Análisis de Lost Planet 2 (PS3, Xbox 360)

Muy bueno en el multijugador, pero lejos de la experiencia para un jugador que debería ofrecer.
Lost Planet 2
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9.5
SONIDO
8
NOTA
7.7
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
7
Análisis de versiones PS3 y Xbox 360.
Otros análisis: PC

Capcom ha lanzado varias sagas importantes en la presente generación y, aunque en ocasiones con cierto desfase, lo ha hecho además con un objetivo final multiplataforma, y estamos, de hecho, a punto de recibir diversas secuelas de esas nuevas propiedades intelectuales. Es el turno de la nueva entrega de Lost Planet, que suma no sólo la entrega original, sino la expansión Colonies.

La propuesta, como veremos, resulta continuista en muchos sentidos, y eso es positivo porque el primero ya era una sólida apuesta en el campo de la acción, pero, al mismo tiempo, deja fuera de la ecuación algunas de las mejoras que podrían haber hecho de éste un producto mucho más redondo. Y es que a Lost Planet 2 le ha faltado cuajar en algunos aspectos.

Lo que está claro es que Capcom ha decidido apostar por el multijugador, dándole una preeminencia absoluta en todo el planteamiento del juego. La opción principal de la campaña, de hecho, es el multijugador, sea local o en línea, y para empezar una partida monojugador debemos crear una partida, escoger cuántos bots (hasta tres) nos acompañan, y empezar a darle caña.

PUBLICIDAD

Esto no es algo que sea, ni mucho menos, negativo: el multijugador es cada vez parte más importante de los videojuegos, se ha potenciado mucho a la conectividad en línea, y, además, el de este título en concreto es fantástico. No hay nada que discutirle aquí. Salvo que se ha resentido la experiencia monojugador.

Los fallos cuando jugamos en solitario son los sospechosos habituales: limitadísima inteligencia artificial de los compañeros, y un diseño de niveles y dimensiones tan orientado al multijugador que, precisamente por la incompetencia de nuestros compañeros virtuales, hace que el juego pierda ritmo y consistencia. Resulta extraño todavía ver cómo las compañías ponen tanto esfuerzo en que los juegos luzcan bonitos y, sin embargo, seguimos con importantes carencias en aspectos nucleares de la experiencia jugable. Porque si el juego apuesta tanto por el multijugador, y no queremos que sea ésa la única forma de jugarlo, la alternativa debería de estar a la altura.

La campaña, además, empieza con muy mal ritmo, y el tutorial integrado tampoco es que sea una maravilla; sale más a cuenta, de hecho, mirarse bien el manual de instrucciones. El juego empieza, para mayor gusto de los nostálgicos, en la nieve, pero pronto damos paso a los nuevos escenarios, y el título va mostrando una variedad y un trabajo artístico en los nuevos entornos que sorprenderá al más pintado. Igualmente, cuando más avanzamos, más gana en intensidad y en diseño de los niveles, por lo que la primera sensación va dando paso a una satisfacción creciente, hasta culminar en un gran sabor de boca al terminar la campaña. Sin ser muy larga, es lo suficientemente extensa, y da una buena cantidad de horas de juego para el género.

Pero de lo que se trata es del multijugador. Si la campaña la jugamos en cooperativo, el título gana muchos enteros en rejugabilidad. Y lo mismo sucede con la dificultad: siendo realmente facilísimo en el nivel más bajo, el reto que supone el superior es muy intenso, y requiere que los jugadores tengan buen nivel y sepan compenetrarse. Además, es en este nivel de dificultad cuando empezamos a notar que el juego no pretende ser cándido con el jugador: tiene pocos puntos de control, hay hordas de enemigos muy insistentes (y resistentes), y algunas situaciones son correosas, por la dureza de los enemigos.

Lo importante es que como hay tres niveles de dificultad disponibles desde el primer momento, siempre podemos recurrir a uno más bajo o más alto, por lo que el título se cubre bien las espaldas en este sentido, ofreciendo un rango de opciones suficiente. Pero claro, cuando sube la dificultad y los compañeros siguen siendo bobos a no poder más, pasa lo que pasa, y la sensación de ésta es superior a la real. Hablamos de personajes rezagados, que se quedan quietos mientras los matan, o que disparan con la artillería más pesada mientras estamos en la línea de fuego (es posible desactivar el fuego amigo por completo, o sólo regular que no quite vida pero sí tenga efecto, pero claro, se sacrifica una parte esencial de la experiencia), por citar algunos errores recurrentes. Lo más normal es que tengamos que acabar salvando nuestro culo, el suyo, y el de vaya usted a saber.

El multijugador competitivo apuesta por una experiencia similar a la que ya conocíamos, y añade algunas novedades, como un modo de juego en el que nos dividimos en dos equipos: uno grande, de cazadores, y otro menor, de fugitivos. Pero en líneas generales nos encontramos con los elementos habituales en un multijugador competitivo de un juego de acción, con las variaciones habituales de los clásicos todos contra todos, conquista, etc. Los escenarios acompañan, con buenos mapas multijugador diseñados para aprovechar las características de este título: los vehículos robóticos VS (a pie, pero también voladores), armas de gran contundencia, granadas, trajes potenciadores, etc.

Las partidas, eso sí, se benefician sustancialmente de contar con el máximo de jugadores posibles, pues los escenarios tienen un tamaño que, en líneas generales, les hace ser grandes, por lo que puede haber momentos de ritmo algo bajo si no contamos con partidas llenas. En todo caso, es cuestión de buscar los mapas que nos buscan, y disfrutar, ya que se adaptan bien a los diferentes modos de juego. Además, hay que recordar que Capcom ha incluido muchos aspectos diferentes en el juego para personalizar a nuestros personajes, contando con diversos invitados, incluso de otros juegos, como en el caso de Marcus, de Gears of War exclusivos de Xbox 360, o Wesker de Resident Evil, o cazadores de Monster Hunter exclusivos de PS3. Esto es un guiño que a buen seguro complacerá a muchos jugadores, pero que no añade nada más que la curiosidad.

En el modo campaña cooperativo, cuando estamos con otros jugadores, y nos enfrentamos a enemigos en forma de criaturas nativas, Akrid, y humanos, la comunicación es importante, y debemos insistir en que es donde el juego saca, junto con el multijugador competitivo, todo su buen hacer. Además, el cambio de localizaciones (pues han pasado diez años, el cambio climático es notabilísimo, y dejamos atrás las nieves para pasar a la jungla) le ha sentado muy bien, y da espacio para interesantes nuevas situaciones, y cambios en los enemigos. Hay, salpicando todo el desarrollo, enemigos de tamaño descomunal, que hacen las veces de jefes finales o intermedios, lo que refuerza la sensación arcade del juego.

 1

Igualmente, se incluye una puntuación a nuestra acción tras finalizar cada sección del juego, por lo que hay también un importante factor de autosuperación, pero también pequeños tintes roleros, pues el personaje va evolucionando según mejoramos, ganando la posibilidad de mejorar aspectos o habilidades, acceder a nuevas armas, etc. Esto representa un elemento liviano, pero interesante, que ayuda a personalizar la acción. Además, aunque la historia del juego es insustancial, pese a unos ligeros tintes ecologistas y políticos, se beneficia de que haya seis facciones enfrentadas. Los puntos que sumemos con una no serán transferibles a otra, y eso es importante porque podremos manejar a las seis. Es un punto adicional de variedad que le sienta tan bien como los nuevos VS que podemos manejar.

El control se ha mantenido sin cambios reseñables con respecto al original. Esto gustará a quienes ya se hayan acostumbrado, jugando a la primera parte, pero realmente implica una curva de aprendizaje específica para el título si no hemos pasado nuestras buenas horas con Lost Planet original. Y es que no se controla exactamente, a la hora de disparar, como un juego de acción en tercera persona al uso, pues hay una zona en la que se mueve la mirilla pero no la cámara, antes de pasar a moverse también la cámara, algo que nos recuerda mucho más a los juegos de acción para Wii (tanto en primera persona, como Metroid Prime 3, como en tercera persona) que usan el puntero para apuntar a los enemigos. Habrá gente que no sea capaz de cogerle el truco, pero es una simple cuestión de práctica antes de que se sienta natural, pero si no gustó en el primer título, no gustará tampoco en éste.

Visualmente, Lost Planet 2 resulta un juego muy bien formado, y lleva un paso más adelante el motor MT Framework de Capcom, mostrando además su potencia en ambos sistemas. Se ha dado un paso adelante con respecto al primer juego, y además hay mucho espacio para el trabajo artístico gracias al cambio de localizaciones, lo que también se agradece. Resulta eficiente sobre todo a la hora de mover muchos personajes en pantalla, incluso akrids de tamaño descomunal, sin ralentizaciones, fallos en las texturas, y una gran poligonización en los modelados de personajes y entornos. Sin embargo, lo cierto es que podría haberse trabajado algo más en las animaciones, que se perciben algo toscas en múltiples ocasiones.

La inclusión de los VS, los pequeños mechas que manejamos, sigue siendo un toque especial del juego, y en este caso resultan robóticos, en el buen sentido de la palabra, en su control y animación. Pero donde el juego se luce es en los grandes enfrentamientos: algunas criaturas van más allá de lo espectacular. Por último, debemos destacar también que no se ha recurrido a escenas narrativas no interactivas, sino que en su mayor parte el juego apuesta por secuencias en las que manejamos al personaje, con un gran toque cinematográfico, sin que esto afecte al factor jugable. Por desgracia, no se ha podido escapar de las cargas del juego, un tanto largas para nuestro gusto, pero no molestas ni intrusivas y con opción de pasar el rato, si no queda más remedio.

La música cumple, y las voces están sólo en inglés (con subtítulos en castellano), pero lo que destaca son los efectos de sonido, tanto de armas y explosiones, como los ambientales de la jungla, y los asociados a los akrid, sobre todo ante las bestias realmente gigantescas.

 2

Conclusiones

Capcom ha hecho una fuerte apuesta por el multijugador en Lost Planet 2, le ha salido bien. Pero ha perdido la mano en el modo monojugador. Otros juegos de la propia compañía resultan mucho más equilibrados en ambos frentes, y es que le ha faltado cuajar -bastante- en el terreno de los jugadores solitarios. El título, eso sí, sabe innovar en los campos necesarios en un juego de acción como el que nos ocupa: más VS, más modos de juego, etc., y conservar los rasgos distintivos que lo distinguen del centenar de títulos que ofrecen más o menos lo mismo. Es un juego de acción intenso y gratificante si va a disfrutarse en compañía, pero pierde muchos enteros si vamos a estar solos.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Cotton Reboot - Análisis
Cotton Reboot - Análisis
Análisis
2021-07-24 08:21:00
Disparos clásicos en plan shooter old school tan simpáticos como visualmente llamativos.
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
Death's Door - Análisis
Death's Door - Análisis
Análisis
2021-07-20 15:36:00
Una entretenida y amena aventura al más puro estilo Zelda a la que le ha faltado un punto de brillantez para terminar de alzar el vuelo.
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Análisis
2021-07-20 11:17:00
Plataformas clásicas con mucha gracia y personalidad se asoman a Switch y PC con esta versión mejorada y definitiva de un simpático plataformas.
PEGI +16
Plataformas:
PS3 Xbox 360 PC

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
7.7
  • Fecha de lanzamiento: 11/5/2010
  • Desarrollo: Capcom
  • Producción: Capcom
  • Distribución: Koch Media
  • Precio: 69.95 €
  • Jugadores: 1-Online
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
6.38

PUNTÚA
Lost Planet 2 para PlayStation 3

35 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
7.7
  • Fecha de lanzamiento: 11/5/2010
  • Desarrollo: Capcom
  • Producción: Capcom
  • Distribución: Koch Media
  • Precio: 69.95 €
  • Jugadores: 1-Online
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.23

PUNTÚA
Lost Planet 2 para Xbox 360

60 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
7
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
6.33

PUNTÚA
Lost Planet 2 para Ordenador

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir