Análisis Unicorn Overlord, la nueva joya de Vanillaware (PS5, PS4, Switch, Xbox Series X/S)

Vanillaware vuelve a firmar un juegazo sobresaliente que encantará a los fans del rol táctico y las grandes aventuras de fantasía medieval.
Unicorn Overlord
·
Actualizado: 16:01 7/3/2024
Análisis de versiones PS5, PS4, Switch y Xbox Series X/S.

Si la idea de jugar a un juego de rol táctico que combine lo mejor de sagas tan legendarias como Ogre Battle o Fire Emblem con el sello de calidad y los preciosos apartados audiovisuales de Vanillaware os parece un sueño, nos complace traeros buenas noticias: Unicorn Overlord, la nueva obra de este reputado estudio japonés, es todo esto y mucho más.

La calificaríamos como una de las grandes sorpresas de 2024, pero siendo sinceros, estamos hablando de una desarrolladora que lleva años deleitándonos con joyas del calibre de Odin Sphere, Dragon’s Crown, Muramasa: The Demon Blade o 13 Sentinels: Aegis Rim, por lo que el hecho de encontrarnos ahora ante otro juego sobresaliente con su inconfundible firma no es algo que nos haya pillado precisamente de nuevas.

Los fuegos de la revolución

Como decimos, estamos ante una aventura de rol y estrategia muy inspirada por los títulos del género que solían hacerse en los años 90, lo que también implica que haga gala de una ambientación de fantasía medieval deliciosamente clásica. De este modo, encarnaremos a Alain, un joven príncipe que debe liderar un ejército revolucionario para reconquistar su reino y derrocar a los traidores que usurparon el trono y lo convirtieron en un tiránico imperio que se ha expandido por todo el mundo.

Aunque podemos tomar decisiones en algunos momentos, el guion principal como tal solo cuenta con una única ruta.
Aunque podemos tomar decisiones en algunos momentos, el guion principal como tal solo cuenta con una única ruta.

La premisa argumental no es que sea precisamente original, pero sirve como excusa perfecta para justificar un viaje repleto de grandes batallas y momentos épicos. Eso sí, la trama principal como tal, sin ser mala, nos ha parecido un poco floja y predecible, ya que suele abusar de tópicos y casi todo lo que hace son cosas que ya hemos visto infinidad de veces en otras historias de fantasía con reinos enfrentados. Tiene sus giros, por supuesto, aunque estos tardan demasiado en llegar y la mayor parte del tiempo lo vamos a pasar liberando regiones sin que el guion avance demasiado.

Al ser un juego con más de 60 personajes, la trama suele centrarse tan solo en unos pocos. Si bien no nos han parecido los más complejos o profundos que hayamos visto nunca, sí que tienen carisma.
Al ser un juego con más de 60 personajes, la trama suele centrarse tan solo en unos pocos. Si bien no nos han parecido los más complejos o profundos que hayamos visto nunca, sí que tienen carisma.

Lo que sí que nos ha gustado más son las pequeñas historias que se van dando en cada región, las cuales ayudan a desarrollar a los personajes y a construir su mundo, aportando detalles de interés sobre el trasfondo, la cultura y los problemas de cada nación al mismo tiempo que descubrimos una compleja red de relaciones personales y conflictos políticos que atañen tanto a los héroes como a los villanos, por no hablar de que a veces se plantean temas y dilemas morales muy atractivos que, en ocasiones, nos llevarán a tener que tomar decisiones que afectarán al destino de determinados secundarios.

Un interesante mundo que liberar y explorar

Centrándonos ya en lo puramente jugable, uno de los mayores atractivos con los que cuenta Unicorn Overlord es que busca ofrecer mucho más que una simple sucesión de batallas interconectadas por diversas secuencias de vídeo que van desarrollando la historia. Aquí Vanillaware quiere que, ante todo, tengamos la sensación de estar viviendo una gran aventura, motivo por el que han creado un gigantesco mapamundi repleto de cosas por hacer que podemos explorar con total libertad. Si bien siempre nos marcarán el lugar al que nos tenemos que dirigir para que la trama avance, el camino hasta llegar ahí lo podremos decidir nosotros, lo que nos dará la oportunidad de encontrar misiones opcionales, elaboradas batallas secundarias, liberar territorios, reconstruir aldeas y ciudades, comerciar, disfrutar de grandes banquetes para subir los niveles de amistad de nuestras tropas, participar en algún que otro minijuego y un largo etcétera.

PUBLICIDAD
El mapamundi está repleto de actividades interesantes, sorpresas y secretos.
El mapamundi está repleto de actividades interesantes, sorpresas y secretos.

Es un mapamundi muy bien diseñado que esconde infinidad de caminos ocultos, secretos, sorpresas, algún que otro rompecabezas y hasta eventos que dependen de si es de noche o de día, por lo que siempre estaremos deseando explorar hasta el último rincón para ver qué nos encontramos, algo que se ve reforzado por las recompensas tan útiles que suelen darnos por cualquier cosa que hagamos, ya sean valiosos puntos de experiencia, fama o de honor (necesarios para poder ampliar el límite de personajes que puede contener una unidad, así como para ascender de clase a nuestros héroes), recursos, nuevas armas y accesorios o nuevos reclutas.

Todo esto también se traduce en que el simple hecho de llegar a nuevos lugares se convierta en una experiencia de lo más gratificante, ya que nunca sabremos qué es lo que nos vamos a encontrar. Puede parecer una nimiedad, pero no es lo mismo escoger nuestro siguiente encuentro en un menú que ponerte a andar y toparte con una ciudad que no sabías que estaba ahí y en la que está ocurriendo algún tipo de historia que podremos decidir si queremos resolver o no.

Se trata de un juego que esconde muchísimos contenidos y que, tal y como decimos, recompensa al jugador por invertir su tiempo en ellos, por lo que verlo todo es algo que nos puede llevar fácilmente entre 80 y 100 horas, aunque la historia puede completarse aproximadamente en la mitad si vais muy al grano, unas cifras que nos parecen perfectas para un título de este género.

Los personajes reforzarán sus vínculos al luchar y comer juntos, lo que puede desbloquearnos conversaciones especiales entre ellos que nos ayuden a conocerlos mejor.
Los personajes reforzarán sus vínculos al luchar y comer juntos, lo que puede desbloquearnos conversaciones especiales entre ellos que nos ayuden a conocerlos mejor.

Os mentiríamos si os dijésemos que al empezar a jugar no teníamos la intención de encontrar cierto equilibrio entre hacer actividades secundarias y avanzar en la trama central, pero es una obra tan bien diseñada que nos ha resultado imposible no pararnos a hacerlo todo y al final hemos acabado liberando la práctica totalidad del mapa, participando desde pequeñas escaramuzas que se pueden resolver en menos de 5 minutos hasta grandes batallas opcionales que poco o nada tienen que envidiar a las principales, tanto en lo narrativo como en lo jugable.

La estrategia de la batalla

Eso sí, que sea un juego con un mapamundi genial que consigue que la exploración sea muy divertida y satisfactoria no significa que los combates como tal se hayan descuidado. Al revés, pues son el pilar fundamental sobre el que se sustenta la aventura y donde más tiempo vamos a invertir, ya que casi todo lo que hagamos suele implicar guerrear de un modo u otro.

El sistema de combate y formaciones está muy inspirado en Ogre Battle, mientras que todo lo relacionado con las clases y la narrativa recuerda muchísimo a Fire Emblem.
El sistema de combate y formaciones está muy inspirado en Ogre Battle, mientras que todo lo relacionado con las clases y la narrativa recuerda muchísimo a Fire Emblem.

A diferencia de lo que suele ser habitual en el género, aquí las misiones no tienen lugar por turnos en mapas divididos por casillas a modo de tablero. En vez de eso, podremos desplegar nuestras unidades en el campo de batalla y darles órdenes para que se muevan en tiempo real hacia los lugares que les indiquemos, ya sea una fortaleza que queramos conquistar, un enemigo al que tenemos que interceptar o un puente que queremos usar como punto estratégico para mantener una posición e impedir que las tropas rivales pasen por ahí. Por supuesto, huelga decir que contamos con una pausa táctica que podemos utilizar siempre que queramos para observar con detenimiento todo lo que esté ocurriendo y dar órdenes con calma y tranquilidad.

La cosa cambia en el momento en el que una de nuestras unidades entra en conflicto con alguna del bando contrario, instante en el que nos muestran el duelo que tiene lugar entre ambas, los cuales se desarrollan por turnos y de forma automática sin que podamos interactuar con lo que ocurre en ningún momento una vez han empezado las tortas.

Algo que hay que tener muy en cuenta es que cada unidad puede contener varios personajes (al principio el máximo es de solo dos, aunque se puede ampliar) y que el desempeño en combate de cada uno de sus integrantes dependerá de la posición que tengan dentro de la formación (hay 3 huecos para la vanguardia y otros 3 para la retaguardia), de su clase, de sus habilidades y de cómo hayamos configurado sus tácticas.

Aunque hay muchos personajes reclutables, también podemos contratar mercenarios “genéricos” y sin personalidad en el caso de que lo necesitemos.
Aunque hay muchos personajes reclutables, también podemos contratar mercenarios “genéricos” y sin personalidad en el caso de que lo necesitemos.

Os recordamos que estamos hablando de un juego con más de 60 personajes jugables, con montones de clases, con infinidad de habilidades y con muchísimas piezas de equipo que no solo mejorarán nuestros atributos, sino que también pueden dotarnos de nuevas técnicas y hechizos, así que podéis haceros una buena idea de la enorme cantidad de combinaciones y sinergias que existen, así como de la profundidad que esconde todo este sistema a poco que empecéis a rascar.

La buena noticia es que el título se toma su tiempo para enseñarnos a jugar, tiene muy buenos tutoriales y nos permite acostumbrarnos a todas sus peculiaridades de forma progresiva y sin abrumarnos, de modo que cuando tengamos que crear formaciones con numerosos personajes teniendo que escoger entre decenas de ellos, ya estaremos más que preparados para gestionar con eficacia a nuestras tropas y diseñar buenas estrategias.

Hay un coliseo en el que podemos poner a prueba nuestras formaciones contra las de otros jugadores de forma asincrona a través de internet para recibir recompensas.
Hay un coliseo en el que podemos poner a prueba nuestras formaciones contra las de otros jugadores de forma asincrona a través de internet para recibir recompensas.

Cada clase es completamente única, con sus propias fortalezas y debilidades, y si sabemos compensar sus faltas con otras que sean afines y encontrar buenos combos, podremos crear escuadrones realmente devastadores. Por ejemplo, los personajes capaces de volar pueden esquivar con facilidad a las clases de infantería, pero son débiles a las flechas de los arqueros, una vulnerabilidad que podemos anular colocando un guerrero en la formación que tenga la habilidad de interceptar proyectiles con su escudo. Por su parte, un lancero puede realizar estocadas que impactan tanto en una unidad de vanguardia como en la que tenga justo atrás en la retaguardia, por lo que suele ser buena idea no tener a dos combatientes en la misma fila al luchar contra ellos. ¿Una unidad acorazada se ríe de vuestros endebles golpes físicos? Probad a combatirlas con una hechicera que las fulmine con sus hechizos, aunque ojo con el apoyo que dan los caballeros sagrados, quienes pueden colocar escudos que anulan los ataques mágicos y echar por tierra vuestra táctica.

Buscar sinergias para crear combos y formaciones eficientes es increíblemente divertido, adictivo y gratificante. Las posibilidades que hay son casi infinitas.
Buscar sinergias para crear combos y formaciones eficientes es increíblemente divertido, adictivo y gratificante. Las posibilidades que hay son casi infinitas.

Podríamos escribir infinidad de párrafos poniendo diversos ejemplos sobre las relaciones entre clases y las combinaciones que podemos crear, ya que no ha habido un solo momento en todo el juego en el que no se nos haya ocurrido una nueva forma de mejorar nuestras formaciones para hacer frente a las adversidades que se nos iban presentando, siendo esta una de las partes que más hemos disfrutado de toda la aventura. Vais a pasar mucho tiempo experimentando y estudiando a vuestros personajes, a cada clase, a los enemigos y a la forma en la que se comportan según la posición que les deis dentro de la unidad, algo que resulta tremendamente divertido y muy satisfactorio, especialmente cuando obtenemos los resultados que buscamos después de que se nos iluminara la bombilla y se nos ocurriese una nueva idea o sinergia. Es uno de esos juegos que no solo te hace pensar constantemente, sino que también te trata con respeto y consigue que te sientas el estratega más inteligente del mundo.

La cosa no acaba aquí, ya que cada personaje tiene varias habilidades activas y pasivas, las cuales consumen sus respectivos puntos. Las activas suelen ser las que utilizan para atacar, curar, reforzar o debilitar cuando les toca el turno, mientras que las pasivas se activan como reacción a algo, como que un aliado vaya a recibir un golpe o que alguien acabe de ser envenenado.

Como los puntos de habilidades activas y pasivas de los que disponemos en cada combate son limitados y los encuentros se desarrollan automáticamente, existe un sistema muy similar al de los gambits de Final Fantasy XII que nos permite "diseñar" la táctica de combate que va a seguir cada una de nuestras unidades, pudiendo establecer el orden de prioridades que queremos que tengan para usar cada habilidad e incluso asignarles condiciones concretas y objetivos a los que apuntar.

Una buena maniobra para moverse rápido por el campo de batalla suele ser retirar a una unidad del mapa y volverla a desplegar en otra base que tengamos bajo nuestro control.
Una buena maniobra para moverse rápido por el campo de batalla suele ser retirar a una unidad del mapa y volverla a desplegar en otra base que tengamos bajo nuestro control.

Un ejemplo de ello lo tendríamos en los caballeros, una clase que cuenta con un golpe que les permite adquirir un punto de habilidad activa si consiguen eliminar a su objetivo, por lo que nos interesará establecer como condición que cuando lo use ataque siempre al rival que tenga menos vida para intentar asegurarnos su eliminación y que la jugada nos salga "gratis". Por supuesto, tenemos que tener mucho cuidado al establecer las prioridades, ya que si priorizamos una técnica cuya condición de activación sea simplemente que nos llegue el turno, podemos acabar por provocar que nunca utilice otras que podrían salvarnos el cuello en determinadas situaciones, como un hechizo curativo que nos hubiese interesado poner con máxima prioridad bajo la condición de que solo se utilice cuando alguien de la formación tenga menos del 50 % de vida, lo que nos hubiese permitido atacar el resto del tiempo.

Al producirse un encuentro entre dos unidades, este termina cuando ambos bandos gastan todos sus puntos de habilidad, independientemente de si todavía quedan personajes con vida en los dos lados, aunque la victoria se le otorgará a la formación que más daño haya hecho. Las consecuencias de la derrota son funestas para el perdedor, ya que este quedará aturdido en el mapa durante unos segundos sin poder moverse y si en este tiempo vuelve a sufrir el embate de una unidad enemiga, no podrá actuar en el duelo hasta que el atacante haya soltado toda su artillería, así que más nos vale meternos solo en las peleas que estemos seguros de ganar.

Para ayudarnos a ello y antes de que las unidades empiecen a combatir, nos mostrarán una predicción de cuál será el resultado de la pelea. Si no es favorable para nosotros, podremos utilizar objetos consumibles e incluso modificar las posiciones de nuestra formación para intentar cambiar las tornas y mejorar las predicciones, algo que resulta extremadamente útil.

Las atalayas son perfectas para situar a nuestros arqueros, magos y sacerdotes, ya que amplían su rango de apoyo para poder asistir a sus compañeros y no gastarán puntos de resistencia al hacerlo.
Las atalayas son perfectas para situar a nuestros arqueros, magos y sacerdotes, ya que amplían su rango de apoyo para poder asistir a sus compañeros y no gastarán puntos de resistencia al hacerlo.

Por si no fuese suficiente, existen unidades que pueden dar apoyo a sus aliados si se encuentran lo suficientemente cerca, como enviar una lluvia de flechas para que los enemigos reciban daño antes de poder actuar, y si dos o más unidades están a rango del mismo escuadrón del bando contrario, podremos decidir cuál queremos que sea la que participe en la batalla, lo que puede venirnos muy bien para cubrir a las más débiles o para asegurarnos de rematar con las que menos nivel tengan para que se lleven la mayor parte de la experiencia.

Aquí tampoco nos podemos olvidar de comentar que cada clase tiene su propia habilidad de líder, así que dependiendo de a quién asignemos como capitán de cada unidad podremos hacer unas cosas u otras. Por ejemplo, si en una formación hay un ángel liderando, podremos movernos volando, lo que nos permitirá sortear ríos, montañas y trampas terrestres, pero si, en cambio, decidimos que lidere una sacerdotisa, perderemos esta capacidad y ganaremos la de apoyar con curas a otras unidades cercanas cuando combatan.

Para rematar, todos los personajes tienen habilidades que pueden utilizarse en el mapa en cualquier momento, siempre y cuando tengamos los puntos de valor necesarios para activarlas, los cuales se consiguen combatiendo y conquistando bases. Estas suelen ser utilísimas y pueden cambiar el rumbo de una batalla, permitiéndonos crear una zona de gravedad que ralentice a los enemigos, potenciarnos para hacer más daño y actuar primeros en nuestro siguiente combate, teletransportarnos, curar a todos los aliados de una zona, resucitar a los caídos y mucho más.

Los puntos de valor no sirven solo realizar habilidades especiales, ya que también los necesitaremos para desplegar unidades en el mapa.
Los puntos de valor no sirven solo realizar habilidades especiales, ya que también los necesitaremos para desplegar unidades en el mapa.

Y que no se nos olvide que, cada vez que combaten, nuestras unidades pierden puntos de resistencia. Si estos llegan a cero, no se podrán mover y se verán obligadas a realizar un descanso para recuperarlos, tiempo en el que quedan completamente expuestas con los mismos penalizadores que si hubiese sufrido una derrota, una mecánica que nos obliga a repartir nuestras acciones entre varios escuadrones de forma equilibrada.

Como veis, Unicorn Overlord es un juego profundísimo, exquisitamente diseñado y repleto de posibilidades en el que debemos de tener en cuenta infinidad de cosas para alzarnos con la victoria. Sabemos que leer todo esto explicado en un texto puede resultar abrumador y extremadamente complejo, pero os aseguramos que una vez tienes el mando en la mano y empiezas tu aventura, todo se entiende de maravilla y sus diferentes sistemas no tardan en hacer clic. Y lo que es mejor: es tan divertido y adictivo que consigue que las horas nos parezcan minutos.

Una guerra variada y genialmente diseñada

Ahora bien, todo este dechado de virtudes caería en saco roto si el diseño de los mapas y de las batallas en sí no estuviese a la altura, un punto en el que el título vuelve a sobresalir gracias a unos escenarios fantásticamente planteados y a unos combates que destacan por la variedad de situaciones, objetivos y mecánicas de las que suelen hacer gala. No queremos dar muchos detalles para no arruinar sorpresas, pero podéis esperar misiones que os harán lidiar con máquinas de guerra capaces de destrozaros a larga distancia, luchas desesperadas en las que vais a tener que defender una posición mientras os asedian desde todas direcciones, tormentas de arena que anularán vuestra visibilidad cuando menos lo esperéis, puentes sumergibles que deberemos activar para avanzar, trampas y barricadas que dificultarán vuestro avance y mucho más.

El terreno por el que nos movemos suele ser importantísimo, ya que hay unidades que se verán ralentizadas al desplazarse por ciertos lugares.
El terreno por el que nos movemos suele ser importantísimo, ya que hay unidades que se verán ralentizadas al desplazarse por ciertos lugares.

Es un juego variadísimo que cuida tanto las batallas obligatorias como las secundarias, que nos obliga a usar nuestra materia gris constantemente y que siempre consigue que tengamos que variar nuestras tácticas para adaptarnos a las diferentes situaciones que nos plantean, algo que resulta muy gratificante y estimulante. Por cierto, el título cuenta con cuatro niveles de dificultad y el tercero más alto nos ha parecido muy asequible, aunque lejos de ser un paseo, por lo que si sois estrategas veteranos y buscáis un desafío os recomendaríamos que fueseis directamente al mayor de todos. En cambio, si no tenéis mucha experiencia en estas lides, en los dos más bajos encontraréis algo hecho a vuestra medida.

Arte en movimiento con el inconfundible sello de Vanillaware

Por supuesto, otro de los puntos más destacables de la obra lo tenemos en su apartado gráfico y en su dirección de arte, algo en lo que siempre ha sobresalido Vanillaware con todas sus producciones al apostar por animar unas preciosas ilustraciones hechas a mano con un estilo muy único que desborda personalidad, especialmente en lo que se refiere a su diseño de personajes, aunque sus maravillosos fondos tampoco desmerecen lo más mínimo. El resultado en este caso vuelve a ser simple y llanamente increíble, similar a ver un libro de cuentos ilustrado cobrando vida cuando nos muestran las animaciones de combate o las secuencias de vídeo. Una gozada.

A nivel visual no se le puede poner ni una sola pega. Es una auténtica preciosidad.
A nivel visual no se le puede poner ni una sola pega. Es una auténtica preciosidad.

Lo mismo podemos decir de su banda sonora: épica, evocadora, extensa, emotiva y muy variada, consiguiendo realzar cada momento que vemos en pantalla a través de la música. Los efectos siguen esta línea y el doblaje nos llega tanto en inglés como en japonés con textos en español, lo que siempre es de agradecer en estos casos. Eso sí, por lo que hemos visto, la traducción parte del guion inglés, el cual se toma bastantes libertades respecto al japonés original, por no hablar de algunas licencias que se han tomado en nuestra lengua para "españolizar" algunas cosas que, en nuestra opinión, nos han parecido forzadas y muy fuera de lugar. No son muchas y en líneas generales se ha hecho un buen trabajo, pero es algo que debíamos comentar.

Conclusiones

Unicorn Overlord es un auténtico juegazo. Todo un imprescindible para cualquier amante del rol táctico que acierta de lleno con sus batallas, con su elaborado sistema de formaciones y clases, con su genial mapamundi y con su exquisito apartado audiovisual, algo a lo que debemos sumarle ese aroma tan nostálgico y clásico que impregna toda la obra. Quizá la trama principal peque de previsible y tópica, pero son tantísimas las virtudes de este épico viaje de reconquista y liberación que acaban compensando e imponiéndose por goleada. Si os gusta el género y os apetece sumergiros durante decenas de horas en un nuevo mundo de fantasía repleto de grandes conflictos y pequeñas historias personales, no lo dudéis y dadle una oportunidad. Difícilmente os arrepentiréis.

Hemos escrito este análisis gracias a un código de descarga para PS5 que nos ha ofrecido Plaion.

Carlos Leiva
Redactor

NOTA

9.2

Puntos positivos

Las batallas, el diseño de los mapas y su fantástico sistema de clases y formaciones.
Su genial mapamundi.
A nivel audiovisual es una exquisitez.

Puntos negativos

La trama principal, sin ser mala, peca de tópica y predecible.

En resumen

Un sobresaliente y profundo juego de rol táctico que destaca por sus épicas y variadas batallas, su fantástico sistema de clases y formaciones, su divertidísimo mapamundi y su exquisito apartado audiovisual.
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS5, PS4, Switch y Xbox Series X/S

Tales of Kenzera: ZAU - Análisis
Tales of Kenzera: ZAU - Análisis
Análisis
2024-04-22 16:00:00
La muerte de su padre lleva a Zau a una aventura por un mundo de mitología africana para devolverlo a la vida: no faltan los saltos, los combates y la narrativa constante.
TopSpin 2K25 - Análisis
TopSpin 2K25 - Análisis
Análisis
2024-04-22 14:02:00
La mítica saga de tenis vuelve a las pistas con una base jugable muy buena, y aunque queda mucho trabajo por hacer, se posiciona como la mejor opción para los fans de este deporte.
Eiyuden Chronicle: Hundred Heroes - Análisis
Eiyuden Chronicle: Hundred Heroes - Análisis
Análisis
2024-04-21 17:20:00
El sucesor de Suikoden encantará a los fans de los JRPG clásicos y a cualquiera interesado en una divertida aventura con mucho que descubrir.
Género/s: Tactical RPG
PEGI +12
Plataformas:
PS5 PS4 Switch Xbox Series X/S

Ficha técnica de la versión PS5

ANÁLISIS
9.2
  • Fecha de lanzamiento: 8/3/2024
  • Desarrollo: Vanillaware
  • Producción: SEGA EUROPE LTD
  • Distribución: Plaion
  • Precio: 59.99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: No
COMUNIDAD
8

Unicorn Overlord para PlayStation 5

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
9.2
  • Fecha de lanzamiento: 8/3/2024
  • Desarrollo: Vanillaware
  • Producción: SEGA EUROPE LTD
  • Distribución: Plaion
  • Precio: 59.99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: No
COMUNIDAD
-

Unicorn Overlord para PlayStation 4

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Switch

ANÁLISIS
9.2
  • Fecha de lanzamiento: 8/3/2024
  • Desarrollo: SEGA
  • Producción: SEGA
  • Distribución: SEGA
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Digital y físico
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
-

Unicorn Overlord para Nintendo Switch

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox Series X/S

ANÁLISIS
9.2
  • Fecha de lanzamiento: 8/3/2024
  • Desarrollo: ATLUS
  • Producción: SEGA
  • Distribución: Sega
  • Precio: 59.99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
-

Unicorn Overlord para Xbox Series X/S

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir