Análisis de PixelJunk Shooter PSN (PS3)

Los títulos PixelJunk continúan abanderando la diversión en PSN con Shooter.
PixelJunk Shooter PSN
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
9.1
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versión PS3.

Q-Games ha conseguido colar poco a poco varios títulos entre los más deseados de PlayStation Network. Si bien el primero de la serie PixelJunk, Racers, tuvo un resultado irregular, los sucesivos juegos, cada uno tocando un género tan diferente como la defensa de torres con Monsters, o el casi inclasificable Eden, han sido un derroche de originalidad y diversión. Con Shooter, la desarrolladora ha vuelto a dar en el clavo, subiendo aún más el listón de sus creaciones.

Lo primero, es importante aclarar que PixelJunk Shooter tiene un título engañoso, no estamos ante un juego de acción con naves, como lo podría ser SuperStardust HD; de hecho, los disparos a enemigos no son ni siquiera una parte importante del juego. Si se espera un juego frenético, esquivando misiles y consiguiendo elevadas puntuaciones, Shooter quizás sea una decepción; si por el contrario, se busca uno de los mejores juegos disponibles en formato digital, desbordante de personalidad y buen gusto, el cuarto título de PixelJunk es imprescindible.

La mecánica, como se puede apreciar a simple vista, consiste en desplazar una nave mediante el stick izquierdo por unas cavernas algo laberínticas, a la vez que giramos y apuntamos con el stick derecho. Los botones laterales derechos se utilizan para disparar, mientras que los izquierdos lanzan un garfio que recoge ítems dispersos. No es necesario ningún conocimiento más para superar el juego, aparte de un pequeño movimiento giratorio que se hace rotando la palanca de giro, y un disparo de misiles inteligentes, que se activa manteniendo pulsado el botón de disparo. ¿Sencillo? Si, aunque la originalidad de Shooter no se encuentra en los controles, si no en el entorno.

PUBLICIDAD

Los escenarios del juego están situados en un planeta remoto, que está siendo escavado en busca de materiales. Nuestra misión es rescatar a los trabajadores, que han encontrado numerosos peligros. Por tanto, aquí tenemos uno de los objetivos del juego: rescatar al mayor número posible de mineros dispersos por los mapas. Generalmente son fáciles de encontrar: saltan a la vista, y muchos de ellos incluso nos piden ayuda -representado por un bocadillo-. Cada subnivel de las misiones tiene una puerta cerrada que sólo se abre cuando conseguimos rescatar a los trabajadores, o mueren. Dicho de otra forma, no es necesario rescatar con vida a todos, aunque hacerlo nos permite completar el objetivo de forma perfecta; si accidentalmente eliminamos a uno de los humanos, no será contabilizado en el total de rescatados, pudiendo pasar al siguiente nivel incluso sin ningún trabajador.

Otro de los objetivos del viaje es recoger unas gemas, que estas sí están a veces ocultas. Son necesarias pues para desbloquear la última misión de cada capítulo requiere cierto número de gemas, así que pasar a gran velocidad por el mapeado sin detenerse en los lugares sospechosos no es buena idea, y quizás tengamos que repetir la misión por nuestra imprudencia.

Las cavernas están repletas de diferentes estados de la materia. Además de algunas zonas sensibles a nuestros disparos -se rompen fácilmente-, en el primer capítulo de los tres del juego, encontramos agua y lava. Como es de imaginar, tocar la lava pone en serios aprietos a nuestra nave, algo que podemos ver con un indicador de la temperatura del vehículo. Incluso acercarnos al calor, recibir disparos o utilizar continuadamente nuestros misiles dirigidos eleva el calor, que descenderá evitando alguno de estos actos durante un tiempo, o de forma instantánea, sumergiéndonos en el agua. Resulta curioso que por ejemplo, si somos dañados de manera mortal -el termómetro alcanza su máximo- la nave realiza una caída ardiente que con el impacto de una superficie dura nos pone la puntilla y hace repetir la fase; en cambio, si por casualidad, caemos en agua, seremos salvados in extremis, recuperando el control como si no hubiera ocurrido más que un leve arañazo.

Son estos elementos, el agua y la lava, los que dan el toque de puzle que el juego posee, pues podemos canalizar inundaciones de agua rompiendo el barro que lo contiene, para que caiga sobre un mar de ardiente lava, que quedará petrificada en un material que sí podemos destruir. Una ingeniosa jugabilidad apoyada en una física y comportamiento de líquidos impresionante, pues los fluidos se comportan de manera realista, salpicando y esparciéndose por el entorno que vamos creando de manera interactiva. Evidentemente, y tratándose de una representación en 2D, no podemos esperar menos de un sistema como PlayStation 3, pero aún así, sorprende de principio a fin por su naturalidad y directa implicación en la jugabilidad, ya que el agua se comporta realmente como esperamos.

 1

Lo que al principio son niveles sencillos, se van complicando poco a poco. No tanto por los enemigos que pululan por el juego, no demasiado protagonistas -no hay excesiva variedad, generalmente son de limitados movimientos, y se eliminan fácilmente-, sino por la complejidad del escenario y las múltiples formas de resolver cada situación, siempre intentando evitar que un torrente de lava bañe a los trabajadores -mueren fulminantemente-. Resulta muy gratificante ver cómo el juego nunca cae en la repetición de situaciones, y constantemente supone un reto para el jugador, un reto nunca demasiado frustrante, y que tampoco requiere de gran habilidad con el control. Podríamos decir que, en efecto, es un juego para todas las edades.

Cuando conseguimos dominar estos dos elementos antagónicos, el agua y la lava, poco a poco Q-Games va integrando aún más peculiaridades al mundo de PixelJunk Shooter. Por ejemplo, la lava que derrite los bloques de hielo, abriendo nuevos caminos para avanzar. O los gases inflamables, que calientan poco a poco nuestra nave, aunque su mayor característica es que arden en contacto con lava o con chispazos: por ejemplo, una columna de humeante gas puede convertirse en una llamarada ardiente que nos liquide en un pestañeo. Además, su comportamiento es también lógico: asciende y se acumula en los techos de las concavidades, acumulándose en peligrosas nubes potencialmente explosivas. En el último capítulo, conoceremos una nueva substancia, con propiedades magnéticas, de aspecto similar al petróleo, que en contacto con el agua desprende gas. Esto supone que con nuestro paso, el líquido forma olas y se siente atraído a nosotros, dando como resultado curiosos efectos visuales, además de conseguir que huyamos de su proximidad. Algunos interruptores activarán imanes que controlarán este elemento, añadiendo más ingenio a la resolución de puzles.

Si bien nuestra nave tiene unos ataques muy limitados, a medida que avanzamos en el juego encontramos varias ayudas, como un dispositivo que cambia la "piel" de nuestra nave, modificando el arma y las propiedades. Por ejemplo, la piel de magma nos hace portadores de un chorro de lava, que podemos usar para derretir hielo -y es muy dañina contra los enemigos-, aunque hay que tener cuidado, especialmente con los disparos hacia arriba, pues el calor nos afecta como siempre. Otras pieles lanzan agua, nos vuelven antimagnéticos -o cambian la polaridad- y repelen el "petroleo" que antes nos atraía, facilitando separar las aguas sin necesidad de poderes bíblicos. Quizás la más curiosa se la que invierte el estado de nuestra nave, haciéndola débil ante el agua, pero capaz de sumergirse en lava sin ningún tipo de problema. Estas pieles apenas durarán hasta el siguiente nivel, pero son necesarias para resolver los puzles, y además, el garfio se potencia, permitiendo agarrar bloques de hielo o barro al tirar de ellos.

 2

El diseño de los niveles es fantástico, no sólo a nivel visual -completamente limpio y funcional-, también dispone de varios ingenios o elementos que aportan más variedad, además de los citados interruptores. Tenemos esponjas que absorben agua o lava, que no sólo vacían estos depósitos, también sirven para "regar", al menos hasta que su carga es consumida. Una variante similar son los chorros, aunque estos objetos dirigen únicamente el elemento en vertical.

Al final de cada uno de los capítulos nos encontraremos con algún tipo de jefe final. Grandes y peligrosos, siguen los cánones clásicos, con diversas rutinas de ataque que debemos aprender y algunas variantes en su actuación cuando falta poco para ser derrotados, y resumen a la perfección esa diversión adictiva, basada en aprender los momentos de atacar y esquivar, tan gratificante de los mejores juegos arcade de la era 8 y 16 bits. Como pequeña ayuda, durante el juego encontramos algunos escudos que tienen una función doble: por una parte, nos protegen de un impacto -después, se desvanecen-, y por otro, evitan que la nave se caliente con la proximidad del calor. Los enemigos finales del juego no son especialmente complicados, pero contar con uno de estos escudos es siempre útil.

 3

PixelJunk Shooter es un juego fantástico, aunque algo corto. Un capítulo extra habría colocado aún más arriba a este sobresaliente juego de descarga, una de las mejores inversiones que se pueden realizar en PlayStation Network hoy por hoy, aunque es más que previsible algún tipo de expansión -el propio juego lo indica al final-, similar a la vista con Eden Encore. Es una pena, pues el juego va creciendo en interés hasta que termina de una manera más o menos brusca.

De todas formas, no está todo dicho tras terminar en unas pocas horas y ver los títulos de crédito. Además de tener siempre el reto de conseguir el 100% del juego -como rescatar a todos los trabajadores-, que fácilmente doblara la duración, tenemos un modo para dos jugadores en local, que funciona tan bien como en solitario, pero asegura risas en compañía, además de requerir cierta coordinación para evitar desagradables accidentes. Una pena que carezca de juego en red, aunque si existen tablones de puntuaciones online, pero en definitiva, esto son pequeñas críticas, pues Shooter está pensado principalmente para un jugador, y se defiende a la perfección. Y como suele ser habitual en los juegos de PSN Store, dispone de la función de grabado de vídeo y subida automática a Youtube. También recompensa con algunos regalos para PlayStation Home.

Poco se puede comentar del apartado técnico, fluido en todo momento y nítido. Si, Shooter también entra por los ojos, y sin necesidad de amasijos de polígonos ni texturas, y nos recuerda una vez más que las dos dimensiones se pueden llevar muy bien incluso en las consolas domésticas más potentes. Como hemos citado, tiene algunos detalles, en concreto en la física de líquidos, muy cuidados, pero lo que hace brillante a Shooter es su característico estilo, homogéneo y colorido, que por momentos puede recordar -y no en tono despectivo- a un juego realizado en Flash, o a títulos de PSP como LocoRoco o Patapon, que en alta definición luce de escándalo; sin embargo, los propietarios de televisiones pequeñas o SD perderán visibilidad, algo que afectará a la localización de las pequeñas gemas, muchas de ellas medio ocultas y por tanto, difíciles de ver -apenas asoman una pequeña parte-.

La banda sonora sigue la línea de PixelJunk, música electrónica. A diferencia de Eden, no es tan machacona, y High Frequency Bandwidth ha optado por toques más funky. Los sonidos no abundan, y no encontramos voces -o bueno, existen unos gruñidos que simulan los diálogos de los trabajadores-. Ello ayuda a afirmar esa impresión de que no estamos ante un juego de acción constante, y que el jugador pueda pensar tranquilamente qué camino tomar.

 4

Conclusiones

PlayStation Network dispone de un amplio catálogo de juegos para todos los gustos, pero PixelJunk Shooter es uno de esos juegos que destaca gracias a su originalidad de entre todo el elenco de títulos descargables. La clave de los PixelJunk es la diversión y el pique constante, tomar ideas en apariencia simples y llevarlas a la práctica con asombrosa maestría. Y Shooter es el mejor ejemplo de ello, no podrás despegarte del pad hasta explorar el último rincón de este cambiante mundo.

Tanto si eres de los buscadores de juegos de estilo "indie" como si quieres un título diferente, con PixelJunk Shooter encontrarás una auténtica joya.

Ramón Varela
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Cotton Reboot - Análisis
Cotton Reboot - Análisis
Análisis
2021-07-24 08:21:00
Disparos clásicos en plan shooter old school tan simpáticos como visualmente llamativos.
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
Death's Door - Análisis
Death's Door - Análisis
Análisis
2021-07-20 15:36:00
Una entretenida y amena aventura al más puro estilo Zelda a la que le ha faltado un punto de brillantez para terminar de alzar el vuelo.
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Análisis
2021-07-20 11:17:00
Plataformas clásicas con mucha gracia y personalidad se asoman a Switch y PC con esta versión mejorada y definitiva de un simpático plataformas.
Género/s: Shoot'em up / Shooter
Plataformas:
PS3
También en: PC

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
9.1
  • Fecha de lanzamiento: Diciembre 2009
  • Desarrollo: Q Games
  • Producción: Q Games
  • Distribución: Sony
  • Precio: 7,99€
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Descarga
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
8.42

PUNTÚA
PixelJunk Shooter PSN para PlayStation 3

7 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir