Análisis de Dragon Ball: Revenge of King Piccolo (Wii)

Acompañamos a Goku en una aventura algo agridulce.
Dragon Ball: Revenge of King Piccolo
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
7.2
NOTA
7.3
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
7.2
Análisis de versión Wii.

Muchos han sido los títulos de Dragon Ball que han visitado nuestras consolas desde siempre, y es que Goku no ha faltado a su cita en ninguna generación. La mayoría de los juegos basados en esa serie han sido de lucha, tratando de plasmar la espectacularidad de los combates de Goku y compañía, pero también nos hemos encontrado alguna que otra incursión en otros géneros, como es el caso que nos ocupa. En esta ocasión, además de tratarse de un juego de "yo contra el barrio", está la peculiaridad de contar la historia de Goku de pequeño cuando la mayoría de juegos se sitúan en la serie Z, con los personajes adultos y mucho más poderosos. Sin duda esto es una gran noticia para todos los fans de este periodo de la serie (que no son pocos), quienes se encontrarán un juego divertido pero con carencias en algunos aspectos.

Revive la infancia de Goku

La historia se sitúa tras el final del primer torneo, momento en el que Goku decide recorrer el mundo para encontrar la bola de dragón de su abuelo, la de cuatro estrellas. En este viaje se topará con el malvado ejército del Lazo Rojo que también está buscando las bolas. Así, los primeros capítulos del juego nos contará las aventuras de Goku en las bases del ejército y como se enfrenta a los coroneles. Tras vencerles, el juego continuará con sus aventuras hasta enfrentarse al malvado rey Piccolo en el último nivel del juego. Cada uno de estos capítulos guarda varias fases en su interior (su número es variable) y nos cuenta un momento importante del argumento.

A la hora de contar la historia, el juego usa una combinación de textos explicativos (bastante escasos, y a poco que no tengamos clara la serie será fácil que nos perdamos detalles), diálogos entre personajes con escenas 2D y escenas generadas por el motor del juego. Sin duda las más espectaculares son estás últimas, que curiosamente al comienzo del juego serán bastante escasas pero irán ganando en cantidad según avance el juego, llegando incluso a cortar un poco el ritmo de juego. La historia del juego es muy fiel al original y a todos los aficionados les gustará rememorar ciertos episodios de la serie, aunque es cierto que en algunos momentos se comentan demasiado por encima ciertos detalles, por lo que es fácil que nos perdamos si no tenemos en mente la serie.

PUBLICIDAD

El juego se divide claramente en dos tipos de fases, la primera, mucho más numerosas, de estilo beat em´up y las segundas de combate uno contra uno. En la mayoría de las pantallas controlaremos a Goku que deberá avanzar por unos escenarios en dos dimensiones y media (podremos caminar también en profundidad) en los que deberá acabar con todos los enemigos que salgan a su paso. Además, los escenarios tendrán ciertos componentes de plataformas, como saltos o robots en los que engancharse, elementos que irán aumentando según lleguemos más lejos en el juego, lo que hace que hacia el final nos pasemos más tiempo saltando que peleando. En general esta mecánica del juego es bastante sencilla, con escenarios relativamente lineales (aunque en ocasiones encontraremos rutas alternativas que nos llevarán a tesoros) y con enemigos que no nos pondrán en demasiados aprietos. Estas fases son muy divertidas, y aunque completarlas no será demasiado difícil, si queremos encontrar todos los tesoros u obtener la mejor puntuación, tendremos que esforzarnos.

Empieza bien la cosa, pero…

La otra parte del juego son los combates uno contra uno, en el que, con los mismos movimientos de Goku que en las otras fases, deberemos enfrentarnos a un enemigo (aunque a veces estará acompañado por otros) mucho más difícil y con mayor variedad de movimiento que los normales. La idea de estos combates es buena, y al principio ayuda a dar mayor variedad al juego, pero según avanzamos, y especialmente en las fases finales, se hacen evidentes varios fallos en su planteamiento.

 1

El primero de ellos es que salvo ciertas excepciones, casi todos los enemigos tienen un patrón de ataque muy evidente que hace que vencerles sea trivial en muchos casos. La forma de añadir dificultad es poniendo a los jefes unas barras de vida muy grandes de forma que tengamos que pasarnos un buen rato pegándolos, pero sin que sea un reto verdadero. En los niveles más avanzados esto se vuelve aún más molesto, pues la forma de aumentar la dificultad de los rivales es, además de aumentarles la barra de vida, hacer que la mayor parte del tiempo sean invulnerables (aunque a simple vista no haya nada que lo indique), lo que hace que los combates se vuelvan largos y aburridos, pues consiste en repetir una y otra vez los mismos movimientos para esquivar los ataques del rival hasta que podemos encontrarle un punto débil.

Además del modo historia, tendremos un modo campeonato en el que nos enfrentaremos en combates uno contra uno, ya sea contra la consola o contra otro amigo. El problema es que al igual que en el modo historia estos combates no acaban funcionar. Si luchamos contra la máquina, aquí ya con barras de vida más razonables y sin apenas estados invulnerables (solamente cuando un personaje cae al suelo), sus predecibles movimientos (además de su escasez) hacen que sea trivial vencerles, pues bastara que se lancen hacia nosotros, saltar por encima y golpearles por la espalda. Pero si jugamos contra otro amigo la experiencia no hace más que empeorar, pues el hecho de que los personajes se muevan en tres dimensiones, hace que nos pasemos más tiempo tratando de golpear a nuestro oponente que haciéndolo, lo que produce enfrentamientos bastante ridículos, que acabarán en la mayoría de casos con el tiempo agotado.

Esto no ocurre si luchamos contra la inteligencia artificial, pues ella siempre se mueve en línea recta, lo que es aún peor, por lo que comentábamos de su dificultad. En un principio podremos escoger entre seis personajes aunque podremos desbloquear otros, algo para lo que tendremos que recorrer el modo historia recogiendo todos los tesoros y sacando rango S en las fases.

 2

Según avanzamos por el juego o superamos combates iremos ganando dinero que podremos gastar en la tienda del juego. En esta tienda podremos comprar una amplia gama de artículos, como mejoras (más vida), modelos de los personajes, músicas o secuencias de video. Esto sin duda ayuda a dar mayor rejugabilidad al juego, pues si lo queremos conseguir todo, tendremos que dedicarle muchas horas, ya que hay una gran cantidad de contenido. El único pero es que la mayoría de estos contenidos, que podremos ver en el modo galería, no resulta tan satisfactorios como podría ser. Está bien poder comprar muchas músicas o muchas voces, pero no sabemos quien tendrá la paciencia suficiente para irlas comprando una a una para simplemente escucharlas. De cualquier modo se ha agradece que se haya incluido este contenido descargable que alargará el juego, que de por si, sin lanzarnos a coleccionarlo todo, nos durará unas siete horas.

Fidelidad a la serie

Gráficamente el juego también es bastante agridulce. Por una parte el juego es totalmente fiel a la serie, tanto en los personajes como en el diseño de los escenarios. Tanto Goku como los enemigos están perfectamente diseñados y sus expresiones (esto es evidente en las escenas de video) están muy bien recreadas. Además, en el caso del protagonista las animaciones están muy bien hechas, aunque en algunos enemigos son bastante más bruscas. Un detalle interesante es que en ciertos momentos, como cuando atacamos a un enemigo en el aire o al lanzar un ataque especial, la pantalla cambiará (haciendo zoom en el primer caso y partiéndose en el segundo), lo que hace que se vea aún más espectacular.

 3

El punto negativo lo pone el parpadeo de texturas, que es bastante constante a lo largo del juego y que en ocasiones llega a resultar muy molesto. Esto ocurre incluso en televisiones que no son de alta resolución (y se agrava en los que sí lo son) por lo que es algo que no puede pasarse por alto. Es cierto que llega un momento en que nos acostumbramos y no afecta a la jugabilidad, pero si lo tendremos presente durante todo el juego. Otro detalle menor es que durante las escenas de video o antes de iniciar los combates, vemos como la sincronización de labios de los personajes es muy mala (o muchas veces ni abren la boca) lo cual choca mucho con el cuidado que le han puesto al recrear a los personajes.

En el apartado sonoro, el juego trae la opción de poder escuchar las voces en inglés o en japonés y aunque los diálogos del juego está bien, durante la partida en sí vemos que falta una mayor variedad en las voces de los personajes, algo que es especialmente evidente en los combates, donde escucharemos todo el tiempo los mismos gritos. Por otra parte, la música está bien, aunque no es la misma de la serie, y acompaña bien al juego.

 4

Las sensaciones que nos produce este Dragon Ball: Revenge of King Piccolo son agridulces. Por una parte nos ha gustado muchísimo como han sabido plasmar el estilo de la serie y nos ha encantado la parte general del juego de avanzar por los niveles saltando y acabando con los enemigos. La mecánica es bastante sencilla, pero aún así funciona y es divertida. Por otra parte, los combates no están del todo equilibrados, y aunque durante la primera mitad del juego no es tanto problema, llega un momento que se vuelven aburridos y cortan mucho el ritmo del juego. Es una lástima que no los hayan pulido un poco más, pues habrían conseguido un juego mucho más redondo. De todas formas esto no lo convierte en un mal juego, y a pesar de sus defectos sigue siendo un juego muy recomendable que no podrán dejar escapar los seguidores de los comienzos de Dragon Ball.

Últimos análisis

Pentiment - Análisis
Pentiment - Análisis
Análisis
2024-02-27 09:56:00
Una de las aventuras más originales, trascendentes y mejor escritas de los últimos años se abre al público de Switch y de PlayStation con una adaptación genial para la consola híbrida.
Lysfanga: The Time Shift Warrior - Análisis
Lysfanga: The Time Shift Warrior - Análisis
Análisis
2024-02-26 16:26:00
Un ‘hack and slash’ innovador, desbordante de ideas y que, con los poderes de copia de su protagonista, convierte cada combate en un puzle.
My Time at Sandrock - Análisis
My Time at Sandrock - Análisis
Análisis
2024-02-25 10:32:00
Después de triunfar con My Time at Portia, Pathea Games da el salto al desierto para ofrecer una nueva y simpática aventura con mucho corazón pero también ciertas flaquezas.
Ultros - Análisis
Ultros - Análisis
Análisis
2024-02-23 16:53:00
Dos de los géneros favoritos de los estudios independientes se dan la mano en este juego que no sólo derrocha personalidad en lo visual, sino que también sabe introducir ideas muy interesantes.
Skull and Bones - Análisis
Skull and Bones - Análisis
Análisis
2024-02-23 10:25:00
El MMO de piratería sale a la venta tras un desarrollo complicado. ¿Cumple las expectativas el proyecto de Ubisoft?
Final Fantasy VII Rebirth - Análisis
Final Fantasy VII Rebirth - Análisis
Análisis
2024-02-22 15:00:00
Final Fantasy VII vuelve a renacer con la segunda entrega de su remake, una aventura descomunal, ambiciosa, muy bien diseñada y emotiva que hace justicia al clásico y devuelve a la saga a sus días de gloria.
PEGI +12
Plataformas:
Wii

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
7.3
  • Fecha de lanzamiento: 30/10/2009
  • Desarrollo: Namco Bandai
  • Producción: Namco Bandai
  • Distribución: Namco Bandai Partners
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés / Japonés
  • Online: No
COMUNIDAD
6.04

Dragon Ball: Revenge of King Piccolo para Wii

39 votos
#162 en el ranking de Wii.
Flecha subir