Vandal

Análisis de Final Fantasy Crystal Chronicles: My Life as a King (Wii)

Reina en tu ciudad para volver al esplendor de antaño e inyectarle vida de nuevo.
Final Fantasy Crystal Chronicles: My Life as a King
·
Actualizado: 12:08 22/8/2019
GRÁFICOS
8
SONIDO
7
NOTA
8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
7.5
Análisis de versión Wii.

El primer juego de la veterana saga Final Fantasy para la nueva generación de consolas ha llegado, finalmente, gracias al estreno del sistema de distribución digital de juegos para Wii llamado WiiWare, el nuevo apartado de los servicios de red de la consola de Nintendo que recientemente se ha estrenado en Europa. Pero no se trata de un juego de la saga al uso, ya que Final Fantasy Crystal Chronicles: My Life as a King es un juego de gestión más que otra cosa.

En este juego no vamos a vivir grandes aventuras ni vamos a explorar mazmorras, o salvar el mundo, sino que nuestra función será, por imposición, mucho más tranquila. Vamos a ser el joven rey que regresa a la ciudad de su padre después de que el miasma, la niebla mortal que lo contaminaba todo, haya sido erradicada del mundo. Como vemos, el juego se ambienta en el mismo universo que el Crystal Chronicles original, y regresa acompañado de sus dos fieles compañeros, Chime y Hung Sung. Pero allí no hay nada. Tan sólo las viejas murallas de la ciudad y un yermo en su interior.

Sin embargo, el pueblo está presidido por un cristal mágico enorme que se comunica con el joven rey, y le desvela que tiene el poder de construir, y con sus construcciones, traer de vuelta a los antiguos habitantes de la ciudad. Pronto descubriremos, sin embargo, que nuestro poder mágico depende de la sustancia conocida como Elementite, que se consigue explorando las inhóspitas mazmorras y luchando contra peligrosos enemigos. Pero como rey y con la misión de reconstruir la ciudad, no podemos arriesgarnos a algo tan peligroso y, al tiempo, vigilar la estabilidad de nuestro reino incipiente, así que no quedará más remedio que encomendar esta tarea a nuestros ciudadanos. Y así se establece el germen de todo el juego.

PUBLICIDAD

Cada día habrá que recaudar impuestos (esto se hace automáticamente), reconstruir la ciudad, y enviar a nuestros guerreros a explorar los entornos poco a poco asignándoles misiones. Nosotros no participaremos de ninguna manera en esas misiones, que dependerán del nivel de dificultad y habilidades requeridas y la experiencia y habilidades de nuestros personajes. Luego, poco a poco la premisa va haciéndose más compleja, y tenemos que proporcionar a nuestros ciudadanos los servicios, confianza y estabilidad familiar que precisen para crecer, ser más felices, pagar más impuestos, ganar más habilidades, etc.

De esta manera, lo que al principio parece bastante tedioso (sobre todo porque el tutorial es un poco soso y le cuesta mostrar todas las opciones de juego) se va convirtiendo en una experiencia interesante, y, según progresamos, los días se irán alargando, pues si los ciudadanos están contentos y tienen buenas relaciones, tardarán más en acostarse y habrá más luz en la ciudad, retrasando nuestra hora de ir a dormir.

Por supuesto, todo lo que hagamos tendrá un coste mágico, y asignar las misiones no será algo gratuito y habrá que dar recompensas, por lo que hay que ir vigilando siempre los réditos que obtendremos, el coste de escoger un nuevo guerrero, y, en definitiva, según pasan los días en el juego al tener más y más variables la cosa puede ir haciéndose más compleja. Además, aunque My Life as a King nos deja mucha libertad, de vez en cuando surgirán elementos que harán que la historia avance, pues como ya deja intuir desde el principio el juego en realidad está estructurado en capítulos.

Así que, según vive más gente, podemos construir más tipos de edificios, como tiendas que harán que prospere la vida comercial de la ciudad, y con eso construir más viviendas para más familias que pagarán más impuestos, costear más aventuras, descubrir más elementos, explorar más zonas del mapa... Como vemos, en realidad el juego se ha conformado como un gestor estratégico de ciudad con todo el componente de elementos mágicos y fantasiosos propios del universo creado en el FF: Crystal Chronicles original. Y lo hace bien. El título resulta liviano en su planteamiento, lo que lo hace muy accesible, pero no notaremos una falta de profundidad en su estructura, pese a que está pensado para ser muy accesible, e ir siempre de la mano de unos diseños joviales que le dan un toque desenfadado por completo.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Overpass - Análisis
Análisis
2020-02-28 13:00:00
Si disfrutas con los juegos de trial y estás buscando algo nuevo, este título puede ser una agradable sorpresa.
Bloodroots - Análisis
Análisis
2020-02-27 16:17:00
Un divertidísimo y salvaje juego de acción con el que dar rienda suelta a nuestra creatividad a la hora de teñir los escenarios de rojo con la sangre de nuestros enemigos.
Mega Man Zero/ZX Legacy Collection - Análisis
Análisis
2020-02-27 09:06:00
Los fantásticos Mega Man Zero y ZX regresan con un cuidado recopilatorio y toda la diversión y buen hacer de siempre.
Samurai Shodown - Análisis
Análisis
2020-02-26 18:06:00
El estupendo renacer de Samurai Shodown se estrena en Switch con una versión más que decente, pero que se queda por detrás de sus hermanas mayores.
Metro Redux - Análisis
Análisis
2020-02-26 09:23:00
La saga Metro se estrena en Switch con una conversión prácticamente impecable de sus primeras dos aventuras.
Rune Factory 4 Special - Análisis
Análisis
2020-02-25 09:45:00
Marvelous nos trae la nueva versión actualizada y mejorada a nivel gráfico del notable videojuego de Nintendo 3DS con numeroso contenido extra, nuevos desafíos y otros añadidos.
Plataformas:
Wii
Ficha técnica de la versión Wii
ANÁLISIS
8
Desarrollo: Square Enix
Producción: Square Enix
Precio: 1.500 puntos
Formato: Wii Software
COMUNIDAD
8.18

PUNTÚA
Final Fantasy Crystal Chronicles: My Life as a King para Wii

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir