Análisis de Kung Fu Rider (PS3)

Descender por las calles de Hong Kong en una silla con ruedas no es divertido.
Kung Fu Rider
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
5
NOTA
4
DIVERSIÓN
4
JUGABILIDAD
3
Análisis de versión PS3.

PlayStation Move ha llegado al mercado para convertirse en uno de los referentes más claros a la hora de captar nuevos jugadores que siempre han declarado que los mandos convencionales son demasiado complicados para ellos. Los videojuegos se han convertido poco a poco en un pasatiempo para toda la familia, y con los nuevos mandos de control la diversión está asegurada. Sin embargo, el lanzamiento de PlayStation Move, como todos los lanzamientos en esta industria, viene acompañado de una serie de títulos que, quizá, no convenzan a los más clasicistas, puesto que la primera hornada de títulos de una videoconsola -o periférico, como es el caso-, no suelen cumplir las expectativas creadas por los seguidores más fieles. Después de analizar un correcto pero muy mejorable Start The Party!, llega el momento de presentar un nuevo título innovador sobre el papel, con una puesta en escena que sorprenderá a propios y extraños pero que cuenta con un control no apto para cardíacos. ¿Estás preparado para surcar las calles de Hong Kong en una silla de oficina? Pues prepárate, porque llega Kung Fu Rider.



Desde el primer momento en el que la desarrolladora, SCE Studios Japan, mostró en sociedad esta peculiar obra, muchos fueron los que comenzaron a compararla con uno de los títulos más queridos -e incomprendidos- de PlayStation One: Incredible Crisis, donde el frenesí, la locura y el sinsentido se apoderan del jugador desde la primera partida. Y cierto es que en algunos aspectos esta nueva obra recuerda en parte al título mencionado; en cuanto a ambientación y detalles sí que es cierto que Incredible Crisis y Kung Fu Rider comparten más de lo que deberían, pero nada más lejos de la realidad, porque esta nueva obra para PlayStation 3 suspende en lo que precisamente debería destacar: su control.

La historia de Kung Fu Rider no está muy clara, puesto que no hay ningún tipo de escena que nos cuente la trama de los dos protagonistas. Lo único que se deja entrever durante la pantalla de inicio y las fases es que Toby y su ayudante, Karin, están huyendo de la mafia de la ciudad por algo que han hecho o descubierto. El desarrollo de la aventura es bastante simple: comenzaremos una fase sentados en un vehículo y deberemos descender por las calles en busca de la caravana que nos salve el cuello. Simple y, en principio, divertido. Luego es cuando realmente nos damos cuenta de que los desarrolladores no le han sacado el jugo al nuevo periférico de Sony.

Eso sí, antes de comenzar a jugar, la obra nos invitará a aprender a jugar mediante una serie de tutoriales más que imprescindibles para conocer las normas básicas del descenso en silla de ruedas. Únicamente emplearemos el mando principal de Move, por lo que con una única mano controlaremos todo lo que ocurra en pantalla, y aquí es, precisamente, donde la obra comienza a mostrar sus carencias. Kung Fu Rider se empeña en hacer divertido algo que quizá con otro punto de vista habría funcionado a la perfección. Es decir, la obra está pensada para jugarse con Move, y en este aspecto es cierto que la desarrolladora no ha sabido dotar a la obra de un control a la altura de las circunstancias.

Tendremos un gran abanico de movimientos a realizar mientras estamos descendiendo las calles: acelerar, esprintar, frenar, saltar, dar patadas, agacharse con un giro a lo Matrix, etcétera. El problema es que el periférico no responde bien a los comandos, y no por culpa del hardware, sino de la obra. Por ejemplo, uno de los problemas que más quebraderos de cabeza da Kung Fu Rider es acelerar y saltar: el primero, constante durante gran parte de la partida, se hace moviendo el mando arriba y abajo; mientras que el segundo se hace únicamente moviendo el mando hacia arriba. El resultado es evidente, y muchas veces el personaje saltará cuando lo que queremos hacer es en realidad ganar en velocidad.



Los problemas del control no acaban ahí, ya que en varias ocasiones hemos tenido problemas a la hora de realizar las curvas más cerradas de las calles, estampándonos contra la pared y quedándonos clavados en más de una ocasión, teniendo que repetir la fase desde el principio. Así mismo, si Move hace gala de ofrecer un control intuitivo, los comandos para atacar son, desde luego, muy poco intuitivos salvo la patada giratoria. Desde luego, el estudio debería haber planteado el control desde otro punto de vista, puesto que de la manera en la que nos ha llegado al mercado no funciona.



Dejando a un lado los problemas del control, la obra cuenta con multitud de detalles para hacer que el jugador se mantenga enganchado al televisor durante un buen puñado de horas, o, al menos, eso es lo que ocurriría si el control estuviese a la altura de lo esperado. Sea como fuere, el juego cuenta con multitud de desbloqueables, como sillas nuevas, aspiradoras, carricoches de bebés, etcétera... para jugar los niveles. Cada uno de estos "vehículos", contará con una serie de ventajas y desventajas con respecto a los demás, así que habrá que tener en cuenta la fase que vamos a escoger y decidirnos por el trasporte ideal para lo ocasión. Además de eso, la obra ofrece puntuaciones al final de cada escenario, obteniendo una calificación final en función del dinero que hayamos recogido durante todo el recorrido. En este caso, los trofeos servirán para que el jugador más ambicioso recorra una y otra vez las fases de la obra... aunque hay que tener mucha paciencia.

 1


Kung Fu Rider llega con un modo multijugador en el que un segundo usuario puede ayudar al principal a realizar diversos movimientos y a recoger los objetos que hay repartidos por el escenario, similar a lo que vimos en el modo cooperativo de Super Mario Galaxy 2. Lamentablemente no hay un modo competitivo, al estilo carrera o supervivencia, algo que quizá habría aumentando la experiencia de juego. De la misma manera, tampoco se han incluido funciones online, ni lista de marcadores o tablas de clasificación para generar los piques tan sanos que adoran los jugadores más competitivos.

En cuanto al apartado técnico de la obra, Kung Fu Rider hace gala de unos gráficos que, sin llegar a sorprender a nadie, cumplen perfectamente su cometido. No se trata de un juego con un detalle que explote al máximo las capacidades internas de PlayStation 3, sino que representa de una manera clara y concisa la ciudad de Hong Kong con unos gráficos vistosos y coloridos. Por desgracia, los personajes y elementos se repiten una y otra vez en la gran mayoría de fases, sembrando una sensación de dejadez por parte del estudio que no gustará a los que busquen un videojuego redondo. El motor de las físicas, Havok, es uno de los elementos que también incluye la obra, haciendo que las colisiones sean bastante realistas y divertidas, similar a lo visto en Pain, de PlayStation Network.

En otro orden de cosas, la banda sonora del videojuego hace gala de un par de temas destacados que se repetirán una y otra vez en las fases. La música no es precisamente el punto fuerte del videojuego, sino que cumple sin más en un videojuego que quizá debería haberse pulido mejor durante el estado de desarrollo. Por sorpresa, el videojuego nos ha llegado perfectamente localizado, incluyendo las voces de los dos protagonistas. Es curioso ver como títulos donde la traducción con actores de doblaje es innecesaria -recordamos que Kung Fu Rider carece de historia alguna- y otros títulos mucho más esperados desembarcan en España en perfecto inglés o simplemente con subtítulos localizados.

 2


Kung Fu Rider se presenta como un videojuego incompleto. Una obra que quizá hubiera funcionado si su salida no estuviera condicionada por el lanzamiento de PlayStation Move, ya que recuerda más a un título de PlayStation Network, con el que pasar un buen rato sin ningún tipo de complicación. Por desgracia, la obra llega en formato físico a un precio sumamente elevado para lo que tiene ofrecer, obteniendo una relación calidad precio bastante nefasta. Para colmo, el control no responde como debería, haciendo que más de uno se llevará las manos a la cabeza al comprobar que el personaje no hace lo esperado; y eso, sumado a que la obra carece de modos más allá del modo principal y que la historia es inexistente, hacen de esta obra un título que pasará al olvido en muy poco tiempo. Lo peor de todo es que si un jugador se hace con esta obra junto con PlayStation Move es posible que piense que el mando no responde o funciona como Sony prometió en su día, y, por suerte, el periférico responde a la perfección en otros videojuegos.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Diablo 2: Resurrected - Análisis
Diablo 2: Resurrected - Análisis
Análisis
2021-09-28 22:01:00
Uno de los juegos de rol y acción más importantes e influyentes de todos los tiempos regresa con una remasterización muy recomendable.
In Sound Mind - Análisis
In Sound Mind - Análisis
Análisis
2021-09-28 09:25:00
Embárcate en una peculiar aventura que hace de la variedad su mejor virtud, consiguiendo divertirnos y mantenernos entretenidos desde el principio hasta el final.
UnMetal - Análisis
UnMetal - Análisis
Análisis
2021-09-27 16:15:00
El creador de Unepic utiliza la saga de Hideo Kojima para una aventura repleta de humor y personalidad que es más que una simple parodia.
FIFA 22 - Análisis
FIFA 22 - Análisis
Análisis
2021-09-27 09:04:00
Analizamos FIFA 22, una nueva entrega del simulador de fútbol que añade animaciones y nuevos sistemas para los títulos del futuro que, por ahora, tienen poco impacto jugable.
Townscaper - Análisis
Townscaper - Análisis
Análisis
2021-09-24 12:43:00
Townscaper es un juego-juguete que nos permite construir ciudades en miniatura en mitad del océano. Una experiencia sencilla, vistosa y gratificante sin más límites que los de nuestra imaginación.
Death Stranding Director's Cut - Análisis
Death Stranding Director's Cut - Análisis
Análisis
2021-09-23 14:00:00
La remasterización para PS5 mejora visualmente un título que ya se veía de escándalo y añade algunos extras sin mucha enjundia.
PEGI +16
Plataformas:
PS3

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
4
  • Fecha de lanzamiento: 15/9/2010
  • Desarrollo: Sony
  • Producción: Sony
  • Distribución: Sony
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: No
COMUNIDAD
3.88

PUNTÚA
Kung Fu Rider para PlayStation 3

8 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir