Análisis de Skate 2 (PS3, Xbox 360)

Recupera la ciudad para los skaters en la nueva apuesta de Electronic Arts.
Skate 2
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
9
NOTA
7.5
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
7
Análisis de versiones PS3 y Xbox 360.

Quizás en un primer momento, cuando en 2007 se lanzó el primer Skateen un mercado copado por la saga de monopatín a la que pone nombre Tony Hawk, el título fue recibido con cierto recelo por el público, o al menos una parte. Ahora nos llega su secuela, que se sustenta sobre los aciertos de esa primera entrega y busca proponernos algo más.

Así, en Skate 2 nos volvemos a encontrar con una tendencia de juego que pretender dar una mayor sensación de realismo a la hora de hacer nuestros trucos y piruetas, sin por ello reducir la espectacularidad ni variedad de éstas, aunque arrastra todavía algunos de los puntos negativos de su predecesor, como algunos retos en los que la curva de dificultad se dispara incomprensiblemente y una inteligencia artificial que en ocasiones no responde de la manera más lógica. En cualquier caso, como veremos, es un paso adelante en la todavía joven saga.

Sin embargo, antes de ponernos en faena hay algo que debe tenerse en cuenta, derivado de los contenidos descargables de pago. Por un lado, los jugadores que no quieran avanzar poco a poco y desbloquear todos sus contenidos pueden pagar por bajar un paquete de Xbox Live o PlayStation Store que desbloquee todo ese contenido. Y eso no es todo: en el análisis hablaremos de la capacidad de guardar vídeos de nuestras actuaciones, que podemos editar y demás. Pues bien, como contenido extra de pago los vídeos pueden durar hasta 5 minutos (de manera normal, sin el pago extra, son sólo 30 segundos), se cuenta con más cámaras, etc. Lo que viene de serie está bien, pero si es una característica que nos gusta, toca pasar por caja otra vez. Y si nos gusta, pero no tenemos la consola conectada a la red, por la razón que sea, nos quedaremos con las ganas de más.

PUBLICIDAD

En esta nueva entrega tenemos por explorar, otra vez, la ciudad de New San Vanelona reviviendo una suerte de modo historia en el que encarnaremos a un chico salido de prisión que se encuentra con una urbe que ha sido arrasada por un desastre natural. Con esta premisa, todo es diferente al diseño de la ciudad de la primera parte, y está reconstruyéndose por la compañía Mongocorp. Todo está lleno de estructuras de todo tipo, y guardias de seguridad que no se van a preocupar de que les roben el material de la obra (o sí, quién sabe), sino más bien de que los gamberretes se pongan a patinar por ahí.

Nuestra misión será doble, ya que no sólo hay que recuperar nuestra fama como skater, sino también liberar la ciudad de las ataduras impuestas y recuperarla para su uso y disfrute por nuestros compañeros de monopatín. Para recuperar la fama de antaño, hay que entrar en competiciones contra otros personajes, ya sean carreras o de trucos, y aprovechar para sacar fotos que mandaremos a las revistas especializadas en este deporte. En general, hay mucha libertad de acción para afrontar muchos de esos retos con relativa manga ancha, pero luego nos encontramos con retos en los que se nos da una lista de cosas por hacer (esto es, una serie de trucos) y hay que ser absolutamente precisos.

Nuestra búsqueda de retos por afrontar se puede hacer tanto desde la ciudad, dando vueltas por ellas, como desde el menú, de manera directa, según nos guste más. Estos retos son necesarios para avanzar en la historia, desbloquear personajes, objetos, etc., y si tenemos especial interés en algo de esto, usar el menú es útil. También puede serlo si ya estamos muy avanzados y nos conocemos la ciudad al dedillo, pues el único interés real es pasear por los entornos para encontrar lugares donde entretenernos y hacer nuestras cosas con libertad y, también, retos alternativos que serán de ayuda. En cualquier caso, la libertad de exploración es muy amplia, pudiendo pasear sobre el monopatín o sin él (con animaciones un poco menos logradas), según las necesidades impuestas por el escenarios.

 1

Los retos son todo tipo de pruebas, como decíamos, pero los que resultan más abyectos, pues no deberían ser un problema en la práctica, son aquellos en los que hay que seguir una lista de trucos predeterminados. El problema en ese tipo de reto se deriva del hecho de que hay muchos trucos que se realizan de manera similar a otros, y una ligera imprecisión en el control por nuestra parte resultará en realizar un truco diferente (quizás incluso uno similar al demandado, pero no ése exactamente), y la habremos fastidiado. Si a eso le añadismo que la precisión con las palancas analógicas es buena, pero no asombrosa, las posibilidades de hacer un truco que no es exactamente el que pretendíamos se disparan en ese tipo de retos, y es ahí donde la libertad, facilidad en el control y demás fracasan.

Algo similar sucede en las sesiones de fotos, donde nos encontramos que, aunque hemos cumplido con los requisitos, a veces nos dice que no es así y nos toca volver a empezar. Esto se debe, creemos, al sistema que tiene el juego de medir la precisión con respecto al referente que busca el objetivo, pues también nos pasa al contrario: fallamos, pero nos la da por buena. En general, parece que poco se ha avanzado en esto de sacar fotos concretas dentro de los juegos con el cambio de generación, pues es el mismo tipo de error que ya pasaba, por ejemplo, en Zelda: Wind Waker.

Un elemento añadido interesante es la posibilidad de poder empujar, y llevar de un sitio a otro, objetos que encontremos por los escenarios para construir nuestros propios circuitos para trucos. Este tipo de acción, que se hace con los pies en el suelo y no sobre el monopatín, es muy poco habitual en los retos propuestos por el juego, de manera que lo aprovechamos realmente a la hora de movernos con libertad y hacer nuestras cosas a nuestro aire. Es una cosa muy sencilla, pero que puede llegar a dar gran profundidad. El control es sencillo, similar a aventuras en tercera persona donde hay que empujar objetos, y nos permite aprovechar lo que encontremos disperso por la ciudad para "robarlo" y colocarlo donde sea, moviéndolo, rotándolo, etc.

 2

Hay un problema derivado, sin embargo, y es que si algo es lo suficientemente ligero como para moverlo por nuestra cuenta, eso implica que se puede desplazar cuando sea golpeado accidentalmente. Eso implica que se descoloca, y es molesto. Nos queda la opción de grabar su posición y poder restaurarla, pero hubiese sido más sencillo y cómodo para el jugador poder fijar de manera definitiva su posición, o alguna solución en esa línea para evitar disgustos.

Durante las partidas de Skate 2 veremos que no estamos solos: hay peatones, y, sobre todo, otros patinadores. Son elementos móviles que hay que tener en cuenta ya que, por ejemplo, podemos estar en plena carrera y salirnos al paso un peatón, por poner un ejemplo. Mayor problema son los otros patinadores, en situaciones donde el espacio es limitado, ya que la física está bien realizada, pero eso implica que los choques y caídas estarán a la orden del día. Esto se acentúa con algunos problemas en la inteligencia artificial, que han producido algunos efectos "raros" en el comportamiento de esos personajes mientras jugábamos, aunque sólo de manera ocasional.

 3

Bien interesante es, también, el modo multijugador, destacando quizás los retos cooperativos con otros jugadores en línea, donde hasta seis participantes entran en liza. Este tipo de experiencia en línea es positiva, aunque hay pruebas que resultan excesivamente fáciles a poco que haya un buen jugador en el equipo, mientras que otras pueden resultar muy difíciles si tenemos algún jugador novato. Pero ahí está la gracia, claro. El único inconveniente en el juego en línea es que las zonas son más pequeñas y no hay, en ese sentido, tanta libertad, pero funciona más que bien.

Por otro lado, si optamos por el multijugador local, hasta cuatro jugadores en casa podrán participar con un solo mando (las pruebas son S.K.A.T.E., Hall of Meat y The Spot Battle), pero no hay ninguna opción de jugar a pantalla partida, de manera simultánea. En ese sentido, al experiencia queda un poco sesgada en este campo, y nos hubiese gustado disfrutar de algún tipo de juego simultáneo para dar más variedad y diversidad a este modo.

Las posibilidades de Skate 2 fuera del campo jugable se complementan con la edición de vídeos y la personalización de logos y demás elementos para la ropa, que puede subirse a la página web del juego. La personalización de logos no tiene misterio, lo hemos visto en multitud de títulos, pero lo de los vídeos sigue siendo todavía una rareza, aunque cada vez son más juegos los que se suman a la moda. Los vídeos que podemos compartir tendrán una duración de tan sólo 30 segundos, una limitación muy acusada, pero, como decíamos atrás, quienes quieran hacer vídeos más largos, de hasta cinco minutos, pueden pasar por caja y descargarse un pack de contenidos con nuevas cámaras y más duración para las grabaciones. Desde luego, si gusta esta opción, lo que viene de serie es insuficiente, y es recomendable plantearse ampliar estas opciones aunque, eso sí, recordamos que tocará pagar.

Técnicamente, Skate 2 es un buen juego que luce muy bien en pantalla, salvo por algunas texturas un poco extrañas que nos muestran poca resolución y destacan sobre el general del juego, con un aspecto visual de gran calidad y, sobre todo, con entornos y personajes llenos de detalles. En los personajes, eso sí, lo más destacable es la calidad de las animaciones... salvo cuando van a pie, que no parece haberse cuidado tanto. Lo importante es que las conexiones entre animaciones están bien cuidadas, todo es suave, y no hay cosas que nos hagan poner mala cara al ver algo extraño en pantalla. La música, por su parte, destaca por efectos sonoros acertados y una banda sonora con canciones de grupos como Black Sabbath, Judas Priest o Motorhead que, la verdad, le sientan como un guante.

 4

En definitiva, nos encontramos ante un título que está destinado a satisfacer las necesidades de los apasionados por el monopatín y que incluye importantes novedades con respecto a su predecesor. Creemos que Skate 2 tiene camino por recorrer para seguir depurando su control, pese a los pasos dados en este sentido, pero, sobre todo, da la sensación de tener una importante proyección de futuro mientras va construyéndose y evolucionando.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Blaster Master Zero 3 - Análisis
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Análisis
2021-07-29 14:19:00
Ya está aquí una nueva entrega de la saga espacial de aventuras al más puro estilo Metroid pero con ciertas permutas.
Chernobylite - Análisis
Chernobylite - Análisis
Análisis
2021-07-28 19:03:00
Analizamos la última aventura en el mundo de los videojuegos inspirada en la catástrofe de Chernóbil que en esta ocasión nos trae un título muy interesante con algunas cosas por pulir.
Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
NEO: The World Ends With You - Análisis
NEO: The World Ends With You - Análisis
Análisis
2021-07-26 18:06:00
La secuela del juego de culto de Nintendo DS sorprende con otra divertidísima y absorbente aventura en las calles de Shibuya.
The Great Ace Attorney Chronicles - Análisis
The Great Ace Attorney Chronicles - Análisis
Análisis
2021-07-26 14:08:00
Capcom salda su gran deuda con Occidente y por fin nos trae dos de las mejores entregas de la saga de juicios y abogados más popular de los videojuegos.
Cotton Reboot - Análisis
Cotton Reboot - Análisis
Análisis
2021-07-24 08:21:00
Disparos clásicos en plan shooter old school tan simpáticos como visualmente llamativos.
Género/s: Deportes / Skateboard
PEGI +16
Plataformas:
PS3 Xbox 360

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
7.5
COMUNIDAD
8.07

PUNTÚA
Skate 2 para PlayStation 3

11 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
7.5
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.02

PUNTÚA
Skate 2 para Xbox 360

7 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir