Análisis de Samurai Warriors (PSP)

Koei refina la adaptación portátil de sus grandes sagas, con una entrega mucho más conseguida que Dynasty Warriors.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
6
NOTA
7.2
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
7.5
Análisis de versión PSP.
Otros análisis: Xbox y PS2

Koei Entertainment se ha convertido en una de las grandes editoras de Japón en los últimos años gracias, sobre todo, a su saga Dynasty Warriors, que introducía la acción "yo contra el barrio" en batallas masivas, ambientadas en el contexto del poema épico chino El Romance de los Tres Reinos, lo cual daba al juego una historia de personajes legendarios y carismáticos. Tras varias entregas de éxito la compañía decidió probar suerte con la misma fórmula pero con otra de sus historias recurrentes, la de la guerra civil japonesa (La Ambición de Nobunaga), obteniendo también un gran éxito.

En el caso de la PSP, el lanzamiento de la consola estuvo acompañado de Dynasty Warriors, una adaptación a las portátiles de la fórmula de los juegos de consola pero convenientemente adaptada, dividiendo los grandes campos de batallas en sistemas de mini escenarios interconectados entre sí. Como ya dijimos en nuestro análisis, la adaptación era decente pero se veía lastrada por algunos errores de diseño que convertían el juego en una contrarreloj por los suministros, y que además le daban una dificultad excesiva. Con la adaptación de Samurai Warriors Koei ha aprendido de sus errores y mantiene algunas de las cosas interesantes de la versión portátil de Dynasty Warriors, pero corrige muchas otras, logrando un conjunto mucho mejor.

PUBLICIDAD

Samurai Warriors: State of War tiene lugar en el Japón feudal, en el período conocido como "Sengoku Jidai", o "Era del país en guerra". Históricamente se enfrentaron entre sí una decena de reinos, saliendo como señor supremo o "shogun" Nobunaga Oda, gran líder militar y unificador de Japón, perseguido por la leyenda, como atestiguan los juegos de Koei e incluso títulos de otras compañías como los Onimusha de Capcom. En el juego no controlaremos facciones, como ocurre en Dynasty Warriors, sino personajes independientes que forman parte de facciones pero no estarán ligados durante toda la historia a ellas, salvo excepciones (el propio Nobunaga es una de ellas).

Como novedad, cada personaje tiene una serie de "historias", compuestas por dos, tres o cuatro batallas, independientes la una de la otra, aunque apareciendo en orden secuencial. Esto hace que podamos cambiar de personaje más fácilmente, pues cada historia tiene alrededor de una hora de duración, en vez de la mayor duración de los modos historia de la versión "grande", de modo que podremos, por ejemplo, completar una de las campañas de Sanada y luego pasar a la de Nobunaga Oda, o bien irlas dejando todas a medias. En este sentido el juego otorga gran libertad y no nos ciñe –si no queremos- a una partida guardada en concreto o a un personaje durante mucho tiempo.

Como ocurría en Dynasty Warriors, cada misión tiene lugar en un escenario compuesto por casillas, unidas entre sí por líneas que permiten que las diferentes unidades se muevan por ellas. Cada casilla pertenece un bando, y el otro puede conquistarla. Una de las mejores novedades de Samurai Warriors es que, al contrario que en Dynasty Warriors, hay diferentes formas de conquistar una casilla. Cada una de ellas se conquista de un modo, con un objetivo, en vez de tener que eliminar a todos los enemigos que haya, como en DW.

Por ejemplo, en algunas tendremos que vencer a 20 enemigos dentro de un límite de tiempo, en otras, vencer a cuantos más enemigos podamos, en otras, derrotar a los enemigos más poderosos, o salvar a nuestros oficiales de un ataque enemigo. Los fuertes del enemigo se conquistan ahora eliminando a los cinco capitanes de defensa. De este modo las casillas "anecdóticas", es decir, las que no están ocupadas por un general enemigo, se superan rápidamente, haciendo el juego por lo tanto menos tedioso.

Otro detalle que hace que las batallas se hacen menos repetitivas es la posibilidad de mover más de una casilla en un turno, dependiendo de nuestra puntuación en la batalla anterior. Dependiendo de lo bien que hagamos (número de enemigos vencidos, tiempo que tardamos en superarlo), se nos dará una puntuación (A, B o C) que equivaldrá a tres, dos o una casilla. Lo mejor de todo es que las casillas que estén en nuestro camino también serán conquistadas, a no ser que sean un fuerte del enemigo o haya un oficial enemigo allí (en esa circunstancia tendremos que conquistar esa casilla).

Los objetivos de las misiones siguen siendo más o menos los mismos, terminando cuando vencemos al comandante enemigo y perdiendo cuando muramos, muera un oficial vital para nosotros, o nuestro campamento sea invadido. La diferencia es que hay un componente estratégico mayor que en Dynasty Warriors, abundan las emboscadas enemigas y además tendremos que usar ítems para interactuar con el escenario. Podremos abrir puertas bloqueadas (usando ítems que conseguiremos venciendo a ciertos oficiales), cerrar válvulas de bombeo de agua (para despejar caminos bloqueados) e incluso provocar avalanchas en el escenario que paralicen a los enemigos sobre los que caiga la nieve.

Por lo tanto las misiones son mucho más interesantes y menos repetitivas, aunque aún así lo sigan siendo, aunque no tanto como en Dynasty Warrios. En cuanto al sistema de combate, éste es prácticamente el mismo que el de la versión original, es decir, parecido al de Dynasty Warriors aunque con más importancia en los combos "de carga", es decir, en los movimientos finales que podemos hacer con el botón triángulo. Éstos serán más poderosos que los de Dynasty Warriors y de hecho acabarán convirtiéndose en largos hechizos si pulsamos varias veces el botón triángulo.

Aparte de ser más variado, menos repetitivo y mejor pensado –se eliminan los límites de suministros, haciendo el juego menos exigente y frustrante-, el juego incluye un sistema de evolución "a lo juego de rol" muy superior al de Dynasty Warriors. Por una parte ganaremos experiencia (nos hará subir de nivel, de vida y de musou –el poder especial-) por las calificaciones de misión que obtengamos, y por el oro que encontremos en los niveles, que afectarán a nuestro nivel de personaje –con cada nivel ganamos una nueva habilidad, como por ejemplo levantarnos automáticamente tras ser derribados, poder romper guardias con mayor facilidad, etc…-. El número de K.O. que consigamos en cada nivel afectará a nuestros atributos de ataque y defensa, con bonificaciones cada cierto número de K.O. para la velocidad y la inteligencia –el poder de los hechizos, que son automáticos-. Finalmente, el número de muertes que consigamos en un ataque musou hará que suban nuestras habilidades, como ataques especiales, resistencia, etc… Es un sistema de evolución muy bien equilibrado, el mejor que ha hecho Koei hasta ahora.

Otro aspecto que se mantiene de Dynasty Warriors portátil, pero refinado, es la existencia de suboficiales que iremos "recopilando" a lo largo del juego y luego asignándolos a nuestra unidad. En principio solo podremos asignar a dos pero más adelante el número irá creciendo, a medida que subamos de nivel. Los oficiales, aparte de luchar con nosotros, nos conferirán virtudes, como un mayor poder de ataque, defensa, vida, etc… La novedad es que en cada batalla los oficiales tendrán cierto nivel de voluntad (will), lo que afectará no solo su poder para la lucha sino también el efecto que hagan en nosotros sus virtudes –o defectos-. En función de eso tendremos que elegir qué oficiales nos acompañan.

A nivel gráfico Samurai Warriors sigue lastrando el habitual y crónico problema de la generación espontánea de objetos, especialmente enemigos, algo suavizado respecto a Dynasty Warriors portátil pero no lo suficiente para que no siga siendo un problema. El modelado de los enemigos es bueno, al igual que su animación, y especialmente en el caso de nuestro personaje, pero la aparición repentina sigue perjudicando la jugabilidad. En cuanto al sonido, la banda sonora es la típica de los juegos de Koei de este tipo, mezclando temas orientales con rock, junto con buenos efectos de sonido y un doblaje inexistente. Los textos, por desgracia, están en inglés.

Samurai Warriors es un buen juego de acción, una buena adaptación del juego original de PlayStation 2 que soluciona muchos de los defectos de Dynasty Warriors PSP (los tomamos como juegos de la misma saga porque, salvo la ambientación, son la misma fórmula) pero no llega a sobresalir demasiado por los fallos que sigue lastrando, como la generación espontánea de enemigos que perjudica la jugabilidad, y todavía cierta monotonía que afectará al jugador dependiendo de su apego por este tipo de juegos. Es una compra recomendada para los aficionados, porque es mejor que Dynasty Warriors, pero los amantes de la acción quizás quieran consultar otros títulos del catálogo de PSP antes de decantarse por la épica samurai feudal, que no obstante contiene muchas horas de diversión si se pasan por alto los errores.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Evil Dead: The Game - Análisis
Evil Dead: The Game - Análisis
Análisis
2022-05-17 17:19:00
Saber Interactive ha firmado una obra de multijugador asimétrico que respira amor por Evil Dead. Con mil y una referencias por bandera, analizamos el nuevo juego de terror de la temporada.
We Were Here Forever - Análisis
We Were Here Forever - Análisis
Análisis
2022-05-17 13:34:00
Jugamos a We Were Here Forever, la última entrega de una saga que nos desafía a escapar de un castillo colaborando con otro explorador a través de un walkie-talkie.
The Centennial Case: A Shijima Story - Análisis
The Centennial Case: A Shijima Story - Análisis
Análisis
2022-05-13 13:37:00
Asesinatos, misterio y una historia con sabor nipón contada mediante vídeo de imagen real.
Salt and Sacrifice - Análisis
Salt and Sacrifice - Análisis
Análisis
2022-05-11 18:37:00
La esperada secuela de Salt and Sanctuary nos ofrece una aventura menos redonda y con más problemas que se queda un par de peldaños por debajo de la entrega original.
Eiyuden Chronicle: Rising - Análisis
Eiyuden Chronicle: Rising - Análisis
Análisis
2022-05-10 09:57:15
Acción y toque rol en una clásica aventura 2D que da el primer vistazo al mundo de Eiyuden Chronicle.
Kharon's Crypt - Análisis
Kharon's Crypt - Análisis
Análisis
2022-05-09 11:35:00
El pequeño estudio español Andromeda Project sorprende con una aventura muy bien diseñada que homenajea con mucho acierto a la mítica Game Boy Color.
Género/s: Acción / Musou
PEGI +16
Plataformas:
PSP PS2 Xbox

Ficha técnica de la versión PSP

ANÁLISIS
7.2
  • Fecha de lanzamiento: 24/3/2006
  • Desarrollo: Koei
  • Producción: Koei
  • Distribución: Virgin Play
  • Precio: 49.95 €
  • Formato: UMD
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
COMUNIDAD
6.15

PUNTÚA
Samurai Warriors para PSP

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
8.2
  • Fecha de lanzamiento: 18/6/2004
  • Desarrollo: Omega Force
  • Producción: Koei
  • Distribución: Electronic Arts
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
COMUNIDAD
8.01

PUNTÚA
Samurai Warriors para PlayStation 2

8 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox

ANÁLISIS
8.2
  • Fecha de lanzamiento: 24/9/2004
  • Desarrollo: Koei
  • Producción: Koei
  • Distribución: Virgin Play
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
COMUNIDAD
8

PUNTÚA
Samurai Warriors para Xbox

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir