Análisis de Strikers Edge (PS4, PC)

Una obra humilde pero divertida que rinde culto a los arcades de toda la vida.
Strikers Edge
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
Análisis de versiones PS4 y PC.

Los juegos arcade, de esos de toda la vida, están en extinción, eso es un hecho. ¿Pero qué tipo de títulos son exactamente los que forman parte de esa categoría? Producciones que ofrecen diversión instantánea mediante conceptos de juego simples pero originales. Snow Bros, Bubble Bobble o Windjammers entre otros muchísimos títulos son buenos ejemplos, un estilo de juego al que pertenece Strikers Edge.

Desarrollado por el estudio Fun Punch Games y ganador de la primera edición de los premios PlayStation Talents de Portugal, lo que nos ofrece este título es precisamente lo que os mencionábamos antes: un concepto de juego bastante básico pero que se hace entretenido, al menos para disfrutar de partidas rápidas con nuestros amigos.

Balón prisionero en plan fantasía

La idea que ha servido para dar vida a este título es tan simple como trasladar el concepto general del juego del balón prisionero a un contexto fantástico-medieval. Por lo tanto, la propuesta consiste en participar en batallas tanto uno contra uno (en el modo individual) como por equipos de dos integrantes, que tienen lugar en dos zonas de juego que están separadas por una pequeña franja central. Cada jugador debe asumir el papel de un guerrero legendario y lanzar dagas, hachas, estrellas ninja o lo que sea para dañar a los rivales, gozando de libertad absoluta de movimiento dentro de su parcela o campo de juego. Y en función de la parte del cuerpo a la que asestemos nuestros disparos, restaremos más o menos vida a nuestros rivales.

PUBLICIDAD
Ya sea en solitario o por equipos, debemos acabar a disparo limpio con el rival o rivales que se encuentran enfrente de nosotros.
Ya sea en solitario o por equipos, debemos acabar a disparo limpio con el rival o rivales que se encuentran enfrente de nosotros.

El control es simple a más no poder. El stick izquierdo se emplea para mover a nuestro personaje y el derecho para apuntar, mientras que con otros tres botones más disparamos, rodamos por el suelo y bloqueamos ataques. Y ya está. Eso sí, no podemos disparar sin cesar ni rodar constantemente por el suelo porque existe una barra de resistencia que limita justamente esas acciones, medidor que se regenera de manera automática.

A esta propuesta tan básica se unen otros ingredientes como la posibilidad de realizar disparos cargados más potentes, el hecho de poder utilizar ciertas coberturas (piedras y rocas, barriles de madera y demás) que nos proporcionan los escenarios o tener cuidado de no ser dañados por diversos objetos que de vez en cuando aparecen en determinados escenarios (como carámbanos, bolas de fuego, etc.).

Podemos elegir entre ocho personajes, elección no especialmente trascendente.
Podemos elegir entre ocho personajes, elección no especialmente trascendente.

El ritmo al que suceden las batallas es frenético y, aunque no lo parezca, para ganar enfrentamientos contra rivales de enjundia (ya sean humanos o controlados por la CPU) es necesario mantener la concentración en todo momento. También es fundamental saber qué táctica usar en cada momento y escoger el instante perfecto para lanzar un ataque cargado, usar uno de los tres bloqueos que tenemos por round, pasar a la defensiva y pasar unos segundos tras alguna cobertura… Una jugabilidad simple y directa que resulta bastante atractiva porque combina la habilidad y reflejos con ciertas dosis de estrategia.

El título presenta varias opciones de juego, todas ellas bastante habituales como Entrenamiento, Batallas offline o Campaña. El problema es que todas ellas, incluyendo ésta última, son bastante insulsas y son una mera anécdota en comparación con la modalidad principal que incluye el título: el multijugador. Ya sea jugando en modo local o también online, la verdadera gracia de esta producción estriba en las batallas por equipos de dos contra dos usuarios, las cuales sí que pueden mantenernos entretenidos durante bastante tiempo porque pican bastante.

Los gráficos retro tienen su gracia, sobre todo lo que tiene que ver con las animaciones de los protagonistas.
Los gráficos retro tienen su gracia, sobre todo lo que tiene que ver con las animaciones de los protagonistas.

Por eso mismo pensamos que se trata de uno de esos juegos que si pensáis jugar en solitario y no os gusta hacerlo online posiblemente os acabe cansando más pronto que tarde. Pero a poco que el tema del multijugador os llame la atención, se convierte en un título bastante apetecible dentro de unos límites, y que además goza de un precio bastante más reducido de lo habitual.

Para acabar, su apartado técnico cumple con creces dentro de su sencillez. Su estética retro encaja bien con su filosofía de juego, mostrando personajes simples pero bien animados y escenarios lo suficientemente variados aunque no especialmente detallados. Tampoco necesita de mucho más. Y en cuanto al sonido, la banda sonora acompaña la acción y las pantallas de menú sin molestar demasiado y los efectos suenan con la suficiente contundencia.

Arcade total

Pocos títulos actuales encajan de manera tan precisa en la definición de juego arcade como Strikers Edge. Un título muy simple en el que resulta bastante fácil asimilar su mecánica, pero que ofrece más diversión de lo que puede parecer en un primer momento… al menos si pensamos jugar en multijugador, porque de lo contrario pierde bastante de su esencia.

Hemos realizado este análisis mediante un código enviado por One PR Studio.

Sergio Martín
Colaborador

NOTA

7
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Su propuesta arcade resulta muy interesante.
El modo multijugador online y local.
Control muy simple y preciso.

Puntos negativos

El modo Campaña deja mucho que desear.
Los personajes son demasiado parecidos entre sí en cuanto a su manejo y prestaciones se refiere.

En resumen

Un título simple en cuanto a su concepción que da lo mejor de sí cuando juegan cuatro personas a la vez.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4 y PC

Chicken Police - Análisis
Chicken Police - Análisis
Análisis
2020-11-26 13:27:00
Una historia noir de detectives pero con animales antropomórficos en lugar de humanos. Eso es lo que propone Chicken Police, una aventura gráfica del estudio húngaro The Wild Gentlemen.
Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge - Análisis
Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge - Análisis
Análisis
2020-11-24 10:43:00
Los creadores de Vader Immortal, ILMxLAB, nos ponen en la piel de un reparador de droides de Batuu en una aventura con buenas ideas que no acaban de desarrollarse.
Football Manager 2021 - Análisis
Football Manager 2021 - Análisis
Análisis
2020-11-23 16:08:00
Sports Interactive regresa un año más con su emblemático simulador de gestión balompédica, apostando por el control pormenorizado, la interacción personal y la ambientación.
Planet Coaster: Console Edition - Análisis
Planet Coaster: Console Edition - Análisis
Análisis
2020-11-21 16:06:00
Frontier abre en consolas una experiencia con las mismas posibilidades que en PC que, tras una entrada abrupta, revela un juego completo y ágil.
Godfall - Análisis
Godfall - Análisis
Análisis
2020-11-20 16:01:00
Counterplay Games se estrena en PlayStation 5 con un desangelado looter slasher que no consigue brillar.
Observer: System Redux - Análisis
Observer: System Redux - Análisis
Análisis
2020-11-20 11:05:00
Uno de los juegos más destacables de Bloober Team se pone guapo con la llegada de las nuevas consolas para traernos de vuelta este interesantísima aventura de terror ciberpunk, que luce espectacular en esta versión mejorada.
PEGI +12
Plataformas:
PS4 PC

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
7
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Strikers Edge para PlayStation 4

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
7
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Strikers Edge para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir