Análisis de Tales of the World (PSP, Game Boy Advance)

Una perspectiva diferente para una gran serie.
Tales of the World
David Hernández S. ·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
7.5
NOTA
7.3
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
6.5
Análisis de versiones PSP. La versión o versiones Game Boy Advance todavía no salen.

Namco-Bandai nos obsequia con otra entrega de su fabulosa y carismática serie Tales of, pero ésta vez le toca el turno a un spin-off de programación exclusiva para PSP, con un desarrollo basado en misiones y una personalidad ideada básicamente para los seguidores más acérrimos.

Tales of The World: Radiant Mythology es una subserie paralela que sirve de escenario y homenaje a la saga Tales of, ya famosa en el mundo del videojuego. Estamos ésta vez ante un action RPG dedicado principalmente a la realización de diversas tareas dónde el argumento no tiene un peso tan pronunciado como suele ser habitual en otros juegos de la propia serie. Namco-Bandai ha revestido al género hack´n´slash con la piel de la serie Tales para hacerlo más llamativo y acercarlo a mayores aficionados. Además hereda el sistema de combate de Tales of The Abyss con un desarrollo por mazmorras parecido al Valhalla Knights e incluso guarda puntos en común con el reciente Monster Hunter Freedom 2. En GBA salieron 3 entregas de Tales of the World, pero jamás sortearon dichas fronteras.

El único argumento que veremos en este juego será el inicial, todo lo posterior serán únicamente pinceladas argumentativas inherentes al desarrollo del juego. El mundo de Terresia yace bajo la agonía del Árbol del Mundo, el cual gracias a su mana es capaz de dar fuerza y vitalidad a todo lo que le rodea. Pero un demonio venido de otro mundo llamado Devourer poco a poco está consumiendo sus fuerzas, sumiendo al mundo en un potencial caos hacía la desaparición. Con sus últimas fuerzas el Árbol del Mundo crea a un Mesías, a un héroe que sea capaz de destruir a Devourer, y ahí entrará nuestro papel protagonista. Partiremos de la nada, y nunca mejor dicho.

PUBLICIDAD

Y es que nada más comenzar deberemos crear a nuestro personaje. La edición será muy importante en este Tales of the World: RM, estando presente en multitud de puntos del juego. Entre las variables de edición del personaje tenemos el tipo de rostro, su estilo de pelo, su género, su tono de piel, la voz que posea, nombre y su oficio (guerrero, sacerdote, ladrón o mago). No nos darán a elegir muchas variantes, así que su personificación no es excesivamente profunda. Lo único a destacar son los oficios, que aunque al principio solo habrá cuatro para elegir, sí que posteriormente podremos desbloquear nuevos, pudiendo cambiar entre ellos en el desarrollo de la aventura. Eso sí, la elección de uno u otro será sinónimo de grado de dificultad mayor o menor.

En la aventura nos acompañarán muchos personajes de la serie Tales of, la mayoría conocidos, como gran homenaje a todos los seguidores de la saga. Pero no serán compañeros de manera permanente, sino que se irán uniendo en misiones determinadas a nuestra elección o como parte argumentativa de forma temporal. Veremos en nuestro grupo hasta un total de 17 personajes tan reconocibles como Arche Klein, Lloyd Irving, Raine Sage, Luke von Fabre o Reid Hershel. A los cuales incluso tendremos la posibilidad de manejar en las batallas. En este punto será muy importante la fama que hayamos conseguido, porque de ello dependerá que muchos de los personajes se nos unan o no en las misiones. Así que si deseas contar en tus filas con un personaje secundario con gran potencial, antes deberás superar varias misiones para ser reconocido y así acepten acompañarte. El elemento estratégico en la elección de los compañeros estará bien representado, ya que unos nos vendrán mejor que otros dependiendo qué misiones, e igualmente su comportamiento podremos variarlo en el menú dándole más protagonismo en ataque o en defensa, o incluso siendo más benévolo gastando puntos de técnica o no.

Eso sí, nuestro gran compañero inseparable será Mormo, un animalillo volador que será nuestra viva personalidad conversativa dentro de la aventura. Parece ser que nuestro personaje será incapaz, incomprensiblemente, de relacionarse con otros, ni siquiera de entablar una conversación digna, así que todo el peso social recaerá sobre este personaje, dándole una importancia desproporcionada en la historia.

Ailily será nuestro primer destino, una bella y pequeña ciudad donde sus ciudadanos viven un periodo de autarquía gracias a su mandamás Ganser, un dictador obsesionado con los espías y que no duda en manejar todos los aspectos del pueblo a su antojo, pasando incluso por encima de sus pobres residentes. Pero en este lugar existe un grupo revolucionario, que ayuda a los pueblerinos y que obra con buena voluntad, es el grupo Ad Libitum, que pregona la libertad de asociación y rehuye de cualquier privación social. Éste será nuestro grupo, aunque para entrar al mismo deberemos resolver unas misiones iniciales. A partir de ahí seremos una marioneta más de su funcionamiento.

Y es que el juego se desarrolla haciendo misiones para este grupo, unas misiones más difíciles que otras y que serán de todo menos excesivamente variadas: recoger una materia prima en particular, elaborar un alimento, rescatar a una persona, limpiar una zona de enemigos o encontrar objetos específicos, y todo ello dentro de unos mismos y sosos parajes. Será común que en una misma mazmorra tengamos que realizar docenas de misiones, lo que hará su desarrollo monótono y en ciertos aspectos hasta absurdo. Además estos lugares de visita casi permanente no contarán con excesivos detalles, lo que provocará que perdamos la orientación fácilmente, que aún contando con un mapa en la parte superior derecha de la pantalla, no será muy intuitivo.

Menos mal que no será todo hacer misiones, también podremos aprender a cocinar, a perfeccionar nuestras dotes artesanales, mejorar las armas con materias primas, cambiar y adornar nuestro atuendo y darle al arte de la creación de objetos.

Para movernos por la ciudad haremos uso de un menú, donde iremos seleccionando el lugar a visitar para llevarnos ahí automáticamente. Un punto negro del juego que ahorra mucha carga gráfica, y que resuelve por la vía sencilla un trabajo demasiado enfocado a las misiones y que resultará extremadamente raro e insustancial para los conocedores de la serie.

El sistema de combate, llamado Flex Range Linear Motion Battle System, está inspirado en el mismo de Tales of the Abyss. Nos iremos encontrando a los enemigos por el escenario, y será de nuestra elección enfrentarnos a ellos, al no ser que, evidentemente, nos pillen primero. Podrán participar un máximo de cuatro miembros en los combates, moviéndose con total libertad en un escenario limitado, atacando en tiempo real tanto con golpes de armas, como con magias, y ataques especiales, llamados artes. Podremos asignar cuatro artes diferentes a cada personaje, y se usarán con el pad direccional más el círculo. Igualmente podremos asignar artes generales de cualquier miembro a otro atajo, ésta vez al L más pad direccional, donde por ejemplo haremos que un compañero manejado por la máquina desarrolle un arte que nosotros le hayamos mandado, o bien utilizarlo para nosotros mismos y así aumentar nuestra capacidad de ataques especiales.

También podremos usar objetos para rellenar nuestros puntos de vida o nuestros puntos de técnica, usados para la consecución de los diferentes artes que lo consumen. Asimismo existirá una pequeña barra bajo los puntos de técnica llamada excedencia de límite, que se irá llenando conforme vamos recibiendo golpes de los enemigos o acertemos sobre ellos. Al llenarlo completamente nuestro personaje, al pulsar L+R simultáneamente, entrará en un estado especial dónde sus ataques causarán mucho más daño a los enemigos en un tiempo determinado. Y hay todavía más, e ideal para jugadores experimentados, serán los ataques al unísono donde si pulsas los botones adecuados correspondientes a las artes de los 4 personajes que participan en la batalla, de forma secuencial irán propinando un ataque especial al enemigo. Sin olvidar que también podremos protegernos de los ataques, esquivar, incluso saltar y mover al personaje en cualquier dirección durante la batalla. El sistema de combate es ante todo completo, quizás se puede hacer algo reiterativo, poco técnico (a veces con solo pulsar botones rápidamente vences a los enemigos) pero es tremendamente suave en transición, espectacular y puedes resolverlo por vía rápida si así lo deseas.

Como dijimos inicialmente el juego se compone por misiones, existiendo unas 300 en total, un número que alarga la vida sustancialmente al título, pero que pecan de ser extremadamente insulsas, algunas absurdas, otras faltas de interés y otras simplemente están de relleno. Solo las principales harán avanzar el escaso hilo argumental, presentándonos algún personaje u acción entrando en juego las sátiras, donde podremos elegir varias opciones de respuesta al hablar con otros personajes, y ello derivará en la sensación que tengan otros personajes de nosotros.

Lamentablemente, y en los tiempos que corren, algo imperdonable es la no traducción de los textos del juego. Además, aunque no tenga un argumento profundo, sí que el entendimiento de los textos es fundamental para el desarrollo de las sátiras, para la elección del tipo de misiones y para la creación de diversos objetos, comidas o armas. Además la presencia de los textos será continua, en cada punto de la historia, y su léxico no será nada sencillo, así que, o sabes bastante inglés o pasarás muchas cosas por alto. Y repetimos, no es fundamental, pero es exigible para la clase de juego que tenemos en nuestras manos y para los tiempos que corren.

Por conexión Ad-Hoc podremos intercambiar objetos con nuestros amigos, para así poder conseguir por vía rápida aquel objeto que necesitemos por ejemplo para fabricar un utensilio específico y así superar una misión dada.

Aspectos técnicos:

El apartado gráfico de Tales of The World: RM presenta un aspecto desenfadado, con personajes de esencia anime, que dotan de simpatía y carisma al juego. El modelado de los personajes y los enemigos cumplen a la perfección, haciéndolos totalmente reconocibles. Sus estados de ánimo podrán verse reflejados a la perfección en cada una de las viñetas perfectamente representadas en los diálogos. La física de los mismos en los combates es fluida y creíble, aunque echamos en falta que el personaje pueda andar y no siempre correr. Los escenarios son el punto negativo del apartado gráfico. Son muy sencillos, poco detallados y excesivamente sosos y repetitivos. Con ligera niebla en los mismos. Cansa hacer misiones en parajes similares y que prácticamente no inviten a su descubrimiento. A pesar que todo es en 3D sí que el juego omite muchos detalles gráficos, como por ejemplo la sustitución de los poblados por un sencillo menú dónde seleccionamos el lugar del pueblo al cual queramos que vaya el personaje.

Las batallas son espectaculares, con buenos efectos, rápidas y con transiciones fluidas, con varios personajes luchando a la vez sin contemplarse ralentización alguna.

La banda sonora del juego pasa casi desapercibida, sin apenas temas que llamen la atención y que simplemente hacen su función particular en el juego. El sonido está a una altura similar, cumpliendo con su cometido pero sin sobresalir demasiado. Pero si hay un aspecto a señalar son las voces de los personajes, que aunque están en inglés sí que están muy bien conseguidas, con una calidad que roza el sobresaliente y que ayuda mucho a incluir el sentido del humor en las conversaciones.

Dentro de la jugabilidad del juego destacamos, y de forma negativa, el control del personaje, el cual se le achaca el fallo de no tener un término medio en la transición de su movimiento. No será la primera vez que se nos quede atrapado entre un objeto o un personaje dentro de una casa, esperando que el Non Player Character se mueva para poder salir. La cámara no responde bien, se nos suele quedar "encasquillada" en los escenarios y a pesar de que el botón R nos centra la misma, no siempre responde como queramos. No da problemas en las batallas, pero sí en su transcurso por las mazmorras. Por lo demás no podremos moverla mientras corremos.

El propio sistema de combate está bien implementado, el personaje realiza muchos movimientos, aunque no nos convence demasiado los diferentes controles que le podemos dar al mismo. El personaje mientras corre no puede atacar, la distribución de los botones no está bien definida y no será la primera vez que los ataques queden en balde por el comportamiento irregular de enemigos y personajes en las batallas. Tampoco el mapa ayuda demasiado para desenvolverse bien en las mazmorras. Eso sí, el nivel de personificación del juego es muy completo, pudiendo casi configurar a nuestro antojo tanto personajes, objetos e incluso el transcurso de las misiones. Su nivel de dificultad es muy sencillo, para jugadores poco experimentados y su curva de aprendizaje es progresiva. Los textos están en inglés, imperdonable. En general estamos ante un apartado comprometido.

El juego, en sus primeros momentos llega a enganchar fácilmente, invitándonos a jugar una y otra vez. La personificación de los personajes, de objetos, armaduras y armas lo hace a la medida de cada uno de los jugadores, y la posibilidad de ir encontrándose con personajes conocidos de la serie puede llamar mucho la atención. Pero cuando ya llevamos unas horas y observamos que el desarrollo del juego no sorprende más, y que todo se limita a hacer casi siempre lo mismo, el nivel de diversión va bajando poco a poco, quedándose al final en un juego a medio camino entre un experimento y un buen juego de rol. Sus 300 misiones son suficientemente numerosas como para tenerte pegado al juego durante semanas, pero se hacen demasiado repetitivas, insulsas e intrascendentes no ayudando a una madurez argumentativa plena.

Conclusión

Tales of the World: Radiant Mythology es un buen juego pero que no pasa de ahí. Cumple bien con todos sus apartados pero decae bastante tras unas horas, lo contrario que los grandes juegos que siguen una curva contraria. Namco-Bandai ha revestido un juego de misiones con sus personajes de la saga Tales of para hacerlo más carismático y para atraer a los aficionados más acérrimos. Se puede decir que es un juego experimental, y creado para conseguir potenciar un producto en el mercado dándole una personalidad determinada. Tras el anuncio de la creación de este Tales of exclusivo para PSP esperábamos otra clase de juego, pero nos hemos encontrado con un spin-off que defraudará a muchos, y que solo gustará a los verdaderos seguidores de la serie y a aquellos que busquen un juego sencillo.

Si buscas un juego de rol profundo, con madurez argumentativa y que te sorprenda con el paso de las horas, éste no es para nada tu título. Pero si buscas sencillez, un desarrollo sin giros en el guión, tranquilo, donde puedas dictar el ritmo de los acontecimientos y encima te gusta todo lo relacionado con los Tales of, te convencerá. Un buen juego que está a un nivel aceptable en cada uno de los apartados, pero que está falto de personalidad perdido entre un desarrollo exclusivo de misiones y mazmorras dentro de un carisma propio de la serie.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Microsoft Flight Simulator - Análisis
Microsoft Flight Simulator - Análisis
Análisis
2021-08-03 10:39:00
El simulador de vuelo, tradicionalmente de PC, llega ahora a la nueva generación de consolas Xbox con un resultado increíble.
The Ascent - Análisis
The Ascent - Análisis
Análisis
2021-07-30 13:01:00
Crítica al nuevo shooter con toques RPG para XSX/S, Xbox One y PC con un espectacular acabado artístico y varias cosas por pulir a nivel jugable.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Análisis
2021-07-29 14:19:00
Ya está aquí una nueva entrega de la saga espacial de aventuras al más puro estilo Metroid pero con ciertas permutas.
Chernobylite - Análisis
Chernobylite - Análisis
Análisis
2021-07-28 19:03:00
Analizamos la última aventura en el mundo de los videojuegos inspirada en la catástrofe de Chernóbil que en esta ocasión nos trae un título muy interesante con algunas cosas por pulir.
Género/s: JRPG / Rol
PEGI +12
Plataformas:
PSP Game Boy Advance

Ficha técnica de la versión PSP

ANÁLISIS
7.3
  • Fecha de lanzamiento: 13/9/2007
  • Desarrollo: Namco Bandai
  • Producción: Namco Bandai
  • Distribución: Ubisoft
  • Precio: 49.95 €
  • Formato: 1 UMD
  • Textos: Español
  • Online: No
COMUNIDAD
7

PUNTÚA
Tales of the World para PSP

8 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Game Boy Advance

  • Fecha de lanzamiento: Año 2003
  • Desarrollo: Namco
  • Producción: Namco
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Tales of the World para Game Boy Advance

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir