Análisis de Midnight Club: Los Angeles (PS3, Xbox 360)

Cuando el motor de tu coche ruge, los habitantes de Los Ángeles comienzan a temblar.
Midnight Club: Los Angeles
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
8.7
NOTA
9
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
8.6
Análisis de versiones PS3 y Xbox 360.
Vehículos de gran cilindrada, una gigantesca ciudad, y el respeto como principal moneda de cambio. Con estas señas de identidad Rockstar regresa al género de la conducción con la cuarta entrega de su popular serie Midnight Club. Una saga que nació junto a PlayStation 2 y que poco a poco ha sabido ganarse un hueco en el difícil mercado de los juegos de velocidad. Algo nada sencillo si tenemos en cuenta que actualmente hay varios exponentes de calidad por cada uno de los subgéneros del mismo; por lo que destacar no se trata de una tarea sencilla. Midnight Club: Los Angeles lo hace. No por ser original, que no lo es, ni por innovar en exceso con respecto a lo visto en el anterior capítulo de la serie; tampoco lo hace. Simplemente estamos ante uno de esos títulos que por muchas pegas que intentemos sacarle, al final por lo que lo recordaremos será por las grandes dosis de diversión que nos habrá ofrecido, que no es poco.

Conviértete en el rey de las calles

Al volante de un bólido realmente potente –aunque al principio no tanto-, en esta nueva creación de Rockstar San Diego tendremos que competir contra otros pilotos en una considerable sucesión de carreras a través de las atestadas calles de Los Ángeles. En este sentido, el desarrollo de la acción será muy similar al del otro gran éxito de la compañía, Grand Theft Auto, ya que podremos movernos con total libertad por las calles de la ciudad mientras buscamos a los pilotos con los que medirnos. Al cruzarnos con ellos, como veremos a continuación, simplemente tendremos que desafiarles –dándoles la luz con nuestros faros- para iniciar así una de las muchas pruebas que tendremos que superar a lo largo de la partida. Hay que remarcar en este punto que el mundo de Midnight Club Los Angeles no se detiene en ningún momento, por lo que mientras nosotros nos encontramos dando vueltas por la ciudad, nuestros rivales harán lo propio por las diversas avenidas de la urbe. Gracias al fantástico GPS con el que contamos, menú en el que guardaremos nuestro registro de misiones y que nos permitirá, principalmente, marcar los objetivos a los que queremos llegar, alcanzar a nuestros rivales no será una ardua tarea, si bien es cierto, en el transcurso de las frenéticas carreras que afrontaremos, un sistema de guiado más claro o visible habría estado genial. Principalmente, porque al movernos por entornos urbanos a velocidades de vértigo mientras esquivamos a decenas de turismos, quitar la vista de la pantalla para fijarnos muy bien en el minimapa en el que se nos muestran las rutas a seguir resulta prácticamente un suicidio.
Por supuesto, las señales de humo en medio de las carreteras funcionarán en la mayoría de casos de forma eficiente ya que nos indicarán claramente la dirección que debemos tomar hasta el siguiente punto de control. El problema, sin embargo, lo encontramos en las carreras en las que únicamente se nos marcará el punto de llegada, ya que en estos casos, obligatoriamente tendremos que detener la acción para observar el mapa con más detalle, o movernos con algo más de cuidado mientras buscamos, en marcha, la mejor ruta en el minimapa. Algo mortal si nos encontramos en una de esas misiones en las que nuestro vehículo no debe sufrir daños. Aún así, esto tampoco significa que el desarrollo de las partidas vaya a ser caótico ya que como decimos, las señales de humo cumplirán con nota su cometido. Por tanto, en la mayoría de casos, nuestra única prioridad consistirá en llegar a la meta antes que nuestros rivales. Como decíamos, a estos nos los encontraremos circulando por las calles de la ciudad con total normalidad, cambiando su actitud de forma considerable al retarles. No en vano, ya de primeras muchos nos propondrán el reto de llegar antes que ellos al punto de salida –como recompensa obtendremos más puntos de respeto-, si bien es cierto el auténtico desafío lo viviremos justo después.
 1
Con varios tipos de pruebas a las que enfrentarnos, en Midnight Club viviremos intensos duelos contra un único vehículo en carreras en las que deberemos seguir una serie de puntos de control hasta la meta, o buscarnos la vida de la mejor forma posible con el único propósito de llegar antes que el contrario a un punto concreto del escenario. Por supuesto, no faltarán tampoco las carreras en grupo, que se basarán en estas mismas reglas; alguna que otra contrarreloj, persecuciones en las que tendremos que destrozar a golpes a otro vehículo, torneos por ver quién es el más regular, o geniales carreras a través de las atestadas autopistas de Los Ángeles en las que para colmo, la policía nos provocará más de un quebradero de cabeza. No hay que olvidar que aunque en el juego las carreras entre espectaculares bólidos están a la orden del día, éstas no son legales, por lo que circular a altas velocidades por las calles, saltarnos semáforos en rojo, o arroyar a otros vehículos significa enfurecer a la policía que no dudarán en ir tras nosotros en caso de detectarnos. Eso sí, podemos evitarles observando con detalle el mapa de la ciudad, o guiándonos por el radar que incluye nuestro vehículo, que nos avisará de su presencia con señales acústicas. Con el límite de velocidad fijado en pantalla, de nosotros dependerá si nos arriesgamos o no a cabrear al popular cuerpo de policía de Los Ángeles. Habrá que sopesar si merece la pena arriesgar nuestros ahorros –en caso de detenernos, nos tocará pagar multa- por el prestigio y respeto que obtendremos al realizar este tipo de hazañas. Y es que a grandes rasgos, en Midnight Club todo girará en torno al respeto. Conforme ganemos carreras y realicemos actos arriesgados, como pilotos mejoraremos nuestra reputación, algo que se traducirá en la llegada de nuevos rivales, más peligrosos, que nos retarán. Así, progresivamente nos encontraremos con más y más desafíos que podremos ir completando en el orden que deseemos, si bien es cierto éstos estarán englobados en varios niveles de dificultad marcados con colores: las pruebas en verde no deberían ser difíciles de superar, en amarillo, nos plantearán un reto normal; naranja ya supondrá todo un desafío, y en rojo lo mejor que podemos hacer es esperar hasta conseguir una mejor máquina con la que competir.
 2

Sé también mecánico

El respeto y el dinero serán la moneda de cambio en el juego. El primero de estos bienes nos permitirá desbloquear, como decíamos, nuevos desafíos cada vez más complicados, más aparte nuevos vehículos y mejoras para los mismos que después podremos adquirir en el taller. Como os podéis imaginar, en este lugar invertiremos todas nuestras ganancias para comprar mejoras de rendimiento para el automóvil y las motos, así como diversos extras para personalizar al máximo su apariencia. Aspecto que ha sido tratado con gran acierto por los desarrolladores ya que el editor con el que cuenta el juego resulta de lo más completo y sencillo, permitiéndonos crear en cuestión de minutos, siempre que tengamos dinero, claro está, auténticas obras de arte. Pero las visitas al taller no debemos tomarlas como un mero añadido estético. Como decíamos, también podremos mejorar la potencia de nuestro vehículo adquiriendo todo tipo de extras que harán que nuestro bólido sea más manejable, posea una mejor aceleración, o directamente que pueda usar los populares impulsos de óxido nitroso para alcanzar velocidades de vértigo en cuestión de segundos. Todo esto enmarcado en un sistema de juego claramente arcade, aunque no por ello simplista. Y decimos esto porque aunque sí es cierto que pilotar estas potentes máquinas no resultará nada costoso, sí notaremos de forma considerable las diferencias entre vehículos de una y otra categoría, o entre coches con mejoras y los que no las llevan equipadas.
 3
Aspecto este último sumamente importante ya que dependiendo de nuestro estilo de conducción, habrá coches que casen mejor con nuestra forma de conducir que otros. Y repetimos, será vital que nos encontremos a gusto con nuestro bólido ya que las carreras no van a ser ningún paseo. Es más, la dificultad con la que nos toparemos es muy elevada, algo que puede poner de los nervios a más de uno. Básicamente, porque por mucho que vayamos líderes en una carrera, un simple fallo en el tramo final de la misma significará, casi con total seguridad, que atravesemos la línea de meta en última posición. Igualmente, podemos arrebatarle la victoria a nuestro rival en el último suspiro, que es algo que nos dejará con una cara de satisfacción increíble. Ya comentábamos con anterioridad que a lo largo de las carreras nos encontraremos con decenas y decenas de vehículos que circularán por las calles de Los Ángeles con total normalidad. Un peligroso obstáculo que se suma a la larga lista de desafíos que se nos plantearán constantemente: realizar giros imposibles a toda velocidad, recorrer avenidas con vehículos moviéndose en ambas direcciones, mobiliario urbano, la toma de atajos por callejones estrechos a más de cien por hora, o peligrosos saltos a los canales que recorren esta gran urbe. Además, no podemos olvidar tampoco a nuestros rivales, que no dudarán en entorpecer nuestra marcha y que aprovecharán todos nuestros descuidos para sobrepasarnos. No en vano, en esta cuarta entrega de la serie se mantiene una de las características más divertidas de la misma: la obtención de turbos adicionales al mantenernos al rebufo de un contrario durante un rato. El problema es que nuestros rivales harán lo propio con nosotros, por lo que aparte de todo lo citado con anterioridad, también tendremos que preocuparnos de que los enemigos no se aprovechen de esta opción.
 4
Eso sí, en este punto no podemos dejar de criticar un aspecto que por un lado hace que las carreras sean increíblemente emocionantes, pero que también le resta cierto atractivo a Midnight Club; al menos para un sector del público. Hablamos, como algunos de nuestros lectores se imaginarán, de la inteligencia artificial de nuestros rivales. Éstos se adaptarán a nuestra forma de jugar constantemente, por lo que si al principio de la carrera sufrimos un accidente, aunque los contrarios se alejen de nuestra posición, no lo harán en exceso para permitirnos reengancharnos a la cabeza de la carrera sin demasiados problemas. Del mismo modo, si vamos en cabeza y estamos realizando la partida perfecta, en la mayoría de casos tendremos a los rivales pisándonos los talones sin opción de quitárnoslos de encima, lo que en caso de sufrir un accidente en el tramo final de la carrera pondrá fin a nuestras aspiraciones de obtener la victoria. Como decimos, ésta es una forma de potenciar la emoción en las carreras, ya que en algunos casos hemos llegado a alcanzar la meta con uno de nuestros adversarios a milésimas de segundo de nosotros –además volando, porque el rival había tomado un atajo a través de una zona elevada y casi parecía que nos iba a aplastar-, pero también será fuente de frustraciones al ver como una colisión estúpida tras cinco minutos de competición nos deja sin la victoria, viendo además cómo los enemigos parecen no sufrir en exceso los atascos de coches con los que nos encontraremos. Aún así, como decimos, ésta es también una característica que a algunos usuarios no les molesta en exceso precisamente por hacer las carreras mucho más intensas –siempre estaremos disputando las posiciones-, así que todo dependerá de lo que busquemos en un título de estas características.
 5

En Internet, todo vale

Este problema desaparece por completo en la vertiente multijugador de Midnight Club Los Angeles. Ya en la Games Convention de Leipzig tuvimos ocasión de probar esta faceta del juego, y nuestras impresiones no pudieron ser más satisfactorias. Con opción a competir junto a 15 jugadores, esta creación de Rockstar San Diego se comporta exactamente igual que el título en su vertiente para un solo jugador, pero con el aliciente de poder compartir experiencias con otros usuarios. Así, por un lado, podremos recorrer las calles de la ciudad con total normalidad mientras entablamos conversación con el resto de jugadores, o les desafiamos a diversas pruebas. Por supuesto, en cualquier momento el anfitrión de la partida podrá retarnos a todos, pasando a competir en cualquiera de las pruebas vistas en el juego en sí, más aparte una serie de desafíos realmente divertidos. Modalidades clásicas como Capturar la bandera, todos contra todos o por equipos, o una especie de "corre que te pillo" nos harán pasar momentos desternillantes junto a otros usuarios, ya que como también ocurre en la vertiente para un solo jugador, nos encontraremos con la posibilidad de usar diversos objetos especiales con los que atacar al contrario. De este modo, mientras que cuando competimos en solitario podemos ralentizar la acción para esquivar mejor a los rivales, usar la fuerza bruta para apartarlos de nuestro camino, o frenarles en seco con un impulso electromagnético, a través de Internet también podremos hacernos invisibles para sorprender a los rivales que llevan la liebre, y que por supuesto queremos para nosotros, o la posibilidad de congelarles para impedir que nos persigan. También resulta de lo más llamativa la posibilidad de subir a la red nuestros vehículos para que otros usuarios los puntúen, o vender nuestros perfiles para que otros usuarios elaboren el mismo tipo de bólidos. Por otro lado, podremos mostrar las fotos de nuestras carreras más espectaculares, o comparar los tiempos logrados en determinadas competiciones. Con 46 vehículos, entre ellos tres motos de gran cilindrada, el caos en la red está asegurado. Máxime cuando el juego funciona con total fluidez sin problemas de latencia en la conexión, lo que es digno de mención si tenemos en cuenta las dimensiones de la ciudad.
 6

Casi real

La serie Midnight Club siempre ha destacado por poseer un apartado técnico sobresaliente. Esta cuarta entrega no se queda nada corta al respecto por varios motivos. El más obvio, como os podéis imaginar, es el hecho de haber recreado con tal grado de realismo y verosimilitud una gran ciudad como Los Ángeles. Cualquiera que haya estado allí reconocerá al detalle las grandes avenidas, edificios emblemáticos, plazas y parques, e incluso las propias tiendas y gasolineras que allí se encuentran. Sí, la recreación de la ciudad no es totalmente exacta puesto que los desarrolladores han integrado una serie de atajos para hacer más frenéticas las carreras, pero aún así, no podemos más que aplaudir el magnífico trabajo llevado a cabo al respecto. Pero recrear la ciudad con tal fidelidad no es lo único que han logrado. También lo han hecho ofreciendo un acabado gráfico sorprendente, con unos escenarios variados dentro de lo que cabe, muy bien detallados, y con una ingente cantidad de vehículos y personas paseando por las calles como si tal cosa. Los vehículos contra los que competiremos también destacarán por su gran acabado , así como por la posibilidad de modificarlos con gran libertad, como decíamos anteriormente -a lo que hay que sumar también un sencillo editor de carreras en el que podremos marcar nosotros mismos el recorrido a seguir-. Pero de nuevo, debemos remarcar todo lo que nos rodea. Y es que solo hace falta salir a las autopistas que se incluyen en el juego para comprobar cómo ante nosotros, decenas y decenas de vehículos circulan sin problemas, o causan atascos de los que resultará muy difícil escapas; sobre todo si vamos a más de cien por hora con los rivales pisándonos los talones –ya ni hablar si vamos así de rápido en dirección contraria-.
 7
También se han cuidado mucho los ciclos de día y noche, que se producirán con un gran realismo. Igualmente, podemos disfrutar de una mañana soleada, con los destellos del sol cegándonos en ocasiones, para al rato ver como poco a poco el cielo, por el que circularán aviones o avionetas, comienza a nublarse hasta que desencadena una gran lluvia. Ésta, para colmo, resulta de lo más espectacular, muy en la línea de Grand Theft Auto IV, ya que veremos cómo poco a poco la carretera se va mojando, se forman pequeños charcos, y finalmente todo queda cubierto por el agua. Por último, la interfaz del juego, y en concreto el GPS del mismo, son otra de sus grandes bazas. Al inicio de este análisis decíamos que el mundo de Midnight Club estaba en constante movimiento, y es algo totalmente cierto. Una vez nos adentremos en el juego, la acción no se pausará más que unos pocos segundos para mostrarnos a los pilotos tomando posiciones, tras haber activado una carrera. En este caso, la transición realizada para mostrarnos el paso de la acción real al GPS, o viceversa, es una auténtica pasada por lo bien realizada que está. A nivel sonoro, Midnight Club Los Angeles también raya a un gran nivel. El repertorio de melodías con el que contaremos en la radio del vehículo es amplio y variado. En este sentido, contamos con la opción de incluir, tanto en PlayStation 3 como en Xbox 360, nuestra propia música para amenizar las carreras, lo que sin duda es de agradecer. Tampoco podemos obviar los efectos sonoros que recrearán el rugir de los motores o el chirriar de las ruedas al derrapar, aunque éstos tampoco llegan al realismo de otros títulos del género –aún así está muy bien el efecto logrado al pasar al lado de otros vehículos a gran velocidad-. Por último, hay que remarcar que el juego se encuentra traducido a nuestro idioma, aunque los diálogos no han sido doblados. Algo que en principio no molestaría si no fuera porque algunas frases, como las que se dedican los pilotos antes de cada carrera, o las llamadas telefónicas no han sido subtitulados –estas últimas incluyen un resumen en pantalla, eso sí-.
 8

Imprescindible

Un imprescindible. Poco más se puede decir de este Midnight Club Los Angeles. Cualquier aficionado al género no debería dudar ni un ápice ya que estamos ante uno de los títulos más divertidos del año y un fantástico juego de velocidad arcade. Se le puede achacar que no innova en exceso, o los citados inconvenientes con la inteligencia artificial de los contrarios, pero de lo que no hay dudas es que éste es un título que divierte, y ya sea en solitario o en compañía –sobre todo en este caso-, esta obra de Rockstar San Diego cumple con creces.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Análisis
2021-10-11 17:00:00
Al innovador y transgresor juego de rol de ZA/UM le sienta como un guante a Switch, pero la edición llega con problemas similares a la versión de PlayStation.
Género/s: Carreras arcade / Coches
Plataformas:
PS3 Xbox 360

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
9
  • Fecha de lanzamiento: 24/10/2008
  • Desarrollo: Rockstar San Diego
  • Producción: Rockstar Games
  • Distribución: Take 2
  • Precio: 59,95 €
  • Jugadores: 1-16
  • Formato: 1 Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Juego Competitivo
COMUNIDAD
8.08

PUNTÚA
Midnight Club: Los Angeles para PlayStation 3

44 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
9
  • Fecha de lanzamiento: 24/10/2008
  • Desarrollo: Rockstar San Diego
  • Producción: Rockstar Games
  • Distribución: Take 2
  • Precio: 59,95 €
  • Jugadores: 1-16
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Juego Competitivo
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.19

PUNTÚA
Midnight Club: Los Angeles para Xbox 360

23 votos
Flecha subir