacer unas escaleras sencillas; ésa es la línea que debemos seguir. Además, si cometemos un error en nuestro planteamiento, basta con apuntar, pulsar B, y lo dibujado desaparece, reduciendo al mínimo la penalización. Y es que todo lo que dibujamos consume tinta, y ésta es limitada, pero si borramos las erratas, no habrá sucedido nada en realidad.

¿No hay entonces interacción compleja en el entorno? En realidad, sí, pero teniendo en cuenta que, como decíamos, los elementos complejos ya deben estar en el escenario, es decir, se ha diseñado un problema y concebido una solución única. Por ejemplo, si a un dibujo concreto le inyectamos más tinta, éste empezará a aumentar su peso, y por tanto servirá para dar buena cuenta de un enemigo, o resolver un puzle concreto.

Asimismo, basta pulsar los botones principales de la acción (A y B del mando remoto) para detener el tiempo, lo que nos permite examinar con tranquilidad el entorno, pintar sin estrés, o incluso borrar, y desarrollar, por tanto, un ritmo de partida mucho más pausado y tranquilo, lo que nos da buena muestra del carácter relajado que se ha inyectado a Mac & the Magic Marker.

 3

Los niveles son, en líneas generales, sencillos. Debemos ir consiguiendo tinta para pintar lo necesario, ir explorando los escenarios, y progresar en un clásico sistema de juego horizontal bidimensional. En algunos momentos, nos aparecerá el enemigo del juego, el monstruo que él mismo había dibujado, y nos robará la tinta. Eso sirve como punto de control que divide la fase, un punto de control por si pasa algo y debemos continuar la partida; pero difícilmente recurriremos a ello dada su limitada dificultad.

En total hay quince fases, a razón de cinco en cada uno de los tres mundos contemplados. Es algo escaso, pero al menos están bien diseñados, y lo cierto es que son mundos bastante diferentes entre sí, lo que aporta variedad al asunto. Las fases, aunque no exageradamente extensas, contienen múltiples elementos que debemos recoger, con muchos de ellos bastante bien escondidos. Estos objetos son, como no podía ser de otro modo, la clave para desbloquear algunos contenidos adicionales.

 4

Visualmente, el juego resulta muy convincente, con un estilo visual que, sin caer en lo reduccionista, sí nos da la sensación de estar en el universo pintado de un niño, logrando un muy acertado equilibrio entre el compromiso artístico y el técnico, dentro del planteamiento jugable bidimensional de la aventura. Por supuesto, no presenta fallos técnicos severos, pero pese a que su nivel de exigencia a la potencia de la consola resulta limitado, hay ciertos tirones en el ritmo de imágenes por segundo.

La música, y los efectos sonoros, suenan francamente bien, aunque a nivel de composición quizás se hayan tomado opciones un poco extrañas para la atmósfera del juego, lo que no le impide sonar limpio. Eso sí, en ocasiones se nos antoja poco variada.

En cualquier caos, lo que no nos ha gustado es que el juego se haya colgado a lo largo de la partida, y no sólo en una ocasión, habiendo constancia ya de que no se trata de un hecho aislado. Es más que probable que a la mayor parte de los jugadores jamás les dé ningún problema, pero nos parece evidente que tendrá que trabajarse en una actualización que corrija este problema, mejore la tasa de imágenes por segundo, y, de paso, dé más precisión al uso del puntero, pues en ocasiones se tiene la sensación de cierto retardo.

 5

Conclusiones

Max & the Magic Marker es un juego de plataformas que parte de una muy buena idea, ejecutada con acierto, pero lejos de ser un título de calidad sobresaliente. Sus pequeños fallos técnicos pueden tener implicación en la jugabilidad, y parecen indicar que les ha faltado un poco de testeo; esperamos que una actualización les ponga solución. Resulta, eso sí, algo corto en su duración, y fácil en su desarrollo; esto lo hace apto para los que quieran diversión sencilla, o para los más pequeños, pero el resto quizás hubiese disfrutado más de un nivel de reto mayor, y un mejor aprovechamiento del uso de la física y del concepto del rotulador. Teniendo en cuenta que parece que el juego apunta, en su desenlace, a más entregas, esperamos que en el futuro se confirme su calidad en los potenciales herederos y se mejore el conjunto global.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

God of War - Análisis
God of War - Análisis
Análisis
2022-01-12 17:00:00
Kratos debuta en PC con una buena adaptación a ordenadores permitiéndonos disfrutar de la mejor calidad gráfica a más de 60 fps y sin fallos destacables en su rendimiento.
Monster Hunter Rise - Análisis
Monster Hunter Rise - Análisis
Análisis
2022-01-10 17:05:07
Una de las mejores entregas de la aclamada saga de caza de monstruos de Capcom se estrena en PC con una gran conversión a la altura de las expectativas.
Sonic Colours: Ultimate - Análisis
Sonic Colours: Ultimate - Análisis
Análisis
2021-12-21 16:31:00
Volvemos a completar la remasterización de Sonic Colours en Switch tras el lanzamiento de su versión 3.0, una actualización que hace que el juego por fin sea completamente disfrutable en la híbrida de Nintendo.
Voice of Cards: The Isle Dragon Roars - Análisis
Voice of Cards: The Isle Dragon Roars - Análisis
Análisis
2021-12-20 14:45:00
Yoko Taro regresa con un nuevo, pequeño e imperfecto JRPG que consigue sobresalir y diferenciarse gracias a su peculiar estética.
Final Fantasy XIV: Endwalker - Análisis
Final Fantasy XIV: Endwalker - Análisis
Análisis
2021-12-17 17:53:00
La historia del Guerrero de la Luz, Hydaelyn y Zodiark llega a su final con una expansión imprescindible que reafirma a Final Fantasy XIV como una de las mejores entregas de la mágica saga de Square Enix.
Shovel Knight Pocket Dungeon - Análisis
Shovel Knight Pocket Dungeon - Análisis
Análisis
2021-12-17 12:46:00
Analizamos Shovel Knight Pocket Dungeon, una mezcla entre juego de puzles, roquelike y aventura de rol en el universo creado por Yacht Club Games y reinterpretado por Vine.
Plataformas:
Wii

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
7
  • Fecha de lanzamiento: 22/1/2010
  • Desarrollo: Press Play
  • Producción: Press Play
  • Formato: WiiWare
COMUNIDAD
8

PUNTÚA
Max & the Magic Marker WiiW para Wii

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir