Análisis de Fat Princess PSN (PS3, PSP)

Romper la dieta nunca ha sido tan divertido.
Fat Princess PSN
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
9
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versiones PS3 y PSP.

Se ha hecho de rogar desde su anuncio, pero una de las propuestas más originales e irreverentes del catálogo de PlayStation Network, Fat Princess, ya está disponible para su descarga. El juego, como os comentamos en las impresiones de la beta, es difícil de encasillar en un género, aunque la definición más acertada, y oficial desde Titan Studios, es "un juego de acción táctica combinado con equipos basados en clases, recolección de recursos y rápidos y sangrientos combates, todo en un entorno abierto. Es similar a un RTS –Real Time Strategy, o estrategia en tiempo real- pero en el que cada jugador es un personaje; no hay comandante, todo el equipo trabaja por una meta común". Nos quedamos con esta descripción pues es la que mejor se ciñe a lo que nos ofrece el juego.

Fat Princess es un juego orientado principalmente al juego online. Encontramos algunos modos en solitario, pero sin duda todo gira en torno al disfrute en compañía, con hasta 32 jugadores online, nada menos, correteando en mapas que recrean bosques, montañas rocosas o archipiélagos, siempre con dos bases, una para cada bando. Estas fortalezas poseen varias máquinas, cada una fabrica un sombrero que transforma a nuestro sencillo aldeano en una de las diferentes clases disponibles en el juego: mago, sacerdote, arquero, guerrero y trabajador. Conseguir una tarea y arma es tan sencillo como recoger un sombrero en cualquier momento –incluso de personajes derrotados- para disfrazarnos del nuevo oficio.

El control es extremadamente simple, en el buen sentido. Básicamente utilizamos el botón de acción para casi todo, pero también es posible saltar -aunque no hablamos de un plataformas y su uso es muy reducido-, cambiar entre el arma principal y secundaria, y recoger objetos, sean tartas, materias primas o bombas.

PUBLICIDAD

Si optamos por el juego solitario, una de las primeras alternativas es el modo historia, la "Leyenda de la princesa gorda". En él, se nos narra una rocambolesca historia de reinos enfrentados y princesas con problemas diabéticos, que evidentemente, lo que hace es servir de guía por diez historias ambientadas en mapas del juego. Es una buena manera de hacerse con los controles, y la dificultad no es demasiado elevada, de hecho, en muchas ocasiones, no hace falta ser un heroico guerrero que arrasa con el enemigo, basta con seleccionar nuestro oficio y realizar el trabajo bien, incluso los más pacíficos; la inteligencia artificial funciona estupendamente y no depende exclusivamente de nuestras acciones, aunque si suelen ser las más determinantes. De hecho, durante el juego online, la consola ocupa –hasta que un jugador real se conecta- el número de plazas máximo de personajes definidos, y lo hace tan bien que es complicado saber si estamos contra un humano o el programa. Durante el transcurso de estas misiones de la historia probaremos los diferentes modos del juego gracias a las rencillas de cada reino (raptar a la princesa rival, acabar con los enemigos…).

Otra interesante opción es practicar en la zona de Gladiadores, una arena de circo romano recibiendo olas de enemigos en diferentes niveles (hasta doce), uno por cada clase del juego, estupendo para aprender los puntos fuertes y débiles de los oficios. "Matar el rato" es, simple y llanamente, partidas a los modos de juego controlando parámetros como número de personajes o la dificultad. Como juego para un jugador, la duración no es demasiado alta –en pocas horas hemos terminado el modo historia y exprimido todo lo que nos ofrece-.

El juego para un jugador es atractivo, pero carece de profundidad. La historia es poco menos que un paseo por los mapas y opciones, un tutorial largo pensado para preparar al usuario ante el multijugador. Tenemos trofeos como gran incentivo para explorar el título hasta el final, y las completas tablas de estadísticas para subir de rango picarán a muchos, pero en esencia, el objetivo final es disfrutar de las carnicerías con amigos sin otro objetivo más que pasar un buen rato. Es por ello que Fat Princess resulta un juego notable pero no sobresaliente si únicamente vamos a dedicar el tiempo a aniquilar ejércitos controlados por la consola.

Si escogemos el juego online -creando salas, uniéndonos a amigos, usando filtros de búsqueda o partidas rápidas- descubrimos la verdadera razón de ser de Fat Princess. Por ejemplo, la comunicación por chat cobra vital importancia para formar pequeños grupos bien organizados que no desnivelen al bando –hasta 16 jugadores por cada uno-. Esto es así ya que excesivos personajes ofensivos puede desatender las tareas de mejora de las propias clases, que disponen de una habilidad secundaria bastante potente sin la cual a la larga es bastante factible caer derrotado. El mago puede usar fuego o congelar a los enemigos, el cura puede curar a compañeros –la otra forma de recuperar vida es quedándose quieto durante unos segundos- y drenar vida a los rivales, el arquero dispone de armas a largo alcance como flechas y un trabuco, el guerrero espada y escudo y una alabarda como arma secundaria, y el trabajador un hacha –principalmente para cortar madera, pero puede hacer algo de daño con ella- y bombas para lanzar al multo. Aunque es más popular participar en el frente, la construcción de fortalezas, escaleras, puentes, o el trabajo de engordar a la princesa, forman parte de una buena estrategia.

 1

Las armas o habilidades por tanto vienen definidas por la clase y su mejora. Estas se consiguen cortando leña y depositando la materia prima en las máquinas de sombreros, las cuales evolucionan para ofrecer a los futuros propietarios de sus sombreros más poder. Además, existen bombas y unas pociones mágicas capaces de convertir en gallina a todo el que recibe su líquido, un preciado objeto fabricado cada cierto tiempo que deja indefenso al enemigo –sus picotazos son casi inocuos-. Los mapas por su parte cuentan con algunas sorpresas en formas de atajos o catapultas, capaces de lanzar a los personajes de una fortaleza directamente dentro de la otra, un arma de doble filo, pues facilita entrar en el castillo en pocos segundos, pero también es abrir una vía de escape si el enemigo consigue hacerse con nuestra la princesa.

Los modos de juego disponibles para el multijugador (y un jugador) tienen como estrella principal a Rescatar a la princesa, en el que cada equipo tiene a la princesa rival en sus mazmorras, y el objetivo es, claro, recuperar a la propia. Una variante del clásico "atrapa la bandera" en el que las tartas dispersas por el escenario juegan un importante papel al servir de mala dieta a la princesa presa, para que, en caso de que el enemigo abra una brecha y se cuele, le sea complicado y pesado –en el sentido literal- recuperar a su heredera. La manera de entrar en los castillos puede ser tanto por la fuerza bruta –rompiendo puertas- como construyendo escalas o por los aires, pero el principal problema es salir vivo de la fortaleza –y con la chica-. Es fácil consumir mucho tiempo en los enfrentamientos directos machacando a los oponentes, ya sea para aumentar nuestro ego personal, en forma de puntos, o despejar el camino, pero aquí el equipo que consigue mantener a su prisionera enjaulada y recuperar a la suya es el que gana automáticamente. Un objetivo no tan simple como parece.

 2

Una versión algo diferente es Arrebatar, consistente en secuestrar a la princesa enemiga y llevarla a nuestros dominios. En esta ocasión alimentamos a nuestra propia princesa en su trono para dificultar su secuestro, y el objetivo es llevar a la secuestrada a nuestra mazmorra un total de tres veces en la partida; el primero que lo consigue, gana.

Para los más belicosos existe la opción de Duelo por equipos, centrada única y exclusivamente en diezmar al ejército enemigo sin princesas de por medio, tan sólo flechas, magia y espadas como argumentos de debate.

Invasión es otra modalidad pero basada en capturar y mantener las torres situadas por el mapa. La tarea es fácil, acercarse a uno de estos lugares, convertirlo en propio (los colores y banderas indican el color del equipo) y aguantar hasta el final. Es también un modo clásico de muchos juegos de acción, que aquí se rige por la misma mecánica: cuantos más personajes de un bando se acerquen a la torre, más rápido pasa a ser dominada.

 3

Por último, y casi de manera extra, encontramos un curioso juego de fútbol que, como no podía ser de otra forma, convierte en un campo de batalla a este deporte. El objetivo es marcar más goles –obvio- pero con la salsa del combate, pues varios sombreros caen por el campo, listos para ser recogidos por los jugadores, así como algunos troncos que pueden ser lanzados en las porterías para crear obstáculos a modo de portero. El césped se encharca de sangre y la guerra es continúa, pero quién manda aquí son los goles. Caótico a veces, pero divertido y menos estratégico que el resto de opciones, es un buen respiro entre varias rondas de modos estándar.

Fat Princess es diversión pura y dura. Sus gráficos a lo Animal Crossing en cel shading y el humor gamberro –comentar que la sangre se puede desactivar, buena idea si juegan los jóvenes de la casa- del que hace gala constantemente complementan uno de los juegos más entretenidos –siempre hablando del multijugador online- de los últimos meses, al que únicamente echamos de menos y mucho un modo para dos jugadores en la misma consola, que multiplicaría aún más el entretenimiento, con el cual el juego rozaría casi la perfección. La cámara superior muestra en todo momento la mejor vista de la acción, se puede hacer zoom para ver detalles, pero es meramente anecdótico. Es muy difícil recibir flechas o magia desde un punto fuera de la imagen, y el juego no compromete los nítidos gráficos por mucha acción que transcurra en pantalla.

Titan Studios tiene intención de solucionar algunos problemas en la conexión y lag, el apoyo a una de las grandes sorpresas de PlayStation Network en lo que va de año gozará de mucha atención por parte de sus creadores. No se descartan futuras ampliaciones de contenido pues existe en el menú del juego una opción para adquirir descargas en la Store. Una opción para formar clanes –para aquellos que se quieren tomar el juego en serio- no está disponible actualmente, pero Fat Princess sigue siendo ese juego tan fácil, directo y sin complicaciones de jugar que se esperaba desde su anuncio.

Para diferenciar a cada personaje en pantalla se incluye un básico editor de pelo, color de piel, barba y voz. No todos los estilos están accesibles desde un principio y a medida que jugamos iremos desbloqueando más y más. No pasa de la curiosidad pero es útil para ver de un vistazo a nuestro avatar cabezón entre el tumulto.

La banda sonora ambienta muy bien gracias a sus melodías de corte medieval, aunque pasan bastante desapercibida una vez empezamos a jugar. El griterío es constante, las explosiones, efectos de magias y las voces –que incluyen a parte del equipo doblador al castellano de Los Simpsons- animan constantemente el juego y dan ese toque cómico que busca en todo momento, desde las peticiones de tarta de la princesa hasta las arengas

 4

Conclusiones

Divertido en multijugador y, especialmente, diferente a cualquier otro juego del mercado, Fat Princess es uno de los mejores títulos disponibles hoy día en formato digital, un clásico instantáneo que adapta modos de juego presentes en otros géneros bajo un nuevo y fresco enfoque. Por su precio, 14,99€ -no de los más baratos de PlayStation Network- es recomendable para todo aquel que busque jugabilidad directa y sin complicaciones siempre en compañía.

Ramón Varela
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Diablo 2: Resurrected - Análisis
Diablo 2: Resurrected - Análisis
Análisis
2021-09-28 22:01:00
Uno de los juegos de rol y acción más importantes e influyentes de todos los tiempos regresa con una remasterización muy recomendable.
In Sound Mind - Análisis
In Sound Mind - Análisis
Análisis
2021-09-28 09:25:00
Embárcate en una peculiar aventura que hace de la variedad su mejor virtud, consiguiendo divertirnos y mantenernos entretenidos desde el principio hasta el final.
UnMetal - Análisis
UnMetal - Análisis
Análisis
2021-09-27 16:15:00
El creador de Unepic utiliza la saga de Hideo Kojima para una aventura repleta de humor y personalidad que es más que una simple parodia.
FIFA 22 - Análisis
FIFA 22 - Análisis
Análisis
2021-09-27 09:04:00
Analizamos FIFA 22, una nueva entrega del simulador de fútbol que añade animaciones y nuevos sistemas para los títulos del futuro que, por ahora, tienen poco impacto jugable.
Townscaper - Análisis
Townscaper - Análisis
Análisis
2021-09-24 12:43:00
Townscaper es un juego-juguete que nos permite construir ciudades en miniatura en mitad del océano. Una experiencia sencilla, vistosa y gratificante sin más límites que los de nuestra imaginación.
Death Stranding Director's Cut - Análisis
Death Stranding Director's Cut - Análisis
Análisis
2021-09-23 14:00:00
La remasterización para PS5 mejora visualmente un título que ya se veía de escándalo y añade algunos extras sin mucha enjundia.
Plataformas:
PS3 PSP

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
9
  • Fecha de lanzamiento: 30/7/2009
  • Desarrollo: Titan Studios
  • Producción: Sony
  • Distribución: Sony
  • Precio: 14,99€
  • Jugadores: 1-32
  • Formato: Descargable
  • Textos: Español
  • Voces: Español
COMUNIDAD
7.51

PUNTÚA
Fat Princess PSN para PlayStation 3

39 votos

Ficha técnica de la versión PSP

  • Fecha de lanzamiento: 11/3/2010
  • Desarrollo: Sony
  • Producción: Sony
  • Distribución: Sony
COMUNIDAD
5.86

PUNTÚA
Fat Princess para PSP

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir