Vandal

Análisis de Crazy Taxi: Fare Wars (PSP)

Los dos primeros juegos de la serie Crazy Taxi en un único disco, para jugarlos donde se quiera, cuando se quiera.
·
GRÁFICOS
6
SONIDO
9
NOTA
6
DIVERSIÓN
5
JUGABILIDAD
5
Análisis de versión PSP.

Las raíces de Crazy Taxi se encuentran en los salones recreativos, donde ha contado con varias entregas, y, por supuesto, su salto a DreamCast, la última consola de Sega, manteniendo todo el espíritu y calidad. Poco después, con el cambio de tercio de la compañía, convertida en desarrolladora exclusivamente alejándose del mundo de la producción de consolas, la saga fue saltando a múltiples sistemas, como GameCube, PlayStation 2, PC y, también, incluso en la veterana portátil Game Boy Advance. La saga vuelve a pisar ahora el terreno portátil gracias a PSP.

La portátil de Sony recibe, en realidad, con Crazy Taxi: La Guerra de los Taxímetros una adaptación de los originales de DreamCast, muy en la línea de lo que sucedió con Power Stone, de manera que en realidad nos encontramos el primer título y su secuela, Crazy Taxi 2, con las modificaciones necesarias para la consola que los recibe, como el modo multijugador en red local. De esta manera, los valores originales de los dos juegos se mantienen virtualmente inalterados. Esto, claro, será bueno por un lado, y no tanto por otro.

Es evidente que el espíritu arcade de Crazy Taxi se ha mantenido intacto, pero la lista de novedades es exigua, y desde luego el tiempo no pasa en balde, y estamos ante títulos que ya tienen unos años a sus espaldas, por lo que su fórmula puede resultar un poco tosca en algunos frentes. Crazy Taxi consiste en coger un cliente, por la calle, y llevarle hasta su destino en la menor cantidad de tiempo posible, teniendo siempre un crono avanzando con unos márgenes de tiempo muy estrechos, lo que fuerza una conducción alocada que se ve reforzada por el diseño de la ciudad y, cómo no, por una física irrealista que permite todo un derroche de espectacularidad. La orografía es también un factor esencial, con unos cambios de rasante que parecen más colinas dentro de la ciudad que otra cosa, así como el tráfico que hace su vida por la ciudad. El planteamiento es ágil, rápido, casi frenético, y se sigue conservando, evidentemente. De hecho, su naturaleza arcade es evidente, y lo cierto es que se adapta muy bien a la filosofía de juego portátil: partidas cortas y directas.

PUBLICIDAD

Quizás uno de los problemas sea que la fórmula no se ha mantenido fresca pasados estos años, o bien que en el terreno de los arcades de velocidad con una búsqueda de la espectacularidad tan marcada se ha evolucionado en poco tiempo hacia una ya establecida saga BurnOut, con dos entregas en PSP. Por supuesto, ambas sagas son bien diferentes, pero el concepto de carreras completas aderezadas con colisiones espectaculares parece dar más duración al concepto que el hacer de taxista, por muy alocado que se sea. Esto es mucho más palpable a la hora de comparar la intencionalidad de ambos títulos en domésticas, pero en portátiles creemos que la barrera es mucho menos clara.

Crazy Taxi: La Guerra de los Taxímetros retoma toda la formulación clásica para incitar al jugador a seguir disfrutando de él con escasos modos de juego y una clara vocación por superar los propios récords establecidos, pero con algunos problemas de control en el caso de la portátil. Ya sea por la sensibilidad del stick analógico, incorrectamente interpretado por los desarrolladores, o por un conjunto de factores más complejo, lo cierto es que controlar el juego se puede hacer, simplemente, difícil e incluso incómodo, sobre todo si tenemos en cuenta que derrapar es parte esencial, y no siempre se cuenta con las herramientas necesarias para hacerlo con un mínimo de control real. El proceso de adaptación al control es, por tanto, lento y una cuesta arriba, que nos fuerza a compensar esos factores, aunque con el tiempo necesario nos acostumbraremos a ello finalmente.

Realmente es una pena que el juego no haya conseguido ofrecer un sistema de control fiable, accesible, desde un primer momento, dada su concepción arcade y, sobre todo, dado el hecho de que en consolas domésticas sí se había dado con un sistema de control más que correcto, pues esto afecta severamente a la diversión que puede llegar a proporcionar, pudiendo desanimar a jugadores que no sean seguidores de la serie y que decidan probarla empezando por esta entrega portátil.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-08-19 11:21:00
Switch también se adentra en el fantástico y vasto mundo virtual de Gun Gale Online.
Análisis
2019-08-18 18:12:00
Una gran saga de matamarcianos llega por fin a Occidente con un genial recopilatorio que incluye los dos títulos originales así como una nueva propuesta.
Análisis
2019-08-17 16:08:00
Double Fine nos trae un interesante roguelike que destaca por las habilidades mutantes de su protagonista.
Análisis
2019-08-16 17:15:00
Una aventura de acción y rol con mucho encanto y repleta de sorpresas que nos lleva de regreso a los primeros pasos de los gráficos poligonales.
Análisis
2019-08-16 10:41:00
Triumph Studios lleva Age of Wonders a la ciencia ficción con un genial exponente del género 4X.
Análisis
2019-08-15 10:53:00
3D Realms vuelve a la acción con un FPS de corte tan clásico que utiliza el mismo motor gráfico que Duke Nukem 3D, y también buena parte de su propuesta jugable.
Género/s: Carreras arcade / Coches
PEGI +12
Plataformas:
PSP
Ficha técnica de la versión PSP
ANÁLISIS
Desarrollo: Sniper Studios
Producción: Sega
Distribución: Sega
Precio: 49.95 €
Jugadores: 1-2
Formato: 1 UMD
Textos: Inglés
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA
Crazy Taxi: Fare Wars para PSP

#115 en el ranking de PSP.
Flecha subir